Quieres saber quién es Chullachaqui? Descúbrelo aquí

Chullachaqui, un ser oriundo del Perú. Es una leyenda que surge de la selva amazónica y cuenta la historia de un duende que se encarga de salvaguardar las grandes extensiones de la selva. El chullachaqui aparece figurando alguna persona de la aldea y de repente los engaña trasladándolos a las profundidades selváticas.La figura del Chullachaqui ha trascendido las barreras y podremos encontrar que es un ser que ha trascendido a lo largo del tiempo, porque en su nombre se ha llevado al mundo cinematográfico. De igual manera, encontraremos que hay danzas y parque que llevan el nombre de Chullachaqui.

Te invitamos a echar un vistazo a este artículo si estás buscando conocer un poco sobre Chullachaqui, saber cuál es su leyenda, la filmación que se hizo en su nombre y diversos encuentros con él que las personas relatan.

¿Cómo es el Chullachaqui?

Existen algunas versiones sobre este gran personaje. Se cuenta que es un pequeño hombre que no alcanza el metro de altura, posee una gran nariz, tiene ojos rojos, sus orejas son como las que se suele identificar un duende, son unas orejas picudas, lleva consigo unos andrajos, también dicen que lleva sobre su cabeza un gorro. Se le conoce porque tiene un sólo pie, el otro es una pata que se relaciona con pata de gallo u otros. (Ver artículo: Leyenda del Ucumar)

Chullachaqui puede resultar comportarse como feroz, primero por capturar a personas e introducirlas en caminos desconocidos de la selva para luego proceder a comerlas. Por otro lado, nos conseguimos con el lado bueno y travieso de Chullachaqui, que secuestra a los niños para jugar con ellos, sin cometer ningún tipo de daño.

Se le acredita la fisonomía de niño por esa razón, por su vocación con ellos. De igual manera, la versión buena de este duende se refiere a un gran ser que habita en las selvas, entregando obsequios que provengan de la selva a las personas que transitan esos caminos escondidos. Por lo general, Chullachaqui se acerca a las personas que andan solas por la selva, es común que las personas que van a desarrollar investigaciones de esas zonas se topen con él, por lo que cuenta.

Ubicación

El duende que pertenece a la mitología amazónica pertenece a una de las localidades peruanas que poseen un gran nivel cultural por las diferentes actividades que desarrollan y mantienen presentes.

La ubicación del Chullachaqui nos traslada geográficamente a la localidad de Iquitos, siendo la capital del distrito de Maynas y jurisdicción de Loreto. Es de las localidades más extensas que pertenecen al Amazonas de Perú y se ubica en el puesto número seis en cuanto a gran cantidad de habitantes. (Ver artículo: Mabon)Chullachaqui específicamente aparece en las zonas de Loreto, es un guardián de la selva en la que habita. Por lo general se cuenta que aparece en el pueblo loretano, representando a alguna persona de allí, ocultando su verdadera identidad y en un momento determinado hace que la persona que ha caído en sus bromas se extravíe en el corazón de la selva.

Leyenda Chullachaqui

Se cuenta que Calixto era un chico que vivía en las áreas rurales de una aldea lejana. Él se encargaba de ofrecer a la venta artículos de origen agrario, durante los sábados y domingos, esos días se quedaba en la casa de un tío.

Al inicio de la semana, a tempranas horas del día se regresaba a su hogar por unos caminos reducidos, topándose con fieras peligrosas que habitaban la selva. Sin embargo, Calixto no sentía temor por encontrarse con esos animales que habitaban allí. Un domingo decidió regresar a casa, pero su tío le pidió que considerara quedarse, porque era un día peligroso. (Ver artículo: Centauros)

Calixto no le hizo caso al tío, se marchó adonde vivía en la tarde, escuchó los silbidos de las perdices, por lo que decidió salir a la caza y sacó su arma. Se fue acercando al lugar donde provenían los sonidos, de forma cautelosa llegó y observó que los arbustos se estaban moviendo.

En efecto, cuando llegó donde estaban las aves, se puso en posición para dispararles. Sólo le dio a una perdiz, cuando se fue a acercar donde había caído el animal, escuchó que alguien estaba formando una pataleta, dejó su arma cerca de un árbol y en el momento que fue a recoger a la perdiz.

Un ser extraño intervino entre el joven y el ave, de este modo Calixto no podría tomar al ave. El muchacho quedó anonadado por la aparición de ese rarísimo espécimen, tenía una baja estatura, con un poco de barriga, su dentadura era negra, parecía un oso por tener tanto pelaje. Uno de los pies lo tenía en sentido contrario, su vestimenta estaba hecha con hojas, era un ser espeluznante.

El hombrecito se fue hacia el muchacho para clavarle los dientes y morderlo, pero Calixto no se dejó y empezó a combatir con el Chullachaqui, fueron momentos de mucha tensión hasta que el joven logró darle una golpiza para que lo soltara. Calixto logró dispararle al Chullachaqui de una manera muy astuta, el pobre hombre quedó tendido en el piso, desangrándose.

El jovencito se dispuso a correr después de esa experiencia tan aterradora, botó su arma y dejó a un lado a la perdiz que había matado. Cuando llegó a casa estaba tan agitado que se desmayó.

Sus padres al verlo tendido en el suelo, van en búsqueda de los viejos que se encargan de curar en la comunidad, Calixto había botado espuma y fue más preocupante para sus padres. El papá encontró a los hombres curanderos que ayudan en el pueblo, se fueron a la casa a ver al joven y llegaron al rato. Uno de los chamanes se dispuso a revisar al joven y su diagnostico fue que se repondría. El chamán fumó sobre Calixto unas tres veces alrededor de su cuerpo. Finalmente lo curó y la mamá del joven le preguntó al chamán, qué le había sucedido a Calixto, el hombre miró a la mujer y le dijo que había sido asustado por el Chullachaqui.

Los papás de Calixto no entendían quién era el tal Chullachaqui, hasta que el chamán les contó qué había sucedido con el joven y el duende en la selva. El hombre aclaró que Chullachaqui era un ser demoníaco que se encontraba en las profundidades selváticas.

Casualmente, se les presenta a las personas que no han recibido el bautizo y a los ateos, dijo el chamán, pero el joven se encontraría bien. A la siguiente mañana Calixto explicó cómo había sido el hecho y fue exactamente como lo había descrito el hombre sabio la noche anterior. Finalmente el joven fue en búsqueda de su arma con su padre y la zona donde había peleado con el Chullachaqui se encontraba revuelta, la perdiz continuaba tirada en el suelo, comida por los animales de allí. Después de ese hecho, los padres del muchacho decidieron elegir a las personas que apadrinarían a Calixto para bautizarlo. Era una decisión que tomaron los padres del chico después de lo sucedido aquel día con el Chullachaqui en la selva. Sin embargo, el chamán le explicó a los señores tenían que conservar la calma, no sucedía nada malo, era sólo una historia.

Danza Chullachaqui

En la localidad de Loreto existe una extensa variedad cultural, por esta razón, existe una gran cantidad de festividades en la comunidad y una de las que se destaca es la danza de Chullachaqui. Va acompañado de un ritual en la danza, ya que se le considera como un gran protector de la naturaleza en la que habita.

Por lo general, se pintan el cuerpo de una manera muy colorida principalmente de verde con muchos otros colores que sean vistosos, las orejas deben ser peculiares, por lo que hay que ponerlas puntiagudas. Comúnmente en el ritual una persona se acerca al Chullachaqui.

Apariciones del duende

Las comunidades relatan que existen diferentes formas de encontrarse al reconocido duende, no es necesario tener contacto directo con el Chullachaqui, porque en ocasiones sólo percibes que está allí, por los sonidos que se relacionan a él o por las marcas que deja.

Desaparecidos

Se cuenta que el Chullachaqui tiende a personificar a una persona que es cercana a su presa. Por lo general, son personas que están haciendo algo en el bosque, como cortando árboles o cazando, y el duende tiene una distancia prudente para indicarle que le siga, la persona sorprendida por el encuentro, accede a seguir a esa representación y cae por inocente.chullachaqui

Luego de pasar un tiempo caminando en la selva, la persona se percata que este ser ha desaparecido y se halla solo en la inmensidad del bosque, por lo que se quedan allí esperando que alguien venga por ellos.

Las personas han contado que al momento de rescatar a los desaparecidos se dan cuenta que su comportamiento no es normal al habitual, porque tienen una conducta distinta y los especializados en rescate tienen que usar su fuerza para poder controlar a los hechizados.

Es común que el Chullachaqui, tienda a desaparecer en el transcurso del camino y deja a la persona sola en su recorrido, por lo que los perdidos tienden a caminar durante muchas horas o se detienen y se quedan allí a esperar que los encuentren, suelen demorar días o incluso semanas, dependiendo de las profundidades en las que se haya perdido.

Rastros del Chullachaqui

Los trabajadores que tienen que laborar en el área de la selva, cuentan que en ciertas ocasiones han notado que la tierra tiene marcas. Es normal encontrar marcas en el camino, pero lo curioso de este tipo de marcas es que se ve la pisada de una persona pequeña que parece un infante, sin embargo, la otra pisada se nota que no es humana.

Cuentan que una de las marcas en el suelo corresponde a un animal, parecidas a la pata de un gallo o a la de una pezuña. Por otro lado, se ha comentado que otros animales tienen la peculiaridad de pisar del mismo modo, como lo haría el Chullachaqui. Esto se debe a la forma de sus patas, porque no pueden pisar con la pata completa, sólo una parte.

Ahuyentador desde los árboles

Usualmente se refiere a Chullachaqui como un ser que espanta a las personas que se internan en la selva y van explorando sus alrededores, el duende empieza a producir sonidos fuertes como si estuviese golpeando los árboles de manera invisible.

Aquellos que deciden acampar en el bosque cuentan que suelen escuchar dos o tres sonidos que se generan hacia el árbol, como si los talara, después hay una pausa, luego comienza nuevamente los sonidos. Se dice que él por lo general se enfada cuando hay presencia de gente en su hábitat.

Chullachaqui imitador de sonidos

Se ha contado que el duende es un buen imitador de sonidos que suelen confundirse con otro tipo de cosas, por ejemplo, los caminantes de la selva han declarado que en ocasiones escuchan el silbido que hacen las perdices, pero al momento de voltearse no encuentran a ninguna perdiz.

Esto hace pensar que es el Chullachaqui que está presente, fastidiando. Por otro lado, se encuentran escuchando una melodía extraña, distinta a las que se suele escuchar, por lo que genera algo distinto dentro de la persona que lo escucha. Por esta razón, se cree que la melodía proviene de él, cuando se dispone a tocar flauta y los excursionistas la oyen y se fascinan por su armonía.

De igual manera, se ha escuchado que las personas han oído niños que lloran en lo profundo de la selva y esto se debe al Chullachaqui que produce esos sonidos para distraer y atraer a las personas. Por otro lado, se afirma con convicción que el autor de esos sonidos que se escuchan cuando se transita el bosque, provienen del Chullachaqui.

Esconde las pertenencias de otros

Los trabajadores que tienen que laborar en la selva han comentado que en ocasiones sus pertenencias las dejaban en determinado lugar, cuando iban a recogerlas en el lugar donde se había dejado, no estaban, no aparecían por ningún lado.

Pero cuando retornaban al tiempo a la zona de trabajo nuevamente, e iban a buscar las pertenencias perdidas, las conseguían en el lugar exacto donde las había dejado. Las personas aseguran que no eran bromas de los compañeros de trabajo, eran bromas hechas por Chullachaqui, que trataba burlarlos.

Encuentros con el Chullachaqui

Existen diferentes tipos de encuentros con el duende, puede ser de una manera indirecta. Correspondiendo a ese tipo de encuentros, nos referimos a las creencias que tienen los habitantes de las zonas donde se dice que él está. Que ha dejado señales de su aparente existencia, pero no se puede confirmar del todo, porque no se había presentado la oportunidad de verlo personalmente.

Ahora bien, hay diversos relatos que corresponden a los ancestros de la comunidad y otras personas que afirman la existencia de Chullachaqui. Te contaremos algunos de esos relatos que se han contado con el pasar del tiempo.

Contacto con el duende

Se cuenta que las personas que se han encontrado con el Chullachaqui, coinciden en cuanto al aspecto de este ser. Por lo general, logran verlo unos instantes. Pero todos concuerdan en que su aspecto físico corresponde al de una persona muy pequeña, apenas alcanzando un metro de altura, su cara es como el de una persona mayor, por lo general, lleva consigo un gorro que le impide a las personas que caminan por las profundidades del bosque detallar cómo es cara.

Sin embargo, todos concuerdan que tiene las orejas como las que describen los cuentos refiriéndose a los duendes y su vestimenta puede variar, porque en ocasiones pueden ser unos terribles harapos de color tierra, en otras ocasiones se cuenta que le han visto con una vestimenta de color rojo o verde. Por lo general, aquellos que lo ven es porque realizan diferentes trabajos en la selva.

También se cuenta que las personas profesionales que van a desarrollar algún tipo de trabajo en la selva han llegado a tener algún tipo de contacto con el duende mientras están trabajando. Por otro lado se ha contado que en los años noventa llegaron a observar a un ser bastante extraño, con una fisonomía muy singular y parecida a la de este pequeño hombrecito en ciudades. (Ver artículo: Preta)

Comunicación con Chullachaqui

Esta sección corresponde a la comunicación que se podía establecer con el ser mitológico, cuentan que era común en tiempos remotos que nuestros ancestros se comunicaran con él, cuando la naturaleza tenía otro aspecto, era pura y en ese momento se estaban iniciando las talas de árboles.

Por lo que el Chullachaqui aparecía haciendo peticiones a las personas para que no hurtaran esos tesoros naturales que estaban bajo el resguardo del duende, solía mostrarse amable para evitar algún tipo de pelea. Así que si las personas deseaban algo de la selva debían seguir sus lineamientos, porque el podía donarle todo lo que deseaba pero con su consentimiento.

Riñas con el duende

Se han encontrado casos en los que el duende con un tono retador le dice a las personas que peleen con él, Chullachaqui puede llegar a ocasionar daños físicos, también agrede de forma psicológica a las personas que llegan a combatir con él. Es común que este tipo de riñas sean ocasionadas porque las personas han hecho algún daño a las riquezas que nos ofrece la naturaleza y el duende debe enseñarles el valor que tienen esas tierras de una manera agresiva.

Abusos por parte de Chullachaqui

Es común encontrar que este tipo de seres en cualquier circunstancia buscan la manera de tener algún tipo de relación cercana con las mujeres y el Chullachaqui no es la excepción.

Algunas personas han contado que las chicas que se encuentran solas en las zonas donde él se ubica o aquellas mujeres que trabajan en la parte turística de esa zona han sido abusadas por el duende. También se dice que es común que el duende se llegue a enamorar de alguna de las mujeres que observa en la selva.

 Capturas por parte del duende

Chullachaqui por lo general llega a capturar principalmente a niños que estén en la selva y estén sin la supervisión de sus papás. Los relatos dicen que él no les hace daños a los niños. Sin embargo, como dice la leyenda de Chullachaqui, una vez que los niños son hallados tienen una actitud distinta o presentan signos diferentes que deben ser tratados por los sabios que se encargan de curar a las personas en la comunidad.

Por esta razón aquellos que han tenido algún tipo de encuentro con el Chullachaqui, indistintamente de haberlo visto o sentir su presencia el genera malestares posteriormente al encuentro, ya que las personas tienden a sentir molestias corporales.

Relación vegetativa con el guardián de la selva

Se cuenta que existen diferentes tipos de plantas y árboles que son relacionadas con este pequeño hombre. Por ejemplo, existe una planta que se desarrolla en determinado lugar de la selva y se cuenta que corresponde a Chullachaqui, porque aporta beneficios a la naturaleza, ya que mantiene limpia la zona, evitando que se desarrollen otro tipo de plantas que generen daño a la vegetación de esa zona.

Morada del Chullachaqui

Se cuenta que el duende habita en un árbol llamado Lupuna colorada. Aquellos que han observado al Chullachaqui han señalado que ese árbol es su casa, ya que lo han visto saliendo o entrando del Lupuna colorada.

Por eso se acredita que es su hogar, sin embargo, antiguamente se ha establecido que las entidades míticas suelen morar en ese tipo de árboles, por lo que no es coincidencia que el viva allí. De igual manera se cuenta que el Chullachaqui vive en un hongo, como se cuenta comúnmente en los cuentos. (Ver artículo: Toante)

Encargado del equilibrio

Las personas que hablan del Chullachaqui concluyen que él es el ser elegido que se encarga de proteger esas grandes extensiones de tierras. Por lo que las personas deben tener conciencia al momento de hacer algún uso de sus recursos, ya que él se encargará de darle su merecido a las personas que abusen de la caza y quieran hurtar de manera irrespetuosa los grandes regalos de la naturaleza.

Por esta razón el Chullachaqui es una figura  tan importante dentro de la cultura, porque él cuida a los animales que habitan allí, los cura cuando están lastimados, los defiende cuando debe hacerlo, por eso el respeto que se le tiene.

Chullachaqui (2007)

Se hizo una producción audiovisual de la historia que se conoce sobre este ser Chullachaqui, fue filmada en Perú en la zona de Iquitos y sus profundidades. Es una versión que se adaptó a pocos minutos, pertenece a la categoría de miedo y suspenso, el director del corto fue Dorian Fernández Moris. Su fecha de estreno fue en enero de 2007.

Se cuenta que todo el proceso para llevar a cabo esta obra fue alrededor de seis meses, contando la parte de planificación que se lleva a cabo antes del rodaje, los días de rodaje y la etapa siguiente es la de edición y distribución del producto. (Ver artículo: Grifos mitológicos)

Aparentemente en el momento de edición, que fue en el año 2006 en época decembrina, se perdió el trabajo editado, porque la computadora tenía virus y se perdió el material. Todo el equipo estaba preocupado por lo sucedido, ya que el estreno del corto sería para enero. Por suerte, se mantenía almacenado el material de origen de las grabaciones.

Resumen del corto

La realización del short film se hizo con recopilación de información que se obtuvo del ser que habita la selva peruana, conocido como Chullachaqui.

El cortometraje se desarrolla en la selva, cuando un grupo de siete jóvenes que se forman como biólogos, emprenden un viaje por motivos académicos, el cual los llevó a profundizar la selva. Para poder obtener las pruebas que necesitaban para la última investigación antes de recibir el título universitario.

Eligieron Supayacu, lugar conocido por diversas desapariciones que llamó la atención de estos jóvenes. En el camino se desatará una cantidad de infortunios para los chicos, porque lo que sería un viaje grupal, con mucha emoción por todo lo que acarrearía, terminó siendo un espantoso recorrido. (Ver artículo: Mitología Babilónica)

Todos y cada uno de los muchachos desaparecerá, sin tener consentimiento de que se han topado con el ser que vive en la selva y se encarga de perturbar a las personas que transitan esos caminos.

Lo impresionante de esta figura que aparece en este lugar es que tiene un pie diferente a otro, por lo tanto, camina cojo, puede transformarse en persona o no, todo depende de la táctica que desarrollará. Por lo general el hombre horroroso se encarga de aparecer y desaparecer a las personas en lugares que se desconocen y por esa razón no regresan.

Rodaje de Chullachaqui

El cortometraje dura treinta minutos, este se rodó en distintas locaciones algunos de ellos fue en Bellavista, en clubes para pescar, en diversos ríos, pero principalmente en Nanay.

Para el desarrollo de la grabación se desplegó un equipo de sesenta personas que pertenecen al pueblo de Loreto, incluyendo la parte actoral, en el área de producción y la parte de logística.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Quieres saber quién es Chullachaqui? Descúbrelo aquí te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario