≡ Menu




Ra: significado, uniones, símbolo y más

Ra, era el dios del cielo, del Sol y del origen de la vida en la mitología egipcia. Representaba el símbolo de la luz solar, además de ser el responsable del ciclo de la muerte y la resurrección.

¿Cuál es su significado?

La palabra Ra tomo como un término que aplicó inicialmente al Sol tomado en su forma de astro. Posteriormente, le fue adjudicado este nombre al dios en su relación con la creación del mundo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El dios Ra, era conocido como el dios del cielo, el dios señor del Sol y creador del origen de la vida dentro de la mitología egipcia. Era el símbolo de la luz solar, que concede la vida pero también es responsable del ciclo de la muerte y la resurrección. (Ver articulo: Pilar dyed)

Ra es el dios que representa el sol del mediodía, en su máximo esplendor. Se dice que en el antiguo Egipcio era dentro de los dioses, una de las figuras más importante.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Historia del dios Ra

La historia de este dios de la mitología egipcia tiene un contexto fabuloso pues se dice que en los principios del mundo no había luz y solo existía la oscuridad, acompañada de una gran extensión de agua que era conocido bajo  el nombre de Nun.

Se dice que el poder de Nun era tan grande que desde el interior de la penumbra hizo brotar un huevo grande y brillante y del interior de ese huevo surgió Ra. No se le conocen ni padres, ni esposa, aunque algunos escritos lo ubican como hijo de los dioses Nun y Naunet por lo de la historia de su origen.

El dios Ra tenía un poder infinito que le otorgaba la oportunidad de hacer lo que quisiera, incluso cambiar de forma. Aunque era un hombre humano, se transformaba constantemente en un pájaro.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Dentro de sus poderes estaba también el de la palabra, ya que se dice que todo lo que él nombraba tomaba forma y si era algo inanimado, le daba vida. Su solo nombre tenía tanto poder que siempre se guardaba en secreto para que nadie pudiera usarlo.

Es representado físicamente como hombre con cabeza de halcón, o un halcón cuando tomaba la forma de pájaro, coronado con el disco solar el cual estaba rodeado por el ureo, imagen que se constituyó el emblema protector preferente de muchos faraones, sosteniendo la cruz del anj y un cetro.

Con esta representación toma la forma de Ra-Harajti, que significa el sol del mediodía y siendo adorado bajo esta evocación por los pueblos. A veces aparece andando en posición de marcha y en otras imágenes se le ve sentado en un trono.

El dios Ra se dispuso a crear el sol diciendo que “al amanecer me llamo Khepri, al mediodía Ra y al atardecer Atum, apelando al poder de su palabra. (Ver articulo: Nut)

Algunos relatos sugieren que al amanecer el dios Ra se tragaba a una multitud de dioses haciendo alusión para ello con las estrellas, las cuales desaparecen al amanecer y reaparecen al atardecer. Se dice que con esta acción, el dios Ra absorbía los poderes de los dioses, renovando así su propia vitalidad para luego lanzarlos cada noche.

Ra, el dios creador del mundo

Por ser considerado el dios de la creación inicio con la aparición del sol por primera vez el cual llego para iluminar la oscuridad. El sol se elevó por encima del horizonte, pero luego, al atardecer, el señor sol, cayendo de los cielos para volver a ocultarse.

Luego de esto con su boca el dios Ra nombró a Shu, y se originaron los vientos que fueron  congregados por primera vez y comenzaron a soplar. Para complementar la escena, Ra evocó el nombre de Tefnut, y enseguida la lluvia se hizo presente gota a gota.

Siguió con el proceso de creación y más tarde nombró a Geb, quien con solo nombrarlo se formó la tierra y para hacerle compañía nombró a la diosa Nut, y el firmamento se arqueó sobre la tierra. Enamorado de su querido Egipto, Ra nombro a Hapi para que así se creara el majestuoso Rio  Nilo, y éste comenzó a fluir a través de Egipto, fertilizando a su paso los campos y el amplio valle.

Luego de crear el cielo, la tierra, los ríos y la naturaleza, Ra continúo nombrando una por una todas las cosas sobre la tierra, haciéndose reales y con vida tan solo con nombrarlas. Por último, les dio nombre a los hombres y a las mujeres, y se desplegaron las civilizaciones poblando toda la tierra. (Ver articulo: Osiris)

El dios Ra era poseedor de cuatro facultades, una de ellas es el “Hu” que denota el gusto y la palabra. Otro de ellos es el “Maa”, que es la visión. Tambien está el “Sedyem” que es el oído y “Sia” que se refiere al entendimiento y el tacto.

Además se dice que cuenta con catorce kas, que es la “fuerza vital”, un componente del espíritu humano, una parte del principio universal e inmortal de la vida, según la mitología egipcia.

Para los antiguos egipcios cuando nombraban la palabra kas se referían a los componentes del espíritu humano. Así Ra tenía Dyefa o Ayefa que era la abundancia, Aju – Estrépito o  Dyehen que significaba el resplandor. También tenía contentivo la Heka que denota la magia, el Hu referido a la alimentación, el Iri que significa la producción de alimentos, el Nejt  para llamar asi a la Victoria y el Pesedy a la luminosidad.

Otros de los kas fueron el Shemes la Fidelidad, el Shepes para referirse a la Gloria, el Seped  que era la Habilidad, el Uas contentivo del Honor, el Udy llamado así a la prosperidad, y el User  para denotar al vigor.

Aspectos relevantes del dios Ra

Dentro de las características tenemos que es un dios que posee el cuerpo de un hombre con cabeza de halcón, sobre la cual portaba el disco solar.

El dios Ra era sólo una de las muchas deidades solares que existían en el antiguo Egipcio junto a Jonsu y Horus. Se dice que era el dios oficial de los faraones, inclusive se le considera como hijo de estos.

El dios Ra gobernó Egipto durante miles de años llevando bienestar y prosperidad a sus habitantes Durante su gobernabilidad se mantuvo los campos productivos obteniendo buenas cosechas. Era el regidor mayor que imponía sus leyes para mantener el orden de los pueblos y sus civilizaciones.

Con su ojo Ra despedía una mirada aterradora, creando así a la diosa Sekhmet, una diosa maléfica. Como creador de los campos, además del sol representaba también la fertilidad y el poder germinativo. Era el soberano del mundo. (Ver articulo: Ptah)

Fue el creador de las directrices por las que el mundo debía regirse. Además de ser el creador del mundo, fue también primer señor de Egipto. Sus radiaciones se encarnaron en sujetos femeninas que podían ser transportadoras de la muerte

La unión entre Ra y Osiris         

Desde la XII Dinastía que fue el tiempo comprendido entre los años 1.990 a.C a 1.785 a.C, se comparó el mito del dios Ra con Amón de Tebas y con otros muchos dioses, excepto con el dios Ptah.

En esos mismos tiempos, aparece el dios Ra también junto a Osiris, representándolo como el dios de la resurrección y la vida, transformando incluso su nombre, el que mantenía en secreto que con la nueva evocación pasaba a ser Ra-hetep-em-Usir que significaba “Ra que reposa en Osiris”.

En la antigüedad, el dios Ra era considerado el dios de los muertos y consejero de los muertos, atributo que estaba en conflicto con el osirianismo; fue después cuando Osiris triunfó como soberano y juez de los difuntos.

En tiempos de Ramsés II quien fue el tercer faraón de la Dinastía XIX de Egipto, ya se detecta una síntesis solar, expresada claramente en la tumba de Nefertari, reina egipcia y esposa del faraón, en la que se define el “alma compleja”, que representa la unión de Osiris y Ra, simbolizada como una momia y donde rezaba el dicho: “Osiris, quien reposa en Ra, y Ra quien reposa en Osiris”.

Las escrituras del Reino Nuevo rememoran la balanza con la que el dios Ra pesa la conciencia de los difuntos. Sin embargo, esta función en el mundo funerario, no desmereció las otras ventajas de Ra, limitado en su prolongación por la autoridad que crecía de los pensamientos e ideales enmarcados en las denominadas osiriacas.

Ra apareció sobre la colina primigenia, rechazando el caos mediante la luz y el calor. En algunas culturas se le toma como el creador de los hombres, cuyo origen provienen de sus lágrimas, y de los propios dioses.

¿Quién es Amon Ra? 

Se dice que Amon-Ra fue una divinidad de la cultura tebana el cual paso a ser el más importante de la región una vez que la ciudad de Tebas comenzó a crecer notablemente, convirtiéndose así en la capital de la supremacía Egipcia

Los tebanos lograron un poder determinante y amplio luego que expulsaron a los Hicsos, quienes eran gobernantes extranjeros que tomaron el control del Bajo Egipto a mediados de siglo XVII a. C., de sus territorios, sentando así las bases para que la Dinastía XVII se mantuviera por varias décadas en el poder.

En los comienzos se consideró a Amon como el dios del aire, pero luego se le enlazó al mito del dios Ra, por lo que luego su denominación paso a ser Amón-Ra, quien era el dios del sol y el de la vida en la mitología egipcia. Se convirtió en el dios más trascendental de esta cultura, y fue tan relevante en la antigüedad que se concibió como la deidad más importante y poderosa.

Características de Amon-Ra

Amon-Ra poseía sobre su cabeza una enorme corona contentiva de plumas. Físicamente se representaba como un hombre de piel roja o azul.

En otra de sus representaciones aparecía como un hombre normal y completo, mientras que en otras imágenes era simbolizado con el cuerpo de un hombre pero con la cabeza de un animal, pero ambos con la corona de plumas.

Se dice que en sus manos sujetaba dos objetos típicos de la cultura egipcia, uno de ellos es el  cetro uas, que era una vara la cual contenía la cabeza de un animal fantástico en la punta de la misma. Este objeto era símbolo la autoridad y dominio.

El otro de los objetos que sostenía en sus manos era la cruz de anj, o también conocida como la cruz egipcia, llamada la llave de la vida, por lo de aquello que era el dios que daba vida. Este fue un dios que captó la atención y devoción por parte de los faraones, haciéndose más importante para ellos que el dios de la guerra.

Se consideraba como el dios omnipresente, pues tenía el poder de estar en todos lados, podía intervenir en todo pues todo lo veía. Era el dios más solicitado por los egipcios y faraones, quienes recurrían a la evocación de su nombre con la intención de que les concediera favores.

Dentro de las antiguas escrituras fue descrito como un Faraón y también considerado el rey del Antiguo Egipto. Por ser considerado Amon-Ra un faraón, gozo de la devoción prestada ya que en su cultura eran tomados como seres divinos además de ser las autoridades políticas. Durante su culto de adoración recibía trato especial por parte de los egipcios bajo la creencia de que era un ser inmortal.

Los templos y su culto

Entre los templos donde se le rendía veneración estaba el famoso Karnak, conocido como la ciudad fortificada, o “el lugar más venerado” como fue conocido en los primeros tiempos del antiguo egipcio. Estaba ubicado  frente a Luxor, en una zona de la antigua Tebas, donde residía el complejo religioso más importante de todo Egipto.

Tambien el templo Luxor, que estaba situado en el corazón de la antigua Tebas. Estaba consagrado al dios Amón bajo sus dos aspectos de Amón-Ra, que era considerado el dios del cielo, dios del Sol y del origen de la vida en la mitología egipcia.

Luxor era el sitio que concentraba la adoración y en donde se desarrollaban las procesiones, que eran las actividades que se hacían para rendirle honores al dios Amon-Ra. Hacia el año 2400 a. C. se había convertido en el dios principal de los faraones, siendo considera inclusive como una de sus reencarnaciones.

Durante el período de Amarna, que data del siglo XIV a.C, el faraón Akenatón, suprimió el culto de Amon-Ra, transfiriéndolo a una sola deidad solar que fue el dios Atón, el disco solar deificado, pero tras la muerte del faraón fue restaurado el culto al dios Amon-Ra.

Relación entre Ra y Horus

En la metodología Egipcia se presentaron varias deidades con la evocación de dios del sol, con características muy similares entre sí, conocidas en varios periodos de tiempos, donde coinciden con sus funciones, orígenes y atributos.

Además de coincidir en el titilo del dios del sol, también en su representaciones físicas eran coincidencia entre varios dioses de la mitología, ya que se cuenta en muchas leyendas la forma de dioses con cuerpo e hombres y cabeza de halcón.

Entre todas las deidades existen dos de los mitos que más coincidencias presentan pero que sin embargo, aun cuando tienen muchos puntos en común, e ninguno se confirma que se trate del mismo dios.

Dos de estas deidades son El dios Ra y el dios Horus. Ra fue considerado en los tiempos antiguos como el dios del cielo y por ende con dominio de los elementos que estaba en él así también se le dio el titulo del dios del Sol.

Por estar su mito ubicado en las fechas de los inicios del mundo, se le concedió como poder al dios Ra el don de dar la vida por lo que también fue conocido como el dios de la fertilidad. Ra era tomando como el icono de la luz solar, el que concedía la vida. También se le adjudicó la responsabilidad de ser el vigilante del ciclo de la muerte y la resurrección.

Era el dios que el sol en todas sus fases y estaciones. En su representación del sol del mediodía, ponía de manifiesto su máximo esplendor. Era considerado el dios más importante y respetado de toda la dinastía en la metodología por el poder de crear.

Se podía transformar en otros dioses según la estación del sol que adoptara por lo que se decía que cada noche transitaba por el mundo bajo la forma del dios Auf-Ra, que significa “el sol poniente”.

Mientras que el dios Horus, era el dios del cosmos en la mitología egipcia. Considerado como el fundador de los pueblos de egipcio. En un punto de coincidencia con el dios Ra, era considerado el dios del cielo, pero a diferencia de Ra, Horus también era considerado el dios de la caza.

El mito de Horus si tiene un registro de quienes eran sus padres, que eran los dioses Isis y Osiris, mientras que en el mito del dios Ra no figuran padres y más bien se le atribuye algo fantástico a su nacimiento haciendo alusión inclusive a que no nació sino que fue creado por magia y salió de un huevo.

Otro puntos de concordancia entre ambas historias es que los dos dioses son descritos como hombres con cabeza de halcón, solo que uno tiene sobre la cabeza un disco lunar y el otro una doble corona.

Se dice que fue en los tiempos del Imperio Nuevo donde se asoció al dios Horus con el dios Ra, pero prevalece Horus como el dios real más antiguo que tuvo forma de halcón.

Una de las características que destacan a Horus era que contenía en sus ojos al sol y a la luna, pero luego los religiosos le adjudicaron al dios Ra tener el poder y la potestad sobre el sol, quedando el ojo de Horus como la representación de la luna.

En algunos escritos se señala que el dios Horus fue por mucho tiempo el protector y defensor de la barca del dios Ra. También se señala que fue con la ayuda de Horus, que el dios Ra pudo establecer su dominio sobre las regiones del Norte.

¿Cuál es su símbolo?  

El símbolo más conocido del dios Ra es su ojo, el cual es similar al ojo de Horus, pero encarna varias nociones similares, uno de ellos es el desenlace siniestro que ocurre cuando la diosa del Ojo pierde el control y los dioses tratan de regresarla a la calma. Este es un dato clave dentro de los relatos de la mitología egipcia

El Ojo de Ra u Ojo de Re como también es conocido, es un elemento de la antigua mitología egipcia que simboliza la contraparte femenina del dios Ra.  Además de esto, muestra otra fase del dios, su cara violenta y con gran fuerza con la que logra dominar a sus enemigos.

Además de ser un símbolo, El ojo es una extensión del poder de Ra. Este poder va relacionado al porte del disco del sol. También es un elemento que lo ayuda a diferenciarse como entidad independiente que es.

Al ser su par en femenino, las características tienen más que ver con personificación de  varias diosas egipcias, como Hathor, Sekhmet, Bastet y Mut. En ese caso, la diosa del Ojo emprende los roles de madre, hermana, amiga, esposa e hija del dios del Sol, Ra. A ella es asociado el período en procrea  es formado un nuevo amanecer.

Con respecto a su carácter violento, el Ojo se convierte en protección y defiende al dios Ra de cualquier elemento u enemigo que amenace con desestabilizar a su gobierno. El carácter de peligro que presenta la diosa del Ojo, se ve representado por una leona, junto a un uraeus o una cobra, los cuales tienen significado de protección y autoridad real.

El Ojo de Ra estuvo implicado en varios espacios de la religión egipcia, incluyendo a los cultos de las diosas que estaban asociadas con ella. El poder que posee de poder dar vida le ha sido celebrado durante múltiples rituales en distintos templos.

La característica de ser un amuleto peligroso fue utilizado para proteger al faraón, pero también lugares sagrados y personas comunes dentro de sus hogares.

Otras de las representaciones que tiene el ojo de Ra es su carácter destructivo que manifiesta el poder del dios Ra. Un ejemplo de ello es el calor del sol, el cual puede llegar a ser tan riguroso en Egipto, que se ha convierte en un arma más eficiente que cualquier otra con la que se pudiera atacar al dios.

El uraeus solar representa al Ojo como una fuerza peligrosa que rodea al dios del sol y lo protege de sus enemigos al lanzar centelleos de flamas que se convierte en un mortal veneno.​ A veces utiliza este tipo de cerco para rodear a la barca, denominado como el “Hathor de las Cuatro Caras”, que figuran la vigilancia del Ojo en los cuatro puntos cardinales.

Dentro del ataque de sus enemigos se cuenta la acción de la mirada malévola del Ojo del dios Apep, que se considera una potente arma contra Ra, pero para contrarrestar su acción, cuenta con el Ojo de Ra quien es la única arma que detiene los poderes de Apep.  El aliento de fuego que se expide del Ojo ayuda a la destrucción de Apep.​

El ojo de Ra cumple con una función apotropaica, la cual se expresa como mecanismo de defensa mágico o sobrenatural, la cual queda evidenciada en determinados actos, rituales, objetos o frases formularias.

Esta función consistente en alejar el mal o protegerse de él, de los malos espíritus o una acción mágica maligna. Este es un punto en común con el Ojo de Horus, que se cree que también actuaba para alejar el mal. El Ojo solar ayudaba a Ra en la ceremonia en que sacrificaba a los dioses, cuando Ra se los comía y se dice que la luz roja que a veces acompaña al amanecer representa la sangre producto del sacrificio.

Beneficios del uso del Ojo como amuleto

  • Reza el mito que su evocación puede emplearse para combatir el mal de ojo.
  • Se usa como símbolo de protección de las familias y a las almas de las personas fallecidas.
  • Tiene el atributo de poder atraer la salud y el bienestar a la persona en el hogar o cualquier rol que desempeñe.
  • Fomenta la prosperidad y el renacimiento.
  • Rompe con oraciones malignas, así como cualquier enfermedad generada por sentimientos negativos.
  • Es empleado como un amuleto para la protección y la buena suerte.
  • Tiene el poder de ahuyentar a los malos espíritus y las energías negativas de los sitios
  • Tiene gran efecto sobre la restauración y el regeneración de los cinco sentidos.
  • La imagen del ojo simboliza también la vida y la salud.
  • Su uso es empleado en forma de amuletos como colgantes, cadenas u pulseras.
  • El material en que son fabricados es en oro y plata, aunque también se usan otros materiales. Incluso, son usados por las personas como adhesivos y hasta se hacen tatuajes con la forma del ojo para protección.

Dejar Comentario