Ritos incas, lo que no sabías de estas prácticas

En esta ocasión venimos a hablar aspectos resaltantes de los ritos incas, cómo se realizaban los funerales y sacrificios, hay que recordar que los incas eran una cultura que se implantó en el siglo XIII. Los sacrificios se han llevado a cabo desde hace muchos siglos atrás y no sólo en el Occidente, en Oriente también eran comunes los sacrificios.ritos incasLos incas formaron una sociedad desarrollada, manejaban la economía y administración de la gran cultura. Lograron expandirse a lo largo de las tierras suramericanas, la cultura inca se esparció por Perú, Ecuador, Bolivia, Chile y Argentina. Por su vasta expansión hay un compendio de historias tradicionales.

Hoy en día buscan mantener la identidad, sin embargo, es una lucha difícil porque la mayoría de las personas habitan en ciudades y no están interesados en rescatar su identidad. Es decir, las raíces indígenas pasaron a otro plano.

Los incas creían en muchos dioses, por lo que no existe un solo dios que se encargara de todo, cada dios tiene su oficio y según cada circunstancia se le rendía tributo al dios correspondiente. Se tomaron la tarea de sentir la naturaleza parte de ellos, por esta razón, tiene una gran importancia en la tradición. Los dioses también estaban relacionados con las maravillas naturales que componen al universo. (Ver artículo: Maneki-neko)

El dios que aparece con mayor protagonismo es el dios del sol, tiene gran renombramiento entre las historias ancestrales. Por lo general, los dioses tienden a tener distintos nombres, pero se trata del mismo.

 

Deidades incas

La civilización inca tuvo gran trascendencia en su época, expandiéndose por el Sur de América, elaboraban grandes ceremonias en honor a sus dioses más importantes, los incas tienen una clasificación de dioses. (Ver artículo: Maruts)

Están las deidades más distinguidas y las que están en un segundo plano, las categorías de los dioses nos permiten identificar la prioridad de cada uno y se nota la diferencia que hay entre ellos por las cantidades de festividades que se celebran en sus nombres. Los dioses más representativos son los siguientes:

Viracocha

Reconocido por ser el sabio universal por formar los cielos el agua y la tierra.

Inti

Tiene gran relevancia dentro de la cultura inca, es el dios del sol, reconocido también por ser el taita Inti.

Mama Quilla

Su gran renombramiento se debe por proteger a la mujer, ser la deidad de la luna y madre celeste.

Pacha Mama

Es la diosa de la tierra y encargada de la fecundidad.

Mama Sara

Figura a la diosa del sustento y particularmente del maíz.

Pachacamac

Figura al dios de las costas y de la creatividad artística.

Mama Cocha

Reconocida por ser la encargada de las aguas del océano, al momento de zarpar recurrían a ella.

Ritos incas

Los ritos incas van estrechamente relacionados a las peticiones que se hacían a los dioses, estos dioses son representaciones que se encargaban de controlar la naturaleza. Al dios creador del mundo no hacían rituales en su nombre, porque el poseía todo.

Por esta razón, los ritos incas eran una muestra de gratitud y respeto hacia los dioses, de igual manera se hacían como simbolización por el cuidado que se debía tener al momento de sembrar, pescar y todas las actividades que estuvieran relacionadas con la naturaleza. Te contaremos los ritos incas más destacados dentro de la cultura inca. (Ver artículo: Ritos mayas)

Tributo a la Pacha Mama

Los obsequios que se otorgan a la protectora de la tierra, reconocida como Pacha Mama se iniciaron en la época de la civilización inca. Sin embargo, actualmente podemos encontrar ritos similares en pueblos andinos.

El objetivo de este ritual consiste en hacer un intercambio, agradeciendo los beneficios que la Madre Tierra ha otorgado, por lo que los fieles piden permiso para regresar parte de lo que ella cedió. Por otro lado, también se invocaba su cuidado para el crecimiento de las siembras, para obtener los frutos sin plaga para poder distribuirlo y consumirlo.

Por otro lado conseguimos que los ritos incas guardan similitud, porque el dios Apu de las montañas, también recibe este tipo de obsequios demostrando la gratitud y respeto que se tiene por brindarnos beneficios. El Apu figura la masculinidad de las montañas y la Pachamama representa la arte femenina.

Tributo a Mama Quilla

Los ritos incas para Mama Quilla consistían en orar en su nombre, como bien sabemos ella es la deidad de la luna, por lo que las mujeres de la tribu se dedicaban a pedirle. Mama Quilla se encargaba de proteger sus anhelos y miedos.

El ritual se llevaba a cabo en las festividades del Coya Raymi, en el mes diez del almanaque inca, las peticiones que se hacían eran por la regeneración de su ser mediante sacrificios, consistía en ayunar y restregarse una pasta por el cuerpo, dicha pasta contenía sangre de infantes.

Tributo a Mama Cocha

Las ceremonias que se hacían en nombre de Mama Cocha, eran ritos incas que se llevaban a cabo en el mar, ya que se encargaba de la protección de la vida acuática y de los pescadores.

Esta ceremonia sólo la hacían las mujeres de las comunidades a media noche, bañándose en las aguas, pedían por su fecundidad, feminidad y hermosura. Se le otorgaba representaciones en nombre de la tribu para que los protegiera en todo momento, de este modo no recibirían sanciones.

Funerarios incas

Al morir, los difuntos eran adornados y arreglados de la mejor forma. La percepción de los incas respecto a la muerte tenían gran peculiaridad, ellos consideraban que las personas no morían como tal, se trataba de un cambio de plano.

En realidad no morían, iban a otra vida, por lo que los muertos debían tener sus pertenencias en la tumba y estar con sus mejores ropajes, porque su alma podría dirigirse con facilidad hacia su próximo viaje. Los que ya no estaban en el plano terrenal recibían respeto por igual, no existía discriminación entre estratos sociales al “morir”. Los muertos debían percibir la energía de sus pertenencias para continuar con su viaje y de este modo no tendría por qué regresar. Los cuerpos eran trasladados a cavernas o pozos de arena dependiendo de la ubicación, no eran enterrados y mucho menos quemados. Tenían que estar listos para su ascenso de vida.

Los cuerpos los ponían en una posición sentada o posición fetal, a los cuerpos de alto rango les ponían máscaras con piedras preciosas. El caso de las momias era un privilegio que poseían aquellos pertenecientes a la realeza o por ser de alta jerarquía en la civilización inca.

Los difuntos a su alrededor tenían un poco de comida, chica de maíz, utensilios de trabajo, lo que utilizaba en su cotidianidad, los objetos eran escogidos según el uso recurrente la persona con determinado objeto o por su preferencia en su vida.

Sacrificios

Los sacrificios en los ritos incas eran recurrentes, esto se debe a la creencia de que se enviaban seres terrenales para que los protegieran junto a los ancestros y los dioses que los acompañan para salvaguardar a los habitantes de la tierra. De este modo, lograrían un equilibrio cósmico. En ciertos sacrificios las mujeres entendían el propósito y no se oponían a ser sacrificadas, en cambio las que lo hacían las embriagaban o drogaban para poder matarlas.

La Capacocha

Los ritos incas se caracterizaban por sacrificar a niños para el beneficio de los habitantes de la comunidad. Los escogidos eran niños y niñas que poseían gran pureza, por lo general, los niños que utilizaban para estos ritos pertenecían a familias bien posicionadas, eran hijos de los caciques.

Los niños sacrificados comprendían entre seis y ocho años, sin embargo, también podía haber niños más grandes. En este tipo de sacrificios también llevaban a cabo sacrificios a animales y también se celebraban ceremonias matrimoniales representativas, para establecer vínculos con las tierras invadidas.

Recibían la muerte sin enterarse, primero los drogaban o emborrachaban, cuando se dormían los llevaban a las montañas y se congelaban por los bajos niveles de temperatura. Al emborracharlos, los mataban ahorcándolos o dándoles un impacto en la cabeza, finalmente los arreglaban en agujeros profundos con sus pertenencias con una bella vestimenta.

Descubrimientos del Capacocha

Los manuscritos cuentan que en una ocasión cuando estaban reconstruyendo el santuario del Sol, enterraron a un gran número de niños vivos. Por otro lado, se encontró que una oportunidad enterraron a mil niños y mil niñas con un inca que había muerto, las edades de los niños eran entre cuatro y cinco.

Los investigadores han encontrados cuerpos de niños en diferentes territorios donde hacían vida los ritos incas. Está el caso de la niña Tanta Carhua en Cusco, Perú. Una niña de diez años que fue entregada por su padre para recibir el título de cacique, la pequeña fue llevada a Cusco a las ceremonias que se hacían al dios Inti y cuando iba de regreso a su comunidad acompañada por figuras notables de la comunidad.

La vistieron como una princesa y la llevaron a lo más alto de la montaña embriagada por la chicha de maíz, luego la dejaron en un hoyo con tres metros de profundidad y lo cubrieron para no abrirlo más. De este modo el padre de la niña fue nombrado cacique.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Ritos incas, lo que no sabías de estas prácticas te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario