Huaca Pucllana, lugar del distrito Miraflores, Perú

Huaca Pucllana es una zona arqueológica protegida y restaurada desde el año 1981 perteneciente a la cultura de Lima, Perú. En el artículo de hoy, realizaremos una exposición detallada acerca de este lugar sagrado y resguardado para fines investigativos de la ciudad.

Huaca Pucllana

¿Dónde se ubica Huaca Pucllana?

Huaca Pucllana se encuentra situada en la costa central del Perú, en la parte izquierda del valle bajo del Río Rímac, zona en la cual originalmente irrigaba un ramal del canal de Surco. En un principio, este lugar era un campo de cultivos y en la actualidad se encuentra a menos de dos kilómetros de los acantilados al borde del océano Pacífico.

Desde la perspectiva política, este lugar arqueológico se encuentra dentro del departamento de Lima, provincia de Lima, distrito de Miraflores, entre las calles Independencia, General Borgoño, Elías Aguirre y García Calderón. Actualmente, se ve rodeada por un entorno urbano.

En el pasado, esta ubicación la ayudo a estar directamente con el litoral, al igual que con el ecosistema de lomas y mantener el control de las bocatomas de los canales de riego. Hoy en día al estar rodeada por urbanísimo, resulta difícil el pensar que en algún momento fue un campos de cultivo, bosques y humedales.

Significado de Huaca Pucllana

Huaca Pucllana según los informes históricos, se piensa que posee alrededor de 1800 años, estas dos palabras provienen de la lengua Quechua: ”Huaca” que al traducirla significa santuario y ”Pucllana” que significa lugar para jugar. De esta manera, la unión de ambas partes se puede entender como ”santuario de juego” o bien, ”santuario para jugar”.

Historia

La historia que yace detrás de este importante lugar del Perú está un poco diluida, ya que la conforma tres parte en donde resulta difícil hacer una separación. No obstante, en el presente apartado expondremos de manera precisa los acontecimiento que marcaron sus inicios y los cambios que sufrió hasta llegar a los días actuales.

Orígenes

Huaca Pucllana es un lugar conservado para el trabajo arqueológico perteneciente a la cultura Lima, en donde se piensa que su construcción se llevo a cabo alrededor de los años 200 y 700 d.C. En la actualidad pertenece a la provincia de Lima, distrito de Miraflores.

Los habitantes que se encontraban a los alrededores de Pucllana y requerían sus servicios religiosos eran principalmente agricultores y pescadores, estos últimos los investigadores suponen que fueron de vital importancia, dado que durante las excavaciones se han encontrado figuras asociadas al mar en diversos objetos rituales.

En huaca Pucllana, la mayoría de sus habitantes era de condición humilde y estaban establecidos en el centro ceremonial, posiblemente esto era por el recuerdo que tenían acerca del prestigio del templo. El mismo hoy en día se encuentra restaurado en su ladera oeste, reutilizando los adobes Lima para la construcción de muros, se piensa que emplearon diferentes tipos de edificación, ya que, su estado se ve apresuramiento, quizás como medio de evitar un colapso de los rellenos arquitectónicos que amenazaban con caerse y dañar a los ocupantes de la parte baja.

HUACA PUCLLANA

Cultura Huari

La cultura wari o comúnmente llamada huari fue una civilización andina que floreció en el centro de los Andes desde el siglo VII hasta el XIII d. C., la cual pudo expandirse desde los actuales departamentos peruanos de Lambayeque por el norte, Moquegua por el sur y hasta llegar a poblar la selva del departamento del Cuzco por el este.

El pueblo más extenso de eta cultura se le conoce como Wari, ubicándose aproximadamente a unos 20 kilómetros al noroeste de la actual ciudad de Ayacucho. Del mismo modo, dicha ciudad fue el epicentro de un imperio de parte de la sierra y la costa del Perú actual. El Imperio wari también desarrolló centros arquitectónicos variados en muchas de sus provincias, tales como Cajamarquilla o Piquillacta. En conjunto con el Imperio incaico, es una de las dos únicas ciudades que fueron consideradas ”imperiales” aparecidas en el hemisferio sur.

La principal actividad de esta cultura era de carácter militar. Los pobladores de la civilización combatieron a los largo del territorio peruano, conquistando los diversos señoríos de su tiempo. También tuvieron grandes centros religiosos como Pachacámac en Lima.

Su estadía en Huaca Pucllana se cree que se prolongó desde el año 800 hasta el 900 d. C., fue una corta ocupación en donde la actividad central de los habitantes era de tipo funerario, puesto que la zona había sido abandonada por sus principales pobladores.

HUACA PUCLLANA

Ychsma

Ychsma​ es el nombre perteneciente del señorío del Antiguo Perú que floreció en la costa central del Perú, en parte del actual departamento de Lima, en el transcurso de los años 900 y 1470 de la era cristiana, en la época conocida como el Horizonte Medio y el Intermedio Tardío. A pesar de que sus expresiones culturares no eran una unidad de estilo, igual se le considera como la cultura ichma. El principal centro de esta civilización fue Pachacámac, donde se elevaba un templo en honor a la deidad del mismo nombre.

 

Entrando en el año 900 d. C. el Imperio Huari entró en franca decadencia. Por lo que surgieron nuevas expresiones culturales en la región, que dieron paso a un nuevo capitulo en la historia andina. En los valles de Lurín y el Rímac, en el actual departamento de Lima, nació el conocido Señorío ichma o Ichimay.

Las grandes ciudades que existían antes de la entrada de esta nueva cultura fueron abandonados para dar paso a los recientes asentamientos que guardaban un vínculo más intenso con el litoral, como Pachacámac y Armatambo. De una misma manera Maranga, la otra capital de la cultura lima, volvió a tener relevancia al levantarse con la elaboración de pirámides al sur del antiguo asentamiento.

Al norte del señorío ichma se extendía el señorío de Collique, que ejercía dominio en el valle del Chillón y la zona de Carabayllo y llegaba hasta Quivi (Quives actual). Los expertos plantean la teoría de que se haya firmado algún tipo de acuerdo entre los señoríos para contener las constantes invasiones de etnias de la sierra, como la de los yauyos y chacllas.

HUACA PUCLLANA

Por otro lado, ya llegando al año 1470 d. C. ocurrió la introducción de los incas, que decían estar bajo el mandato del príncipe Túpac Yupanqui (el Sapa Inca era entonces Pachacútec), quien había unificado toda esa región a la órbita del Tahuantinsuyo.

A pesar de esta interrupción, las autoridades se mantuvieron firmes ante el decreto de obediencia al Inca del Cuzco, y el santuario de Pachacámac mantuvo su prestigio e importancia, teniendo modificaciones por parte de los mismos incas, aunque estos impusieron su propio estilo arquitectónico, elevando un templo del Sol y un Acllahuasi.

En un mismo sentido, los historiados han establecido que el número de habitantes que pertenecían al Señorío de Ichma debía ser muy alto, puesto que solo en el valle bajo del Rímac debieron vivir más de 150000 personas. Según las crónicas historias que se poseen, los incas establecieron también los tres hunos, en donde cada uno poseía al menos diez mil familias, según la meticulosa organización decimal.

Al igual que el anterior cultura de los Wari, los pobladores de esta civilización se asentaron en Huaca Pucllana principalmente para utilizar la zona como cementerio, repositorio de ofrendas y probablemente como aldea durante el periodo de los años 1000 y 1532 d.C.

HUACA PUCLLANA

En la actualidad

Hoy en día Huaca Pucllana es un lugar dedicado especialmente a la investigación, su conservación y restauración tuvo lugar a inicios del año 1981, bajo el mando del equipo multidisciplinario de la doctora Isabel Flores Espinoza tras lograr conseguir un acuerdo de cooperación interinstitucional entre la Municipalidad de Miraflores y el Ministerio de Cultura.

Huaca Pucllana se encuentra bajo la protección de las leyes de protección del patrimonio cultural, además de ser uno de los principales sitios turísticos del departamento de Lima atrayendo a miles de visitantes al año. En el año 1984 se inauguró una pequeña sala de exposiciones en donde se encuentran en exhibición algunas de las piezas en encontradas por los equipos arqueológicos en el sitio. Un circuito turístico permite recorrer el sitio. El acceso al lugar se cobra y hay atención de guías en español, inglés, japonés y francés.

Arquitectura de Huaca Pucllana

Se piensa que el lugar fue levantado durante los primeros años de la era cristiana, pero alcanzó su apogeo a partir del siglo V. En un principio, Huaca Pucllana estaba constituido únicamente por pirámides, plazas, patios y accesos en rampas, todo esto elaborado a partir del barro, bien haya sido a través de tapiales o los adobes con forma de paralelepípedo rectangular en posición vertical que caracterizan a la cultura Lima.

El método característico de la construcción Pucllana consistía en colocar los adobes en posición vertical con la argamasa en la base y en la parte superior, dejando espacios vacíos en los laterales, lo que le daba un aspecto parecido a los libros puestos sobre un estante, razón por la cual se le dio el nombre de ”técnica del librero”.

En un mismo sentido, los muros estaban conformados por paneles de forma trapezoidal con una leve inclinación que hacia que la base de los mismos fuera más ancha que la cabecera, alcanzando así un equilibrio físico y estético. Los muros que formaban los laterales de las pirámides podían alcanzar hasta los ocho metros de altura y los de la parte baja del sitio hasta cuatro.

Lo que se puede observar del sitio en la actualidad es el resultado de sucesivas construcciones realizadas tras el relleno de las anteriores; el edificio alcanza así su altura y área actual. Debajo de lo que se observa hoy se hallan edificios anteriores sepultados por gran cantidad de relleno de cantos rodados y arena gris.

Durante su elaboración, los muros eran recubiertos por una fina capa de barro a manera de enlucido que muchas veces era pintado de color amarillo. Según se piensa, el uso de esto color tenía un fuerte significado religioso para los constructores del sitio. Asimismo, en algunos de los muros de las pirámides hay presencia de grafitis por parte de los pobladores.

El uso de la cerámica da a notar la introducción del periodo tardío del estilo Lima, caracterizado por la utilización de los colores: rojo, blanco y negro, para la realización de figuras parecidas a tiburones, olas, lobos de mar, anguilas, pulpos, etc. Hacia el final de la ocupación Lima aparece el estilo Nievería en donde se imponía una destacada influencia de la costa y sierra sur.

Si bien Huaca Pucllana no era un ligar diseñado para ser cementerio, se han reportado varios entierros de personas de la élite, colocados en camillas con escaso ajuar funerario. Gran parte de los restos humanos encontrados por los equipos arqueológicos corresponden a sacrificios humanos. En el año 2010 se encontró el cuerpo enterrado de un hondero de la cultura Lima en la parte central de la pirámide, lo que da a la suposición de la existencia de una élite guerrera.

La gran pirámide

La gran pirámide poseía una forma alargada y escalonada, orientada de Suroeste a Noreste, en la superficie se encuentran algunas estructuras escalonadas pintadas de color amarillo, el acceso a la misma se da en la parte superior por medio de rampas en forma de zigzag y pasadizos.

Debido a que la misma se encuentra en una remodelación continua, gran parte de los muros y otros elementos arquitectónicos fueron destruidos por los trabajadores antes de poder dar comienzo a los trabajos para la nueva arquitectura, lo cual produce un contratiempo para la interpretación acerca del manejo del espacio.

De una misma manera, los hechos establecen que la pirámide debió ser el punto central del lugar, desde de la cual era posible ver todo el paisaje además de controlar a los pobladores pero, además de ello, era un establecimiento religioso para todos lo habitantes de la cultura. Los espacios públicos pintados de amarillo como bien ya se ha mencionado, se piensa que se atribuía a un aspecto religioso, empleado en las ceremonias para estrechar los lazos de cohesión y rendir culto a los antepasados y a las divinidades adoradas por ellos.

En un mismo sentido, la mayoría de los entierros humanos que se han encontrado a lo largo de los años de la élite y niños fueron en la parte sur de la pirámide. Durante la ocupación de la Cultura Huari las secciones más elevadas de la pirámide fueron destruidas y convertidas en un cementerio de élite.

Ceremonias de sello de la arquitectura

Se han podido definir tres actividades que se llevan a cabo antes o durante la remodelación de la arquitectura: sacrificios humanos, rompimiento de vasijas y banquetes rituales. Cada una de ellas se realiza casi de manera simultánea y parecen tratarse de ceremonias de agradecimiento a las divinidades.

Los cuerpos humanos que fueron encontrados en medio de los rellenos o sobre los pisos cubiertos  eran principalmente mujeres jóvenes. Los sacrificios también involucraban a varones y niños, pero en cantidad mucho menor. Los análisis que se realizaron a los cuerpos encontrados revelan un exceso de violencia antes de la muerte. Los restos fueron colocados entre el relleno apenas envueltos en sencillas telas, sin ofrendas de ningún tipo.

Igualmente, también era habitual encontrar vasijas rotas en las mismas circunstancias que los cuerpos humanos descritos. La interpretación que se le da a estos rituales de las vasijas es la misma que las ceremonias en la costa y sierra sur durante el horizonte medio. Se trataba de vasijas grandes decoradas con temas marinos.

También se han encontrado alimentos junto a las vasijas rotas en las rampas y pasadizos, que da la alusión de banquetes en donde la comida principal era de origen marino, sobresaliendo entre ellos, por su valor ideológico y volumen de carne aportado, el tiburón. Gran parte de vasijas encontradas bajo estas situaciones son del tipo empleadas para la cocción de los alimentos y para servirlos.

Atractivos de Huaca Pucllana

A pesar de que Huaca Pucllana es un lugar hecho principalmente para llevar a cabo investigaciones de las culturas que se asentaron en la zona, también es uno de los ligares turísticos más visitados en el mundo. Por lo que para finalizar el artículo de hoy, expondremos algunas de las actividades que se pueden hacer mientras se encuentra dentro de esta región.

Un recorrido guiado

En la tercera parte de la pirámide y la sección baja  se encuentran condicionadas para realizar una caminata turística, en la cual los visitantes tienen la oportunidad de conocer los diversos espacios usados cuando el lugar fue un centro ceremonial.

En las algunas zonas del reciento se encuentran habilitadas ciertas actividades de tamaño natural de pobladores de la cultura Lima realizando diversas actividades como por ejemplo la fabricación de adobes, ceremonias, etc. Igualmente, también se encuentran abiertas al público las tumbas llevadas a cabo por la cultura Huari, acompañadas de fotografías del proceso de excavación, lo cual permite dar un vistazo más profundo acerca de la vida de los anteriores habitantes del área.

Actualmente, se abrió una nueva actividad en donde se realizan algunas de las ceremonias por parte de la cultura Ychsma donde se aprecia a personajes de pueblo en actividades rituales. En una misma línea de ideas, los visitantes tienen la oportunidad de ver a los arqueólogos trabajando dado que las zonas en donde se hacen las excavaciones no están cerradas al público. En líneas generales, el sentido del recorrido no es solo mostrar como era el pasado de la civilización, sino también contemplar su reconstrucción por medio de los arqueólogos y conservadores.

Sala de exhibiciones

Como bien ya se ha mencionado anteriormente, Huaca Pucllana cuenta con una especie de museo en donde se exhiben algunos de los artículos hallados por los excavadores desde el año 1984. De esta manera, una gran parte de los objetos encontrados corresponden a la época de la cultura Lima, entre os cuales se puede hacer mención de los cántaros ceremoniales, ofrendas mortuorias en miniatura, esculturas en cerámica de tiburones e implementos usados en los sacrificios.

Igualmente, también se encuentra en exposición una pequeña muestra de los trabajos textiles de parte de la cultura Huari que son un buen complemento a otros objetos encontrados en sus tumbas. Todos los artículos desenterrados se encuentran dispuestos también por infografías, recreaciones y fotografías acompañadas de textos cortos en un lenguaje claro y sencillo.

El parque de flora y fauna natural

Los organismos responsables de la conservación del área les parece de suma importancia dar a conocer  que factores destacados de la cultura Pucllana permanecen en la actualidad. Este objetivo se pudo lograr por medio del uso de plantas y animales que se cultivaron y criaron en aquel entonces y que tuvieron gran importancia dentro de las costumbres del limeño o peruano actual aún. En los alrededores del Huaca Pucllana se pueden observan la presencia de plantas como el maíz, pacae, guayaba, tuna, tara, guarango, etc.

En cuanto a los animales, se pueden apreciar camélidos sudamericanos, patos criollos o joke en lengua muchik, cuyes y perros peruanos sin pelo. Estos cánidos son parte del Patrimonio Cultural de la Nación, pero en Huaca Pucllana fueron criados antes de todo esto, constituyendo un sitio pionero en la conservación y revaloración de esta especie nativa.

El área de tecnología

Para concluir, el lugar cuenta con una sala de exhibición y venta de artesanías elaboradas en diversos materiales como fibra vegetal, mates, cerámica, madera y metales, así como otros productos realizados con alimentos nativos. A lo largo de la semana existen variedad de exhibiciones en donde los visitantes tienen la oportunidad de interactuar con los artesanos.

 

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Mitología egipcia y mitología amazónica

EVALÚA ESTE ARTÍCULO
(Visited 6 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Huaca Pucllana, lugar del distrito Miraflores, Perú te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario