Aprende todo sobre Azukiarai en el mito japonés

El Azukiarai, es una criatura muy carismática dentro de la mitología japonesa, con forma de humano y que habita a lo largo de los ríos de Japón.

Azukiarai, su historia

La palabra Azukiarai significa “El que lava azuki”, siendo la palabra etimológicamente Azuki que significa judía. Este personaje es un ser mitológico que tiene forma de humanoide y vive en los ríos de Japón.

Hay quienes aseguran que se le puede escuchar cantando por los borde de los ríos. Al cantar interpreta una melodía que contiene las notas “Azuki togō ka, hito totte kuo ka, shoki shoki”, que en japonés significa, “¿Debería lavar mis Azuki, o atrapar a un hombre para comérmelo?, Shoki Soki”. (Ver articulo: Uke Mochi)

En realidad esta canción tan amenazante era para protegerse de los hombres, ya que era una criatura muy tímida y frágil. Sí finalmente se veía muy amenazado intentaba asustar al humano. La palabra Shoki es una onomatopeya con la que se imita el sonido de algo cuando se está fregando o lavando. El Azukiarai es una criatura de carácter tímido, que es inofensivo, que no causa daño a los humanos, pero sí le gusta asustarlos.

Por el mismo aspecto de su timidez, cuando se presenta ante las personas que aseguran haberlo visto, lo ha hecho transformado en un bebé, o en un pequeño viejo, o también con forma de una mujer muy anciana y pequeña.

Azukiarai

Características del Azuki

El Azuki, se presenta como un misterioso tipo de yokai que se encuentra en las regiones montañosas y lagos de Japón. Es conocido con varios sobrenombres regionales, siendo el caso común el de nombre de Azuki Togi.

Este yokai aunque habita en lo profundo de bosques y montañas, le gusta pasar su tiempo cerca de los arroyos. Los pocos que han dicho haberlo visto, lo describen como un ser corto de cuerpo y chaparro. Se dice que tiene los ojos grandes y muy redondos, con manos también grandes y contentivas solo de tres dedos. (Ver articulo: Yokai Kasha)

Generalmente su figura se compara a la de un sacerdote budista. Da una apariencia de constante alegría y en su cara siempre tiene una sonrisa tonta. Es más común escuchar al Azuki entonando sus melodías, que verlo.

Tiene como actividad principal lavar las judías de azuki rojas en la orilla de los ríos, donde se presenta cantando sus melodías algo tenebrosa, e intercalada con el sonido “shoki shoki” de los frijoles que lava dentro de un cesto. Estos sonidos se escuchan algo como Azuki araou ka Hito totte kuou ka, cerrando con el shoki shoki.

El significado de ese canto es ¿Debo lavar mis alubias rojas o tendré que atrapar a un humano para comer? Y shoki shoki. Se dice que las personas al oír el canto de Azuki pierden el equilibrio y caen a los ríos o lagos. Al oír el chapoteo del cuerpo caer en el agua, espanta al Azuki, huyendo del lugar.

Este yokai posee una sorprendente habilidad para imitar los sonidos de la naturaleza y los animales, elemento que utiliza como arma de defensa y camuflaje. Se tiene la creencia que lograr ver a una de estas criaturas atrae la buena fortuna.

El Azuki toma la apariencia de un hombre calvo y pequeño, con aspecto grotesco, sus ojos son saltones y tiene los dientes torcidos. Usa el bigote fino y siempre esta vestido con ropa desgastada y en harapos. Se le puede ver en las orillas de los lagos y estanques, siempre agachados y con un barril de frijoles azuki. A veces, cuando se siente descubierto se transforma en un perro mapache o una comadreja.

¿Quién es el Azukibaba?

Existe también una criatura llamada Azukibaba o Azuki-togi-baba, el cual también es un yokai y de características muy similares al Azuki, comenzando por el hecho de que también habita en los bosques pero a diferencia del otro, es mucho más raro y sumamente peligroso.

Los habitantes de Miyagi dicen que esta criatura forma parte de la familia del Azuki. Esta descrita como una vieja bruja que veste de blanco y canta con voz muy áspera y ronca. Le gusta salir durante las tardes y noches lluviosas o también durante el otoño.

Su canción es muy parecida en la letra a las notas que interpreta el Azukiarai, pero con la diferencia de que Azukibaba si cumple la amenaza de atrapar y comerse a los humanos. De igual manera se le puede observar cantando su aterradora melodía mientras cuenta y lava los frijoles en el río. Se dice que la historia de Azukibaba solo se usaba como un modo de asustar a los niños que se comportaban mal comportarse.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Aprende todo sobre Azukiarai en el mito japonés te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario