≡ Menu




Aprende todo sobre Mary Celeste, una misteriosa embarcación

En esta oportunidad te contaremos sobre Mary Celeste una embarcación que fue encontrada después de once días de navegación, según los apuntes que llevaba el capitán del Mary Celeste. Un barco proveniente de Canadá encontró al barco que se dirigía hacia Génova y había salido a navegar desde New York.mary celeste

Mary Celeste

Para los grandes lectores de embarcaciones abandonadas y fantasmales, definitivamente éste es el artículo indicado para disfrutar en esta ocasión para aprender sobre Mary Celeste. Hay que considerar que normalmente este tipo de historias suelen ser distorsionadas con el paso del tiempo por diversas razones, pero con certeza, este tipo de historias suelen ser una interrogante para muchos.

A lo largo de la historias de los navegantes se escucharán cientos de historias que se utilizan como un medio de recreación, ya que tanto tiempo en el mar hace que los marineros repitan los relatos que se han transmitido durante años sobre estas misteriosas embarcaciones. A medida que transcurre el tiempo se van agregando detalles en dichos relatos.(Ver articulo: Mitología Polinesia)

Mary Celeste es una embarcación hallada a pocos días de haber salido a navegar, lo curioso de su hallazgo es que no se encontraron personas a bordo, te invitamos a continuar leyendo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el estas embarcaciones y sus relaciones con otros barcos abandonados y lo que se ha contado a lo largo de la historia sobre ellos.

Inicios del Mary Celeste

Aparentemente, los inicios del barco comenzaron con unas armazones al final del año 1860, en Nueva Escocia. La madera utilizada para la construcción del barco fue una madera que provenía de Nueva Escocia; se dice que Mary Celeste salió un 18 de mayo en el año 1861, llevaba por nombre Amazon y se localizó a una corta distancia de Parrsboro un 10 de junio del mismo año.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Los datos indican que el Mary Celeste contaba con 30 metros de largo y 7 metros de ancho, se dice que los propietarios del barco era una sociedad que había invertido en la propiedad y tenían 9 personas en el equipo que irían a bordo, se encontraba McLellan el capitán del Mary Celeste según los datos encontrados. La primera vez que salió el Mary Celeste fue en junio del año 1861, el barco que en ese momento se llamaba Amazon se dirigió hacia Five Islands con el fin de cargar madera, atravesar hacia el Atlántico y llegar a Londres. (Ver articulo: Nun)La historia cuenta que el capitán estuvo grave de salud, por lo que en ese momento el Amazon tuvo que retornar y murió en Spencer’s Island, luego de eso John Nutting Parker tomó el cargo que ejercía McLellan y siguió su dirección original que era llegar a Londres. En el camino, la embarcación se tuvo que enfrentar con distintos acontecimientos, uno de los hechos fue haber colisionado con un grupo pesquero y también chocó con un velero por el canal de la Mancha e hizo que se hundiera el velero.

El capitán Parker siguió su mandato por dos años, en ese periodo se encargó de trabajar en el mundo de los comerciantes en las Indias Occidentales, el Amazon cruzó otra vez por el Atlántico con dirección hacia Francia el mismo año de 1861. Después del capitán Parker le siguió William Thompson en el año 1863, quien siguió con el cargo de capitán hasta el año 1867. (Ver articulo: Hawaiki)

Ese periodo de tiempo el Mary Celeste tuvo tranquilidad hasta que en el año 1867 un gran aguacero arrastró al barco a tierra firme, el Mary Celeste realmente tuvo grandes daños, por lo que su dueños consideraron que el barco no tenía más remedio, sin embargo, lo vendieron y pasó a trasladarse a Nueva Escocia.

Cambio de propietarios

Lo que quedaba del Mary Celeste se puso en venta y lo compró Richard Haines un marine oriundo de New York en el año 1868. Se dice que el nuevo propietario del Mary Celeste canceló unos 1.750 dólares por lo que había quedado del barco después de la gran tormenta que lo había devastado.

Posteriormente, el capitán Haines invirtió 8.825 dólares en la reconstrucción del barco, él se encargó de identificar al Mary Celeste como un barco de Estados Unidos, el capitán Haines fue el que le dio el nombre al barco como Mary Celeste. Luego de la restauración, Haines vendió la nave a una sociedad que estaba en New York, dicha asociación estaba dirigida por James Winchester, el barco sufrió en diversas ocasiones ciertas modificaciones.

En el transcurso del año 1869 no hay datos que demuestren que el Mary Celeste haya estado en funcionamiento en el mundo comercial, en el que ya llevaba cierta experiencia antes del gran aguacero. Se dice que en el año 1872 se gastó una gran cantidad de dinero para expandir el barco, lo que le dio un cambio considerable. (Ver artículo: Tiamat)

Se cuenta que un 29 de octubre del año de 1872, el Mary Celeste estaba bajo una sociedad que dirigía Winchester y entre varias personas tomaban las decisiones que se ejecutaban con el barco, cada uno tenía una parte que le pertenecía del Mary Celeste, el nuevo capitán en ese momento fue Benjamin Briggs.

Mary Celeste bajo la capitanía de Briggs

Podemos notar que dentro la historia del barco Mary Celeste se evidencia que desde sus comienzos se ha sometido a diversos cambios que transformaron al barco totalmente, y esto no se detuvo cuando pasó a manos del Capitán Briggs. El capitán había nacido en 1835 en Massachusetts, se dice que él era un cristiano que leía las Escrituras Sagradas de manera rigurosa, su esposa era su prima Sarah y el casamiento fue en el año 1862 y tuvieron dos hijos.

Éste tenía una jerarquía en el momento en el que había nacido su segunda hija, sin embargo para ese entonces él pensaba en retirarse del oficio, para dedicarse a hacer otra cosa junto a uno de sus hermanos, que también eran marineros. Pero para ese momento no sabían en qué invertir, hasta que finalmente cada uno optó por hacer grandes inversiones y el capitán Briggs compró una parte del Mary Celeste. (Ver artículo: Adamastor)

Briggs realizó su primera navegación con el Mary Celeste en el 1872, después de la gran inversión que le habían hecho con el barco, el capitán se dirigía hacia Italia, exactamente a la localidad de Génova. Para ese momento Briggs, decidió llevar consigo a su familia en el primer viaje que haría en el Mary Celeste.

Como buen marinero, el capitán debía ser muy inteligente para saber quienes serían los que formarían parte de su equipo al momento de estar navegando, por lo que el capitán Briggs tuvo gran cuidado y le informó a su mamá mediante una carta que la tripulación que llevaría en la navegación parecía ser la indicada, claro, eso si se mantenían con la actitud que llevaban desde el principio. En el Mary Celeste iban alemanes, y estadounidenses de descendencia danesa, entre otros.

Navegación

Briggs se fue a inspeccionar lo que llevaría a bordo en el Mary Celeste, tenían que cargar una gran cantidad de barriles de alcohol tóxico que estaba desnaturalizado, el día 5 de noviembre de 1872 iban a emprender su viaje por el mar, pero algo le indicaba a Briggs que no debían avanzar en ese momento, ya que las condiciones climáticas no estaban aptas para poder zarpar.

Mary Celeste se quedó anclado en el puerto de New York, ya que fue en ese transcurso en el que el capitán se percató que no era posible continuar el viaje en ese momento. Dos días después, las condiciones climáticas fueron óptimas para poder emprender el viaje y de ese modo el Mary Celeste podría ir hacia el Atlántico.

Cuando el barco del capitán Briggs ya estaba navegando, había otro barco de origen canadiense, el cual estaba cargando una mercancía que debían llevar justamente al mismo puerto al que llegaría el Mary Celeste, el barco canadiense estaba bajo la capitanía de David Morehouse, esperaban cargar petróleo en Nueva Jersey, y luego continuar el camino hacia el Atlántico.

Los registros indican que existe la posibilidad que el capitán del Mary Celeste conocía al capitán de la embarcación canadiense y que mantuvieran una amistad. Sin embargo, esos datos no son del todo confirmado, como registro estaba el testimonio de la esposa del capitán del barco canadiense. La historia cuenta que el barco que estaba en Nueva Jersey se llamaba Dei Gratia y había zarpado ocho días después del zarpazo del Mary Celeste, ambos iban en la misma dirección.

Mary Celeste a la deriva

El barco canadiense llegó a la costa portuguesa un 4 de diciembre de 1872, fecha de la tierra, porque la fecha en el mar los tiempos son distintos, ya que la fecha del mar indicaba que ya era 5 de diciembre. En ese momento ocurrió algo realmente extraño, la embarcación del Dei Gratia se topó con la embarcación del Mary Celeste.

Aparentemente, el barco se encontraba a unos nueve km de distancia de la embarcación canadiense, en el momento en el que se fueron acercando a Mary Celeste y después de varias señales que hacían los que estaban en Dei Gratia, se percataron que no había nadie en el Mary Celeste. No daban respuesta de señales de vida.

Por lo que el capitán de Dei Gratia le pidió a varios de sus hombres que fueran a investigar dentro del Mary Celeste, tampoco obtuvieron respuesta; los hombres no se habían percatado en el barco en el que estaban, hasta que observaron el nombre en la popa. La parte más impactante para todos los marineros del Dei Gratia era que el Mary Celeste realmente no tenía nadie adentro y habían velones distribuidos en el barco, también notaron que no estaba el barco que funcionaba como salvavidas en caso de emergencias.

Otros aspectos con los que se encontraron los hombres, fue que la brújula donde están las notas del capitán estaba partida y estaba en otro lugar, el Mary Celeste ya tenía un metro de agua en la bodega. Sin embargo, no era algo para alarmarse ya que el barco era lo suficientemente grande y no afectaría tanto, el medidor de agua había sido dejado en la cubierta. (Ver artículo: Sedna)

Las notas que había dejado el capitán Briggs en el Mary Celeste evidencian que el último registro que se encontró fue un 25 de noviembre en donde indicaba que estaban cerca de la isla portuguesa, Santa María en las Azores. A unos 740 km de distancia del punto en el que la embarcación canadiense encontró al Mary Celeste, pudieron notar que el barco se estaba inundando, pero se notaba que mantuvo cierto orden entre las cosas, a pesar de los pocos días que habían pasado.

Según se cuenta, el Mary Celeste no fue abandonado por causa de un incendio o por algún acto violento que haya ocurrido allí dentro, pero sí se pudo encontrar suficiente comida que contaba como provisión, en la cocina no se halló comida preparada. Este tipo de datos les indicó a los hombres del barco canadiense que la tripulación del capitán Briggs, abandonó el Mary Celeste de una manera adecuada, se marcharon del barco sin alboroto. (Ver artículo: Ogopogo)

Se dice que la embarcación del Dei Gratia se encargó de llevar al Mary Celeste hacia Gibraltar, es decir tenían que navegar unos 1100 km de distancia, los hombres del barco canadiense fueron divididos, los marineros de gran trayectoria y agilidad fueron enviados al Mary Celeste. Al parecer dieron una buena remuneración a los hombres que llevaron al Mary Celeste. El Dei Gratia llegó primero que el Mary Celeste ya que no contaban con tantos hombres en la navegación.

Recuperación del barco

Fueron en búsqueda del Mary Celeste hacia Gibraltar, el lugar donde lo trasladaron después de su encuentro, la recuperación inició un 17 de diciembre del mismo año, el juez James Cochrane y todo el equipo que llevaba a cabo una investigación sobre lo sucedido al Mary Celeste,hicieron una serie de investigaciones a los marineros que habían llevado el barco hasta Gibraltar.

Investigación del caso del Mary Celeste

Según las investigaciones que hicieron sobre lo sucedido con el Mary Celeste, surgieron diversas teorías que no eran nada positivas por los encargados en el caso, los agentes policiales del caso indicaron que probablemente la embarcación canadiense había escondido algo extraño respecto a la historia contada sobre el Mary Celeste. (Ver artículo: Leviatán)

Por esta razón, los hombres que formaban parte del barco canadiense fueron sometidos a diversos juicios, entre tantas investigaciones, las teorías que sacaban los encargados del caso sugerían que el Mary Celeste tenía unas manchas de sangre en el barco. Contrataron a expertos para ver en la profundidad de las aguas los daños que tenía el Mary Celeste. Entre las teorías que giraron en torno al barco que estaba a la deriva, era que habían matado al capitán Briggs, ya que al parecer el tenía una espada debajo de su almohada, entre las investigaciones se dieron cuenta de los daños del Mary Celeste y decían que eran profundos, por lo que los investigadores afirmaban que no se había tratado de un problema natural.

Por lo que todo indicaba que los marineros que llevaban el barco hacia Gibraltar habían mentido, lo que ocasionó incomodidad a los marineros, los jefes del caso pidieron hacer una segunda investigación y en ésta se indicó que las manchas que habían detectado en el barco, no eran de sangre, era la mezcla del agua con el barco dejaba esas marcas.

Una de las teorías que se generaron decía que los marineros de Mary Celeste bebieron hasta perder el conocimiento, causaron daños al barco y luego lo abandonaron y escaparon en el salvavidas; esta teoría es bastante incoherente, porque ellos habían cargado para poder trasladar los barriles hacia Italia. Llamaron a uno de los accionistas del Mary Celeste, James Winchester, y llegaron a pensar que él había planificado un plan terrible para el capitán Briggs, porque quería su muerte, pero esa teoría fue refutada cuando Winchester dio sus declaraciones y aclaró que en ningún momento hubiese hecho eso.

Winchester también aseguró que Briggs, bajo ninguna circunstancia hubiese abandonado el Mary Celeste, por lo que se llegó a pensar que Briggs no se encontraba en condiciones de manejar, sino hubiese permanecido allí. Hubo muchas teorías al respecto, pero finalmente todas fueron refutadas cuando los investigadores se percataban que las teorías de la corte realmente no tenía la coherencia necesaria para afirmar que los hombres del barco canadiense habían hurtado al Mary Celeste. De igual modo, los encargados del caso decían que las coordenadas que habían indicado de la ubicación del Mary Celeste cuando lo encontraron,eran falsas, ya que se creía que se halló más hacia al este.

Los hombres del Dei Graita siempre estuvieron bajo la mirada de los oficiales del caso de Mary Celeste, lo que se puede pensar que fue un gran misterio el hecho que se haya encontrado el barco en condiciones casi intactas y sin haber dejado rastro de las personas que estuvieron allí. Finalmente ordenaron que llevaran al Mary Celeste de regreso, pero el pago que ofrecieron iba totalmente por debajo de lo que realmente debían haber ofrecido.

Después de muchas teorías, declaraciones e investigaciones que se generaron, una de las más repetidas es que todo fue un plan de ambas embarcaciones y por el dinero que se obtendría para el rescate, podría ser dividido entre el Mary Celeste y el barco canadiense, pero no tiene lógica, ya que el capitán Briggs dejó a uno de sus hijos en Nueva York con su mamá cuando iniciaron el viaje, entonces refutaron esa declaración, porque si se piensa realmente lo que sucedió ¿por qué abandonaría a uno de sus hijos y después escaparía?

Hubo quienes mantuvieron la idea de que los abordaron unos piratas, pero tampoco fue una idea aceptada por los investigadores, ya que los objetos de valor y la mercancía aún se encontraban en el barco, por otro lado, hubo personas que intervinieron en el caso, diciendo que realmente no era una opción porque decían que era más viable quedar como sobrevivientes de un ataque de piratas en el Mary Celeste, que haber escapado toda la tripulación en un bote mínimo, que realmente no resistiría tanto tiempo debido al peso. ( Ver artículo: Poseidon)

Por lo que concluyeron que debieron abandonar el barco por razones climáticas, realmente siendo una decisión tomada por el miedo del capitán Briggs, porque no era necesario que abandonara el barco, ya que en muchas referencias indicaban que el capitán de Mary Celeste era uno de los más experimentados, con una gran trayectoria y también había adquirido un gran reconocimiento en el mundo como marinero.

Problemas naturales en el barco

Hubo diversas teorías que se sacaron a la luz, una de las declaraciones que se dijeron sobre el Mary Celeste indica que el barco fue abandonado por un gran maremoto en medio de su viaje, por lo que ellos tuvieron que acudir al bote salvavidas y no lo sujetaron de manera correcta, por lo que es muy seguro que se hayan hundido en el camino.

Por otro lado, se dice que pudo haber sido un iceberg en el medio del camino cuando navegaba el Mary Celeste, pero tampoco puede ser una teoría aprobada, ya que la embarcación canadiense se hubiese percatado del iceberg, entonces automáticamente queda desechada esa teoría. De igual modo, nos encontramos con la teoría de que haya sido una explosión que no haya dejado rastros de la misma, porque debemos recordar que el Mary Celeste llevaba una carga de barriles de alcohol y por eso seguramente pudo haber causado una gran explosión.

Sin embargo, puede ser real, porque hubo un experimento realizado en el año 2006 simulando las condiciones del barco, produciendo una explosión de butano y realmente no sucedió cambios, es decir, no hubo incendios producidos por el butano y no dejaban rastros. Finalmente, no hay una teoría que sea aceptada respecto a lo que le sucedió a la embarcación del Mary Celeste, ya que no hubo rastros de que haya sucedido algo grave. (Ver artículo: Matsu)

Pero lo más importante que puede ser resaltante en la investigación del Mary Celeste, es que sí se encontró que se estaba hundiendo el barco, según las declaraciones que hicieron los hombres de la embarcación canadiense y de hecho se notó que habían algunos elementos fuera de lugar porque estaban determinando que se hundía el Mary Celeste.

Comparación con Octavius

El Octavius fue una embarcación que se halló congelada por unos balleneros, quienes mientras emprendían su viaje se percataron que había un barco en la cima de un iceberg y cuando se acercaron notaron que éste estaba realmente congelado, habían transcurrido unos cuantos años, según los registros que habían encontrado del capitán.Por otro lado, las personas que estaban a bordo estaban todas congeladas, parecía que estaban esperando una muerte segura, habían pasado varios días atascados en medio del agua por el hielo y se encontró al Octavius, en Alaska.

Se dice que las personas congeladas se mantenían intactas por el hielo, hay miles de teorías sobre el barco Octavius, por lo que se considera una leyenda que puede tener muchos significados para los marineros, ya que se habla como un barco fantasma y aquellos que ven dicho barco, es porque ya han pasado muchísimos años en el mar y la soledad hace que vean este tipo de cosas en las navegaciones.

La comparación que podemos establecer sobre Mary Celeste con la historia anterior, es que las personas que se encontraban en el Octavius no abandonaron la embarcación, aunque los pronósticos para ellos no eran nada favorables, es cierto que ellos no llevaban barriles de alcohol tóxico y que existe la probabilidad que hubiese podido explotar el Mary Celeste. Sin embargo, esa no es razón para abandonar el barco, afirmaban los investigadores del caso del barco de Mary Celeste.

Hay que recordar que este tipo de historias en ocasiones pueden ser consideradas como falsas, porque son tomadas como leyendas. Sin embargo, hay que recalcar que hay que tomarlas como parte de la cultura y que pueden ser muy ciertas, por alguna razón son contadas. La mayoría de las veces estas historias son utilizadas para generar miedo en las demás personas para evitar que la historia se repita, por lo que los sabios pueden contarlo para que los demás marineros cumplan con los lineamientos que se establecen y no intenten ir más allá de lo establecido.

Hallazgos del Mary Celeste

En la actualidad, hay muchos investigadores y científicos que buscan la manera de encontrar respuestas que años atrás no habían sido un punto de búsqueda profunda. Por lo que, en el año 2001 se registró que un arqueólogo especializado en el mar, halló algunos restos de una embarcación en un arrecife llamado Rochelois.

El hallazgo de Clive Cussler pueden ser pistas de Mary Celeste, lo que encontró fueron unos pedazos de madera y algunos instrumentos de metal que se mantenían a salvo, el resto se quedó en el coral. Las investigaciones que realizaron con los pedazos de maderas indican que era el tipo de material utilizado para los barcos que provenían de New York, en aquellos tiempos cuando hicieron la restauración del Mary Celeste.

Dejar Comentario