Descubre todo sobre amanojaku, una criatura mitológica

Amanojaku es considerado como un oni, expresión que dentro del folklore japonés hace referencia a un engendro demoníaco y malévolo que habitan en el Yomi, el inframundo, tierra de los muertos, lugar donde permanece y habita a la espera de las almas que abandonan la Ashihara: Tierra de los vivos.

Amanojaku

Orígen

La figura de Amanojaku está íntimamente relacionada con la diosa Amanozako, de la cual se afirma es una de las deidades más representativas de la Yomi, a la cual los textos antiguos describen como una criatura de temperamento enrevesado y terrible, cuyo origen se presume parte de Susanoo, que dentro del Sintoísmo japonés, es reconocido como el dios de los mares y las tormentas, de las tempestades y batallas, quien un día, en un ataque de furia, procedió a vomitar y de éste emergió la figura de Amanozako.

La figura de Amanojaku no solo es recogida en los textos antiguos japoneses como Kojinki y el Nihonshoki, sino que también su figura resalta en la aparición del tradicional cuento japonés Urikohime, que narra la historia de cómo una pareja de ancianos cuidaban amorosamente a una pequeña jóven nacida de un melón, que constituía su protección frente al mundo exterior. Cierto día, ante la ausencia de los ancianos, el malvado Amanojaku ingresó al hogar donde se encontraba la joven y la devoró sin piedad.

Características

Amanojaku usualmente es representado como un pequeño demonio cuya influencia es capaz de generar en las personas pensamientos que los lleven a actuar de una forma malvada; tal es la perversidad y maquinación con la que actúa para someter a las personas a sus oscuros designios.

Importancia de los Onis dentro del folclore y cultura japonesa.

La mitología japonesa destaca por su gran número de complejos relatos mitológicos que buscan enriquecer y dotar de relevancia al sistema de creencias sobre el cual se estructura la sociedad nipona. Es usual encontrar dentro de los textos antiguos, un sin número de referencia a los onis o engendros demoníacos, del cual Amanojaku destaca sólo como uno de ellos, pues este forma parte junto con los Yokai, los Kappa y los Tengu de grupos de criaturas o demonios que aparecen reseñados en la mitología japonesa, a través de diversas representaciones artísticas, como pinturas, esculturas y diversas representaciones simbólica.

Esto trae como consecuencia que la creencia en la existencia de demonios como Amanojaku, tenga raíces ancestrales dentro de la cultura japonesa, que se remontan al momento mismo del mito de la creación, protagonizado por Izanagi e Izanami, incluso antes de la recopilación de las historias de Japón en los textos antiguos, que se transmitieron a través de la tradición oral, por lo que lleva a hablarse de la existencia de aproximadamente 8 mil demonios, aunque se estima -que al igual que los kamis- estos son innumerables.

Esta creencia arraigada en la existencia de demonios está estrechamente relacionada con el Sintoísmo que está consolidada como la segunda religión con mayores adeptos dentro de Japón y el cual considera que los Oni y los fantasmas japoneses se originan porque en el momento de la reencarnación, las almas quedan padeciendo el karma indefinidamente, por hechos acaecidos durante su vida, lo que origina que estos permanezcan en un estado de penitencia eterna en Yomi, tierra de los muertos.

Influencia de Amanojaku en la cultura moderna.

Pese a ser considerado culturalmente como un engendro perverso y malévolo, esto no ha impedido que Amanojaku tenga recepción dentro de la cultura japonesa y los medios de difusión de la misma, como manga, animes, videojuegos entre otros; siendo así es posible encontrar como la figura de Amanojaku es el nombre de uno de los personajes en el famoso anime Gakkō no Kaidan serie que se centra en narrar historias de fantasmas y donde, como es de esperarse, Amanojaku es fiel a su esencia y es un personaje realmente malvado.

De igual manera en el videojuego Urotsukidōji -cuya versión en español se titular, El Señor del Mal- aparece representado un personaje en honor a Amanojaku.

Amanojaku ha sido adoptado como calificativo, si se quiere despectivo, dentro del argot popular de la sociedad nipona, pues este hace referencia a una persona incomprensiblemente contradictoria.

Como se ha podido observar, a pesar de tener una fuerte connotación negativa, la cultura japonesa no esconde ni relega el aspecto oscuro o malvado contenido en sus creencias; Amanojaku pese a su naturaleza demoníaca forma parte de la cultura moderna de la sociedad nipona y la mitología alrededor de su figura destaca dentro de la vasta mitología japonesa.¿Quieres saber más sobre la influencia del inframundo dentro de la mitología? Te invito a leer  Dis Pater.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Descubre todo sobre amanojaku, una criatura mitológica te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario