≡ Menu




Aprende todo sobre el Jardín del Edén, un lugar misterioso

El Jardín del Edén representa ser un lugar mágico creado por Dios para instalar a los primeros pobladores de la tierra conocidos en las sagradas escrituras como Adán y Eva. En este hermoso paraíso también fueron plantados frondosos árboles que proveían alimentos al hombre, así como aves de toda clase, animales domésticos y salvajes, y además contaba con un fresco y cristalino río. En este interesante artículo los invitamos a descubrir la causa del pecado original, lo que originó la expulsión de la pareja de humanos de este huerto maravilloso.

El Jardín del Edén 1

Significado del Jardín del Edén‎

La biblia griega traduce el vocablo en hebreo “gan” como jardín que expresa huerto o parque, mientras que el vocablo Edén en hebreo de origen sumerio “edin” quiere decir planicie o lugar de tierras cultivadas. La expresión que se le da a este vocablo Edén en Génesis se refiere a una región geográfica, y a la palabra Paraíso quiere expresar huerto.

El Jardín del Edén se describe como un oasis que contiene distintos árboles y plantas de todo tipo que le proporcionan encanto y belleza al territorio en donde nacían plantas que proporcionaban variedades de alimentos al hombre. Igualmente, Dios llenó este lugar de muchas especies de animales tales como las aves, otros de tipo de animales doméstico y hasta animales salvajes.

En el Jardín del Edén se hallaba un pequeño riachuelo que de él emanaba agua cristalina y fresca con la que servía para el riego del suelo y de las plantas que en él se encontraban, era probable que el clima que tenía este hermoso jardín fuera cálido y agradable. Este lugar Dios lo creó especialmente para que Adán y Eva lo habitaran, así como también plantó toda clase de árboles que dieran frutas deliciosas que eran manjares para comer. Este hermoso huerto tenía el privilegio de contar con el bien y el mal.

El Jardín del Edén 2

También se relata en Génesis de un río que salía del Edén para esparcir agua al  jardín, y éste estaba compuesto y se convertía en cuatro cabezas denominados: río Pisón, que está alrededor de toda la tierra de Havila en Arabia; el río Gihín que le daba vuelta a toda la tierra de Cus Etiopia; el río Hidekel y el río Tigris, que llegaba al oriente de Asiria;  y el río Éufrates.

Durante mucho tiempo, los dos primeros ríos confundieron al investigador Juris Zarins de la Universidad del Suroeste de Missouri, porque dentro de sus estudios llegó a pensar que el río conocido como Karun, que nace en Irán y fluye con destino al Golfo Pérsico, es el Gihón y que su terreno presentaba características de áspero y marchito se pensaba que era el desierto de Arabia Saudi y sujetó las aguas del río Pisón en aquellos tiempos.

De la misma manera como ocurre con la historia bíblica de El Diluvio, y el origen de Gilgamesh de la mitología sumeria, se puede observar algunos razonamientos en común, con la historia de la creación del hombre. Por lo que en el Enuma Elish que se refiere al poema babilónico que relata sobre la Creación del Mundo, donde manifiesta que fue creado en 7 días, y que se inició justamente con el Jardín del Edén.

El Jardín de Edén 3

El Jardín del Edén se pretendía que era un lugar perfecto colmado de gran belleza natural y que proveía alimentos ya que el hábitat era adecuado para todo tipo de plantas espectaculares para la vista y alimenticio para el hombre, además que posea una fuente de agua cristalina y pura que servia para beber y regar los árboles y Dios lo creo para que lo cultivarán y lo cuidarán.

Igualmente, el Jardín del Edén se conoce según se evidencia en Isaías 51.3 como el “huerto del Señor”; en Ezequiel 28.13; 31.9 también se observa en sus relatos que este lugar estaba descrito como “el jardín de Dios”, y según se evidencia en Apocalipsis 2.7 “el paraíso de Dios”, en todos estos pasajes se manifiesta que la razón de ser de este lugar era celestial para el proyecto que Dios quería que se desarrollara en la tierra: El Eterno deseaba que los seres humanos y desde la tierra bendecir las otras plantas que existieran con la iluminación de su luz divina e infinita. En este maravilloso jardín del edén se formaron árboles que proveían los más exquisitos frutos.

Podemos decir que el significado de Jardín del Edén se conoce como “Ámbito de delicias, exquisiteces y ternuras lujosas”, entonces era todo un territorio geográfico que tenía la especialidad de celebrar existencias: entre lo terrenal y lo celestial.

Los dos árboles en el Jardín del Edén

En el Jardín del Edén Dios plantó los árboles del paraíso que se denominaban: El Árbol de la Ciencia del bien y del mal, nombrado Etz HaJaim y el Árbol de la Vida, bautizado Etz HaDaat Tov Verá”. El Creador alojó al hombre en el Jardín del Edén asignándole la tarea que sembrara plantas y cuidara de él, además le dijo: “Puedes comer frutos de todos los árboles que existen en el jardín; pero, no vayas a comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, porque el día que comas  su fruto, efectivamente fallecerás”; este relato se encuentra en Génesis 2:15.27.

Con el transcurrir del tiempo, estos maravillosos árboles crecieron como unos frondosos arbustos que daban sus frutos  en el centro de este lugar, estaban muy cerca uno del otro los dos árboles. El llamado árbol de la vida simboliza la Torah que es la doctrina del pueblo judío, y el denominado “árbol de la vida” por el rey Salomón es narrado en el libro de Proverbios: “Es árbol de la vida para los que de ella echan mano, y alegres son lo que la abrazan”. Es posible que el árbol de la vida se encuentre en la actualidad en lugar del santuario en Jerusalén; y el árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo se encontrara en el Monte de los Olivos también conocido como Getsemani. La Torah manifiesta que el bien manchado por la ingratitud es simbolizado por el árbol del conocimiento del bien y del mal; mientras que el bien no pervertido es simbolizado por el árbol de la vida. Cuando Dios le ordenó a Adán que no fuera a comer del fruto del árbol del bien y del mal, señalándole que no combinará el bien y el mal eligiendo el sendero del egoísmo y la ambición.

El Jardín del Edén 4

Fruta prohibida

El hombre podía alimentarse de todas las frutas que nacían de todos los árboles que se encontraban en el Jardín del Edén hasta que saciaran su hambre, pero no estaba autorizado a comer del árbol del conocimiento del bien y del mal. El hombre debería de privarse de tocar el fruto prohibido que daba el árbol, pero éste señalaba su acuerdo en obedecer a lo que le había ordenado el Creador, pero como Dios anhelaba que el hombre fuera un ser que tuviera la mente y la moral en plena libertad, le dejó libre a que eligiera entre la obediencia y la desobediencia, lo que la pareja humana fue tentada y probo de la fruta del árbol. El Jardín del Edén 14

Inclusive Eva manifestó de la prohibición que Dios le había dado a su esposo, el hecho que no deberían ni tocar el árbol, lo que significaba la muerte por considerarse una falta de respecto y un desacato a la ley divina. La prohibición y la advertencia que se les había ordenado a la pareja de humanos desobedientes, ponen en notoriedad el hecho en que incurrieron en el atrevimiento de comer el fruto prohibido lo que dio origen al pecado original.

Jardín del Edén en la Biblia

Las escrituras de la Biblia señalan que el huerto o jardín conocido como Edén existió al oriente de la región conocida igualmente con el nombre de Edén, es un lugar que se encontraría en el próximo Oriente. También se encuentra en sus relatos que el Jardín del Edén era el hogar primitivo en donde Adán y Eva habitarían, era un hermoso jardín rodeado de frondosos árboles; a este lugar también lo llamaban paraíso. Edén representaba la armonía perfecta y permanente entre Dios y los seres humanos,  antes de que sucediera el primer pecado, que fue lo que causo que esta pareja de humanos fueran expulsados del Jardín.

En los primeros capítulos del libro de Génesis se narra sobre este hecho sin precedentes, toda la historia da origen con el Jardín del Edén, un hermoso y llamativo lugar que Dios creó para que moraran los seres humanos y vivieran a su plenitud. En este lugar maravilloso, el hombre comulgó hermosamente con el Creador, donde Dios le otorgó al hombre su plena confianza, al plantar en el centro del huerto un árbol de la ciencia del bien y el mal, y les advirtió que no fueran a comer del fruto de ese árbol, porque si lo ingerían sufrían penas y horribles consecuencias. El creador siempre le comunica al hombre lo que puede llegar a suceder si le desacatan su voluntad.

En Génesis se relata uno de los más afligidos y tristes mensajes de la Biblia, donde se refiere a la falta del hombre ante Dios. El ser humano malversó la confianza otorgada por Dios. Se atravesó Satanás simbolizada por una serpiente que tuvo la habilidad de engañar a Eva. La mujer confiada en lo que le decía Satanás, rechazó la Palabra de Dios. Esta desobediencia de Eva trajo como consecuencia la caída y el fracaso que igualmente fue alcanzado por su esposo Adán. Lo que condujo que justo manifestará su sentencia.

El Jardín del Edén 5

Este hecho dio inicio a que condenaran a la serpiente por ser el instrumento que utilizó Satanás para tentar a Eva. Luego, procedió a sentenciar a Eva, y después le llego la condena a Adán y por último el castigo a la creación en general.

Se puede notar que el hombre fue creado por Dios para conquistar la creación, pero lamentablemente culminó siendo subyugado por el pecado por Satanás y si se quiere por la misma creación que se convirtió en rival al hombre. Satanás ganó lo que se propuso, en Romanos 5.12 manifiesta lo siguiente: “Por tanto como el pecado entro al mundo por un hombre y por el pecado de la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”.

Entonces, a partir de este momento de sufrimiento y desesperanza, aparece por primera vez la promesa de que vendrá un libertador. Dios en su divinidad, prometió a la humanidad la llegada de un Salvador para así poder librar al hombre de la opresión de su pecado y a Satanás. En Génesis 3.15 narra:

“Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya: ésta te herirá en la cabeza y tú le herirás en el calcañar”.

Se tiene presente que estas frases fueron enviadas a la serpiente, pero nuestros padres Adán y Eva que también las escucharon le fueron otorgados a ellos, quienes indudablemente se adueñaron de la promesa, hecho que manifiesta y da fe que cuando Eva concibió en su vientre y parió a su primer primogénito conocido como Caín expresó: “Por voluntad de Dios he adquirido varón”.

El Jardín del Edén 6

Es muy probable que Eva pensara que el hijo que había traído al mundo pudiera ser el libertador prometido por Dios en el huerto del Edén, pero Dios tenía otros planes para cumplir su promesa que se darían luego; tuvieron que pasar muchos años hasta la llegada de Cristo, donde se evidencia en Gálatas 4.4 que expresa: “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo nacido de mujer y nacido bajo ley”.

Se puede concluir que Dios ha cumplido su promesa al remitir a un libertador para este mundo, que nació de una mujer, quien fue maltratado y ultrajado por Satanás en el calcañar, pero que victoriosamente batió de muerte a Satanás en la cabeza. Este Libertador culminó con su obra para salvar a toda la humanidad. El Libertador es Jesucristo.

Ubicación

Entre tantos misterios que pudieran existir, éste representa ser el misterio más hermético que ha surgido con mayor interés y aún permanece presente en conocer la ubicación real donde se encuentra el famoso Jardín del Edén, que se refiere al Paraíso extraviado que de acuerdo a las ordenes emanadas de Jesús debería de recuperarse.

Las escrituras en hebreo narran que el Jardín del Edén se encuentra ubicado en la zona montañosa que está al norte de las llanuras de Mesopotamia, la región donde hoy en día nacen los ríos Tigris y Éufrates. Actualmente, los ríos Tigris y Éufrates no provienen de la misma fuente y así como no existe la probabilidad de asegurar que el Pisón y al Guihón; tal vez a causa del Diluvio en el tiempo de Noé, porque alteró la topografía terrestre de manera considerable, al desparecer las cuencas de algunos y la formación de otros ríos.

El Jardín del Edén 7

Sin embargo, también se dice popularmente que el Jardín del Edén se encuentra ubicado en un lugar montañoso a unos 225 kilómetros al suroeste del monte de Ararat y a unos cuantos kilómetros al sur del lago Van que está en la parte oriental de Turquía moderna. Es muy probable que el Jardín de Edén hubiese estado rodeado por un muro natural formado por hermosas montañas, así lo establece la investigación que señala que se colocaban Querubines en este fresco y hermoso Jardín del Edén, por donde salieron Adán y Eva. Esto se puede evidenciar en Génesis 3.24.

El río del Gihón se encuentra situado en Jerusalén, según para muchos estudiosos del tema, afirman que en este lugar se hallaba el auténtico Jardín del Edén.

Adán y Eva 

Entre los relatos de la religión católica y en las sagradas escrituras, existe la historia de Adán y Eva, quienes fueron los primeros seres humanos que crecieron y habitaron en la tierra gracias a que Dios los implantó en un terreno mágico y paradisíaco llamado el Jardín del Edén. Se cuenta que era una zona colmada de belleza, frutas exquisitas, aves de toda clase, leones, tigres y otras especies de animales que todos convivían en perfecta armonía, amor y tranquilidad, lo que se transformaba en un verdadero paraíso que Dios deseaba para el hombre.

El Jardín del Edén 8

Adán y Eva fueron formados por Dios en el sexto día de la creación, según lo narra la Biblia y el Corán, anuncia que Adán fue creado primero, pero Dios al verlo tan solo, se dio cuenta que necesitaba una compañía y fue cuando le extrajo una costilla a Adán para crear a Eva. Los primogénitos de esta pareja humana fueron Caín, Abe l y luego Set. Adán falleció a la edad de 930 años.

La historia de Adán y Eva se encuentra en las sagradas escrituras, específicamente en Génesis en los Capítulos 1 hasta el capítulo 5, donde se evidencia que Adán fue creado del polvo que se usaba en la alfarería formado a imagen y semejanza de Dios, y que le dio vida con un soplo que lo origina el Espíritu Santo y morará dentro de él.

Dios instaló a Adán y Eva en el Jardín del Edén para comprobar si eran fieles y obedientes, por lo que les dijo que podrían alimentarse de las frutas que daban todos los árboles, menos del árbol del conocimiento del bien y del mal; pero llegó la serpiente al observar el mensaje que recibían del Creador para acatar la única regla de no comer de este fruto, y se propuso con su maldad engañar a Eva, quien en su inocencia y ante semejante belleza que tenía los frutos y el árbol comió y le dio a Adán. Tenían la creencia que al comer de este árbol lograrían la sabiduría.

Este hecho les causó la expulsión del Jardín del Edén, y Dios los escarmentó con la muerte, el sufrimiento, la vergüenza y el trabajo. Según se evidencia en Génesis 3.19, Dios les exclamó: “Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás” y “parirás a tus hijos con dolor“.

Datos curiosos sobre el Jardín del Edén

Las famosas narraciones sobre el Jardín del Edén llaman la atención en las sagradas escrituras, porque es lo que da el nacimiento del hombre y la creación del mundo. Donde además relata la creación de Adán y Eva como los primeros humanos que habitaron la tierra, comieron del fruto prohibido, cometiendo el pecado original y Dios a causa de esto los arroja del paraíso y comienza el sufrimiento para el hombre.

En las sagradas escrituras se encuentran algunos lugares que pudieran presumirse en los que existió el Edén, así como las investigaciones realizadas por teólogos, historiadores y hasta exploradores han pretendido descubrir donde se ubicada y como era, por lo que de sus teorías se desprende los siguientes lugares:

Irak

En unos pasajes de Génesis se indica al río Éufrates. El afluente de agua conocido como Éufrates atraviesa a Irak. Según narra la leyenda popular afirma que en ese espacio se encontraba el Edén.

Jerusalén

Igualmente en Génesis se encuentra en uno de sus relatos el río Gihón, que se trata de unos de los tres ríos que atravesaba el Edén. El afluente de agua Gihón se halla situado en Jerusalén. Para muchos profesionales en la materia, esto da muestra de que en este lugar se hallaba el auténtico Jardín del Edén.

Irán

Existen algunos textos de origen sumerio que hacen referencia al Edén, estas escrituras y varias evidencias arqueológicas que han sido estudiadas afirman la teoría de que el Edén se encontraba situado en una llanura del norte de Irán muy cerca de Tabiz.

Venezuela

Según cuenta el descubridor Cristóbal Colón que la gran mayoría de sus expediciones estaban iluminados por la divinidad del Creador. Cuando arriba a Venezuela estaba casi seguro que había hallado el Edén, apoyándose en la teoría que de que la tierra tenía el símbolo de pera y que el Edén se encontraba en el nivel más alto y además gozaba de una espectacular belleza tanto en su vegetación, fauna y ríos cristalinos y hermosos.

El Jardín del Edén 9

Actual y ciertamente el Jardín del Edén no es realidad, el Creador lo eliminó junto con el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y el mal, porque el ser humano ya no podía ni tiene permiso para ingresar dentro de él, a causa del desacato del hombre, esto se evidencia en Génesis 3.22-24. Mientras que nuestros días, Dios dio la palabra que el hombre regresará a disfrutar solamente del árbol de la vida que se encuentra en el paraíso de Dios, esto se encuentra relatado en Apocalipsis 2.7, y que después será instalado en los cielos y la tierra nueva, que el Creador tiene dispuesto para sus beneficiarios, según lo narrado en Apocalipsis 22.2.

El Gan Edén, Huerto del Edén o Paraíso del Edén, simboliza el lugar que se seleccionará para venerar y alabar la presencia de Dios, el río figura la fuerza que contiene el Espíritu Santo que proporciona la vida eterna, según se relata en Juan 7.38.39. Todo ésto pretende dejar el mensaje para todos que hay que dejar que el Espíritu Santo fluya dentro de los seres humanos.

Películas grabadas sobre el Jardín del Edén 

El arte cinematográfico siempre ha estado interesado en producir distintas películas que reflejen lo contenido en las sagradas escrituras, el símbolo de la creación del universo, los primeros pobladores de la tierra no escaparon que fueran plasmadas en este maravilloso arte que de alguna manera transmite a sus seguidores y a quienes les encanta disfrutar de este prestigioso y mágico modo de ver historias y leyendas.

En el caso del Jardín del Edén le mostraremos las distintas obras y producciones cinematográficas que han sido fundamentadas en tan misterioso y mágico mundo que representa ser este lugar y donde moraron a Adán y Eva.

AÑO NOMBRE LUGAR CLASE
1998 Greatest Heroes and Legends of the Bible / Australia Video
Grandes Héroes y Leyendas de la Biblia
2005 The Animated Kid’s Bible India Movie Mediometraje Animación
1993-1995 Bible Ki Kahaniyan EUA TV-Serie
1994-1998 Mysteries of the Bible /Misterios de la biblia Reino Unido TV-Serie Documental
1996 Testament: The Bible in Animation EUA TV-Serie Animación
2000 In the Beginning /En el comienzo EUA, Reino Unido TV-Serie
2013 The Bible /La Biblia EUA TV-Serie Documental
1918 Restitution /The Conquering Christ / Italia Cine
God’s To-Morrow /By Super Strategy
1920 La Sacra Bibbia Francia Cine
1926 Le berceau de dieu EUA Cine
1936 The Green Pastures /Los verdes prados México Cine
1956 Adán y Eva EUA Cine
1960 The Private Lives of Adam and Eve / EUA Cine
La vida íntima de Adán y Eva
1966 The Bible. In the beginning /La Biblia EUA Cine
1967 El Pecado de Adán y Eva México
1983 Adamo ed Eva, la prima storia d’amore / Italia, España Cine
Adan y Eva, la primera historia de amor
1984 La Biblia en pasta España
1994 Genesi: La creazione e il diluvio / Italia, Alemania Cine
La Biblia: Génesis
2003 The Real Old Testament EUA Cine
2007 L’Animateur – The Animator – Australia Cine
 Der Trickzeichner (Australia)
2008 Génesis España Cine
2011 Eden le film Francia Cine
2012 The Bible… in the Beginning Canadá Cine
2016 Genesis EUA Cine

Imágenes del Jardín del Edén

A continuación podrán deleitarse con variadas y llamativas imágenes que representan el maravilloso y mágico huerto.

El Jardín del Edén 10

El Jardín del Edén 11

El Jardín del Edén 12

El Jardín del Edén 13

Dejar Comentario