Irkalla, lo que no sabías sobre este lugar mitológico

Irkalla es uno de los lugares que se puede considerar como el infierno por la religión cristiana, pero Irkalla cumple un papel totalmente distinto, ya que son tierras custodiadas por la diosa Ereshkigal, junto a su compañero Nergal que es la deidad de los muertos y las personas llegan a sufrir allí como normalmente se cree.irkallaEn las creencias de la mitología mesopotámica se le puede llamar a Irkalla con diferentes nombres, como por ejemplo, Arali, Kigal, Gizal o la tierra de abajo. Por lo general, es común encontrar que una deidad se llame como el lugar donde mora.

Portales de Irkalla

Como hemos explicado anteriormente, Irkalla es lo que se conoce como el mundo de abajo, el infierno o lugar de las tinieblas. Se dice que en un principio el nombre que se le iba a otorgar a la soberana Ereshkigal, sería Irkalla. La diosa se encargaba de todos los asuntos que se desarrollaban en Irkalla, hasta que llegó Nergal a Irkalla; porque fue encomendado por los cielos.

El mundo de Irkalla también puede ser utilizado para nombrar a ambos mandatarios. El objetivo de Irkalla es que las personas que han muerto lleguen a vivir luego de estar muertos. Primero la persona debía recorrer los siete portales que dirigen el camino hacia Irkalla, cada uno de los portales tiene una persona encargada de registrar a todos los que entran allí, también evitaban que tomaran el recorrido incorrecto. (Ver artículo: Mummu)

Por otro lado, todas las personas que tienen que pasar cada uno de los portales, se desprende de cada una de sus pertenencias, quieran o no, no es una elección, ya que los guardianes de cada portal, indican qué pertenencia se debe dejar allí. Por lo que no se quedan con prendas, joyas y los ropajes que llevan puestos.

Aquellos que se pueden comunicar con los habitantes de Irkalla son aquellos que en determinado momento fueron muertos errados o personas que llegaron de forma equívoca a Irkalla. Por esta razón, tendrían la posibilidad de ser salvados. De igual manera, el cuerpo de los que han muerto puede llegar a desgastarse, como sucede en otros mundos.

Realidad del mundo de abajo

Irkalla es el paradero de las personas que ya no están en la tierra, este lugar guarda relación con los escritos que se encuentran en las culturas griega o hebrea. Sin embargo, esta visión no la comparten en otras religiones y culturas, porque se considera desde una perspectiva que en este tipo de lugares habitan aquellos que tienen que ser sancionados por sus faltas en la tierra. (Ver artículo: Ninsun)

Ereshkigal se encargaba de mantener el orden en Irkalla, ya que no cumple el papel como el reconocido inframundo de los dioses oscuros. En realidad, Irkalla es un lugar donde no hay algún tipo de sanción o premio, sencillamente se podría interpretar como el lugar donde se habita en un cuerpo que no trasciende a otra vida.irkalla

Ereshkigal en Irkalla

La reconocida diosa de la tierra de los muertos pertenece a las creencias acadias y sumerias, mora en Irkalla con su esposo Nergal. La diosa es descendiente del dios Anu, hermana de soberana Ishtar. En un principio perteneció a la corte de las deidades celestes, pero fue capturada por un dragón que la dejó en Irkalla y allí pasó a ser la gobernante.

Relato de los soberanos

El relato que se conoce sobre las deidades que habitan en Irkalla, en determinado habían pertenecido a la vida de los cielos. Nergal fue llamado para ir a Irkalla, conoció a su soberana y ambos decidieron llevar una vida juntos. Pero el amor duró unos seis días, ya que Nergal quiso huir para poder regresar a su vida en los cielos.(Ver artículo: Anshar)

Ereshkigal, al percatarse de la ausencia del dios en Irkalla, se dirigió hacia el dios Anu de una manera amenazadora, ya que mandaría nuevamente a todos los que habitaban en su reinado hasta que los habitantes de Irkalla estuvieran por encima de los vivos. Pero si no quería que eso sucediera debía regresar Nergal a Irkalla y así poder compartir la vida. Anu, enojado por la advertencia de Ereshkigal, mandó nuevamente a Nergal a Irkalla, cada portal que él atravesaba lo iba destruyendo por el enojo que llevaba consigo. Existe una interpretación del relato, que dice que Nergal sacó a la soberana por los cabellos de su poltrona e intentó cortarle la cabeza. Pero Ereshkigal en vista de lo que haría Nergal, le declaró su amor y lo persuadió para que ambos estuvieran a cargo de Irkalla.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Irkalla, lo que no sabías sobre este lugar mitológico te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario