Mitología Selknam, sorprendente historia en Isla Grande

Mitología Selknam, le invitamos a conocer todo sobre esta sociedad amerindia, conozca de su religión, creencia, los resultados de la investigaciones realizadas para conocer sobre los Selknam y más. Con  la lectura de este artículo quedará realmente sorprendido.

MITOLOGÍA SELKM

Qué es la Mitología selknam?

En la mayoría de los casos cuando nos hablan de mitología, suele quedar un vacío de información y asociamos la mitología con cuentos fantásticos que surgen de la invención del hombre que nunca sucedieron y que su cultura tampoco, pero realmente la mitología es el conjunto de mitos que surgen de un pueblo, de una cultura, de una civilización que si existió.

Es cierto que están llenos de seres fantásticos, de relatos y muchas creencias, las cuales son unidas con sentido y coherencia, que nos cuenta y permiten conocer sobre las creencias de una cultura en particular. Por su parte un mito es una narración en donde los personajes centrales a través de los que se desarrollan las historias, son dioses, personajes fantásticos, héroes pero que se encuentran fuera del tiempo histórico.

Entonces hoy conoceremos sobre las creencias de la cultura selknam, se trata de un pueblo que se estableció en el contiente americano, especificamente se distribuyó en el centro norte de la Isla Grande de Tierra del Fuego, ubicada en el extremo sur del continente americano entre Argentina y Chile.

La mitología selknam surge de la tradición de contar las historias fantásticas que eran trasmitidas en la cultura, los relatos mitológicos de la sociedad selknam, eran contados por los hombres de esta sociedad, existía un orden jerarquíco, los hombres mayores eran los encargados de contar las historias al resto de la sociedad, por ello, los hombre jóvenes no podían contar sus historias fantásticas delante de los hombres mayores.

MITOLOGÍA SELKMAN

Por su parte las mujeres no tenían permitido contar historias, ellas solo podían escucharlas les estaba prohibido repetir fragmentos de las historias que contaban los hombres por pequeños que fueran, por lo tanto, la mayor responsabilidad de la transmisión de las creencias de la cultura Selknam recaía sobre los hombre de este pueblo amerindio.

Por supuesto que estas historias fantásticas que forman parte de la mitología Selknam, eran adornadas con fragmentos de vivencias y experiencias  propias de los relatores, dependiendo del relator, estos tenían la habilidad de realizar mezclas y complementar los mitos con otras historias, pero no era para realizar los relatos más largos, sino con la finalidad de que sirviera de comparación.

Sin embargo, para los estudiosos de la mitología Selknam esto ha resultado ser un gran obstáculo, al momento de separar los mitos, se encuentran con fragmentos intercalados de otros mitos, con fines comparativos y de contraste. Hoy en día la mitología Selknam es conocida gracias al trabajo de etnólogos y antropólogos, que han dedicado mucho tiempo en su estudio y comprensión, de ellos hablaremos a continuación.

Investigaciones sobre los Selknam

En la actualidad se debe reconocer el trabajo realizado por la antropóloga Anne Chapman una reconocida profesional que hizo de su trabajo su vida, a quien se le reconoce la manera humana y respetuosa de conocer a los últimos habitantes de esta cultura, para aprender de su percepción del mundo, conocer de su historia y de sus creencias.

Se dice que Anne terminó creando lazos de verdadera amistad con los Selknam con los que trabajó, inicio este camino hace 56 años, lamentablemente hoy fallecida, hacemos honor a su trayectoria y agradecemos el trabajo realizado, así como su dedicación porque el mismo fuera divulgado y estuviera disponible para todo el mundo.

Otra de las personas dedicadas a conocer sobre la mitología Selknamselknam es el  etnólogo austriaco Martin Gusinde cuyos trabajos antecedieron a los de Anne Chapman. Martin Gusinde era un sacerdote que fue enviado como profesor a Santiago de Chile a principios del siglo XIX, sin embargo, realizó numerosos viajes y acercamientos a los pueblos indígenas del sur, lo que permitió con un trabajo lleno de paciencia y aceptación, poder conocer sobre sus creencias, ritos y hoy poder hablar de la mitología de los Selknam.

Los Selknam, lo llamaron “mankasen“, que en lengua Selknam significa “man” sombra y “kasen” cazador, nombre que surge porque luego de un trabajo arduo Gusinde logró que le permitieran fotografiarlos, recuerden que los pueblos indígenas de la época, tenían la creencia que las fotografías le robaban el alma, por ello, lo llamaron el cazador de sombras.

De los estudios realizados por estas personas podemos hoy en día conocer de la mitología Selknam, ya que este pueblo sufrió una enorme presión de exterminio, de hecho se considera hoy en día que los Selknam están extintos, no obstante, esto no es tan cierto, hay personas en Chile que se reconocen como Selknam y están realizando una lucha por ser reconocidos.

MITOLOGÍA SELKMAN

Se encuentran en este momento buscando a todas las personas que se reconozcan como Selknam, fundamentados en el derecho primigenio de la autoidentificación como un derecho humano, es una lucha de unos pocos contra muchos, contra políticas de Estado que insisten en decir que los selknam están extintos, esta es la primera barrera que deben derribar, pero también deben evitar que se pierda por completo el idioma y el conocimiento de las costumbres, por lo que también deben educar y difundir su cultura.

La religión de los Selknam es reconocida como politeísta, esta afirmación se sustenta en la existencia de diversos personajes que son reconocidos como deidades en la mitología Selknam, sin embargo, de las investigaciones realizadas se desprende que solo Temáukel es reconocido como Dios en la cultura Selknam y los otros personajes que se encuentran en la mitología Selknam son identificados como antepasados mitológicos.

La aceptación por parte de los estudiosos de la mitología selknam de estos personajes ancestrales como deidades, se fundamenta en las características que son descritas, que permiten identificarlos así. Cuando se hace un análisis de la mitología selknam se puede entonces conocer que existe una jerarquía religiosa, en la que el Dios principal es Temáukel.

Este Dios es acompañado por antepasados mitológicos, en los que podemos resaltar la presencia de Howenh, Kenos, Xalpen y los Shoorts como los subordinados, habitantes del inframundo. De ellos comentaremos con mayor detalle más adelante en el artículo, a continuación les contaremos un poco más en profundidad sobre la vida de los investigadores que los dieron a conocer.

Martin Gusinde

Como mencionamos anteriormente Martin Gusinde fue un sacerdote y etnólogo que realizó un trabajo enorme y detallado de las culturas de Tierra del Fuego. Nació en Breslau en el año 1886, se une a la Congregación del Verbo Divino siendo muy joven, luego estudia en un liceo cerca de Viena, en donde el etnólogo Wilhelm Schmidt tiene gran influencia en Gusinde y lo inicia en lo referente al conocimiento antropológico.  Para el año 1.911 se ordena como sacerdote y un año después es asignado a Chile como profesor de ciencias naturales en el Liceo Alemán de Santiago.

Compartía esta responsabilidad con un trabajo que realizaba en el Museo de Etnología y Antropología de Chile, en donde apoyo con los estudios de los objetos de la Isla de Pascua que se encontraban en el museo. Su pasión por los estudios etnológicos y antropológicos lo llevaban a realizar exploraciones arqueológicas para colectar objetos para el museo. Para mediados de la primera década del siglo XIX realiza su primer viaje exploratorio a la región araucana, con la finalidad de traer objetos para el museo.

De este trabajo publicó un libro en donde hablaba sobre la medicina e higiene entre los mapuche. Entre los años 1918 y 1924, Martin Gusinde realizó varias expediciones a la Tierra de Fuego donde estudio con detalle y dedicación a la cultura de los selknam y otros grupos indígenas que se establecían en la región como los yámanas y kawéskar.

Denunció de manera enérgica el exterminio por parte de los colonos sobre esta indefensa población, de su trabajo surgen los primeros estudios sobre sus costumbres, ritos, historias, creencias y así sobre la mitología selknam.

MITOLOGÍA SELKMAN

Durante cuarenta años escribió sobre sus investigaciones de las tribus de Isla de Fuego, es descrito como un hombre incansable que dedicó su vida, a visualizar a los pueblos indígenas del mundo en donde podemos resaltar a los Yupas de Venezuela, a los pigmeos del Congo, a los Papúes de Nueva Guinea, entre otros.

Estaba convencido de que mientras menos intervenidos eran los pueblos más prístino eran sus creencias religiosas y se acercaba más a como era concebida la creación del mundo, lo que le permitía llegar más cerca del origen del fe cristiana.

Sin duda alguna Martin Gusinde ha dejado a la humanidad una valiosa y completa obra sobre las poblaciones aborígenes de Tierra del Fuego, los trabajos realizados por este incansable sacerdote describen con mucho rigor, las costumbres, la cultura material y el vasto mundo espiritual, lleno de creencias, ritos y relatos que permiten conocer la mitología selknam. Martin Gusinde,  “Mankasen” como fue llamado por los selknam, falleció en el año 1.969.

Anne Chapman

Al igual que Martin Gusinde, la antropóloga franco – estadounidense Anne Chapman dedicó su vida al estudio de las culturas indígenas de la Tierra de Fuego, es considerada la extranjera que mayor acercamiento tuvo con el pueblo selknam.

Anne Chapman nació en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos en el año 1.922, es reconocida como una trabajadora incansable y muy apasionada, consciente de la urgente necesidad de conocer sobre estas culturas tan importantes cuya tendencia era desaparecer, se dedicó a estudiar con detalle la memoria histórica de los pueblos indígenas entre ellos los selknam.

Su trabajo invaluable permitió el conocimiento de la mitología selknam, mucha de la información que conocemos hoy en día de estas culturas  australes se debe al trabajo incansable de Anne Chapman. Ella comenzó a realizar sus investigaciones en la década de los años 60 llegando a Chile en el año 1.964, llegó por una invitación de otros arqueólogos quienes querían estudiar, etnias como la selknam que se creían ya extintas o en vías de extinción.

Lo interesante de la manera de investigar de Chapman es que gracias a su personalidad, forma de ser hacía sentir muy cómodas a las personas con las que trabajaba y además llegaba a construir lazos fuertes de amistad. Aprendió de sus ceremonias, lengua, creencias y mucho más. Tenía un interés genuino en esas personas y su cultura y de allí radicó el éxito de su investigación.

Los cuatro sho’on

La mitología selknam cuentan de los sho’on se trata de la manera en como los selknam concebían el cosmo. Ellos creían en la existencia de cuatro cielos, de esta manera el cosmos se dividía en cuatro partes, dentro de las creencias ellos concebían al cosmos como una cordillera invisible del infinito. Aquellos selknam que fallecían se dirigían a ese lugar, en donde se reunían con las fuerzas que habitan en el universo.

En la mitología selknam el alma de las personas fallecidas era llamada Kaspi y era el kaspi quien era recibido por el universo. Era una manera de organización de la sociedad, esta división correspondía con los cuatro puntos cardinales a estos cuatro cielos llamados sho´on se le unían tres cielos más, pero estos últimos eran subordinados a los cuatro primeros.

Los selknam también se encontraban organizados en grupos sociales que tenían parentesco, cada uno de estos grupos estaban asociado a uno de los cielos, lo cual dependía de la ubicación en la que se establecían. Esta manera de organización de los selknam era llamada haruwen, por lo que cada haruwen estaba regido por un cielo y cada cielo rige y pertenece a un parentesco, prohíbe la unión entre miembros de un mismo grupo, por lo tanto, lo matrimonios eran entre hombres y mujeres pertenecientes a distintos cielos.

Esta forma de organizarse hacia que cada cielo funcionara como una unidad exogámica y evitaba si lo vemos con base científica, que hombres y mujeres con consanguinidad se relacionaran, favoreciendo la raza selknam.

Los diferentes cielos eran reconocidos por los selknam como Kamuk, era el cielo del norte, en la mitología selknam representa la primavera y el verano. El cielo del sur era llamado Kéikruk, el cual era reconocido como el invierno. Wintek era el cielo del Este, es considerado por selknam el cielo más importante de todos, por allí es donde vive Temáukel el Dios de los selknam y el responsable de la existencia de todo lo existente. El cielo del Este simbolizaba todas las estaciones del año e  incluso al tiempo. Por último el cielo del Oeste es el otoño.

Dios Temáukel en la mitología selknam

Temáukel es en la mitología selknam el Dios originario, en las creencias del pueblo amerindio este Dios ha  existido desde siempre, se encuentra en el cielo del Este y jamás ha bajado a la Tierra. Es el Dios Creador del Universo, reconocido por los selknam como la gran cúpula celeste, pero también de la Tierra, fue él quien envío a Kénos para que creara a la humanidad.

En la  mitología señalan Temáukel es un espíritu que representa para la cultura un ser puro, infinito, más allá de todo, pero nadie sabe cómo es porque nunca ha bajado a  la Tierra, porque se encuentra más allá de las estrellas. Dentro de las características como es descrito el Dios Temáukel es que es energía, por eso no tiene cuerpo, tampoco escucha súplicas porque no tiene sentimientos como los hombres.

Tienen un gran poder y deben ser obedecidas las normas que envía a la Tierra a través de Kénos, cuando estas no son cumplidas entonces llegan las enfermedades y la muerte, es un Dios bueno pero muy estricto. Al Dios Temáukel no le gusta que se violen las leyes y es por ello que castiga a los desobedientes, pero recompensa a los buenos. Es un Dios eterno, no importa si llega el momento en no exista ningún selknam en la Tierra, el seguirá vivo, porque es infinita su energía y por eso no tendrá fin.

Características

Cuando se analiza al Dios Temáukel se pueden reconocer que no es un Dios muy diferente al Dios de otras religiones, especialmente el Dios de las religiones cristianas, aún siendo el Dios principal no es el único Dios, pero sí el más poderoso y respetado, es por ello que los estudiosos de la cultura los consideran henoteista. Dentro de las características más resaltantes se encuentra que es un ser reconocido como infinito y eterno, aún después de dejar de existir vida selknam.

Como señalamos no tiene cuerpo y los selknam no pueden describirlo sino como una energía eterna. Es bondadoso y también puede llegar a ser estricto, porque es un Dios que no acepta que sus leyes sean irrespetadas. Se encuentra en el cielo Wintek y por ello controla todas las estaciones y el tiempo.

Culto

Dentro de la mitología selknam se encuentra Temáukel y Kénos como los dioses que estuvieron en la cúpula, las otras deidades son antepasados mitológicos. Dentro de los cultos estaba prohibido nombrar a Temáukel y el culto siempre fue algo muy personal. Dentro de los ritos la cultura tenía varios y eran incluso complicados, pero uno de los ritos más conocidos es el llamado Hain.

Se trata de la ceremonia de iniciación de los jóvenes para que fueran admitidos en el grupo de los hombres adultos, en la cultura selknam estos jóvenes eran llamados kloketen. Este ritual se realizaba en un lugar común al cual  los jóvenes eran sometidos a diferentes pruebas que permitían comprobar su carácter y además eran iniciados  en la vida.

También este ritual incluía la “instrucción” de las mujeres, para reproducir la dominación masculina; este ritual permitía la reunión de los grupos de otras zonas lejanas y la realización de rituales que permitieran la reproducción social.

Este culto en la mitología selknam tiene su origen en que las mujeres eran un matriarcado, en el que los hombres eran los encargados de realizar todas las actividades de subsistencia de la tribu, mientras las mujeres permanecían sin hacer nada para contribuir con ellos. Los hombres descubrieron el engaño de las mujeres, en represalia asesinaron a todas las iniciadas y para evitar que esto volviera a ocurrir instauraron el ritual de Hain.

Los howenh

Como hemos señalado con anterioridad los Selknam reconocían a Temáukel como el Dios Creador  al que había que rendir respeto y cumplir sus leyes para no ser castigados, pero también comentamos que creían en unos antepasados mitológicos, estos eran llamados Howenh. Según los selknam estos antepasados habitaron la Tierra, a diferencia de Temáukel que nunca ha bajado, a pesar de ello y de reconocerlos en  los ritos, no son considerados dioses.

Kenos

Kénos es el dios enviado por Temáukel para que diera forma a la Tierra y creará al hombre, él es quien da a conocer las leyes del Dios Temáukel y responde a sus órdenes. Siendo entonces el ejecutor de los deseos y decisiones del Dios principal. Kénos se encuentra en la mitología selknam  reconocido como el Dios, más importante luego de Temáukel.

Es reconocido como el primero de los antepasados mitológicos, los howenh, el fue el enviado para darle orden a toda la creación. Se caracteriza por ser muy correcto en sus acciones, por ser un Dios noble. Si realizamos una comparación con la religión católica Kenos viene siendo Jesús para los selknam, con la diferencia que Kenos no tiene padres, luego que terminó su trabajo acá en la Tierra, ascendió al cielo y se transformó en Aldebarán.

En su permanencia en la Tierra, la muerte no existía, ya que Kenos tenía el poder de rejuvenecer, el mito cuenta que lo hacía con quien se lo pedía, por eso la muerte era solo un breve descanso y luego los antepasados regresaban convertidos en otro elemento de la naturaleza, podemos entenderlo como una reencarnación.

Kwányip y cenuke

Kwányip y Cenuke se trata de dos de los howenh considerados importantes dentro de la mitología selknam. Kwányip es el antepasado mitológico instaurador de la muerte. Este antepasado nace de la relación entre padre e hija de nombres Ha’is y Akelkwóin, respectivamente. De su núcleo familiar se encuentra su hermano mayor llamado Aukmenk y sus sobrinos los hermanos Sasán.

Las hermanas Okelta y Okricen, eran las esposas de este dios de los antepasados, el cual es muy nombrado y reconocido por las hazañas y mejoras en la vida de los selknam. Cuando comenzaron a bajar a la tierra los howenh, no había equidad en la duración del día y la noche, esto traía como consecuencia que como la noche era muy corta, la personas no podían tener intimidad. Entonces Kwányip empezó a extender más la noche hasta que duró igual que el  día.

En la mitología selknam se cuenta de la existencia de un gigante que comía gente y éste gigante se llevó a los sobrinos de Kwányip, los tenía de esclavos trabajando para él. Cuando Kwányip llegó a la choza de Chashkel, como se llamaba el gigante le tendió una trampa, logrando fracturar la columna del gigante, lo sobrinos lograron sacar los ojos del gigante lanzándole piedras con unas hondas. De sus ojos nacieron las moscas Zi-i-i y Doi-Doi. Los sobrinos quedaron libres del gigante .

También se dice ser el responsable del fin de la era de los howenh inmortales, existen dos versiones, una dice que su hermano Aukmenk se quedo en el letargo antes de la muerte y cuando intento despertar Kwányip lo impidió.

Por lo tanto, al romper el orden instaurado por Kenos la inmortalidad se terminó e inicio el tiempo de la muerte sin retorno. El otro mito cuenta que fue a solicitud de su hermano, lo que trajo la misma consecuencia.

Después de esta intervención de Kwányip él y su familia se transformaron en estrellas y subieron al cielo, formando lo que hoy conocemos como la constelación de Orión, si queremos reconocer a Kwányip es la estrella más brillante, llamada Betelgeuse.

Por su parte Cénuke es uno de los más poderosos howenh, se dice en la mitología selknam que es contemporáneo con Kenos y fue quien lo sustituyó en la labor de “resucitar” a los howenh de su muerte temporal, pero al contrario de Keno, Cénuke esta descrito como un antepasado violento  capaz de matar por placer. Era el más fuerte adversario de Kwányip y en la mitología se cuentan varias peleas entre estos dos antepasados mitológicos.

Kojh

Kojh es el howenh del mar estaba casado con la hermana de Shenrr quien era el dios del viento y tuvieron muchas hijas, las ballenas. Es por ello que este antepasado creó grandes océanos para salvar a sus hijas de ser asesinadas por sus enemigos. Llevó en sus brazos a sus hijas y las liberó en la orilla, deseándoles que viviesen en paz por siempre.

Kren

Kren es el antepasado mitológico que marcó el fin del matriarcado que abuso de los hombres selknam y el inicio del patriarcado, por lo que se encuentra asociado con la ceremonia Hain, comentada anteriormente. Se considera un dios benevolente, hijo de Kranakhátaix, antiguo dios del sol, mientras Kranakátaix estaba brillando en el cielo, Kren estaba en la tierra, cuando su padre dejó de brillar, Kren se convirtió en el nuevo dios del sol.

Kre

Kre, es la esposa de Kren considerada por los selknam una howenh muy poderosa, luego de Temáukel, era ella la responsable de mantener el matriarcado, hasta que fue descubierta por Kren, quien la quemo, es por eso que la Luna tiene manchas y se dio entonces origen a la ceremonia Hain.

Josh

El antepasado mitológico Josh era el howenh de la nieve, este era su poder, de el nacía el invierno una de las estaciones más crueles porque su hija la nieve, hacia más difícil la vida de los hombres selknam. Siempre pedían que no fuera tan inclemente, pero esta howenh era en oportunidades implacable y traía muerte de los selknam.

Shenrr

Shenrr es el antepasado mitológico relacionado con el viento. En la mitología selknam se encuentran mitos que hablan de diluvios y combates entre Shenrr y Kojh, el cual ocurrió en el Estrecho de Le Maire, este enfrentamiento produjo una gran tormenta. Kojh vencido en venganza hizo se enfrentaran los poderes femeninos del Norte y del Oeste y el Oeste derramó su sangre en este enfrentamiento, tiñendo las aguas desde Estrecho de Le Maire, hasta el Rio Irigoyen, por eso sus aguas son de ese color.

La ceremonia del Hain

Esta es la ceremonia que permite la evolución de los jóvenes selknam a hombres selknam, como comentamos la misma surge luego que los hombres se dan cuenta del engaño del matriarcado que imperaba, el cual era guiado por el antepasado mitológico Kre, quien era la howenh de la Luna y que fue herida por su esposo, al descubrir su traición.

Este episodio dio origen a la ceremonia Hain. En esta ceremonia ritual se les enseña a los jóvenes las tradiciones religiosas y míticas, el comportamiento ético correcto, y las técnicas de caza. Durante su iniciación se los llamaba “klóketen”. A las mujeres se les enseñaba la dominación masculina, los “espíritus” las amenazaban y las castigaban.

Orígenes

Como hemos señalado el origen de la ceremonia surge en la mitología selknam cuando el antepasado mitológico Kren descubre a su esposa Kre, que había instaurado un matriarcado, donde las  mujeres gobernaban a los hombres dirigidas por kre.

Las mujeres temían a la fuerza de los hombres y si se rebelaban no podrían controlarlos, por ello hacían un Haina secreto en donde las mujeres iniciaban a las jóvenes en su etapa adulta, pintaban sus cuerpos y utilizaban mascaras para representar espíritus que sembraran el terror en los hombres.

Para los hombre estos seres salían de la tierra y descendían del cielo, para castigar a quienes se opusieran a sus órdenes. Una noche Kren descubrió a las mujeres lavándose la pintura y riendo, descubriendo que se trataba de un engaño.

La ira de Kren produjo la matanza de las mujeres iniciadas y dejo viva solo a la jóvenes que no conocían de la ceremonia, luego atacó a Kre quien cayó sobre las brasas del fuego pero logró escapar y se transformó en la luna y Kren persiguiéndola  se transformó en sol. Así nace el Hain como iniciación para los hombres y su dominio sobre las mujeres.

Mitos

El mito sobre esta religión dice que luego que mataron a las mujeres iniciadas, los hombres se reunieron en Maustas y realizaron la primera ceremonia. Solo 7 de los hombres estuvieron encargados de construir la choza, cada uno de ellos trajo un gran tronco del lugar en donde vivían  y con ellos alzaron la choza. Eran ahora los 7 howenh encargados de asumir el rol de espíritus en la ceremonia, utilizando los mismos espíritus que usaban las mujeres, dieron inicio al Hain y se mantuvo siempre.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que dejamos a continuación:

(Visited 560 times, 2 visits today)


Si te ha gustado el artículo Mitología Selknam, sorprendente historia en Isla Grande te recomendamos los siguientes artículos relacionados: