≡ Menu




Aprende todo sobre Kujata, en la mitología árabe

Kujata es un dios que permanece dentro de la cultura árabe, es conocido como un ángel que descendió del cielo para soportar la tierra. Todo lo que necesitas saber acerca de esta deidad árabe podrás encontrarlo en este artículo.

¿Quién es Kujata?

Kujata es un dios que nació cuando el mundo se formó y la tierra era inestable, este dios nació bajo el mandato supremo del dios Alah, con la finalidad de sostener y mantener la tierra para los seres humanos; éste se dedicó a sostener el mundo sobre los hombros para darle sostenibilidad a la tierra. Esta deidad es considerada como un ángel que mandó el dios supremo para que soportara el peso de la tierra pero a su vez para que sirviera de soporte para los seres humanos. (Ver arrticulo: Amaterasu)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Muchas tribus sostenían a este dios como una deidad suprema, ya que era considerado como un ángel que dejó de servir a Dios para convertirse en un instrumento para el desarrollo de los humanos. Esta deidad proviene de la religión preislámica, ya que estos al ser una cultura politeísta creían en la variedad de dioses y semidioses que existían en la tierra y en los diferentes elementos, siendo Kujata uno de ellos.

Leyenda

Muchas leyendas hablan que este dios nació bajo el mandato de Allah, ya que al momento de crear al mundo no previó las diferentes catástrofes y la manifestación de diferentes seres que querían destruir lo que él con mucho esfuerzo realizó. Cuando Allah creó el mundo lo hizo de la nada, formando el universo y las diferentes estrellas del cielo, éste por último creó la tierra pero sobre esta existía mucha inestabilidad, por eso la deidad suprema mandó a un ángel a que sostuviera la tierra para darle fortaleza y estabilidad.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Este gran ángel fue escogido directamente por Alah, entre todos sus hermosos ángeles hubo uno que destacó entre todos y fue el primero en ser reclutado, por esto el ángel lleno de dicha y felicidad absoluta salió del cielo y voló sobre el mundo. Este ángel poseía unas alas tan grandes que con tan sólo un solo movimiento era capaz de cubrir a toda la tierra. Éste sobrevoló bajo la tierra y con los dones cuales fueron otorgados por el mismo Alah, el ángel sostuvo al mundo, en ese momento el dios Kujata se encontraba observando cómo éste abrazaba la tierra y la protegía. (Ver arrticulo: Lao-Tse )

Se dirigió por el mar hacia donde se encontraba el ángel y, junto con el dios Bahamut, viajó por la tierra. Cuando llegaron adonde se encontraba el gran ser celestial, el dios Kujata se dirigió a posarse sobre los pies de este, el ángel apoyó sus pies encima del rubí que se encontraba en el centro de Kujat  y así esta deidad pasó de ser el  protector de la tierra firme al que sostiene al ángel que mantiene a la tierra en un mismo lugar.

Múltiples leyendas afirman que desde ese momento el mar pasó a estar bajo los pies de este dios y, sobre el inmenso mar, se encuentra un gran abismo por donde existe fuego y sobre este se encuentra encerrada una gran serpiente que es capaz de devorar toda la creación hecha por Alah, se considera también la figura del dios Kujata como el intermediario entre la tierra, el mar, el aire y el fuego, convirtiéndolo en el gobernante de estos elementos.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Apariencia

Este dios posee un cuerpo similar al de un gran toro, posee cuatrocientas patas y por cada par de pies se encuentre la cabeza de un bovino, múltiples bocas, lenguas, orejas y narices; es visto en muchos dibujos antiguos como un ser sin forma o con la apariencia de una criatura con cabeza de diferentes animales.

Otros relatos antiguos árabes hablan que para poder llegar al extremo de esta criatura era necesario vivir seiscientos años para poder recorrer el cuerpo completo de este dios, haciéndolo ver como una gran criatura con una inigualable fuerza y apariencia equivalente al tamaño de Júpiter. Esta criatura es vista en la mitología árabe como el pilar que sujeta la tierra. (Ver arrticulo: Naraka)

La gran fuerza y capacidad que poseía este gran ser era visto como la primera deidad hecha por Alah al momento de formar al mundo, ya que su gran cuerpo y su fuerza absoluta lo hace una criatura incapaz de vivir junto con los humanos. Otras leyendas antiguas hablan de este dios como un toro de gran tamaño que posee un rubí frente a sus grandes cuernos y así cuida y protege a todo aquel que desee lastimar la fuente de su poder.

Dejar Comentario