≡ Menu




Descubre quien es Catequil, dios del rayo

Catequil es un personaje perteneciente a la mitología inca, era la deidad del rayo, del trueno y de los oráculos, aunque este último poder le generó más problemas que beneficios. Se le consideraba un dios atractivo, poderoso y valiente, incluso era muy adorado desde Cuzco hasta Quito y viceversa, él tenía un hermano gemelo de nombre Piquerao y son los hijos de dos increíbles dioses. Si deseas conocer más de este personaje sigue leyendo este artículo.

¿Quién es Catequil?

Catequil es la deidad de los oráculos y de los rayos, perteneciente a la mitología inca, conjunto de creencia y tradiciones en donde sus principales dioses son tanto el Sol y la Luna, que con el paso de los años y de las conquistas de territorio que tenían fueron enseñando sus creencias, ritos, danzas y tradiciones, teniendo una religión politeísta. En donde se podían realizar dependiendo de los dioses tantos sacrificios humanos, animales o simplemente ofrendas de cualquier tipo. (Ver artículo: El dios Zeus)

En donde tenían una visión en la cual existían tres reinos, el Hanan Pacha el lugar en donde habitan muertos que fueron buenos y los dioses, siendo el reino de arriba; Kay Pacha, lugar en donde vivía toda la naturaleza, siendo el reino del medio; y el Uku Pacha, era el lugar en donde los muertos que no fueron aceptados en la morada de los dioses y los no natos, siendo el reino de debajo.

Éste es el dios del rayo que habita en la Sierra Norte del Perú y según cuenta la leyenda respondía interrogantes contando augurios, se le consideraba un Oráculo, ya que contestaba las interrogantes que se le realizaban a través de las hojas de coca en los canales. Catequil aparece en unos datos de los evangelizadores, que se encontraban en las etnias de los conchucos, cajamarcas y los huamachucos.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Leyenda

Se cuenta que Catequil fue hijo de dos grandes dioses, estos eran Cautaguan y Guamansuri, estos tienen una historia muy triste debido a que ambos estaban enamorados, Guamansuri era muy hermosa y joven pero tenía a unos hermanos muy fieros, estos eran los Guachemines, quienes al darse cuenta de que Cautaguan había dejado embarazada a su hermana lo secuestraron y lo quemaron.

Los Guachemines después de que mataron al amor de Cautaguan pusieron en contante vigilancia a su hermana, hasta que llegó el momento de dar a luz, en ese momento salieron dos huevos, sin embargo la diosa murió en el acto.

Sus hermanos, tan enojados por la muerte de su querida hermana, y al ver que los huevos seguían intactos, los tiraron al estiércol para que estos murieran y no les recordaran la pérdida de su dulce hermana, pero lo que no previeron era que al lanzarlos al estiércol, de los huevos iban a emerger dos niños con poderes divinos de nombres Catequil y Piquerao. (Ver artículo: Odin)

Con el paso del tiempo, Catequil se hizo cada vez más fuerte y más valiente, llegando a ser admirado por todo Quito y Cusco, era tan impresionante su fuerza que destruyó a los malos Guachemunes que habían matado a su madre y a su padre, para luego resucitar a su madre con la ayuda de su abuelo, para antes darle una condición que consistía en que si hacia resucitar a su madre él tendría que crear muchos pueblos que fueron habítales y así enseñarles a trabajar la tierra.

Los poderes del dios Catequi crecieron cada vez más, llegando incluso a ser considerado el dios del Rayo, el trueno y de los oráculos, hasta que un día el Inca Huayna Capac se molestó tanto con uno de los augurios que había realizado, que mando a quemar todo su templo.

Descubrieron sus centros ceremoniales

Los arqueólogos John Topic y su esposa en el año 1987 descubrieron en Santiago de Chuco (localizado en Perú) el centro ceremonial de Catequil, que según el cronista español Juan de Betanzos, se cuenta como el inca Huayna Capac (fue un emperador inca que gobernó en el Tahuantinsuyo) al escuchar los malos augurios del dios Catequil mandó a quemar por completo su templo ya que fue derrotado por los wamachukos.

Otro de sus templos es en el pueblo de Tauca, que queda en la provincia de Pallasca, ubicado en Perú, se cree que es su templo puesto que el austriaco Charles Wiener, en una iglesia se dio cuenta de que había una imagen en un círculo que consistía en una especie de evocación al Sol, por lo cual se tiene la creencia que es Cuatequil quien está representado.

Dejar Comentario