Ollantaytambo, increíble sitio arqueológico inca en Perú

Ollantaytambo es una zona ubicada en Perú catalogada como un sitio arqueológico de la cultura Inca que destaca por haberse conservado casi en su totalidad hasta los días actuales. En el artículo de hoy, nos dedicaremos a realizar un recorrido acerca de la historia de este pueblo y la destacada arquitectura que posee.

Ollantaytambo

¿Dónde se ubica Ollantaytambo?

Ollantaytambo es un claro ejemplo de lo increíble que fue la construcción urbana de los incas. Todas sus calles fueron empedradas y serpenteantes, las ruinas esparcidas por doquier y sus terrazas agrícolas son el principal atractivo por el cual los turísticas quedan encantados cuando lo visitan por primera vez. Entre las ruinas destacables, vale la pena hacer mención de la antigua fortaleza y el templo, en donde se pueden apreciar con detalle el Valle Sagrado de los Incas.

Este pueblo se encuentra ubicado a las cercanías del río Patakancha, próximo también a la orilla del río Urubamba. Es fácil llegar a él, puesto que su ubicación más certera es en el distrito que lleva su nombre, dentro de la provincia Urubamba, aproximadamente a 60 km al noroeste de la ciudad del Cuzco y tiene una altura de 2.792 metros sobre el nivel del mar.

Significado de Ollantaytambo

Según los estudios de las lenguas, la palabra Ollantay tiene un origen aimara. En este sentido, la misma es una derivación de la palabra Ullantawi: La raíz Ulla (que significa ”ver”) deverberado por el morfema Nta (que hace referencia a la acción de mirar hacia abajo) de por conjunto Ullanta (significa ”observar hacia abajo”), que al unirse con el sufijo Wi, la palabra completa significa “Lugar de observación desde lo alto”, es decir, este pueblo se le otorga el nombre de mirador.

Posteriormente, los habitantes del pueblo empezaron a dejar de lado el idioma aimara de Cuzco, por lo que la palabra fue alterada sin símil en el nuevo idioma (Ullantawi – Ullantaw) para después terminar el nombre con w/ en/y/ (Ullantaw – Ullantay), un fenómeno muy empleado cuando se realizaba una modificación lingüística.

Por otro lado, una vez que ocurrió la dominación Inca, Viracocha Inca mandó a elaborar un tambo en la nueva plaza conquistada al parangón de la administración cuzqueña: el tambo de Ollantay o Ullantay Tampu. De esta manera, la Ullantay fue sustituida por la raíz tampu (que se pronunciaba como ‘tam.bo durante el periodo de la conquista).

En este sentido, muchos historiadores aseguran que el origen de la palabra Ollantaytambo se dio durante el transcurso del siglo XVIII, cuando ocurrió una situación con el General Ollantay en el lugar en donde se encontraba ubicado el tambo abajo de Yucay, que desde ese entonces comenzó a generalizarse como Ollantaytambo.

A pesar de ello, se han encontrado registros en donde se puede apreciar que el nombre ya se empleaba  antes de este evento, como en los escritos del Inca Garcilaso de la Vega, luego de elogiar las grandezas de las fortalezas Tampu, mandadas a edificar por el inca Wiraqucha, al igual que los grandes y antiguos edificios que existen en ese lugar.

Historia

El pueblo de Ollantaytambo posee una historia un poco diluida, dado que la información que se posee en la actualidad data desde la destrucción y posterior conquista por un emperador Inca y luego la segunda conquista por el pueblo español. En el presente apartado expondremos a detalle todo lo referente a esta increíble historia que dio como resultado a uno de los pueblos más hermosos de Perú.

Ollantaytambo

Orígenes

Situado en el valle sagrado de Urubamba, cerca del río Yucay, al noroeste de Cuzco y a unos 2.800 m de altitud. El pueblo de Ollantaytambo es reconocido en el mundo por sus magnificas edificaciones y por una imponente construcción defensiva, en donde sus terrazas terminante en la parte superior con macizas construcciones inacabadas.

Este pueblo tiene sus orígenes en el último periodo de la historia incaica y atestigua la máxima perfección alcanzada por la técnica de la albañilería en piedra. Es considerado como un poblado inca viviente, puesto que al día de hoy sigue ubicado en la ciudadela inca. Su fortaleza central en un principio era solo un Tambo o ciudad-alojamiento, ubicada bajo la estrategia de resguardar el valle sagrado de los Incas. Este Tambo fue construido en la ladera del cerro Bandolista, que traducido significa “el Tambo de Ollanta”.

Mientras el reinado inca estuvo vigente, existieron una gran cantidad de Tambos en las zonas del valle y, una vez que los españoles lo conquistaron el pueblo pasó a llamarse Ollantaytambo, en recuerdo al caudillo anti que ayudó a Huayna Capac a conquistar la provincia del Chinchaysuyo.

Esta ciudad inca seguía los estatutos dictados por la capital, Cuzco, es decir, de forma trapezoidal, estaba dividida en canchas que ocupaban una enorme área llana ubicada al margen del río Patacancha, afluente del Urubamba. En el centro de esta imponente ciudad habitaban aproximadamente 1000 personas y este mismo centro, servía como lugar administrativo, como residencia secundaria del Inca y de la clase dirigente.

Ollantaytambo

El pueblo bajo el Imperio Inca

De acuerdo a lo estipulado por el cronista español del siglo XVI, Pedro Sarmiento de Gamboa, el emperador inca Pachacútec conquistó y destruyó Ollantaytambo para así poder añadirlo a su imperio. Mientras este pueblo estuvo bajo el mando de los incas, fue reconstruido con espléndidos edificios y el valle del río Urubamba fue irrigado y provisto de andenes.

En este sentido, Ollantaytambo sirvió como un albergue para la nobleza inca mientras que los andenes eran trabajados por yanaconas, sirvientes del emperador. Luego del fallecimiento del Pachacútec el pueblo pasó a estar bajo la tutela del panaqa, su grupo familiar.

Dominio español

En el año 1531 se dio una expedición española liderada por Francisco Pizarro, sus naves desembarcaron en las costas del Imperio inca y esto dio comienzo a la conquista española del Perú. Para aquel entonces el Imperio estaba saliendo de una guerra civil en la que Atahualpa había derrotado a su hermano Huáscar para así reclamar el título de Sapa Inca. Atahualpa no considero a los españoles una fuerza de temer, por lo que fácilmente fue capturado en la emboscada de Cajamarca en noviembre de 1532.

Luego de esto, el líder español ordenó su decapitación en el año 1533 y ocupó la capital inca de Cuzco cuatro meses después. Con el objetivo de reemplazar a Atahualpa, Pizarro instaló a su hermano Túpac Hualpa como gobernante títere, sin embargo, este murió al poco tiempo y se nombró a su otro hermano Manco Inca, como emperador.

Durante esta etapa, la única resistencia indígena fue realizada por los generales de Atahualpa ya que una parte considerable de la población del imperio había combatido del lado de Huáscar en la guerra civil y se había unido a Pizarro contra sus enemigos.

Durante un periodo de tiempo, tanto el gobernante como los conquistadores españoles estuvieron en buenos términos, además que su trabajo en conjunto dio con la derrote de los generales de Atahualpa y restablecieron el régimen inca en grandes porciones del imperio.​ No obstante, el gobernante de Ollantaytambo se dio cuenta que el poder real del pueblo estaba en las manos de los españoles cuando estos asaltaron su casa para reclamar un botín en el año 1535.

Este fue el inicio de una serie de acontecimientos de acoso ante el gobernante, ya que los españoles empezaron a exigirle oro, hurtaban a sus esposas, e inclusive lo aprisionaron, razón por la cual escapó de Cuzco e inicio una revolución.

En mayo del año siguiente, un ejército inca asedió Cuzco, en donde había una guardia de españoles y sus aliados indígenas. El gobernante junto con su ejercito dominaron a los españoles, aunque estos poco después lograron resistir y contraatacar, llegando a asaltar el principal fuerte inca en Sacsayhuamán.

​Mientras tanto, los generales de Manco Inca se dirigieron a la sierra central del Perú y aniquilaron a varias expediciones enviadas a reforzar Cuzco, pero no tuvieron éxito al atacar la recién fundada capital española de Lima.

El resultado de estos enfrentamientos no pudo hacer que cualquiera de los dos bandos modificaran el estado actual del gobierno, durante varios meses la guardia española estuvo planeando un golpe al lugar militar del gobernante Manco Inca en el poblado de Ollantaytambo, a unos 70 kilómetros al noroeste de la ciudad.

Arquitectura de Ollantaytambo

El lugar principal del poblado Ollantaytambo tiene una formación ortogonal con cuatro calles longitudinales atravesadas por siete calles paralelas. En el centro de esta ciudad, los pobladores incas realizaron una plaza que pudo haber tenido hasta cuatro cuadras, la misma estaba abierta al este y en sus alrededores habían pasillos y otras manzanas de la ciudad en sus otros tres lados.

Todas las casas que se encontraban en el lado sur del pueblo fueron edificadas con el mismo diseño, cada uno comprendía dos kancha. Esa misma zona estaba constituida por cuatro edificios amurallados de una habitación alrededor de un patio central. Por otro lado, los edificios que se encontraban en la parte norte del pueblo poseían un diseño más variado, no obstante, en la actualidad los mismos se encuentran en pésimas condiciones por lo que es difícil determinar el diseño original.

Ollantaytambo fue construida durante el siglo XV, algunas de las casas en el pueblo poseen diseños más antiguos que los que se encuentran en otras partes de América del Sur. Su distribución y edificaciones fueron modificadas en diferentes grados por construcciones posteriores. Entre ellas se puede mencionar en la parte sur de la ciudad, una explanada inca con la entrada original a la ciudad que fue reconstruida en una Plaza de Armas rodeada de edificios coloniales y republicanos.

La plaza central también desapareció y sobre ella se levantaron varios edificios durante la época colonial. Araqhama es un agregado occidental del lugar principal, al otro lado del río Patakancha, este pueblo cuenta con una plaza llamada Manyaraki, rodeada de construcciones hechas con adobe y piedras semicorte. Los edificios de la esta ciudad posee edificios de mayor tamaño que los que se encontraban en Ollantaytambo, con paredes muy altas y puertas de gran tamaño.

En la parte sur del poblado hay otras construcciones pero más pequeñas y realizadas con piedras de campo. Araqhamafue poblada desde el perdido de los incas, como lo demuestra la iglesia católica romana en el lado este de la plaza. Al norte de Manyaraki se encuentran otros santuarios de piedras talladas, paredes rocosas esculpidas y elaboradas obras hidráulicas, incluyen el Templo de Agua y el Baño de la Ñusta.

La Real casa del Sol

Hoy en día se puede apreciar como el poblado de Ollantaytambo conserva casi en su totalidad los diseños originales de la época del Imperio inca. La Real Casa del Sol está constituida por 17 terrazas superpuestas de muy gran tamaño y elaborada en dirección la Plaza principal del pueblo, otro grupo superior de Andenes, se atraviesa transversalmente contra el grupo anterior y se encuentra en la parte más superior.

El fuerte choqana

Choqana es una palabra quechua que al ser traducida da el significado de ”donde se derriba o se arroja”. Este lugar fue un fuerte que se encontraba ubicada a dos kilómetros del pueblo de Ollantaytambo, a la izquierda de las ribera del rio Urubamba. Dicho fuerte cumplió con la función de centro administrativo, puesto de control y fuerte. Desde su construcción este lugar poseía y aún mantiene el flujo de agua, almacenes de alimentos y puestos de vigilancia.

El templo del Sol

Este templo del sol está conformado por 150 escalones que separan la parte alta de la baja y se observa el perfecto tallado de las piedras, con gran similitud a las de Tipón Valle Sur del Cusco. El material empleado para su construcción fue granito, en el cual destacaba nítidamente el muro de los Seis Monolitos erguidos y unidos por láminas de piedras.

La finalidad de la edificación de este edificio era que el pueblo tuviera una construcción que no tuviera comparación, es decir, que fuera original en todo sentido, sin embargo esto no ocurrió, puesto que la obra fue recreada en diversas épocas por distintos arquitectos por lo que al final, el diseño era una mezcla de muchos estilos sin ser original. Fue elaborado con bloques reciclados de otros edificios con grandes espacios entre ellos rellenados con piedras sin cantear.

El granito rosado era traído de la cantera que esta dispuesta a 4 km de distancia, al otro lado del valle sagrado, en la parte superior de lado suroeste de las montañas. Esta roca fue tallada principalmente en las canteras, y llevadas hacia el fondo del valle. Para cruzar el río los quechuas elaboraron un canal artificial paralelo al cauce natural que tenía la función de desviar el agua del río según las conveniencias.

De esta forma, mientras que el agua transcurría por un canal el otro permanecía totalmente seco, haciendo mucho más fácil el trasporte de las piedras para el otro lado del valle. Asimismo, estas piedras fueron bajadas de la montaña, acarreadas a la siguiente y subidas luego, al sitio donde el templo se erigió con un plano inclinado que es un lugar en donde se puede apreciar con claridad la imagen del valle.

Con la ayuda de rodillos o piedras rodantes a modo de ruedas, cuerdas de cuero, camélidos sudamericanos, palancas, poleas, y el poder de cientos e incluso miles de hombres. En la actualidad el camino que lleva al templo está abarrotado por enormes piedras que la gente conoce como “piedras cansadas”, dado que se piensa que las mismas no pudieron ser llevadas a su destino. Algunas de las piedras del templo de Sol pesan más de cuarenta toneladas.

El baño de la Ñusta

El baño de la Ñusta se trata de una fuente que posee tres salidas de agua que fueron esculpidas en su interior, las cuales son conocidas por los pobladores como fuentes litúrgicas que por lo general, eran muy comunes en las ciudades del imperio durante el tiempo de los incas.

La Portada Monumental y el Recinto de las 10 Hornacinas

Esto se le conoce como la terraza al final de los grupos superiores de andenes, en La Real Casa del Sol. Los muros de la misma están elaborados por dos lienzos pétreos, que forman una estancia. Cuando se dieron los acontecimientos de la conquista española estos muros fueron derribados, el muro exterior y el que sujetaba la puerta de ingreso hoy en día están sin terminar, a pesar de que aun permanecen las bases de estos, pudiendo notar como las alacenas quedaban al interior y no a la intemperie como hoy.

La Plaza Mañay Raqay o “K’uychipunku”

Mañay (pedido) y Raqay (galpón) lo que traducido puede tener el significado de la Plaza de las Peticiones. Este es el nombre que se le da a la plaza inca de Ollantaytambo, la misma se ha mantenido hasta los días actuales y se posiciona en el lado derecho del riachuelo Patakancha, justo al lado del ingreso a las ruinas es de forma rectangular, sus muros poseen una gran variedad de vanos.

Almacenes

Los pobladores incas elaboraron diversos almacenes (también llamados qullqas) que posicionaron a los alrededores de Ollantaytambo. La ubicación de estos era crucial, porque con mayores altitudes, el viento es más intenso y las temperaturas más bajas, lo que contribuía a impedir el proceso de descomposición. Para potenciar este efecto, estos almacenes contaban con un sistema de ventilación.

Se piensa que la elaboración de estos almacenes tenía la finalidad de recolectar lo producido en las terrazas agrícolas construidas alrededor del sitio. Los granos se introducían por las ventanas del lado cuesta arriba de cada edificio y luego se vaciaba por la ventana del lado cuesta abajo.

Canteras

Las principales canteras de este lugar se encontraban en Kachiqhata, en un barranco que cruza el río Urubamba a unos 5 km del pueblo. Las mismas cuentan con tres zonas para la extracción: Mullup’urku, Kantirayoq y Sirkusirkuyoq, cada uno de ellos proporcionaban riolita rosa para los elaborados edificios de Temple Hill.

Una elaborada red de caminos, rampas y toboganes los unía con las principales zonas de construcción. Asimismo, dentro de las canteras se encuentran varias hullpas, pequeñas torres de piedra empleadas como cementerios durante la época prehispánica.

Defensas

Dado que Ollantaytambo era una zona rodeada de montañas y el principal acceso se daba por medio del Valle de Urubamba, en ese lugar los pobladores realizaron caminos que conectaban con Machu Picchu al oeste y Pisaq al este. Durante la conquista española, el jefe Manco Inca fortificó los accesos orientales para mantener al pueblo seguro de los ataques españoles durante la Batalla de Ollantaytambo. La primera defensa que se elaboró fue un banco empinado de terrazas en Pachar, cerca de la confluencia de los ríos Anta y Urubamba.

Detrás de él, los incas canalizaron el Urubamba para hacerlo cruzar el valle de derecha a izquierda y de regreso, de esta manera, se creaban dos líneas más que se unían con Choqana en el margen izquierda e Inkapintay en el margen derecha.

La única manera en la que podían continuar con su camino era por medio de T’iyupunku, un grueso muro defensivo con dos puertas estrechas. Al oeste de Ollantaytambo, se encontraba el fuerte más pequeño Choquequillca en donde los pobladores defendían el paso hacia Machu Picchu. Bajo la suposición de que estas defensas fueran invadidas, la propia Colina del Templo con sus altas terrazas proporcionaba una última línea de defensa contra los invasores.

Gradas

Los valles de los ríos Urubamba y Patakancha a lo largo de Ollantaytambo estaban cubierto por una gran línea de andenes o andenes agrícolas que comienzan en el fondo de los valles y ascienden por las colinas circundantes. Gracias a estos, los habitantes del pueblo podían practicar la agricultura en terrenos que de otro modo serían inutilizables, también los incas pudieron utilizar las diferentes zonas ecológicas creadas por las variaciones de altitud.

Estas terrazas podían una mayor altitud que las terrazas agrícolas incas comunes. En este sentido, sus paredes están hechas de piedras cortadas en vez de piedras de campo en bruto. Igualmente, el uso de este tipo de terrazas también se podían apreciar en las cercanías de las familias reales como los Chinchero, Pisaq y Yucay.

 

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Mitología inca y mitología amazónica

EVALÚA ESTE ARTÍCULO
(Visited 12 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Ollantaytambo, increíble sitio arqueológico inca en Perú te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario