Boyuna, lo que no sabías sobre este personaje mitológico

Boyuna, es una criatura de la mitología amazónica que esta personificada por una gran serpiente oscura capaz de tragarse a las personas. Como toda criatura mística posee grandes poderes entre ellos transformarse en embarcaciones. Se dice que cuando está fuera del agua, sus ojos parecen llamaradas.

boyuna

¿Quién es Boyuna?

Boyuna o también nombrada como Boiúna en el idioma portugués, es un mito de las tierras amazónicas de origen amerindio. La designación del nombre se deriva de la palabra boi, que tiene como significado “culebra”, así como el término “una”, que denota negra. Esta criatura está personificada por una gran serpiente de tez oscura, que puede llegar a tragarse a las personas enteras. (Ver articulo: jichi)

Dentro de los poderes con los que cuenta Boyuna se encuentran que puede transformarse en barcos o canoas, desplazándose por los ríos y lagos a lo largo y ancho de la selva amazónica. Se dice que también toma la forma de una hermosa mujer pero esto lo hace muy rara vez.​ Cuando esta criatura se encuentra fuera del agua, de sus ojos desprende grandes llamaradas.

Según la leyenda la Boyuna se vincula al origen de la noche, como parte de una creencia que reza que la serpiente atrapa a una hija y la envía a la noche, oculta dentro de un fruto de la palmera denominada como “chonta”. En algunas regiones se evoca el nombre de la Boyuna para hacer referencia a un ser maligno, que la mayoría de las veces es una mala mujer, que según dice la historia nació de un huevo abandonado.

Luego de esto, subió a los cielos para transformarse en una estrella que quedo fijamente en el firmamento y ahora forma parte de la constelación de la Serpiente. Es una criatura que inspira mucho temor en las personas gracias a las diversas formas que puede llegar a adoptar por lo que es difícil detectar su verdadera forma. También según la leyenda, la Boyuna es muy voraz y ataca solo por el placer de matar.

boyuna

El mito

La Boyuna es un ser fantástico y mítico que forma parte de las leyendas amazónicas de las tradiciones brasileñas. El verdadero significado de su nombre desde el punto de vista etimológico es “serpiente negra” el cual le fue otorgado basado en su apariencia física. Su presencia es la de una enorme culebra de carácter femenino, que puede llegar a adoptar cualquier forma y devorar a las personas con un apetito insaciable.

Es difícil verla, siendo sus ojos lo único que resalta en la noche, los cuales mantiene siempre fuera del agua, y son de un aspecto brillante,  con grandes llamaradas como si fuesen unas antorchas. Su historia se  relaciona con el mito de la llamada “madre agua”, una serpiente marina que era la dueña y señora de las aguas del río, y la cual tenía el poder de dar y quitar la vida.

Esta serpiente de origen sudamericano que se escurría  por toda la selva amazónica y se le podía observar cómo podía volar hasta por encima de la copa de los árboles. Atacaba a sus víctimas cruelmente y devoraba tanto a seres humanos como a los animales para alimentarse, aunque también mataba solo por satisfacción.

Boyuna tenía un aspecto frío y algo irregular, con los ojos en fuego y su color de tez similar a la de una cobra negra. Cuentan que un día, esta fenomenal criatura se enamoró de una mujer muy bella que frecuentaba el lago pero que perdió la vida. Boyuna se sintió con un dolor tan intenso que se convirtió en una estrella dirigiéndose al cielo de donde se dice que provino.

boyuna

Origen

Se dice que una vez existió un Padre llamado Buineizeni, un sacerdote que fue castigado por haber creado el árbol morena, floresta de donde se obtiene una substancia de carácter mágico y pegajoso, siendo paralizado por el sol. Cuentan que luego de este hecho, el hermano del sacerdote llevo hasta donde ellos vivían una raíz de yuca para que su esposa la pelara. (Ver articulo: Pincoya)

Constantemente el enfermo interrogaba a su cuñada por el nombre de aquella raíz, pero lo que obtenía por parte de la mujer eran regaños que hasta lo hacían llorar. Cansado por la situación le solicitó a su hermano que lo llevara a un lugar solitario, donde él le construyó una pequeña choza para que pudiese vivir.

Gran sorpresa se llevó el hermano, cuando al ir a visitarlo se consiguió con que la choza estaba vacía  y Buineizeni se había embriagado con extracto de jarabe, sumergiéndose en el agua. Al tocar el agua, misteriosamente se transformó en una serpiente. Una vez que adoptó la forma del reptil, nadó hasta llegar al bañadero de su hermano, donde las hijas de éste, que eran sus sobrinas, trataron de atraparlo al percatarse de su presencia.

El hermano ayudó a sus hijas a atrapar a aquel fantástico animal con una malla tejida y muy fina, colocando a la serpiente dentro de una olla. La serpiente era alimentada con casabe y piña, pero estos alimentos no eran de su agrado, más si consumía almidón de yuca iba creciendo de manera desproporcionada, e iba siendo cambiada a una olla más grande cada vez.

boyuna

Llegó el momento en que su tamaño era tal que tuvo que ser llevada a un lago donde lo que comía eran enormes cantidades de almidón de yuca. El animal estaba tan hambriento que comenzó comiéndose a la muchacha que le daba de comer. Luego de un tiempo su tamaño se asemejaba al de un tronco flotando en el agua.

Cuentan que cuando la feroz serpiente salía del agua era para devorar a los ciervos y otros animales de caza, que se acercaban a las orillas del lago donde esta habitaba, pero siempre regresaba hasta el bañado donde vivía su hermano y sobrinas. Un tiempo después, se fue a vivir a una cueva ubicada en las cercanías de los pueblos de los hombres comenzando a devorarse a los pobladores de la zona.

Un día, cuando la serpiente se dirigió al bañadero para ser alimentada con la yuca que la hacía crecer, el hermano para vengar la muerte de su hija se introduce en la boca del animal junto con el alimento y desde adentro comenzó a cortarle el vientre poco a poco, siguiendo las instrucciones que le habían dado sus espíritus protectores en medio de un sueño. Mientras moría lentamente, la serpiente seguía sin embargo devorándose a los habitantes de tribus ubicadas alrededor de los ríos desde el Amazonas hasta el Putumayo.

Por temor a ser devorados, ya nadie se atrevía a salir de sus chozas. Cuando el hermano le hizo el último corte, la serpiente se revolcaba en el suelo hasta que murió encendida en fuego que la consumía fuera del agua. Solo así volvieron a retomar sus vidas normales los pobladores y las tribus de la región.  Se dice que del nombre del padre, Buineizeni fue derivado el nombre de la serpiente Boyuna.

Boyuna, lo que no sabías sobre este personaje mitológico
5 (100%) 1 voto


Si te ha gustado el artículo Boyuna, lo que no sabías sobre este personaje mitológico te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario