≡ Menu




Descubre todo sobre Tartalo, un cíclope gigante

Tartalo es el nombre con el que se identifica a un gigante con un solo ojo en la frente, perteneciente a la mitología vasca y a quien muchos le tienen miedo, es un personaje que le gusta comerse a los humanos y se le considera el primer pastor. Descubre más de este personaje vaso a lo largo de este artículo.

¿Quién es en la mitología vasca?

La mitología vasca es un conjunto de creencias que se dedicaban a adorar a dioses de forma pacífica, puesto que ninguno de estos estaban vinculados con la guerra o la violencia, como en el caso de otras mitologías; estos adoraban la vida y no querían destruirla; en vez de tener una morada de los dioses, se creía que estos habitan dentro de la Tierra, siendo su principal diosa Amalur que es la Madre Tierra; sus creencias giraban en torno a los cuatro elementos, el agua, fuego, tierra y aire, sin embargo, la tierra era el más importante.

Además tiene como fundamento que todas las criaturas existentes poseen un alma, es decir, que es una mitología animista. Los personajes de esta mitología conviven e interactúan cotidianamente con los humanos y pertenece a lo que sería hoy en día como el país Vasco o a Euskal Herria, los cuales son el país Vasco francés, Navarra y el país Vasco.

Aunque debido a la cristianización trataron de ocultar y cambiar todas las creencias y deidades que tenía el pueblo vasco, sin embargo, estas leyendas y mitos sobrevivieron a la actualidad para conocerlas y entender más sobre esta cultura, además de ser una de las mitologías más ricas de toda Europa.

Uno de los personajes más famosos de la mitología vasca es el Tartalo, también llamado Alabari, Torto y Anxo, se le puede describir como un cíclope (parecido a los de la mitología griega), es decir, que tiene solo un ojo en la frente y es de estatura alta, con una fuerza que no tiene límites, ya que según la leyenda se podía ver a Tartalo jugando con unas pelota hechas de piedra para luego tirarlas por las montañas, debido a esto se le acreditan varias de las construcciones que existen en la actualidad.

Es un personaje maligno que vive en las cuevas y según las creencias de este pueblo se dice que habitaba la cima del monte Sahadar, localizado en Zegama, a ese lugar se le llamó Tartaloetxe (que forma un dolmen) donde la mayoría de las leyendas de este personaje sobrevivieron. Se cree que es el primer pastor ya que en su cueva resguardaba a las ovejas, aunque algunos creen que se las comía.

Es uno de los personajes más atemorizantes y odiados de la mitología vasca, porque es impulsivo, salvaje, malicioso, su apetito no tiene límites y es muy agresivo, pero su característica principal es que Tartalo es un personaje antropófago, en otras palabras, le gusta comer carne humana.

Debido a las muchas leyendas que existen de Tartalo se le han atribuido características que en algunas leyendas no tiene, como por ejemplo, en una dice que es un personaje solitario, en otras que tiene una esposa pero que no suele asociarse con otros cíclopes, que se come a los cristianos, otras que Tartalo había nacido de uno de los jentiles (personajes de la mitología vasca y que se les describe como unos gigantes buenos y bondadosos) pero que había nacido con un solo ojo y que como se mencionó anteriormente se considera que Tartalo es el primer pastor.

Como muchas culturas, existen personajes que se les asemejan a otros, en el caso del Tartalo no es la excepción, uno de los personajes que se le parecen es al temible Ojáncano (de la mitología cántabra) es un cíclope que personificaba el mal; otro de estos mitos es Polifemo de la mitología griega del libro la Odisea (compuesto por Homero), cuando Odiseo y sus hombres se encontraron con la isla de los cíclopes, en donde hallaron a Polifemo y al igual que Tartalo agarraba a los hombre y se los comía.

Uno de sus parecidos con el Ojáncano y Polifemo es que si a Tartalo le lastiman su único ojo, pueden tener oportunidades para huir, puesto que al ser su único ojo quedan totalmente en la oscuridad sólo guiándose de sus sentidos auditivos. Una de sus debilidades es que no sabe nadar, por lo que diversos personajes de leyendas la utilizan como ventaja al momento de huir de Tartalo: se lanzan al agua.

En Goiherri existe una versión que nos cuenta que siempre secuestra a jóvenes para comérselos y en la región de Cegama quien se interne en el bosque se podría encontrar con Tartalo quien los secuestrará para llevarlos a su morada, descuartizarlos, luego cocinarlos y comérselo; aunque en algunos cuentos siempre hay alguien que sea lo suficiente valiente para cegarle el ojo y rápido para huir de sus garras.

La morada de Tartalo varía dependiendo de la versión de la leyenda que se presente, un ejemplo de esto sería en Ataun, ya que hay una cueva en la cual se dice que ahí se comía a los humanos, otro lugar sería en Tartaloetxe, una planicie que se encuentra en Sahadar, en un dolmen llamado Tartaloetxe en donde la versión más famosa es la de un héroe que llegó a salir vivo de Tartalo, y en Zuia se cuenta que un genio que posee un solo ojo en la frente vivió en una de las cuevas de ahí, y para poder abrir la puerta siempre decía “ábrete, Charranca”, que significa “ábrete, Checla” y la puerta se abría por arte de magia.

Actualidad

Hoy en día se celebra a Tartalo siendo el centro de la atención de los carnavales en Zizur Mayor, en el cual consiste que persiguen a este monstruo para luego capturarlo y quemarlo en la hoguera. En este carnaval toman en cuenta a los niños y niñas de entre 5 a 12 años, y duraría aproximadamente unas diecisiete horas, en las que primero se contará la leyenda de Tártaro al igual que otras más, después se contarán chistes.

La huida de Tartalo dura dos días: el primero, más que todo está dedicado a los niños que en un principio estos irán a la escuela para tener un desfile, para luego cuando ya sean las cinco o siete de la noche en la luteca se contarán historias con mucha magia para las edades comprendidas entre cinco y doce años de edad.

El segundo día comenzaría con danzas y bailes de Birariak, ubicado en el parque Erreniega, cerca de la Casa de la Cultura, acompañados con los gaiteros, Txistularis Ilunabarra, Zizurko, Txaranga Delirium, Trikitilariak y los gaiteros de Zizur; luego de esto se empezará con la huida de nuestro protagonista, es decir, Tartalo, pero que al final terminará atrapado y quemado en la hoguera. Después se irán y se organizará una comida popular, donde comerán gorrin o cochinillo asado y realizarán bailes con las brujas del aquelarre en la plaza del Kiosko.

Sin embargo, en caso de que se vea arruinado por la lluvia se moverán en el interior de la escuela que se localiza ahí, evento que dura hasta las 8 de la noche. Después se van a realizar bailes dedicados para los niños de 10 a 14 años de edad en el recinto escolar, siendo un baile de disfraces con tecnoanimadores, evento que transcurrirá hasta la medianoche.

Después se realizará en las calles del Casco Antiguo o si hay lluvias se realizará en la escuela con la Txaranga Galtzagorri, una exploración y colocación de Mayo. Ya finalizando el evento se encontrarán con la repartición de tortillas tradicionales para luego dedicarse a un desfile en el cual participarán el Grupo de danzas Elordi, en donde luego se hará exploración y sentencia de Tartalo y luego con el Toro de fuego quien cerrará el acto, recorriendo varias de las calles del Casco Antiguo.

En todo el carnaval habrá bailes y gaiteros que estarán tocando una variedad de músicos asemejados con la ocasión, grupos reconocidos de gaiteros como el de Zizur, Zanpantzar y Txistularis. Este carnaval sigue siendo popular y va atrayendo a miles de personas de todo el mundo quienes ven y admiran a este personaje tradicional de la cultura de Navarra y conocen más de éste por las leyendas que se narran en esos días.

Inclusive se le han añadido más días iniciando un viernes y finalizando un martes, siendo este carnaval hecho para cualquier público que desee participar y actividades que toman en cuentas a todas la edades, organizado por el ayuntamiento de Zizur.

A medida que pasan los años descubrimos que más personas conocen las leyendas y los personajes de la mitología vasca, ya sea por audiolibros o por documentales, es por esto que el español José Tarlavera va a seguir enseñando sobre este mundo maravilloso, puesto que toma en consideración a Tartalo y la Dama Blanca de Arroyo Sujayar.

También se realizan canciones dedicadas al cíclope Tártalo que termina ciego y ahogado en la persecución del enemigo, interpretando una versión por el grupo Skunk, el cual es un grupo de Madrid, España que fue fundado en el año 1995 y se disolvieron en el año 2003 pero que su música sigue influyendo en el resto del mundo al ser un grupo de música metal, funk y rock, sus integrantes era, Ro Llamazares, David Obelleiro, Javier Rojas y Javier Gómez, la canción dice:

“En el reino de los ciegos Tartalo es el rey
¿Cuantos Tartalos nacionales andan por ahí en el mundo?
Los ciegos construimos el fascismo del mañana
Los ciegos construimos el fascismo de hoy
En el reino de los ciegos Tartalo es el rey.
¿A qué te esperabas frente a la ola gris?
Acaso nos íbamos a organizar
¿mejor como un surfista experto?
El miedo que le tienes a la televisión
¿te fascina de forma muy morbosa?
El miedo que le tienes a la televisión
¿te fascina de forma muy morbosa?
Tartalo, Tartalo, Tartalo hijo de puta
El termómetro a la ultraderecha al subir se pone rojo
No necesito ningún color para sentirme revolucionario
A todos los Tartalos y Lamias los meto en la misma olla.
A todos los Tartalos y demás los meto en la misma olla.
(Estribillo)
la sopa de gansos es amarga
cuando esta cocinada por un europeo
la sopa de gansos es amarga
si no está hecha por los hermanos Marx”

En esta canción se hace alusión al personaje de las lamias, estos seres son unas mujeres muy hermosas que suelen atribuirles cola de pescado, garras de alguna especie de ave y unos pies de pato, este personaje de la mitología vasca suelen encontrarse en los ríos peinando su cabello con unos peines hechos de oro.

Lamia

También se crearon libros referentes a este interesante personaje como “Tartalo, el Cíclope”, este libro está dedicado para el público infantil, posee unas 10 páginas y su editorial le corresponde a Susaeta, y su lengua es el castellano teniendo una encuadernación de tapa blanca.

Cuento de Tartalo

Existen muchas versiones de la historia de Tartalo, siendo la historia más conocida sobre este personaje una en donde unos hermanos aparecieron cerca de la cueva de Tartalo y él los secuestró. Cabe destacar que en la mayoría de las versiones se narra que el cíclope tiene un anillo parlante que le avisa en donde están sus víctimas.

La de los dos hermanos es la historia más conocida de este personaje se tiene que saber que tiene múltiples versiones que en un principio son parecidas pero cuando se va adentrando en los detalles y más en profundidad tiende a variar un poco con el final, aunque en otras varía es la localidad del lugar en la que surgen los acontecimientos o simplemente que en vez de ser dos hermanos era sólo un personaje, la historia original vendría siendo la siguiente:

Nos cuenta que dos hermanos estaban cazando en el monte Zadar pero que debido a una tormenta se encontraron con una casa de grandes dimensiones que tenía una gran chimenea, cuando entraron a la casa y se calentaron se dieron cuenta que no había nadie ahí.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que sintieron temblar el piso por lo que ambos hermanos alzaron la mirada y vieron a un hombre muy grande que venía acompañado con un rebaño de ovejas y que solo tenía un ojo; cuando el hombre vio a los dos hermanos los agarro y los amarró a un poste que había ahí, eligiendo al mayor para asarlo y cocinarlo.

Los muchachos suplicaban pero el hombre no les hizo caso, en cambio, atravesó al mayor y lo cocinó, para comérselo, después de eso se acomodó en su cama y se acostó a dormir, satisfecho.

El muchacho, al darse cuenta de que el hombre estaba muy dormido, logró desatarse, por lo que con mucho sigilo agarró el asador aún caliente con el que mató a su hermano y se lo atravesó en el ojo, haciendo que el hombre se despertara gritando del dolor; luego, el muchacho se escondió al fondo de la casa en donde estaban las ovejas descubriendo que había unos cueros de piel de oveja por lo que se dispuso a colocárselos.

El hombre profundamente molesto y ciego empezó a buscarlo sin encontrarlo por lo que abrió la puerta y empezó a sacar de a poco en poco a las ovejas, agarrándolas y tocándolas para poder descubrir a su atacante, por lo que el muchacho al descubrir que no podía hacer nada más que pasar entre las piernas del hombre, lo hizo pero en silencio.

Cuando el hombre por fin tocó al muchacho disfrazado se dio cuenta de quién era en realidad por lo que lo sujetó muy fuerte pero el muchacho actuó rápido y salió corriendo, se lanzó en el rió y el gigante al seguirlo se lanzó también, pero el muchacho siguió nadando; sin embargo, el hombre no sabía nadar y empezó a hundirse.

De pronto apareció Amalur, conocida y venerada como la diosa de la Madre Tierra y rescató al muchacho, pero cuando vio al hombre que se intentó comer al joven no lo quiso rescatar, por lo que el hombre suplicó, pidió perdón por sus pecados e hizo promesas sobre cambiar, pero Amalur hizo caso omiso de las promesas por lo que terminó el hombre ahogado.

Otras versiones varían con respecto a las acciones, por ejemplo en una versión los hechos se ubican en el monte Sahadar y no se mencionan las acciones que hizo la diosa Amalur sino que nos explica que el joven sobreviviente decidió lanzarse dentro un pozo, siguiendo los movimientos del humano, Tartalo hizo lo mismo descubriendo así que no sabía nadar por lo que terminó ahogándose y el joven se salvó.

Cabe destacar que Tartalo le obsequió un anillo al joven, y éste por avaricia decidió quedárselo, para sorpresa de él, al colocarse el anillo éste emitía fuertes sonidos que pronunciaban la frase “Estoy aquí, estoy aquí”, delatando así la ubicación, lo que ayudaba al cíclope a encontrarlo, ya que no podía usar su único ojo debido a la agresión que cometió el joven contra éste.

En otra nos explica como Tartaro era un jentilak que había nacido diferente del resto de los jentiles, puesto que sólo tenía un ojo en la frente, además de que los hechos ocurren en Ataun, aquí nuestro personaje principal es un cristiano y a quien el cíclope le coloca un anillo mágico para que no escapara; al final el personaje logra huir debido a que utiliza el ingenio y decide cortarse el dedo donde reposa el anillo para luego lanzarlo al río, en donde el jentil se arroja pensando que era su prisionera, y se ahoga por no saber nadar.

Con respecto a la siguiente versión se mostrará completa debido a que difiere en varios puntos con las demás versiones, en este caso los hechos surgen en Zuia y es un joven pastor que llevaba todos los días las ovejas por los campos del pueblo, cuando un día se dio cuenta que una tormenta se acercaba, en eso movió rápidamente a todos las ovejas hasta que llegó a la casa, allí procedió a contarlas, dándose cuenta que le faltaba una, por lo que tomó la decisión de adentrase al bosque de nuevo para buscar al miembro faltante de su rebaño.

Mientras pasaba por una cueva, vio salir a un gigante con un sólo ojo, para cuando cayó en cuenta que era Tartalo, ya era muy tarde; el cíclope vio al hombre con el resto del rebaño, lo agarró de ambos brazos y los metió en la cueva, para evitar que huyera, agarró una enorme piedra y la colocó en la entrada, sin embargo, el pastor había seguido intentado infructuosamente de escapar.

Pero no pudo llegar a mucho porque cuando Tartalo lo vio, lo agarro y lo arrojó del otro lado de la cueva, y le dijo que aunque intentara por todos los medios salir, no lo conseguiría puesto que sólo existía una salida y estaba bloqueada, además le colocó un anillo que le avisará la ubicación en donde esté el pastor, y no se lo podría quitar.

Además de mencionarle que lo primero que haría sería comerse a su oveja más sana, para luego dedicarse a comerse a las demás ovejas una por una, para cuando ya no haya más ovejas se comerá al pastor, dicho esto le dijo que hiciera silencio y lo dejara tranquilo. (Ver artículo: El Ánima Sola)

Luego, agarra la oveja más grande que el pastor tenía, le quitó las pieles y la colocó en el fuego en una vara de metal, Tartalo le dio varias vueltas para que se cocinara a la perfección y cuando estuvo lista se la comió en tan sólo en tres bocados, se alimentó tanto que estaba muy satisfecho por lo que se acomodó y quedó profundamente dormido.

Cuando ya Tartalo estaba dormido, el pastor agarró la barra con la cual había matado a su oveja que estaba muy caliente en la punta y con todas las fuerzas que pudo recurrir sigilosamente se acercó al gigante para clavársela en su único ojo, con eso hecho salió corriendo mientras que Tartalo se había despertado gritando del dolor y golpeando todo lo que se le apareciera en su alrededor.

Cuando se le pasó el dolor descubrió que no podía ver nada, por lo que sumamente molesto comenzó a gritarle al pastor diciéndole que si lo conseguía se lo comería y sufriría, por lo que luego de esto inmediatamente empezó a tocar todos los lados de la cueva para conseguirlo aunque infructuosamente ya que solo tocaba a las ovejas; el pastor se estaba escondiendo muy bien.

En eso, el cíclope de repente se molesta tanto de buscarlo y no encontrarlo por lo que decide abrir un poco la puerta de la cueva, luego se paró y comenzó agarrar a las ovejas tocándolas y dejándolas salir, y siguió haciendo lo mismo, cuando ya se estaba quedando sin ovejas el pastor estaba aterrado puesto que no sabía qué hacer ya que sabía que si el gigante lo encontraba moriría.

En ese momento, observó las pieles que Tartalo le había quitado a la oveja, se las puso y se colocó en cuatro patas, avanzando poco a poco hacia donde se encontraba el cíclope, cuando Tartalo agarró al pastor y lo pasó sin darse cuenta de quién era, por lo que el pastor luego de ser libre salió corriendo, cuando el cíclope se dio cuenta de que no había más ovejas en la cueva supo que lo habían engañado, así que molesto salió en persecución pero como no podía ver se volvió a molestar hasta que se acordó que él le había dado al pastor su anillo así que lo único que hizo fue gritar “¿En dónde estás?” y el anillo le contestó “Aquí, aquí”.

Por lo que escuchando los gritos del anillo Tartalo supo en donde se encontraba el pastor, en cada poco tiempo preguntaba nuevamente para no extraviarse. El pastor se dio cuenta de que el gigante lo estaba persiguiendo y lo estaba alcanzando cada vez más por lo que cuando se encontró con un río, pensó en las consecuencia de lo que le sucedería como ahogarse.

Así que metiéndose el dedo con el anillo en la boca y con un mordisco, luego lo tiro por el río creado por las lluvias y se escondió, para cuando llegó el cíclope a su ubicación y gritó la pregunta, el anillo respondió de manera usual, pero mientras se hundía, por lo que sin pensarlo Tartalo decidió lanzarse por el río, y luego de eso nunca fue visto Tartalo de nuevo.

Tartalo era un personaje malvado quien le gusta comerse a los humanos, en especial a los cristianos que se adentraran en su casa, o quienes entran en el bosque, para luego si no sabes utilizar la astucia no te salvaras de él, no solo es antropófago sino que le gusta comerse a las ovejas, algunos considerándolo el primer pastor.

Dejar Comentario