Aprende todo sobre la Pincoya, una criatura mitológica marina

La Pincoya, con una apariencia muy hermosa y una presencia juvenil y encantadora, es un personaje perteneciente a la mitología chilota, es denominada la princesa del mar, la cual tiene una historia muy interesante ya que sus orígenes no son los tradicionales. Conoce más de este personaje benigno en este artículo dedicado a ella.

Significado de Pincoya

Se piensa que el origen etimológico de la palabra Pincoya proviene de Quechua (es el idioma utilizado por los Incas, también conocido como Quichua, Kechwa y Runa Simi); también podría provenir del aimara (se cree que este idioma es más antiguo que el quechua y se utilizaba en un pueblo indígena del América del Sur, localizado cerca del lago Titicaca). Se considera que podría ser uno de esos dos debido a que “coya” significa “princesa”. (Ver artículo: Sisimite)

Apariencia

La Pincoya es un personaje perteneciente a la mitología chilota (conjunto de creencias, mitos y leyendas centrados más que todo en la importancia que tienen en el mar pertenecientes a los habitantes del archipiélago de Chiloé, el cual está localizado en el sur de Chile).

 

Su apariencia es completamente humana, con un cabello dorado, siendo una mujer muy hermosa y joven con un encanto y una dulzura incomparable, que según cuenta la leyenda tiene un vestido hecho de algas y le gusta bailar las canciones que el Pincoy canta. La Pincoya tiene un alimento favorito y éste es la linaza.

Leyenda

El rey de la mar tenía una esposa que era humana, ella se llamaba Huenchula, aunque algunos la conocían por Millalobo. Un día, ella había dado a luz a una niña y la llamó Pincoya, ella quería que sus padres conocieran a su nieta, pero ellos vivían en tierra firme; cuando se decidió en ir a visitarlos, subió a tierra firme, sus padres estaban encantados de poder verla pero cuando dirigieron su mirada a su nieta se dieron cuenta que estaba envuelta en algas y no se le podía ver nada.

Huenchula les empezó a contar todos los dones y gracias que tenía su hija, pero les advirtió que su hija no podía ser vista por los ojos de los mortales, por lo tanto, su hija, Pincoya, tenía que permanecer oculta mientras se encontrara en la tierra; los abuelos habían entendido que al ser la hija del Rey del Mar eso podría pasar. Cuando su hija fue a buscar unos regalos que tenía para ellos y los dejó solos con su nieta, la curiosidad no pudo con ellos por lo que pensando en que podría pasar si la veían por un corto tiempo le quitaron las algas y admiraron al bebé.

Los abuelos quedaron tan encantados con la increíble belleza de su nieta que no la dejaban de ver, la admiraban como si fuera el mar en un día de sol; al llegar Huenchula y ver a sus padres rompiendo la condición que les había expuesto, comenzó a gritar. Mientras sus padres la miraban extrañados, la bebé se iba disolviendo poco a poco, pasando a ser agua, su madre actuando rápidamente agarró lo que quedaba de su hija y la llevó en un recipiente a la orilla del mar; al llegar al mar procedió a vaciar el contenido del frasco y zambullirse en las aguas.

En medio de lágrimas y lamentos nadó hasta donde habitaba su esposo Millalobo, al llegar y relatarle todo lo sucedido, éste muy tranquilamente le dijo que mirara hacia atrás; al hacerlo se encontró con la imagen de su hija viva, pero en etapa de adolescente, el agua le había acelerado el proceso de crecimiento impresionantemente; Pincoya era más hermosa de lo que se habría pensado, con hermosos cabellos dorados y con la gracia de un bebé recién nacido.

La Pincoya es un espíritu bueno, quien ayuda a quien lo necesite si ésta se encuentra cerca del mar o en el mar. Junto a sus hermanos, el Pincoy y la sirena Chilota, salvan la vida de los naufragantes, aunque hay veces que no lo logran por lo que cuidadosamente mueven su cuerpo al buque fantasmal al cual se le conoce como el Caleuche, ahí el alma del náufrago tendrá una vida feliz, viviendo toda la eternidad en el mar.

Otra de las cualidades que se le atribuyen a la Pincoya es que cuando un barco es atrapado en una tormenta es ella quien ayuda a calmar los ánimos, y cuando los marineros tienen problemas para encontrar el rumbo y están lejos de la costa, es la Pincoya quien los ayuda. (Ver artículo: Neptuno)

Desde el momento en que la Pincoya se convirtió en una adolescente se encargó de ayudar en algunos de los trabajos de su padre, como proteger a los múltiples animales marinos que existen, los cuales son entregados al pueblo chilote por Millalobo, terminando convirtiéndose en su hija favorita, quien con ayuda del canto del Pincoy ella baila para decirle a los pescadores si habrá muchos peces o no.

Los marineros y los pescadores del pueblo chilote, tienen la creencia de cuando la Pincoya baila en frente del mar significa que habrá una buena cantidad de peces en esa zona, en cambio, si baila mirando hacia la playa significa que no habrán muchos peces y esto suele suceder cuando los pobladores hacen algo en contra el mar.

Las especies marinas escasearán por lo tanto tendrán que conseguir a estas especias en otros mares y lagos lejanos, pero hay casos especiales en los que siguen pasando los meses y todavía no ha ido la Pincoya, pero se tiene que realizar en una ceremonia especial, y cuando ella vuelve traerá en abundancia los peces y mariscos que habían por tanto tiempo escaseado.

La Pincoya y el Pincoy

El Pincoy es hijo de Millalobo, se le describe con el cuerpo de una foca muy grande con un color plateado brillante, teniendo un rostro tanto varonil como hermoso y teniendo una melena de un color dorado. Al ser el príncipe de los mares es el encargado de vigilarlos, administrarlos y hacer cumplir los mandatos que su padre imponga. (Ver artículo: Poseidón)

El Pincoy es el hermano de la Pincoya, sin embargo en algunas versiones se le menciona como si fuera su marido; en otras son ambos tanto hermanos como esposos. Algunos llegan a considerar que son un mismo personaje que representa dos versiones de un todo, representando al espíritu de la Fecundidad representado por dos versiones: una masculina y otra femenina, en este caso el Pincoy y la Pincoya, respectivamente.

La Pincoya y la sirena chilota

La sirena chilota es un personaje perteneciente a la mitología chiloé, siendo mitad mujer y mitad pez, muy hermosa con un cabello dorado y según cuenta la leyenda ella es la hermana menor de la Pincoya y el Pincoy, siendo hija de Huenchula y del Millalobo.

Muchos confunden las leyendas de la Pincoya y la sirena chilota porque tienen muchas semejanzas al ser hijas de los mismos padres, como también que ambas son de cabellos dorados y muy hermosas, pero una de las características que las diferencia es que la sirena es mitad pez, con esto nos referimos a que tiene una cola de pez como la sirena de la mitología griega, en cambio, la Pincoya no tiene cola sus pies son dos piernas como la de los humanos.

Otra de las diferencias que tienen son los respectivos trabajos que ambas se ocupan para ayudar a su padre, el rey del Mar; la sirena tiene como requisito cuidar de todos los peces como si fuera la pastora de ellos; en cambio, la Pincoya tiene como trabajo ayudar a los marineros en las tormentas y avisar sobre la escasez o la abundancia de los peces o mariscos.

Aunque también ellas trabajan en equipo muchas veces con el Pincoy puesto que ayudan a los náufragos a llegar seguros a la orilla y por consiguiente a sus hogares, pero en caso de que no lleguen a tiempo los transportan seguros y con mucho cuidado hasta el Caleuche para que habiten eternamente en el buque fantasmal siendo muy felices.

Historia de Pincoya contada para niños

Había una vez, en un pueblo de Chile, donde el rey del Mar, también conocido como Millalobo, tenía una esposa y ella se llamaba Huenchula, estos se habían casado hace un año, pero ya para ese tiempo tenían una hija muy hermosa conocida como la Pincoya. Pero su madre, quien extrañaba a sus padres y quería que estos conocieran a su futura nieta, le pidió amablemente al rey del Mar si podía volver aunque sean unos pocos días a tierra firme en donde vivían estos.

Él le dijo que sí y además le dio muchos regalos para que cuando llegara se los diera a sus padres como un símbolo de disculpa puesto que el rey del mar había raptado a Huenchula un año antes. Cuando Huenchula llegó a tierra firme y se dirigió a la casa de sus padres estaba muy emocionada por verlos de nuevo.

Cuando ella tocó la puerta y sus padres fueron a abrir se dieron cuenta de quién era y empezaron a llorar emocionados pensando que no la volverían a ver, empezaron a abrazarse. Después, los abuelos se dieron cuenta de que su hija tenia a una niña en sus brazos.

Luego les dijo que su hija no podía ser vista por los ojos de los mortales, cuando ella explicó esto, ellos entendieron que su nieta no más ni nada menos que la hija del rey del Mar y por lo tanto ella tenía poderes mágicos y con la magia vienen dones y responsabilidades que se tienen que tomar en cuenta y ser precavidos.

Sin embargo, cuando Huenchula salió a buscar los regalos faltantes que había dejado en la entrada de la casa de sus padres y los dejó solos con su pequeña, a los abuelos les entró la curiosidad por ver cómo sería la bebe de su hija y del rey del Mar, por lo que se acercaron a donde estaba la pequeña y le fueron destapando sus matas porque ellos pensaban que no causarían ningún mal si tan sólo la miraban rápidamente, pero cuando por fin la vieron y se dieron cuenta de los hermosa que era ella, no la podía dejar de ver.

Siguieron admirando su belleza sin quitar sus ojos de ella y sin volverla a tapar, mientras eso pasaba la mamá ya había entrado a casa pero cuando vio lo que estaba pasando pegó un fuerte grito, ya que mientras sus abuelos estaban mirando a su nieta, ésta se iba disolviendo poco a poco en una agua clara; rápidamente agarró lo que quedaba de la niña y salió corriendo en dirección hacia el mar mientras iba llorando.

Cuando llegó puso todo lo que quedaba de su niña en el mar para luego zambullirse y nadar hacia lo más profundo del mar, para encontrarse con su  esposo quien la estaba esperando. Cuando Huenchula llegó, abrazó a su esposo y le dijo todo lo que había pasado, éste le siguió el abrazo, consolándola y tranquilizándola le dijo que por qué no se daba la vuelta.

Ella, en vista de lo que le había dicho Millalobo, se dio la vuelta extraña para luego sorprenderse que ahí estaba su hija quien la miraba sonriendo pero estaba más grande, ya que el agua de mar la había hecho crecer  ya no era una recién nacida sino que era ya una adolescente muy hermosa de cabellos dorados.

Su Pincoya era una joven hermosa quien desde ese momento siguió habitando el mar ayudando a su padre, convirtiéndose en un espíritu bueno, quien ayuda a los que se pierden lejos de la costa a encontrar el camino o aquellos pescadores que están inmersos en una tormera los ayuda a calmarse y les sube los ánimos.

Esculturas de la Pincoya

La Pincoya es un personaje muy famoso en los referentes a Chile, en especial en Chiloé, ya hay varias esculturas de ella, uno de estas es una estatua de la Pincoya fabricada con aluminio fundido que mira en dirección hacia el mar; esta estatua fue construida por los artistas Jenny Straumann, Mauricio Álvarez, Ximena Saiter y Andrés Figueroa, por el escultor Marco Orella y el arquitecto Jonás Retamal, escultura localizada en Catro, Chiloé en la Plaza de armas.

La escultura de la Pincoya duró unos seis meses en construirse, comenzando en junio del año 2011 y finalizando el 30 de diciembre de ese mismo año, ubicado en la Plaza de Armas de Ancud, Chiloé, realizada por el escultor Ramón Octavio Pérez Gallardo utilizando una piedra cancagua, en el caso de esta escultura está junto con otros miembros mitológicos que adornan el lugar.

Y por último, pero no menos importante, en la región de Magallanes, en la ciudad de Punta Arenas, esta escultura tiene una peculiaridad puesto que como normalmente se nos retrata a la Pincoya, una mujer hermosa con pies mortales, esta tiene una cola de pez como si fuera una sirena, además que está construida de bronce y que con otras esculturas forman un monumento completo, siendo los personajes mitológicos, el Millalobo y la Pincoya, y los tripulantes del barco, dos mujeres y un niño, unos ocho hombres (incluyendo al capitán Juan William), unos tres animales la gallina, la cabra y el gallo, además de colocarle un bandera de Chile con un pergamino, un fusil, una sierra y un mástil.

Curiosidades

Renato Cárdenas escribió un libro sobre la mitología de Chiloé, titulado “Recopilación de historias y creencias mágicas obtenidas de la tradición oral del Archipiélago de Chiloé”, donde habla sobre la Pincoya, explicando que en un principio la Pincoya no podía ser vista por los ojos mortales pero su abuela, también conocida como la Huenchur, tiene mucha tentación y cuando se descuida su hija la Huencula le quita lo que le cubre a la niña pero cuando lo hace se vuelve líquido.

Su madre desesperada coloca en un pozo de agua los restos de la niña dejándoselos en los dominios de su esposo el rey del Mar, Millalobo, pero cuando lo hace su hija se vuelve en una adolescente muy hermosa, desde entonces sí es vista sembrando en la playa o en una roca significa que ese lugar se convertirá en un lugar con muchos peces y mariscos.

Un cuento con ilustraciones llamado “Pincoya princesa de los mares de Chiloé”, en Santiago, Chile, en el año 2007 por Andros impresores por Miguel Jiménez & Marcy Lanfranco Orlandini. En el año 2009 se crea una ilustración a color de “La Pincoya” en la Colección de mitos y leyendas de Chile.  

En el año 2010, en el seno de Reloncaví, el cual es un extenso cuerpo de agua ubicado en el océano Pacifico, existe un ave marina del genero Oceanites (familia Hydrobatidae, conocidas como golondrinas de mar, pamperitos o petreles de las tormentas), las cuales también son vistas en las zonas del interior de Chile, y debido a su extraña forma de bailar que hace sobre el agua se le confirió los nombres comunes como paíño pincoya o golondrina de mar pincoya.

Existen muchas canciones dedicadas a la Pincoya, todas de diferentes cantantes en diferentes periodos de tiempo, está la canción de Raúl de Ramón, titulada “La Pincoya” en el álbum de “El arca de Los de Ramón” en el año 1968. En el álbum de “Colores de Chiloé” del año 1993, hay una canción llamada “Nostalgias de la Pincoya” por Bordemar (grupo musical chileno el cual consiste básicamente en interpretar música con un mezcla de las mitologías de chilote con pop, jazz entre otras más).

En el año 2003, Sixs Magics crea una canción titulada “Goddes of the Sea” colocado en el álbum “The Secrets of an Island”. Por el año 2011 en el álbum “Risas del agua, se crea una canción por Magdalena Fleitas llamada “La Pincoya y el Pincoy”, también en este año el grupo musical de Chilhué se compuso una canción titulada “Madre de agua, la Pincoya”.

En el año siguiente, Lavinia Lamar canta la canción llamada “La Pincoya” estando en el álbum de “Tierra, mar y cielo”. En el año 2014 se crean tres canciones famosas de la Pincoya, la primera está titulada como “El Ruende y la Pincoya”, siendo compuesta por Tobar y Miranda, esta canción fue creada para estar en una banda sonora para la película “Hijo del Trauco”. (Ver artículo: Mary Celeste)

Para luego el conjunto musical Ancahual crear una canción titulada “La Pincoya” y por último el grupo Madera tiene una canción llamada “Tristezas de una Pincoya”.  El primer extracto será de la canción de Ramón, canción titulada “La Pincoya” y el siguiente extracto que es cantada por Magdalena de Fleitas, titulada “La Pincoya y el Pincoy”:

“Estaba la Pincoya, en Punta ‘e Choros

Peinándose la trenza, caramba, de plata y oro.

Dijo a los pescadores, allá en la playa:

“no pesquen donde mismo, caramba, que me da rabia”

Se enojó la Pincoya, con los chilotes,

Y se llevó el pescao, caramba, mirando al norte.

Se va, se va, se va, a la mar, a la mar, a la mar

Y con la Pincoya se puso a bailar

Y con la Pincoya se puso a bailar

Se fue, se fue, se fue

Pincoy y Pincoya para Chiloe

Pincoy y Pincoya para Chiloe.”

En un pueblo pescador, en la playa de Nicasio,
en un pueblo pescador, en la playa de Nicasio

Los botes vuelven vacíos sólo hay algas pa’ comer

Y el niño sale a buscar a la reina de los mares

Que bailando los cantares hace a los peces volver

Volveré con luna llena no me busques que aquí estoy

Quiero invitar a bailar a Pincoya y a Pincoy

(Repite intro)

En un pueblo pescador, en la playa de Nicasio,
en un pueblo pescador, en la playa de Nicasio

La bella escucha el llamado, van a la orilla del mar,

La bella escucha el llamado, van a la orilla del mar

Y Pincoy toca su ritmo Pincoya sale a bailar.

Las olas se van llenando de peces encandilados

Salen ya los pescadores para sus redes colmar

Volveré con luna llena…”

Conclusiones

La figura de la Pincoya es un símbolo de fertilidad del océano de las maravillas y misterios que están en él, con su cuerpo desnudo y hermoso, según cuenta la leyenda ella nació en la laguna Huelde, la cual se encuentra localizada a unos cuatro kilómetros de Cucao, con un cabello semejante al oro y quien siempre va acompaña de su esposo el Pincoy quien también es rubio.

La misión que la hace tan impresionante es colmar a la población de peces y de mariscos, ya que ella es la encargada de saber si habrá abundancia o en su defecto escasez de estos animales, en tal caso ella los atrae o los aleja. Cuando un pescador se está aproximando a la orilla de la playa y ven que hay una persona emergiendo del mar y danzando mientras mira al mar con los brazos extendidos, es símbolo de celebración puesto que significa que habrá mucha abundancia en la pesca; en cambio, si emerge del mar mirando hacia la costa, la Pincoya alejará a los peces.  Esta hermosa danza surge del baile que canta el Pincoy.

Si se desea ser favorecido por la Pincoya, lo primero es sentirse feliz con uno mismo y de segundo lugar tenemos que el pescador siempre tiene que ir acompañado por las personas más cercanas a éste para que le llenen de felicidad, es por eso que cada vez que aparece la Pincoya tienden a realizar unas grandes fiestas todas están en honor a la hija del rey del mar, Millalobo, porque con eso atraerá mucha abundancia a las personas del pueblo.

En cambio, si ella no les da una buena pesca es que se los dio a los más necesitados. Pero si los pescadores frecuentan un mismo lugar muchas veces para pescar mariscos o peces ella se enoja haciendo que el lugar quede completamente estéril.

No se sabe sobre los orígenes de la Pincoya, unos cuentan que nace de las leyendas traídas por lo españoles, como en el caso de la mitología griega a la sirena que hizo que Ulises se tuviera que tapar los oídos para que con su canto no muriera, además de amarrase con el mástil del barco; otros en cambio dicen que la Pincoya surge por la mujer, es decir la fertilidad con el mar, que es la mayor fuente de recursos en el archipiélago de Chiloé.

Por lo tanto, la Pincoya se vuelve un símbolo sumamente importante en la mitología chilote ya que gracias a ella puede a ver abundancia o escasez de los peces como también logra evitar la sobreexplotación en las zonas costeras ya que los pescadores tendrían mucho miedo de que ella se enfadara con ellos.

La Pincoya es un personaje muy interesante quien avisa a los pescadores como estará la pesca por la orientación de su baile; está casada con su hermano el Pincoy, ambos hijos del Rey del Mar y Huenchula, mujer que fue raptada por éste último, pero terminando teniendo hijos, todos diferentes entre sí, la sirena chilota tiene una cola de pez, el Pincoy es mitad foca y la Pincoya tiene un cuerpo humano.

Estos tres personajes tienen un cabello rubio dorado, ayudando siempre a su padre en la administración de su dominio, el cual es el mar, ayudando a la pesca o en su defecto si tratan mal al mar este no les dará peces o mariscos para subsistir, por lo que tendrán que ir lejos para poder pescar, entre otras más cualidades que de entre todos los hijos de Millalobo la predilecta es la Pincoya.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Aprende todo sobre la Pincoya, una criatura mitológica marina te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario