Aprende todo sobre Koschei, el zar del inframundo

Koschei es un personaje perteneciente a la mitología eslava, de origen ruso. Éste es un ser malévolo con un aspecto horripilante y senil que representa una constante amenaza para las mujeres especialmente las jovencitas. Tiene un inmenso poder el cual le emana de otra dimensión. Es conocido como a uno de los “dioses viejos”.

¿Quién es Koschei?

Koschei es un personaje muy versátil, con múltiples historias dentro de su mitología y causa que le ha ameritado diferentes nombres y slogan como el caso de “Koschéi el inmortal” ó también el nombre de “Koschéi, el sin muerte” pero el más famoso fue el remoquete de “El Zar Koschéi”. Su nombre tiene orígenes de varias descendencias y nacionalidades como el Chajlik en ucraniano y el Kościej en polaco, siendo sus orígenes derivados de la mitología rusa.

La traducción de su nombre del ruso a la escritura latina sufre leves cambios en la manera de escribirlo y pronunciarlo, estando entre ellos Koshchéi, Kashchej Koshchey, Kashchei y Kashchey. Referente a su etimología, el nombre de Koschéi sugiere un aspecto esquelético que describe bastante bien a este personaje, descifrando la palabra desde su raíz “Kost” ó “кость” que significa  Hueso en ruso al igual que kość en polaco.

Otro de los conceptos que se originan de la palabra Koschéi derivado del eslavo “Chájlyi”, significa “deshidratado” o “seco”, asociando estos términos a la apariencia de dicho personaje. Por su relación con la muerte y su apariencia de esqueleto, Koschei era denominado el señor del inframundo, un ser de condición inmortal cuya leyenda indica que se encuentra prisionero en un pequeño lago ubicado en el continente. (Ver articulo: Druaga)

Dentro de sus atributos está que cuenta con un gran poder que le fue otorgado por ser una criatura de otra dimensión por lo que muchos se refieren a él como uno de los “dioses viejos” y unido a sus hermanos forma parte de los llamados “dioses de la muerte”, que se alimentan de la vida, atributo que pueden desarrollar gracias a que tiene dicho poder.

Su Historia

Los orígenes del Koschei datan de los tiempos que antecedieron al “Caldero y la Madre” e incluso mucho antes que se creara el reino de Prythian. Un ser denominado el tallador de hueso, había cruzado las dimensiones de otro mundo aunque según su propia versión, él cayó en su mundo porque así lo quiso, pero no lo hizo solo, atravesó el umbral junto a su hermana gemela llamada Stryga y su hermano mayor que era Koschei.

Cuando los tres hermanos traspasaron la dimensión, adquirieron grandes poderes en comparación con los estándares del mundo. Su inmenso poder les valió de mucha fama, dándose a conocer por el mundo como “dioses”, siendo sus primeros fieles los faes. Sin embargo, entre los tres hermanos, el llamado tallador de huesos era el más débil con respecto a fuerza y magia por lo que le temía a sus otros dos hermanos. Llevado por ese miedo, decidió esconderse del resto del mundo.

Producto de su miedo, consintió que una mujer de los Faes lo llevara a la cárcel, la misma persona que anteriormente engañaría a su hermana con el objetivo de que ésta disminuyera su poder, acción tras la cual fuese internada dentro del corazón de Prythian, y más tarde haría lo mismo confinar con su hermano Koschei, a quien llamaba “su pequeño lago en el continente”. (Ver articulo: Ereshkigal)

Este personaje originario del folclore eslavo, era denominado como Koschei el Inmortal, llamado así respondiendo a su rasgo característico más relevante, su incapacidad para morir, mas sin embargo, su inmortalidad no era infalible. Su historia describe como Koschei creó un hechizo mágico para protegerse y defenderse a sí mismo, pero, accidentalmente dejó sin percatarse un pequeño margen de error.

La leyenda Koschei deja por sentado que era un ser de apariencia espantosa, al que se le podía ver por las montañas de Rusia, mostrando su esquelético cuerpo desnudo, cabalgando su caballo embrujado. Tenía la facultad de cambiar su apariencia y forma, razón por la que a veces era visto como un horrible monstruo y otras veces como un ser humano. Su maldad lo lleva a tener fama de secuestrador, teniendo entre sus víctimas preferidas las del género femenino a las cuales aborda en forma de un tornado o torbellino.

Pero sobre esto pesa más la característica de Koschei como la representación de la muerte de la que él mismo temía. Dicho miedo lo llevó a cometer ciertos errores, teniendo en su haber uno de mayor relevancia, un hechizo imperfecto que hizo para auto protegerse de cualquier daño. El precio que pagó Koschei para tener vida y lograr la inmortalidad fue quedarse sin alma. Cuenta la historia que sacó su alma del cuerpo y la escondió dentro de una aguja que a su vez introdujo dentro de un huevo. Junto a esto atrapó a un pato y a un conejo, encerrándolo con llave dentro de un cofre elaborado de un material de hierro o cristal, el cual enterró luego en una isla.

La leyenda narra que si el pecho llegaba a ser desenterrado o abierto, el pato lo usaría para tratar de escapar. Al ser asesinado el pato, el conejo aprovecharía la ocasión para tratar de huir. En una oportunidad, uno de sus oponentes casi se apodera del huevo que le da la vida a Koschei, acto que puso en peligro su existencia. Según la historia, el huevo contiene la aguja cuyo contenido es el centro donde está radicado su inmenso poder. Se indica además que quien logre obtener el huevo podrá ejercer control sobre este demonio místico. (Ver articulo: Naraka)

Otra parte de la leyenda reza que si el huevo se llega a romper, la aguja también se rompería, haciendo que Koschei perdiera su inmortalidad otorgándole unos cien años de vida que al terminarse, representaría la muerte venciendo así al demonio. Sin embargo, la historia más destacada sobre quién era el personaje de Koschei el Inmortal, curiosamente no tiene nada que ver con el cuento del huevo ni con su característica como un ser inmortal, sino más bien como un romántico mujeriego, siendo descrito con estos rasgos dentro de los cuentos de hadas rusos.

Características

Este místico personaje tiene diversos aspectos, siendo uno de los principales que Koshchei es el más feo de los villanos existentes dentro de la mitología rusa. Esta figura es considerada como el zar del inframundo, el señor del más allá, un ser cargado de codicia y mucha maldad. Su remoquete como el Inmortal le fue otorgado debido a que realmente es difícil de matar, sin embargo, existe una forma de obtener su alma y acabar con el hechizo de inmortalidad. Se dice que para lograr matar al Koshchei, quien lo enfrente debe esforzarse y realizar miles de cosas.

Generalmente es descrito como un rey, señor o gran soberano del más allá. Físicamente se dice que es flaco, al punto de vérsele los huesos. Es alto y anciano, y le gusta raptar a las doncellas a las cuales se dice que encierra en el sótano de su castillo. Dentro de la cultura rusa, el Koshchei es una especie de hechicero maligno con una apariencia aterradora, que cabalga desnudo por la llanura montando un caballo mágico.

Tiene la capacidad de cambiar de forma y apariencia. Como otros seres mitológicos, tiene su contraparte femenina conocida como la bruja Baba Yaga, quien extrae sus poderes de los elementos. Un contexto de nubes negras cargadas con tormenta acompañada de truenos y relámpagos, es la escena que antecede su aparición. Dentro de la formas que puede adoptar están la de un torbellino o una tormenta, acompañado de una niebla o neblina, esparciéndose por el aire. Es el espíritu que encarna los poderes destructivos contentivos dentro de la naturaleza. (Ver articulo: Dios Plutón)

Tiene preferencia por las mujeres hermosas a las que le gusta someter y raptar. Además del remoquete del inmortal, el Koshchei es llamado “el no muerto”, en vista de que su alma o espíritu, así como la fuerza de su vida y el misterio de cómo puede producirse su muerte, se encuentran ocultos en un lugar inaccesible y fuera de su cuerpo. Existen algunas versiones de que para matar al Koshchei, solo hay que darle una patada en la cabeza montado sobre uno de los corceles mágicos pertenecientes a Baba Yaga.

La patada del caballo le produce la muerte y luego el héroe de la historia se encarga de cortarle la cabeza, la quema y sus cenizas son esparcidas al viento. Así como Koshchei puede cambiar de apariencia, también puede hacer lo mismo con su voz, utilizando esto como un arma al aterrorizar a sus contrincantes lanzándoles gritos que los paralizan. También con su voz realiza un encantamiento por medio del cual induce el sueño de sus enemigos al enfrentarlos.

Cuando sale a cabalgar sobre su mágico caballo, se desprende de su piel, ya que por la velocidad, se comienza a desparramar por el soplo de los cuatro vientos, por lo que se pueden ver aves de rapiña en su cuerpo tratando de quitarle los restos de piel que le quedan en el cuerpo o como los pedazos van quedando en las copas de los árboles que van de camino, el cual atraviesa instando a los espíritus que acudan a acompañarlo. Aunque es descrito como un ser malvado, posee un carácter el cual depende de sus emociones.

Dicen que llora de rabia durante horas cuando alguien se atreve a burlarse de él, por lo que se le ve sollozando, y dicho lamento aterra a las bestias y a los hombres por igual. Suele ser un cazador y a pesar de su astucia y apariencia, tiene dentro de sus debilidades que es muy vano, lo que lo hace ser objeto de burla por parte de cualquier mujer que finge verlo irresistible. Koshchei tiene el poder de ver todo aquello que está oculto aún con los ojos cerrados. Tiene como bebida favorita el té verde y la leche agria de cabra con sal.

¿Cómo vencerlo?

Koschei es un ser inmortal al que no se le puede matar con medios tradicionales u ordinarios, es decir, que no se le puede ocasionar algún daño golpeándolo, agrediéndolo o causándole lesiones a su cuerpo, siendo inmune a dichos ataques. Según su historia, se dice que el mismo separó su alma de su cuerpo para poder hacerse inmortal. Su alma está escondida dentro de una aguja, que a su vez se encuentra dentro de un huevo en el interior de un pato y éste está dentro de un conejo todo resguardado dentro de una caja de hierro enterrada en la tierra y debajo de un roble, en una isla. Según la versión donde se cuente la historia, se cambia el material de la caja que puede ser de cristal, oro en vez de hierro.

Estando su alma a salvo, el Koschei será siempre inmortal, pero si la caja es abierta y el conejo logra escapar, llegue a morirse saliendo así el pato también saldrá de él, alejándose. En otras palabras, si el huevo contentivo de la aguja con el alma cae en manos de alguien, esta persona tendrá poder y control sobre el rey del inframundo, provocando que llegue a debilitarse, enfermarse y morir al perder su magia. Si el huevo se rompe, se producirá su muerte instantáneamente. (Ver articulo: Duat)

La leyenda de Koschei y el Príncipe Iván

Cuenta la leyenda que el príncipe Iván se quedó muy solo luego que sus padres murieron y sus tres hermanas, que eran su familia más cercana, se casaran con sus respectivos pretendientes. Después de un año en solitario, Iván se decidió a vivir una aventura. En el camino que emprende se consigue primero con una mujer guerrera conocida con el nombre de Marya Morena, con la cual decide casarse y compartir el camino a la aventura.

Pero tiempo después, su esposa decide irse a la guerra, dejando a Iván nuevamente solo y a cargo de la casa, no sin antes prevenirlo de que por nada en el mundo debía abrir un armario que ella tenía, pues contenía un secreto que ella celosamente había guardado allí. Preso por la curiosidad, Iván hizo caso omiso a la advertencia de su esposa y abrió el armario donde se encontró con un hombre con harapos y de aspecto viejo decrépito, portando con doce cadenas.

El anciano al ver a Iván le pidió un poco de agua, ya que por muchos años había estado privado de alimentos y bebidas por un largo tiempo. Pasados los días, Iván comenzó a sentir empatía por aquel anciano, pasándole barriles cargados de agua. En muy poco tiempo, aquel hombre ya se encontraba totalmente restablecido y fue el momento oportuno para revelarle al joven cuál era su verdadera identidad, indicándole que era el poderoso e inmortal hechicero, llamado Koschei.

Una vez que se sintió fortalecido, Koschei aprovechó el momento para liberarse de las cadenas que lo mantenían prisionero. Luego de esto, tomó a Marya como prisionera, secuestrándola y desvaneciéndose en el aire, ya que su magia también se restauró. Iván se propuso como misión rescatar a su esposa Marya, emprendiendo su búsqueda, logrado dar con ella y huir de las manos de su opresor, pero sus esfuerzos al final fueron en vano, fue superado en dos oportunidades por Koschei, quien usó a su rápido corcel para emprender el escape.

El príncipe Iván volvió a enfrentar al villano de Koschei pero éste logro vencerlo, cortando el cuerpo de Iván en cubitos para luego arrojarlo en el océano. La leyenda dice que Iván logró zafarse de la muerte, ya que sus tres hermanas se habían casado con maestros hechiceros que dieron con el cuerpo de Iván logrando revivirlo.

Iván debía recuperar a su esposa a quien Koschei había dejado bajo la custodia de Baba Yaga, una vieja hechicera compinche del malvado anciano. Para este cometido, el príncipe se entrenó para tomar un caballo mágico que viajara tan rápido o más que Koschei. Este entrenamiento duró tres días y luego de esto, robó el caballo y huyó con su esposa Marya.

El mago malvado de Koschei persiguió por mucho tiempo a Iván y Marya sin éxito alguno, para luego ser asesinado con el corte de una espada embestida por Iván y una fuerte patada que le dio en la cabeza el corcel mágico del príncipe, para posteriormente quemar el cuerpo del cruel  hechicero. El príncipe Iván y su esposa Marya vivieron “felices para siempre” y la relación de Iván con sus hermanas también fue restablecida.

La muerte de Koschei el Sin Muerte

Cuentan que en un insólito y lejano reino, ubicado en el bajo mundo, reinaba un perverso hechicero, llamado el zar del inframundo, un ser que no puede ni morir, ni ser asesinado, conocido con el nombre Koschei, el Sin Muerte. La fortaleza de este místico ser está envuelta por abundantes estacas que atraviesan el cráneo de un enemigo, clavado en cada una. Pero en dicha especie de barrera permanecía una última estaca libre en la que se clavaría el cráneo del siguiente contrincante que se atreviera a enfrentar a tan temible ser.

Esta criatura no era un ser humano común sino un terrible monstruo que gobierna en otro mundo, en otra dimensión; un mago hechicero que tenía el poder de oler los huesos de la gente que estaba viva, detectando la presencia de las personas a través de su olfato. Además, tiene como atributo el poder ver con los ojos cerrados, cambiar de forma y hasta de convertirse en niebla o torbellino. Este monstruo puede conjurar el poder de los elementos dominándolos a su voluntad, el aire, la tierra, el fuego, el agua.

Su grito era un arma potente con el cual aterrorizaba a sus enemigos o simplemente ponía a dormir a sus oponentes. Esta criatura acumula inmensas riquezas las cuales guarda en lo más profundo de los sótanos y cavernas donde habita. Con su aliento puede paralizar a sus contrincantes, convirtiéndolos en estatuas de piedra, algo que era conocido por todos los seres vivos que habitaban en su reino.

Tiene bajo su poder extraños artefactos mágicos, los cuales están hechizados, como el caso de instrumentos musicales que se tocan solos o anillos con los cuales se puede viajar por encima del mar. Es dueño de animales fantásticos, destacando en su lista un caballo que tiene tres patas, siendo a veces descrito con cinco y hasta con siete, siendo más rápido que el viento.

Este terrible monstruoso hechicero es invulnerable e inmortal, por lo que la muerte natural no puede alcanzarle, nada puede matar a Koschei, llamado el sin muerte. La clave de su poder se concentra en su alma que a su vez es su punto débil, ya que la pérdida de la misma es lo único que puede provocarle la muerte. Su alma se encuentra separada del cuerpo, estando protegida en un lugar muy lejano imposible de alcanzar. Se dice que sin su alma, entonces Koschei no puede morir ni ser asesinado.

Emplea su tiempo para participar en guerras y realizar prácticas de caza. Domina un lenguaje en el cual no es necesario pronunciar ninguna palabra de forma directa. Su piel está compuesta de escamas de pescado y le gusta cabalgar su caballo mágico por las praderas y montañas de Rusia, invocando a demonios y espíritus con sus terribles gritos. Se dice que al temible monstruo de carácter inmortal sólo se le puede dar muerte al conseguir el lugar donde oculta su alma, cuyos únicos datos obtenidos son que se encuentra en una isla remota ubicada en medio del Océano, conocida con el nombre de Buyan.

Parte de su historia narra el episodio en que por su preferencia con las jovencitas, se vio instado a raptar a una hermosa princesa, por lo que luego se enfrenta a un príncipe, el héroe de la historia que trata de rescatarla. Este príncipe recibió la ayuda de otros magos hechiceros que eran enemigos también de Koschei, así como de animales fabulosos, que cumplieron el objetivo de rescatar a la princesa y matar al terrible demonio sin muerte.

En medio del clímax de la lucha entre el héroe y el temible monstruo, el príncipe logró matar a Koschei, dando con el paradero del alma, rompiendo la aguja que estaba en el interior del huevo, y rompiendo también el huevo cayéndose Koschei ante sus ojos para luego morir.

Sobre el aspecto físico de Koschei, el sin muerte, no existen muchas descripciones, sin embargo se mantiene los datos de que era un ser alto, delgado y muy viejo, por lo que se cree que su nombre puede ser relativo a su aspecto, y se ha relacionado con el ruso кость que significa hueso, por lo que se presume que Koschei era un esqueleto viviente, un cadáver ambulante que al moverse hacia un crujido con sus huesos.

Su nombre también se ha asociado al eslavo antiguo kostь que denota la palabra abominación, de donde además emanan términos referidos a cadáver, carroña y que llevan consigo también los términos que en lenguas eslavas significan blasfemo, maldito, profanador, infractor junto a insultos vinculados a sus actividades delictivas como el rapto y tortura, en especial la de bellas mujeres y princesas.

De igual forma, su nombre puede asociarse al vocablo eslavo de seco y en otras interpretaciones, se relaciona con košci que significa servidor o esclavo de donde se deduce que pudo haber sido el sirviente de la bruja Baba Yaga cuyos poderes eran parecidos a los del ser malvado. El nombre de Koschei es citado por varios autores, tal es el caso de la cita breve que hacen sobre él en la bylina del autor Iván Godinovich, episodio donde se lanza una flecha con dirección hacia unos pájaros los cuales auguran su fracaso, volviéndose contra él y ocasionándole la muerte.

También es mencionado dentro de un pedazo de ribete de plata en el tiempo del siglo X, cuando el Boris Rybakov quien es historiador y arqueólogo, lo representa en un episodio del libro: Б. А. en el año de 1981. El personaje de Koschei ha sido interpretado desde la psicología y su muerte encargada al héroe, siendo también vinculado como una representación de lo que fue el mundo antiguo, episodios suscitados en los tiempos remotos, y su muerte representa la transición que da paso al tiempo moderno dentro de la historia.

Desde que comenzaron a realizarse los estudios de las religiones antiguas, se ha interpretado este místico personaje como un guardián proveniente de otro mundo, una deidad que consignaría un mito donde se explica el paso del tiempo y sus estaciones, por lo que Koschei pasó a encarnar la parte oscura, sombría e invernal del año.

Es una de las deidades del inframundo más antiguo dentro de la mitología eslava. Dentro de las artes Koschei el sin muerte, es el antagonista del ballet de Igor Stranvinski, pieza denominada “El pájaro de fuego” en el año de 1910. De igual forma, el ruso Nikolai Rimski-Korsakov, escribió una ópera de tres escenas en el año 1.902, en la que el personaje de Koschei, es también un antagonista, pero aun así es el personaje más importante de la historia.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Aprende todo sobre Koschei, el zar del inframundo te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario