≡ Menu




Ningal, lo que no sabías sobre esta diosa

Ningal es conocida como una de las reinas que gobernó la antigua sociedad mesopotámica, era venerada como la dueña de las cañas y la fertilidad. Todo lo que necesitas saber acerca de esta deidad sumeria podrás encontrarlo aquí.

¿Quién es Ningal?

La diosa Ningal es conocida como la gran reina, esta deidad vivió durante la época en que existía la cultura mesopotámica, Ningal dirigió por mucho tiempo esta ciudad y la volvió una de las más importantes gobernadoras de esa época. Esta reina era la hija de los dioses Enki y Ningikuga, durante su niñez creció bajo la tutela de sus padres aprendiendo de ellos la forma en la cual dirigir un país.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Esta diosa posee un templo propio donde muchos religiosos y creyentes le rindieron culto por más de tres siglos, en este templo se realizaban varias ofrendas y celebraciones en donde los feligreses tendrían que colocar muchos palos de caña, buscando llamar la divinidad de esta diosa y que de esa forma pudiera acercarse y escuchar las peticiones que le hacían. (Ver articulo: Pawnee)

La gran reina Ningal era también la esposa del dios Sin y fue la que concibió al dios solar de la cultura mesopotámica Utu, por esta razón la diosa Ningal fue adorada en la antigua ciudad de Ur y en los santuarios que se encontraban en Harran que se  ubica en el norte de Siria, fue en este país antiguo donde comienza el culto y veneración hacia esta deidad. (Ver articulo: Druaga)

Tambien Te Recomiendo Ver...

El gran culto que rodeaba a esta diosa comenzó en el segundo milenio a.C. donde por un periodo de tiempo su nombre fue alterado bajo el nombre de Nikkal, nombre que fue referenciado también en la cultura babilónica en uno de sus dioses. Según los textos antiguos el culto y tributo que recibió esta diosa duró hasta el milenio d.C, en donde fue abolido y destrozado los diferentes templos.

Historia

La diosa Ningal fue conocida por mucho tiempo a través de la cultura mesopotámica como la gran dama reina de reinas, soberana de un gran país, todo esto se le atribuyó al poder que poseía esta diosa a la hora de manejar y guiar a las diferentes personas que se encontraban conformado el reinado y a todos los pueblerinos que servían a estos.

Dentro de la mitología mesopotámica Ningal era conocida por ser la dueña de las cañas, también era conocida por ser la diosa de la luna, se representaba a esta deidad a través de la luna creciente, que es el símbolo que envuelve a esta deidad y sus poderes

Los primeros indicios de esta diosa aparecen en la mitología sumeria como la hija de los dioses Enki y Ningikuga, esta diosa en  su adultez fue conocida como la consorte de Nannar, quien era visto como el dios de la Luna.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Durante los años de relación que guardó esta deidad con este dios, tuvo dos hijos, los cuales fueron llamados como Shamash, Utu e Inanna conformando con estos la triada de dioses más importantes de las culturas babilónicas y mesopotámicas. (Ver articulo: Ekekos)

En el principio de la historia esta diosa fue adorada por los pastores de ganado como la diosa que les brindaba las mejores especímenes a estos, los pastores se encontraban viviendo en los pantanos del sur de Mesopotamia que según muchos historiadores dictan que la deidad Ningal surgió de estas tierras.

Dentro de las cercanías de la ciudad de Ur, se le rindió culto en los templos de Egispar y en Harran, por este motivo esta diosa es vista también como la diosa vaca, que junto a su esposo Nannar, quien era visto como un gran toro guerrero, tuvieron muchos rituales importantes en los diferentes templos los cuales le guardaban culto.

Culto

Durante mucho tiempo, la veneración de los diferentes dioses mesopotámicos se han visto durante los diferentes templos y tablillas en donde decidieron escribir la historia y la importancia que tienen las deidades a lo largo de los años y en el tiempo que existió su civilización.

La diosa Ningal fue vista como la diosa vaca de la fertilidad y dueña de las cañas, además también como la diosa de la luna creciente, esto simbolizando sus grandes poderes en el mundo, donde muchos de los antiguos creyentes le atribuían poderes mágicos que iban de poder controlar las estaciones y el clima de muchas formas. (Ver articulo: Ofrendas a Oshun)

Esta  deidad fue también de los pantanos y cañas, esto hizo que esta diosa se sumara como una de las diosas del panteón mesopotámica. El culto que llevó esta diosa también se encontraba dirigida gracias a que Ningal fue una reina que se mantuvo mucho tiempo el control y dirección del pueblo sumerio.

Dejar Comentario