≡ Menu




Damballa: oración, invocación, conjuro y más

Damballa es un demonio que proviene de la practica vudú, práctica que se remota a los años 400 a.C. Todo lo que necesitas acerca de Damballa podrás encontrarlo aquí.

¿Quién es Damballa?

Damballa es conocido en el continente africano como un demonio usado en la práctica vudú, este demonio es conocido como la parte masculina de la naturaleza siendo uno de los representantes de la familia Ghede, dioses que están al servicio de los de la magia vudú. Este demonio también es conocido como Damballah Wédo, en la religión vudú se le denomina a los espíritus intermediarios como Bondye, tienen parecido a los ángeles del cristianismo solo que estos sirven al hombre.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El vudú es una de las religiones más antiguas del mundo, esta proviene de África y data del comienzo de las civilizaciones humanas, se estima que esta religión posee 10.000 años de antigüedad, siendo una de las primeras religiones del continente africano. Esta religión nació en Haití primeramente durante su tiempo de colonización, los adeptos tenían que practicar su religión a escondidas, ya que la práctica de esta significaba la muerte por mano de los españoles, por eso mucho de esta religión está hecha en el idioma de los nativos. (Ver artículo: Adjule)

Damballa se representa como una serpiente que gobierna sobre las otras fuerzas de la naturaleza vudú. Este dios tiene que estar presente en primer lugar en todo altar haitiano, ya que es la imagen principal de esta religión. Según la historia, este dios se mueve lentamente por la tierra de forma elegante y con gracia, pero sin perder la dignidad ni el orgullo, al poseer cuerpo de serpiente, es conocido también por su alta agresividad y frialdad, muchos los que le piden a este dios deben conocer sus excéntricas ofrendas que deben hacerse a este dios par que el cumpla con lo que le piden.

La comunicación con este dios es muy difícil, ya que según muchos religiosos este dios habla a través de metáforas y acertijos muy complicados. El dios Damballa es el que menos forma humana posee dentro de los loa (dioses de la religión vudú), muchos de los devotos que veneran a este dios se visten como serpiente y se arrastran por el suelo siseando por el piso e incluso subiéndose a los arboles, con el objetivo de llamar a este dios en sus ritos espirituales.

En las sesiones espirituales este dios se manifiesta muy pocas veces, ya que cuando este aparece frente a sus devotos no logra entenderse debido a los sonidos graves y distorsionados que genera. A este dios se lo venera los días jueves, siendo el único día cuando este dios se puede manifestar y hablar de forma más entendible.

En la religión vudú Damballa es conocido como el padre del cielo y es el principal creador de toda la vida, es conocido como aquel que gobierna la mente, la inteligencia y el equilibro espiritual, como posee cuerpo de serpiente es conocido también como el gran maestro, este creó el cosmos y las estrellas en el cielo, fue el que dio pie a la creación de las montañas y los bosques.

Este dios está sincretizado con San Patricio, Cristo Redentor, la Virgen de la Merced, se le adjudicaron estos nombres luego de la llegada de los españoles al continente africano para esclavizar este.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Damballa usó ocho rayos para crear los metales, creó las rocas y las piedras sagradas, cuando éste derramó su piel creó las aguas dulces y de sus lágrimas el mar, duró mucho tiempo creando al mundo. Cuando el sol se mostró dentro de la neblina de polvo por la creación de este dios, en medio del bosque, las plantas y los árboles, se creó un arcoíris, y Damballa le otorgó el nombre de Ayida Wedo, este dios la amaba y la hizo su esposa, y desde ese momento se quedaron juntos como la serpiente y el arcoíris. El color de Damballa es el blanco, ya que este representa la pureza.

Damballa está relacionado con los ancestros creadores del mundo, él, junto con su compañera Ayida Wedo, son los seres más viejos y sabios ya que fueron ellos los que crearon al mundo, muchos dicen que el movimiento de sus colas causan los grandes terremotos, así como los grandes tsunamis, las corrientes marinas, la aparición de los arcoíris y la creación de los valles. La unión de estos dioses creó a los seres que llevan sangre, estos dioses se encargaron de enseñar a los humanos a beber sangre de serpiente como un sacramento que les permitiría acercarse a estos dioses y aprender de su sabiduría. (Ver artículo: Upanishads)

El dios Damballah Wedo es representado por una hombre que posee cuerpo de una serpiente blanca grande su presencia en el mundo trae el agua, la lluvia y la paz, está relacionado como el que da la fuente de vida en el mundo. Este ser cuando posee un cuerpo humano silva y saca la lengua, se mueve como una serpiente y se posa por encime de los árboles y las ramas, chasquea la lengua y da múltiples zumbidos. Este dios es considerado como el padre amoroso del mundo ya que de él proviene la creación de la tierra y el universo.

Él, junto con su esposa Ayida Wedo, se encargan de cuidar a todos los seres vivos del mundo y a los espíritus loa, que son las otras entidades vudú a quienes le brinda tributo. La unión de estos dos dioses le da origen a la creación humana ya que la vida solo prevalece con un hombre y una mujer. Los vive Damballah Wedo son representados como una sola serpiente que da lugar a la vida en el mundo.

Se habla de este dios también que es el único capaz de comunicarse a través del fuego, por eso muchos creyentes prenden hogueras y danzan alrededor de ellas para llamar así a la espiritualidad de este dios, y sea través de las llamas que dirijan su mensaje, en donde estos pueden pedir también ayuda y solución a los problemas que se les presenten.

¿Cómo invocar a Damballa?

Muchos son los ritos para llamar a los diferentes loas de la cultura vudú ya que la invocación de estos dioses son considerados rituales religiosos que necesitan tener una preparación de días de antelación y contar con muchos materiales para conseguir con éxito la invocación a estos dioses a la tierra nuevamente, ya sea para pedir algo o sencillamente con otros fines religiosos, como por ejemplo curar enfermedades.

En África fue donde la religión vudú tomó mucho más poder ya que fue ahí donde muchos nativos crearon un lugar cómodo donde practicar su religión, sin tener que hacerlo escondido como lo hacían en la antigüedad, ya que por culpa de los colonizadores españoles toda su cultura tuvo que ser escondida para así protegerla y poder llevarla de generación a generación. La expansión de su cultura al resto del mundo fue hecha en forma de venganza indirecta por parte de todos los esclavos africanos.

Estos esclavos africanos que fueron vendidos como mercancía a América y Europa, llevaron su cultura consigo y la impartieron en estos nuevos continentes, en donde llevaron sus prácticas sin distinción ni miedo, atrayendo a muchas personas a su cultura. Para invocar a los dioses del panteón loas, se tiene que tener claro para que se va a realizar la ceremonia y cuales son las personas involucradas en este medio. Muchas de estas deidades están precedidas por Legba.  (Ver artículo: Jormungander)

Legba es la persona que se encarga de llevar un balance entre los espíritus con mayor fuera y la de aquellos con menor fuerza espiritual, son estas personas los que se encargan de recibir las espiritualidades en las ceremonias, ellos visten trajes típicos de la cultura con grandes máscaras hechas de diferentes materiales. Al ser una balanza entre los humanos y los espíritus esta persona tiene que realizar varias preparaciones previas que se basan en limpiezas.

Estos espíritus llamados loa, entre ellos se encuentra el supremo dios llamado Damballa que es el primero que tiene que estar presente dentro de estas ceremonias ya que todos los espíritus loa están bajo su comando y control, este tiene que tener un altar propio donde es venerado previamente pidiéndole  su consentimiento al momento de realizar  la ceremonia. Damballa es el dios que preside la virilidad y la fuerza, es a el que se le pide por la salud y el bienestar ante las enfermedades, padecimientos y la propia muerte.

En las grandes ceremonias participan muchas personas  las cuales son las encargadas de llamar a través de cantos bailes y el toque de tambores a estas entidades para traerlas de nuevo al plano terrenal, uno de los dioses al que se le tocan muchos tambores por muchas horas es a Erzulle que es conocida como la diosa del amor, a esta espiritualidad se le llama para invoque el amor y la tranquilidad emocional de muchas de las personas que le piden y tienen fe. Muchos de estos dioses son invocados para realizar el bien o el  mal. (Ver artículo: La Guerra de Troya)

Para llamar a estos dioses se empieza con el toque de tambores frenéticamente, junto con muchos cantos religiosos de la cultura vudú, a través de esto se invoca a la espiritualidad de la tierra, muchos de los presentes dentro de la ceremonia bailan al compás de los tambores, y aquellos que resultan ser mas sensibles a las energías son capaces de recibir diferentes espiritualidades que son llamados por los tambores y buscan un cuerpo donde poder posesionarse, ya sea para molestar a las personas que ahí se encuentran o para darle un mensaje a los que allí se encuentran.

Estos bailes se realizan en sitios grandes y espaciosos, estos lugares se encuentran preparados por los mismos religiosos para volverlos aptos para los espíritus, muchos buscan lugares sagrados donde se han practicado anteriormente estos bailes. Todo esto es preparado por los sacerdotes o sacerdotisas vudú quienes a través de diferentes cantos, rezos y otras prácticas religiosas preparan las tierras donde se van a realizar la ceremonia, también los lugares donde los legba danzarán.

Es el sacerdote vudú el que se encarga de dirigir estos bailes, también son los encargados de dibujar en el suelo los veves o también conocido como los símbolos sagrados, ya que estos se encargan de llamar las energías de los espíritus. Es el mismo sacerdote el que da inicio a la ceremonia y lo termina. La finalidad de la ceremonia es llamar a los loa, estos espíritus se encargan de poseer los legba y vienen para comunicarse con todos los presentes con la idea de traerles paz, prosperidad, cura a diferentes enfermedades, preguntas sobre el futuro o temas específicos o causar la destrucción de los enemigos.

Estos rituales finalizan con el sacrificio de un animal, la mayoría de las veces son  gallinas o cabras las que son presentados ante los dioses, muchas personas han acusado al vudú por realizar sacrificios humanos, pero estos nunca se han demostrado hasta la actualidad. Cuando se realiza la ofrenda del animal los tambores son tocados aun más rápidos y frenéticos, las personas presentes tienden a gritar, todo para darle conocimiento al espíritu que se encuentran agradecidos por su presencia.

Estas ceremonias son realizadas tanto en el día como en la noche, dependiendo siempre de la espiritualidad a la que desean convocar y con cual finalidad, muchos de los toques del tambor son hechos con diferentes ritmos, unos mas rápidos otros muchos más lentos, todo esto es manejado para traer la energía de esa espiritualidad. El toque de los tambores, junto con los cantos, crea una armonía en donde las personas presentes pueden contagiarse de estas energías y recibir múltiples deidades.

En la religión vudú se pueden llamar a diversas deidades dentro de la misma ceremonia, ya que todas estas trabajan en conjunto para llevar consigo un mensaje o cumplir con las peticiones de los devotos. La magia vudú se divide en múltiples actividades, entre ellas está la realización de muñecos para depositar en ellos a una entidad o la energía de una persona.

Hay una práctica donde se puede invocar al dios Damballa, esta actividad se hace únicamente en sitios más cerrados y se realizan con fines muy personales, esta práctica es llamada magia negra, en donde la persona puede invocar a las diversas deidades en un momento específico para realizar un trabajo determinado, se diferencia a las otras prácticas religiosas ya que en esta se busca encontrar un fin especifico. Muchas personas realizan estas actividades para realizar trabajos detallados o sencillamente para perjudicar a otra persona.

Muchas de estas prácticas se han conocido alrededor del mundo por su eficacia pero también por el mutismo que se encuentra detrás de ellas, estos rituales son pasados de generación en generación, con la finalidad de preservar todos los secretos y hechizos que fueron creados por  las mismas deidades.

Damballa como demonio

Es considerado un demonio por su múltiples facetas, este dios vudú posee un cuerpo de serpiente, este le brinda una particularidad dentro de todas las deidades que sirven a este culto por la peculiar forma en que es representado. Desde la llegada del catolicismo por los españoles a las tierras africanas, determinaron a este dios como unos de los esbirros de un demonio mayor, por la naturaleza del mismo y del como este era adorado.

Desde ese momento catalogaron a esta religión como pagana, y todo aquel que la practicara sería ejecutado, ya que estas creencias no iban de acuerdo a la cultura de estos, muchos de los nativos africanos ocultaron estas prácticas y las realizaban a escondidas, por miedo a ser ejecutados. Por más de tres décadas ellos permanecieron ocultando su religión y aceptando el catolicismo como la única y verdadera religión del mundo. Estos nativos disfrazaron a sus dioses con la sincretización religiosa en donde al dios Damballa lo llamaban como San Patricio, ya que fue este el que triunfó ante las serpientes en un encuentro que tuvo con estas a lo largo de su vida.

damballaEn otras culturas se considera a Damballa como el rey de las serpientes siendo este el único capaz de gobernar sobre estas frías criaturas, son muchos los libros antiguos que relatan la historia de este dios con cuerpo de serpiente junto a los poderes absolutos que poseía sobre los humanos, estos hablan sobre control mental, capacidad de causar estragos en la naturaleza y la capacidad de conceder un deseo a aquel que se lo pidiese. Por esta razón este dios vudú es considerado un demonio en otras religiones, aunque en la misma cultura se habla de un dios benevolente que fue el responsable, junto con su esposa de crear al mundo, su apariencia física fue considerada como inhumana y catalogada directamente como un ser sobrenatural.

Muchas son las personas que consideran a las serpientes como la representación de la maldad y la oscuridad, otros creen que estas son pequeños demonios, que se esconden entre las sombras y sólo atacan cuando ven que tienen la oportunidad, usando sus colmillos llenos de veneno, con los cuales puede retener a su presa hasta engullirla y luego comérsela, pero todo esto es mentira las serpientes son animales altamente inteligentes y astutos.

La forma en que estos animales cazan su comida es considerada en múltiples culturas como asombrosa ya que son capaces de comer cuando ven la capacidad de hacerlo, las serpientes oro actúan cuando es necesario y se defienden solo cuando consideran que su vida puede estar en peligro, acto que se le es dado a todo animal salvaje que lucha por su supervivencia.

Algunas de las antiguas sectas veían a estos animales como seres mitológicos de otros mundos ya que sus rasgos, su personalidad fría y su gran temperamento eran evaluados como personas que se encontraban en un plano superior al de los humanos. Estos animales son queridos y respetados ya que cuando se enojan es difícil calmar su ira Y sus colmillos venenosos  pueden resultar mortales para la persona.

A lo largo de los años las serpientes son ilustradas como demonios, a través de pinturas o símbolos, todo esto dado a su naturaleza fría y mortal, aunque las serpientes no representan ninguna de estas actitudes, en cambio los demonios son seres que actúan por instinto, por gusto, placer, diversión e incluso por aburrimiento. Son criaturas que a lo largos de los años se han ganado la creencia de seres que solo buscan lastimar a los demás por puro placer para sí mismo.

En cambio las serpientes con cualquier otro animal solo actúan por supervivencia, de ellas y de su especie. Muchos consideran a las serpientes y a los demonios como dos caras de la misma moneda y otros como dos gotas de agua, muy parecidas. El ver al dios Damballa como un demonio es la terminación de la misma ya que este al poseer un cuerpo de una serpiente blanca es comparado y timado como uno de los encargados de hacer al mundo perecer.

¿El conjuro Damballa es real?

El dios Damballa es considerado también en la religión vudú como el ser supremo que trae los cuerpos a la vida después de la muerte, estos son atributos dados por su omnipotencia como ser creador del mundo en la religión vudú, pero estas prácticas han sido reservadasúnica y exclusivamente para las personas que son devotos a esta cultura, ya que la práctica de este hecho o el intento del mismo son cosas que solo saben aquellos sacerdotes y practicantes de esta.

Este famoso conjuro fue visto en la película de Chucky en la cual con estas palabras mágicas traen a la vida al muñeco y de ahí encarna todas las ocurrencias de esta famosa película de terror.

Este conjuro es la mezcla del francés, inglés, y haitiano, fue tomado como la unión de diversas palabras para conocer lo que una vez se escucho como “Ade Due Damballa. Dame el poder te lo suplico! Leveau mercier du bois chaloitte, Secoise entienne mais pois de norte, Morteisma lieu de vocuier de mieu vochette,Endelieu pour du boisette Damballa”  dicha frase fue la que trascendió la idea de que esta funcionaría y podría servir para darle vida a los muñecos a cambio de una alma humana.

Actores del reparto original de este film dieron declaraciones que esta invocación provenía de una autentica magia vudú y que gracias a ella se podía percibir poderes mucho mas allá de los imaginados, llamando al dios Damballa para que interceda e introduzca el alma dentro de una persona u objeto. Todos estos mitos son creados por la curiosidad  del ser humano por el querer hacer de la ficción traerlo a la realidad.

Ya el significado de estas palabras o, si estas provienen de una oración propia del vudú, sólo se mantienen presente para todos aquellos que conocen a la perfección la historia a través de los años de esta cultura y los secretos que han llevado consigo de generación en generación, ya que cada religión y cultura guarda para ellos algo único y especial, esto solo se es dado a aquellos que practican cada una de estas, y las enseñanzas sean para bien o para mal para que los utilice.

Este conjuro en español habla sobre el intercambio del último momento del cuerpo para poder suplantar el alma del mismo en otro y así evitar la muerte del alma. Este conjuro se hizo muy repetido por aquellos que creían que podían utilizar estas palabras para traer a la vida a algún ser que ya no está vivo u traspasar el espíritu dentro de otro cuerpo.

Chucky y Damballa

Chucky es un personaje muy conocido alrededor del mundo por sus múltiples películas de miedo y terror, esta película fue lanzada en el año 1988 donde este muñeco haría su primera aparición en el mundo como el muñeco del terror. Este personaje fue creado por Don Mancini, este muñeco fue poseído a través de la magia vudú por un encantamiento hecho por un moje de esta religión en donde le da vida al que sería el peor asesino en estas sagas de terror.

Conocido alrededor del mundo por los nombres de: “muñeco diabólico”, “chucky el muñeco diabólico” esta película fue dirigida por Ton Holland y este film cuenta la historia de los múltiples asesinatos realizados por este personaje quien era un asesino serial que fue disparado por la policía y para no morir movió su alma a la de un muñeco, en donde el podría continuar realizando sus diversos asesinatos sin tener que ser perseguido.

La relación que existe entre este diabólico muñeco y el dios Damballa es que en medio del conjuro para poder pasar el alma de una persona a un muñeco se invocó a este dios que es el rey dentro de la religión vudú para que fuera él  quien lo ayudase a mover su espíritu. Entre estas oraciones es mencionado su nombre múltiples veces por ser el único capaz de realizar esto dentro de la película.

Dejar Comentario