Manat, lo que no sabías sobre esta diosa

Manat es una de las grandes diosas, hija del dios supremo dentro de la mitología árabe. Es vista como una diosa que cuida el destino y el tiempo de los seres humanos. Todo lo que necesitas saber acerca de esta imponente deidad árabe podrás encontrarlo aquí

manat

Manat como diosa

Manat es una diosa que está dentro del panteón de los grandes seres mitológicos de la cultura árabe, vista como la última hija del dios supremo, que conforma el triángulo divino. El nombre Manat, dentro de la cultura árabe, significa muerte, destino o tiempo, estos atributos la definen como la diosa de la muerta, la única capaz de controlar el tiempo y el destino de las personas y todos los seres vivientes. Esta diosa es la más venerada por sus poderes místicos, los cuales le dan múltiples atributos sobre la vida y la muerte, es vista como una diosa omnipotente.

Esta diosa es venerada a través de una piedra negra, esta es levantada a las orillas de la playa, entre las ciudades Meca y Medina, en otras palabras entre el mundo espiritual y la tierra. Muchos pueblos dentro del territorio árabe la consideran como una diosa de la muerte y el destino de la personas. Junto con sus hermanas Uzza y Al-lat, es vista como la gran protectora de la vida y del portal entre los vivos y los muertos. Estas diosas son vistas como una trinidad, ya que conforman una gran entidad que se encarga de regir la vida y todas las características de ellas en el mundo.

Se considera que esta diosa es la única que controla el destino de los hombres y de todas las criaturas del mundo, así como el paso del tiempo y de las acciones de los seres humanos. Se dice que esta diosa es la que controla estos tiempos, los acontecimientos y es la única que posee los poderes sobre estos. Muchos de los antiguos escritos árabes hablan sobre los poderes de esta diosa; múltiples poesías fueron escritas contando la historia de esta deidad. (Ver articulo: Humbaba)

Leyenda

Muchas leyendas hablan sobre cómo Manat ha influenciado durante muchos años la historia de los dioses árabes, esta entidad es conocida como la que reparte la justicia y la igualdad en el mundo, siendo la patrona del tiempo y el destino, Manat es la encargada de llevar y coordinar  a los espíritus por el mundo espiritual y por la reencarnación.

Muchos antiguos árabes aseguran que esta diosa fue la última en nacer en los planes del Dios Supremo. Junto con sus otras hermanas es considerada como las que conforman la trinidad divina, estas diosas se encargan de regir y controlar el mundo, se creía que serían las encargadas de llevar y controlar la vida en el plano material y en el mundo espiritual; muchas personas aseguraban que estas diosas llevarían la paz en los diferentes mundos y eran las únicas que se encontraban entre dios y los seres humanos. La diosa Manat se consideraba como la que más afinidad con los seres humanos, convirtiéndose en la encargada de llevar a la vida o a la muerte a las personas.

En muchos textos se habla de las grandes fiestas, ceremonias y obras que se realizan en las capillas donde se veneraban a estas diosas. Muchas otras leyendas veían a estas divinidades como un sólo ser masculino. Luego de la llegada del Islam la adoración de la diosa Manat se perdió en el tiempo. (Ver articulo: Ishtar)

Poderes

Manat es la diosa que controla el destino y el tiempo de las personas y el mundo; el culto que le rendía a esta diosa se basaba la adoración de esta junto con sus hermanas. La diosa Manat es considerada como la diosa de la muerte, vista también como la patrona de la justicia y de la equidad. Manat representa el símbolo de la suerte y la parca, siendo la única que elegiría cuando morirían los hombres. Esta diosa es la que carga con el hilo de la vida de las personas y es la única capaz de cortarlos.

Esta diosa tenía muchos atributos parecidos a dioses greco-romanos, vista muchas veces como la diosa Manawat de los nabateos, diosa de la muerte y la venganza; también es comparada con la diosa Tyche, la cual era considerada como la deidad que se encargaba de decidir la suerte de los mortales.

Esta diosa lleva la luna menguante en su cabeza, representando así, la muerte, también la relacionan con la estrella de la tarde, considerada como la estrella del destino. Durante el año de la conquista de la meca por el grupo de musulmanes el santuario de esta diosa fue destruido por órdenes de Mahoma, que consideraba a estas diosas como satánicas, ya que dentro de su religiosa sólo podía existir un solo dios que es único y absoluto. (Ver articulo: Profecia Hopi)

Manat, lo que no sabías sobre esta diosa
2 (40%) 1 voto


Si te ha gustado el artículo Manat, lo que no sabías sobre esta diosa te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario