≡ Menu




Ekekos: para qué sirven, historia, oraciones, ofrendas y más.

Los Ekekos son muñequitos de arcilla de forma rechoncha que acompañan muchos hogares de países andinos como Chile, Argentina, Perú y Bolivia ya que se considera el Dios de la abundancia, felicidad y prosperidad de estos. Originarios de éste último país, estos muñecos asemejan su figura al cuerpo de los hombres de origen boliviano que van cargando sobre sus hombros una cantidad innumerable de objetos y cosas curiosas, ellos son propios de la cultura Inca.

EKEKOS

¿Para qué sirven los Ekekos?

Según la cultura inca, los ekekos son muñecos con vestiduras llamativas y múltiples accesorios guindando que sirven para llamar al hogar la abundancia, por lo que siempre tienen dinero encima, bien sea en billetes o en monedas, que generalmente es usado de altas denominaciones; la fecundidad es otra de las virtudes que regala éste Dios según la mitología inca y la tercera es la alegría, que se ve perfectamente expresada en la cara de los mencionados muñecos sin importar la presentación de éstos. Es común escuchar en el vocabulario latinoamericano la expresión “pareces un ekeko” o “traes mas peroles que un ekeko” y es que sencillamente se usa haciendo referencia a la deidad de la cual hablamos en este articulo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Un poco de historia

Se dice que la deidad de los Ekekos surge entre los habitantes del altiplano boliviano y las riberas del lago Titicaca por la tribu Tiwanaku, sin embargo más tarde este Dios lo adoptaron los incas, luego de la exitosa conquista del espacio, como parte de su cultura para llamar a la fecundidad, alegría y abundancia. La imagen que se usa de los ekekos en el pasado era bastante diferente a la que conocemos hoy, ya que era de piedra y sus rasgos faciales eran de indígenas, y no llevaba vestimentas o adornos, ya que simbolizaba la fertilidad a través del desnudo de la obr. La imagen comienza a variar en épocas de la conquista de Bolivia, ya que la Iglesia Católica trata de eliminar la creencia sin éxito y estos le dan una forma más parecida a los mestizos. (Ver artículo: Urcuchillay)

Con el pasar de los años, la creencia de los Ekekos en Bolivia comenzó a tomar fuerza hasta regarse por buena parte de los países andinos y con mucho fervor y convicción de que se concederá le piden por la fertilidad, abundancia y alegría. Es común que en cada hogar haya alguno de aproximadamente 20 cm o menos y en ellos lleven colgados los objetos en miniatura que representan el deseo que cada persona tenga a bien pedirle. En Argentina en la década de los ochenta, los habitantes al pasar por una gran crisis inflacionaria lo denominaron el Dios de la fortuna y comenzaron a creer en el y pedirle por los favores económicos.

Tambien Te Recomiendo Ver...

La leyenda de los Ekekos

Se remonta al año 1771 en la ciudad de La Paz con problemas sociales importantes, estos querían liberarse de la opresión española y cerca de esta ciudad existía la población de Laja, donde habitaba el hacendado Don Francisco de Rojas, contaba con gran cantidad de sirvientes, pero entre ellos estaban dos que habían tenido una relación de pareja importante y perdurable en el tiempo; al enterarse que iban a ser separados, Isidro le regala una imagen de unos 20 cm a Paulita que emanaba felicidad, muy sonriente de rasgos andinos y se parecía mucho al hacendado que era su patrón, alrededor de ella tenía comida, utensilios para la tierra, y cosas materiales que brindaran bienestar al hogar.

Isidro promete a Paulita que con fe y este amuleto se encontrarían de nuevo alguna vez, estaban por invadir la paz y Paulita es traslada a la mansión de Doña Josefa Ursula de Rojas, esposa del comandante Don Sebastián Segurola ;una vez instalada en su nuevo hogar se sentía sola y sin saber de Isidro, sin embargo aferrada a la fe y esperanza de que se reencontrarían por el amuleto.

Con el tiempo, la invasión a la ciudad de La Paz cobra fuerza y derrotan a varios españoles y comenzaba la precariedad del ambiente, el hambre, la falta de agua entre otros, sin embargo Paulita no sentía esta necesidad ya que contaba con el amuleto y reservas de comida que le había dejado su enamorado al partir, ella logra superar el hambre a lo largo del tiempo. Pero, una noche al irse a dormir escucha una bulla muy baja y era Isidro que venía a traerle más provisiones y a contarle que estaban ganando en la invasión planificada, vuelven a despedirse con la promesa de volverse a ver; pasando el tiempo la hambruna ya era generalizada.

Tambien Te Recomiendo Ver...

 

Don Sebastián seguía en la lucha pero casi ya al final de ésta recibe una carta del General Jose Reseguin, quien venía en apoyo al pueblo trayendo consigo armas y defensa. El comandante Segurola decide irse a recibirlo y al no saber cuánto tiempo tardaría en retornar, deja a Paulita encargada de Doña Josefa quien comienza por el hambre a enfermarse y al verla en estado delirante decide compartir sus provisiones con ella y la mejora de salud en gran medida. Doña Josefa mejoró mucho y sentía profundo agradecimiento con Paulita, por lo que al regresar su esposo Don Sebastián comparte la noticia y éste también recibe de las provisiones guardadas y los 3 se alimentaron durante el tiempo que duró la invasión, que gracias a un milagro se evita tal atrocidad. Don Sebastián pregunta el origen de las provisiones de Paulita y ésta con mucho recelo muestra la figura a la que se encomendó y pedía por mantener las reservas e indica que gracias a sus favores es que pudieron mantener comida todo este tiempo.

 

Es este el momento en que Don Sebastián Segurola en forma de agradecimiento decide nombrar la imagen como Ekeko (dios de la fertilidad y abundancia) también decide trasladar la fiesta del trueque para el 24 de enero y celebrarle por los favores recibidos al Ekeko con una feria en la que se venden las miniaturas con las que todo el año los creyente podrán pedirle por lo que quieren alcanzar.

Como un gesto de profundo agradecimiento a Paulita por la forma de haberlos ayudado, el comandante Sebastián Segurola le concede matrimonio con Isidro y ésta, además de agradecer a Don Sebastián ,se siente siempre acompañada y profundamente ayudada por el denominado Ekeko. De esta forma se convierte en un símbolo importante, principalmente en Bolivia pero que con el tiempo se extendió a los países Andinos. (Ver artículo: Dioses incas)

¿Se le hacen oraciones al Ekeko?

Como en todas manifestaciones de fe, siempre hay oraciones especiales para las imágenes o creencias que se tengan, el Ekeko no es la excepción ya que no solo tiene oración sino también un decálogo hechos por el mismo fervor de los creyentes y que hacen cada vez que deciden pedirle por cualquiera de los favores que acostumbra conceder. Es costumbre que al pedir al Ekeko, no solo se recitan las oraciones, sino también se ofrenda un cigarrillo que deben prender y llevar a su boca hasta que se consuma, como si el muñeco lo estuviera fumando así como un poco de licor.

Sin embargo, es conocido por todos que más allá de las oraciones estructuradas lo que mueve es la fe que se tenga al Ekeko y el fervor con que se pida por la necesidad del momento, es usual que si no se tienen el oráculo o la oración las personas le pidan con sus propias palabras y hagan promesa de ofrendas relacionadas a la solicitud hecha. A continuación muestro tanto el oráculo como la oración de los Ekekos.

Oración 1

¡¡Ekeko!! Dios de la fortuna, poderosísimo jorobado hombrecito: que rico has hecho a quién te lo solicita.Haz que al brindarte un cigarro, mi destino cambie y que el halagador bienestar que la riqueza proporciona, llegue a mi persona. Que en mi hogar reine la paz, tranquilidad y alegría, que se multiplique el dinero, que cada día tenga y que el gran amor de mi vida sólo tenga ojos para mí. Amén. 
¡¡Ekeko!! Dios de la abundancia, yo te invoco para que acrecientes mis riquezas. ¡Oh! Ekeko, Dios de la prosperidad, yo te invoco para que no me falte casa, vestido ni sustento. ¡Oh! Ekeko, Dios de la protección atiende a mi ruego y protégeme de todo mal, que la dicha y la salud estén siempre conmigo. Amén

Oración 2

Oh Ekeko, Señor de la buena suerte y de la abundancia, tú que recorriste por más de 700 años el corazón de los hogares en el altiplano, hoy te invocamos, para traer a nuestros hogares abundancia y bienes, la constancia en nuestros trabajos el éxito en nuestros logros.  Sinceramente deseamos la mejor suerte para nuestros amigos, y el beneficio de toda nuestra familia. Te agradecemos  y ponemos estas pequeñeces en nombre de Dios (poner en su ofrenda un poco de licor y un cigarrillo encendido). Como ofrenda y agradecimiento por tus regalos de paz, amor y felicidad. Y también por los bienes materiales que traerás a mi hogar.

Soy chiquito y barrigón, más gracioso que bufón. Voy al campo y a la ciudad, bienestar y felicidad. Mi fortuna es para todos, doy al pueblo de mil modos. Salud, dinero y amor; y adiós desgracia y dolor. Cargando regalos doy, alegre, dichoso estoy. Ven a mi fiesta en Alasitas, ahí con fe me solicitas, si feliz tu quieres ser, ahí comprar es tu deber. Compra y haz que lo bendiga, plata y suerte te persiga. Soy la dicha popular la fortuna del hogar. A comprar con devoción y a ganar mi bendición.

¿Que ofrendas se le hacen al Ekeko?

Originalmente el Ekeko era una figura de piedra, sin embargo con la cantidad de cambios que sufrió llegó a ser una figura de otros materiales menos pesados y más sencillos de manipular, además se agregó a éste una cantidad de objetos que le cuelgan y otros que solo se le colocan fijos en una mesita o repisa en algún lugar especial de la casa o negocio. Entre otros está el cigarrillo, vasito de licor, monedas, ropa, entre otros tantos.

Vaso de licor

El licor de preferencia del dueño del Ekeko se sirve el viernes de cada semana en su honor y se le explica que es una ofrenda por el favor recibido.

Cigarro o Tabaco

Se acostumbra a colocarle un cigarrillo o tabaco como si lo estuviera fumando encendido hasta que se consuma mientras se agradece o pide por cada necesidad. Se dice que si el cigarrillo se consume completamente será concedido el deseo, ahora si se queda a la mitad no es un buen augurio ya que pudiera ser que en algo se siente ofendido el Ekeko y no quiere conceder la gracia. Debes tener en cuenta que la caja de cigarrillos que compres para el Ekeko es solo para él, no puedes tú ni nadie fumar de ellos y su cajita debe reposar a su lado siempre.

Según lo que se pida, un símbolo

Si lo que se pide a los Ekekos es algo material, es necesario colocarle como ofrenda algo que represente nuestra petición, en forma de dije o miniatura.

Casa

Si el deseo de una casa es la petición que se tiene, entonces ese viernes deberás colocarle una casita pequeña como ofrenda y seguro te concederá lo anhelado.

Carro

Al pedir un carro, también pide sabiduría para andar por las vías y acompáñalo de un carro mini, pero es muy importante que trates de que el carro no sea de juguete, debe ser una ofrenda realmente representativa.

Hogar y familia

Cuando pedimos una casa, no necesariamente estamos pidiendo la familia y como el Ekeko es dios de la fertilidad a él podemos encomendarle la labor de ser fecundos y dadores de vida. Para esto le podrás ofrecer una familia en miniatura que represente el hogar que deseas.

Viaje

Si lo que deseas es viajar, el Ekeko puede concedertelo, debes entonces ofrecerle, la visa, el pasaporte o hasta el boleto con que viajarás y seguro tu petición será cumplida.

Dinero

Siempre que pedimos dinero, debemos ser cuidadosos en como lo pedimos, es importante que pidamos porque el dinero que llegue a nuestras manos sea licito y que podamos disfrutarlo sin tener que ocultar de donde lo tenemos, o sea lo mejor es pedir dinero digno del esfuerzo de cada uno. En este caso la ofrenda debe ser en cheque, monedas o billetes preferiblemente de alta denominación y se deberá colocar en el cuerpo del Ekeko.

Éxito laboral

Los logros laborales, siempre van unidos a envidia por parte de gente que nos rodea, podemos encomendarnos al Ekeko y tendremos mucho éxito y alejaremos la envidia. Ofrece un documento que sea relacionado a tu trabajo o algo que simbolice tu labor. Por ejemplo si eres zapatero un zapato pequeño.

Éxito académico

Si lo que te preocupa son los estudios, entonces ofrece al Ekeko un birrete miniatura o algo que represente lo que estás estudiando para que puedas alcanzar tu logro con éxito.

Emprendimiento de un negocio

Para tener suerte en el negocio que estás emprendiendo, simplemente haz una mini representación de lo que elaboras y ofrécelo con su respectivo cigarrillo, verás como comienza a surgir tu negocio.

Para recuperar la salud

Si conoces la parte de tu cuerpo que tienes enferma, busca una figura humana en miniatura y ofrece la figurita por tu salud, el Ekeko se encargará de recuperarte y en agradecimiento colocarle el licor que siempre es de su grado.

Es importantísimo no dejar pasar por alto la ofrenda de los viernes y cada 24 de enero hacer su celebración en grande, que se sienta parte de la familia, si es posible reunirse en torno a él y festejar con comida, bebida, música y pastel. Sin embargo, si  ha pasado un tiempo y el Ekeko no ha cumplido tu petición puedes castigarlo y dejarlo sin ofrenda haciéndole saber el porqué del castigo.

Dicen en Bolivia, que en los hogares donde hay adolescentes o hijas hembras solteras no es recomendable tener el Ekeko, ya que la entidad tiende a enamorarse posesivamente y puede ser un impedimento de felicidad en el amor para la dama.

EKEKOS

Ritual del Ekeko

En torno a los Ekekos existen variados rituales, esto a razón de que el concede múltiples favores y no es de un área específica. Están los rituales desde cómo atraer la abundancia, el dinero, el amor, la prosperidad y muchos otros favores que la gente comenzó a pedirle y éste a concederle. Este es un ritual que casi se mantiene intacto en la cultura boliviana, lo primero que debemos saber es que al comprarlo ya debe estar bendecido por el párroco de las ferias de alasitas y aunque no es posible adquirirlo fuera de los límites de la deidad, sí podemos crearlo nosotros mismos para cumplir con las ofrendas y rituales de este gran dispensador de bienes. (Ver artículo: Ritos incas)

Detallamos algunos rituales y veremos consejitos para aplicarlos en cada solicitud hecha.

De la prosperidad

Se necesitará, el muñeco Ekeko mediano, hilo, monedas de actual circulación, velas, portavelas. Lo primero es comenzar a cargar el muñeco, con el hilo se hace una bolsita y se colocan dentro unas monedas de circulación actual y se cuelgan en su brazo. Para proceder con la activación del Ekeko, le encendemos un cigarrillo y lo dejamos a su consumo, luego en todo el centro le colocamos el cenicero y dentro del cenicero monedas o billetes, de manera que la ceniza le caiga encima; como agradecimiento se enciende una velita y se coloca en el portavelas, haciendo la oración deseada que tenga que ver con el Ekeko. Cuando el cigarrillo llegue a la mitad, se debe quitar y apagar.

De la abundancia

Para este ritual debemos usar comida seca como granos, sal, azúcar, café y todo lo que desee que sea comida y que usted quiera tener en abundancia, siempre el cigarrillo y la vela deben estar para acompañar los rituales. Colgamos entonces al Ekeko la bolsita o saquito de las comidas que decidimos pedirle y acto seguido activamos el ritual encendiendo el cigarrillo y dejando que la ceniza caiga en el cenicero cubriendo algunos de los alimentos, luego se enciende la vela recitando la oración y al estar a la mitad se le quita y se bota.

De la fecundidad

Siguiendo los pasos y recomendaciones anteriores, en este ritual deberás colocar miniaturas de niños, la cantidad y sexo que prefieras. Con mucho fe debes invocarlo y orar.

Si las peticiones son sobre temas espirituales y no materiales, puedes hacer notas en papelitos y guindarlas al Ekeko en ambos brazos o al cuello como collar; lo importante de cada ritual es la fe con que se haga, la frecuencia y constancia para alcanzar el deseo que se tiene.

Testimonio sobre el Ekeko

Son millones las personas que creen en que los favores que piden al Ekeko serán recibidos y por eso acuden a él con tanta fe, hay quienes demuestran con hechos que se han materializado los tan anhelados deseos solicitados a la deidad boliviana. Encontramos agradecimientos en el ámbito personal, económico y laboral. Como todos los 24 de enero en el centro paceño en La Paz Bolivia, acudieron a la feria y allí además de festejarle, compraron las miniaturas con las que pedirán este nuevo año sus deseos.

Tal es el testimonio de alguien que cuenta la idea de su hija un año atrás, que decidió comprar pasajes y pasaportes en miniatura para hacerlos bendecir en la feria, y luego de un año sin saber muy bien de dónde sacaría los recursos para conocer Tierra Santa, España y Argentina la joven regreso a su país a celebrar la festividad y agradecer el favor recibido.

Explica en la celebración el Sr. Jesús Andrade al comprar fajos de billete para ofrecerle, porque nunca le falte que siempre ha creído y muestra de que cumple es su vivienda, automóvil y estabilidad económica y lo más importante para él, la buena salud, de la cual goza con solo pedir y saber agradecer a la deidad.

En los testimonios no todo es color de rosa, por ejemplo está la pareja que junto a su pequeña hija iba de puesto en puesto buscando el carro mas bonito para ofrecerle, ya que decidieron quitarle el castigo al que lo tenían sometido, pues un año atrás pidieron lo mismo y no les ha sido concedido, por lo cual este año vuelven a pedirle con fe y mucho fervor su auto; advirtiéndole que le premiarán al recibir el favor pero que de no ser así, volverían a castigarlo hasta conseguir su deseo.

También es común ver en la feria estudiantes, tal es el caso de Belén quien compró un título de bachiller para pasar de curso y graduarse y cuenta que su año escolar se desarrolló con el mayor de los éxitos y así hoy es una bachiller de calidad, “esto es solo gracias a los favores del Ekeko, sin él habría sido muy difícil” dice mientras emocionada compra otros pequeños objetos para ofrecer durante el nuevo año al dios y continuar pidiéndole con fe y gratitud.

Sin duda lo que dicen todos los creyentes y asistentes a la feria es que si hay la más mínima duda o miedo ante el Ekeko tus deseos no serán concedidos, pues el pide absoluta confianza a cambio de concederte lo que desees y sin escatimar en esfuerzos; por eso ellos recomiendan siempre pedir cosas certeras, alcanzables y luchar por alcanzar lo que tanto se le ha pedido además de cumplirle todas las semanas con su licor y cigarrillo.

Algunos datos del Ekeko

Es común que cobre piezas que son veneradas haya siempre datos que desconocemos, aquí te mostramos algunas sobre el Ekeko que de seguro no conocías y te interesarán.

  • El más antiguo es de aproximadamente 20 cm y se encuentra en el museo Nacional de Etnografía y Folklore (MUSEF) y data aproximadamente del año 1930.
  • Luego de los Ekekos de piedra, los más comunes fueron los de yeso incluso en la actualidad, sin embargo los hay de cerámica, bronce y plata según quien lo desee tener en su casa o negocio.
  • Lo ideal es no comprar el Ekeko para tenerlo el comprador, sino para regalarlo. De modo que si te regalan uno, no dudes en regalar otro tú que de seguro serás retribuido por él al estar propagando su imagen y permitiendo que otros también le veneren y pidan.
  • Para encontrar pareja, a esta deidad le gusta que los escenifiquen con gallos y gallinas (hombre y mujer respectivamente) dicen que de acuerdo al color del gallo que escojas te irá en el amor, por ejemplo los rojos suelen ser una pareja celosa, mientras que los negros son comprensivos y misericordiosos. Si usas figuras humanas no habrá inconveniente en la concepción de tu deseo, solo es un gusto especial que según cuentan ha manifestado el Ekeko a algunas personas con las que suele enviar mensajes a los hombres.
  • Le agrada cualquier licor, aunque sus preferidos son los licores secos y amargos que pueden acompañarse de hierbas aromáticas.

Dejar Comentario