Los Horacios y los Curiacios, todo de estas figuras legendarias

La Mitología Romana se ha caracterizado por tener muchas historias con batallas llamativas con el fin de defender o bien fundar una ciudad. En el caso de Los Horacios y los Curiacios desarrollaron una batalla para a ponerle fin a la guerra que disputaban las ciudades de Roma y Alba Longa y a continuación en este artículo hablaremos de ello.

Los Horacios y los Curiacios

¿Quiénes eran los Horacios y los Curiacios?

Por su parte, los Horacios eran unos hermanos trillizos hijos de Publio Horacio. También los Curiacios eran tres hermanos trillizos. Ahora bien, estos hermanos trillizos son unas figuras de la tradición de la Antigua Roma durante la época de Tulio Hostilio entre los años 672 y 640 antes de Cristo (a.C).

La historia dice que estos hermanos trillizos se enfrentaron entre sí para darle fin a la guerra que se estaba desarrollando entre las ciudades de  Roma y Alba Longa. Este enfrentamiento era un desafío que los Curiacios le propusieron a los Horacios quienes aceptaron. El desafío consistía en un combate tres contra tres en frente de los ejércitos de Roma y Alba Longa.

 Roma y Alba Longa

Primeramente Alba Longa era una antigua ciudad ubicada dentro de Lacio, se situaba entre los montes Albanos. La ciudad de Alba Longa sería destruida por Roma cercano a la mitad del siglo VII a. C. A continuación conoceremos sobre los orígenes de este conflicto que acabo con la destrucción de Alba Longa.

Orígenes

Según las crónicas de los historiadores, el origen de la ciudad de Alba Longa y de Roma están vinculados, esto en base a una historia mitológica. La leyenda cuenta que con la huida de Eneas, quien es hijo de Venus, de la ciudad de Troya, llegaría a Italia fundando así la ciudad de Lavinium en honor a su esposa Lavinia, esta ciudad se encontraría a tan sólo 50 kilómetros al sur de Roma.

Los Horacios y Los Curiacios

Luego de treinta años después, el hijo de Eneas llamado Ascanio fundaría la ciudad de Alba Longa, la cual se situaría un poco más al norte de Lavinium. A partir de Ascanio, surgiría una dinastía de emperadores dentro de los cuales destacaban Tiberino Silvio  y Aventino.

Durante el siglo VIII a.C. el rey de Alba Longa para ese momento era Procas, al fallecer, el reinado de la ciudad correspondería a su hijo mayor llamado Numitor. A pesar de que esto era lo que estipulaba la ley, el hijo menor de Procas llamado Amulio no estaba muy de acuerdo con esta sucesión. Este descontento llevaría a que destronara a su hermano y además matara a todos sus hijos para que así él se hiciera con el trono.

De todos los hijos de Numitor, solo sobrevivió Rea Silvia con la condición de que se convirtiera en la sacerdotisa de la diosa Vesta. La trama detrás de esta condición es que Rea debía mantenerse virgen por lo cual no podía tener hijos que pudiesen reclamar el trono.

La parte mitológica de esta historia es que Rea tuvo dos hijos gemelos del dios Marte. Al enterarse de esta situación, Amulio mandó a que esos niños fuesen arrojados al rio Tíber para que no pudiesen sobrevivir. La sirvienta a la que se le confirió esta tarea se apiadaría de los niños y los pondría en una cesta y los dejaría correr rio abajo.

Estos dos gemelos eran Rómulo y Remo quienes fundarían posteriormente la ciudad de Roma. Estos bebes sobrevivieron luego de que una loba los recogiese y los amamantase hasta que llegaría un pastor a recogerlos y criarlos como sus hijos. Años más tarde, Rómulo y Remo descubriría su origen y la historia que hay detrás de su abandono en el río Tíber. Por esta razón marcharían a Alba Longa para matar a Amulio y así restituir el trono de su abuelo Numitor.

Luego de restablecer el orden en la ciudad de Alba Longa, Rómulo fundaría la ciudad de Roma y además iniciaría la dinastía de  los siete reyes romanos que se mantendrían en el poder hasta el desarrollo de la República. Este origen mítico que comparten Roma y Alba Longa hizo que posteriormente se enfrentaran en una guerra.

Enfrentamiento

La historia del enfrentamiento entre las ciudades de Roma y Alba Longa es narrado por el historiador Tito Livio. Este conflicto comenzaría aproximadamente en el año 673 a.C. cuando Tulio Hostilio se haría con el trono de Roma.   Es importante mencionar que el antecesor del trono era Numa Pompilio quien destacaba por ser un hombre pacífico. Ahora bien, este nuevo rey de Roma era un poco más bélico y buscaba expandir los dominios de su ciudad.

La primera ciudad que se interpondría en la expansión de Roma sería la ciudad de Alba Longa. Los primeros ataques se dieron cuando grupos de campesinos de Roma comenzaron a saquear las tierras de los campesinos de Alba Longa. En respuesta a estos ataques, los campesinos de Alba Longa saquearon las tierras romanas. Este conflicto derivó en envíos de emisarios para exigir la devolución de todo lo robado.

Los Horacios y Los Curiacios

Tulio Hostilio decidió despedir inmediatamente a los emisarios de Alba Longa y además le declararía la guerra a esa ciudad. Esta declaración de guerra haría que el ejército de Alba Longa el cual estaba bajo las órdenes del rey de la ciudad llamado Cayo Cluilio marcharía a Roma.  Ahora bien, la muerte del rey de Alba Longa en un campamento de su ejército haría que todos los planes de guerra se modificarán.

Con la premura de nombrar a un nuevo rey que pudiese dirigir el ejército de Alba Longa, nombrarían entonces a Mecio Fufecio quien resulto ser un dictador. A diferencia del rey fallecido, Mecio se daría cuenta de que no tendría muchas chances de ganarle al ejército de Roma por lo cual se someterían a la voluntad de esta poderosa ciudad.

Mecio Fufecio tendría aun una última jugada en mente, enviaría unos emisarios a la ciudad de Roma para ofrecerles un acuerdo. Este acuerdo consistía en que en vez de una batalla entre ejércitos, debía ser una batalla donde cada rey escogiese a sus campeones. Éstos campeones se enfrentarían entre y aquellos que ganasen serían dueños de la ciudad perdedora.

Mito sobre la batalla de los Horacios y los Curiacios

La propuesta de Mecio Fufecio convenció a Tulio Hostilio y aceptó el acuerdo de escoger a tres campeones de cada uno de sus ejércitos.  Los alegatos de Mecio eran verdaderamente muy convincentes  puesto que decía que se debía evitar un derramamiento de sangre innecesario y esto les permitiría mantener sus ejércitos intactos para defenderse ante posibles intentos de invasión.

Los Horacios y los Curiacios

Ambas ciudades estaban ampliamente convencidas de que la mejor solución para arreglar las relaciones entre las ciudades era un mandato común que pudiese unificar a estas ciudades. Esta historia no deja de ser asombrosa puesto que los combatientes debían de ser hermanos trillizos. Por su parte los romanos escogieron a Los hermanos Horacios, por su parte, los de Alba Longa escogerían a los Hermanos Curiacios.

De esta forma se daría el combate entre los Horacios y los Curiacios. Otra curiosidad de este enfrentamiento es que los combatientes eran  primos entre sí puesto que eran hijos de dos hermanas. Una de estas hermanas se caso con el romano Publio Horacio y la otra hermana se casaría con Curiacio Albino de Alba Longa.

A pesar de esta particularidad de ser trillizos y además familia, ambos grupos de campeones jurarían luchar hasta la muerte por el honor de su ciudad. A medida que se acercaba el día de la batalla, los pueblos hacían actos de devoción a sus campeones lanzándoles flores y colocándoles guirnaldas en la cabeza.

Los Horacios fueron guiados al terreno de combate por su rey Tulio mientras que los Curiacios eran guiados por su capitán. Cuando se encontraron en el campo, el grupo de primos se daría el último abrazo y se prepararían para el combate.

Al darse la señal de comienzo para que iniciara el enfrentamiento de los Horacios y los Curiacios, ambos grupos se lanzaron a la pelea. En las primeras de cambio, dos  de los Horacios fallecerían mientras que todos los Curiacios se mantenían con vida. Es importante destacar que el Horacio que seguía vivo no tenía ningun daño mientras que los tres Curiacios tenían heridas considerables.

Esta situación no permitía dar por decidido el combate entre los Horacios y los Curiacios. Esto llevó a que el Horacio restante, consciente de que no sobreviviría a la batalla contra los tres Curiacios, decidió hacer una maniobra astuta. Esta maniobra consistía en simular que huía para que los persiguieran los tres Curiacios.

Al estar heridos los tres Curiacios, estos corrían a distinta velocidad por lo cual el Horacio restante los fue enfrentando uno a uno. Con esta estrategia logró vencer a los tres Curiacios restantes y levantarse como el ganador del enfrentamiento entre los Horacios y los Curiacios.

Por su parte, el Horacio despojaría de las armas a los Curiacios vencidos como señal de victoria. De esta forma la ciudad de Roma se alzó como la ganadora de la disputa y además dueña de la ciudad de Alba Longa.  Por su parte, los habitantes y el ejército de Alba Longa reconocieron su derrota y se sometieron a las leyes de la ciudad de Roma.

Obra juramento de los Horacios

El Juramento de los Horacios es una obra del pintor francés Jacques-Louis David la cual fue realizada en el año 1784. Esta obra tiene como motivo principal el enfrentamiento entre los Horacios y los Curiacios.  Este cuadro se conserva actualmente en el Museo del Louvre en Paris y además es considerado como el paradigma de la pintura neoclásica.

Historia detrás de la obra

Para el año 1774 Jacques-Louis David conseguiría el Premio de Roma con su obra “Érasistrate découvrant la cause de la maladie d’Antiochus dans son amour pour Stratonice”. Esto le abriría las puertas a continuar sus estudios de artes durante 5 años en la ciudad de Roma. Al regresar a París presentaría una exposición en la que el escritor Denis Diderot alabaría su exposición.

El éxito de esta exposición fue tal que el rey Luis XVI de Francia, le permitiría a Jacques-Louis David alojarse en el Museo del Louvre. Debemos destacar que este ara un antiguo privilegio que se le otorgaba a los artistas destacados.

En su estancia en el Museo del Louvre conocería a Charles Pécoul quien destacaba por ser un  contratista de los edificios reales. También conocería a la hija de Charles cuyo nombre era Margarita Pécoul, con la que luego contraería matrimonio. Esta relación con Pécoul le permitiría conocer al rey quien le encargaría la obra de “El Juramento de los Horacios”, esto  con la intención de que fuese una alegoría sobre la lealtad al estado.

A medida que se aproximaba la Revolución francesa se incrementarían las obras con la temática de lealtad al estado. A pesar de que la obra de El Juramento de los Horacios se realizó 5 años antes de la Revolución Francesa, sin duda alguna se convertiría en una de las imágenes más representativas para la época.

Inspiración del artista

La temática de la obra según Jacques-Louis David es el cumplimiento del deber sobre cualquier motivo personal. En su cuadro se representan a los Horacios quienes eran unos hermanos trillizos masculinos que se enfrentarían a los Curiacios quienes eran también hermanos trillizos. Este enfrentamiento entre Los Horacios y los Curiacios tenía como fin resolver el conflicto entre las ciudades de Roma y de Alba Longa.

Esta pintura se inspira en la historia contada por Livio donde la disputa entre estas dos importantes ciudades debía resolverse por medio de un combate muy inusual. Esta historia contiene un giro muy dramático en la trama puesto que estos campeones trillizos son primos. Pero a pesar de que los unen lazos familiares, ambos obedecen las órdenes de sus reyes y deciden combatir a muerte por el honor de su ciudad.

Técnica utilizada

La obra del Juramento de los Horacios destaca por estar hecha con la técnica del neoclasismo. Ahora bien el neoclasicismo podemos definirlo como un período artístico que transcurrió entre los siglos XVIII y XIX. Este período artístico tuvo un importante impacto en Francia y en el Norte de Europa. El neoclasismo nace como una consecuencia ante la insatisfacción de las tradiciones artísticas. Este novedoso movimiento permitió un renacimiento de sus ideales y por ende de las obras que se realizaban para ese entonces.

En lo que respecta a la realización del Juramento de los Horacios, se hizo con una técnica que tomaba formas y colores sencillos dejando de lado los colores brillantes habituales que eran propios del barroco. A continuación destacaremos las técnicas usadas por el artista para la realización de su obra:

  • El fondo no suele destacar, en cambio las figuras humanas están en primer plano y se remarca su importancia dentro de la obra..
  • Uso de colores tenues recalca la importancia de la historia sobre el cuadro en sí.
  • El cuadro se ve claramente organizado mostrando así el simbolismo del número tres y además de poseer una estructura geométrica.
  • Las pinceladas de la obra son invisibles para poder mostrar que la obra es más importante en sí que el artista.
  • La única emoción que se puede apreciar en la obra es la de las mujeres. Esto se debe a que en la historia ellas eran las únicas que podían sentir mientras que los hombres debían cumplir con su deber.
  • En esta obra el dibujo predomina sobre los colores.

En este artículo pudimos conocer sobre los Horacios y los Curiacios quienes protagonizaron una pelea honorífica dentro de la mitología romana. Esta pelea tenía como fin decidir quien se hacía con el dominio de la Ciudad de Roma y de Alba Longa. De esta historia resultan ganadores los Horacios y por ende Roma pudo hacerse con el dominio del pueblo de Alba Longa. Este relato fue inspiración de Jacques-Louis David quien lograría pasmar este momento en uno de los cuadros más destacados de la Revolución Francesa. También te pueden interesar los siguientes artículos:

EVALÚA ESTE ARTÍCULO
(Visited 8 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Los Horacios y los Curiacios, todo de estas figuras legendarias te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario