≡ Menu




Ninsun, lo que no sabías sobre la diosa de las vacas

Ninsun es una diosa que pertenece a la religión mesopotámica, esta diosa era venerada en la ciudad de Kullab, y se representaba usualmente con la forma de una vaca. Todo lo necesitas saber acerca de esta deidad mesopotámica podras encontrarlo aquí.

¿Quién es Ninsun?

Ninsun era venerada por los pastores mesopotámicos, los cuales depositaban en ella su fe y su adoración, ya que se creía que esta diosa era la responsable de proveer la carne y los alimentos, a esta diosa se le ponían ofrendas que venían constituidas por alimentos propios del ganado vacuno.

Ninsun era venerada por ser la diosa de la ganadería, se representaba por la forma de una vaca y se le daban poderes como aquella que se encontraba detrás de todas las cualidades de los pastores, atribuyéndole a estos la paciencia y el perfecto cuidado de estos animales como su alimentación. Esta diosa se manifestaba como una humana, a la cual se le realizaron múltiples estatuas.

Poseía un hijo que era conocido como el toro salvaje Durmuzi, quien le lloraba a la diosa Ninsun en una ceremonia que se realizaba una vez cada año. Esta diosa tenía su esposo que era conocido como el héroe legendario Lugalbanda. Hay múltiples leyendas que hablan de esta diosa como la equivalente de la diosa sumeria Ninhursag, a quien se le atribuían dotes como la diosa madre de los animales. (Ver articulo: Brahma sutras)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Ninsun en la mitología mesopotámica es vista como la diosa de las vacas o también conocida como la reina vaca salvaje. Diosa que trajo al mundo a los dioses Gudea y Lagash, se le atribuye los poderes de poder interpretar los sueños y comprenderlos, práctica que realizaban muchos sacerdotes de la cultura mesopotámica, los cuales servían como personas con dotes mágicas y sobrenaturales; durante estas épocas se le atribuía los dones de poder interpretar los sueños a las mujeres sacerdotisas de Mesopotamia. A esta diosa se le rendía culto en la ciudad de Lagas, aunque también era adorada en muchas ciudades sureñas de Mesopotamia como Nippur, al igual que en múltiples localidades pequeñas. El culto a esta diosa se hizo muy popular, ya que a esta se le atribuía dotes de fertilidad y amor.

Muchos de los gobernantes y reyes de estas antiguas ciudades construían templos en donde Ninsun era el dios principal y vista también como centro de adoración y culto. Este templo, llamado Emah, fue construido entre los años 2011 y 2094 a.C. este templo se encontraba en la tierra de Ur, en donde su gobernante Ur III Namma  gobernó durante muchos años, llevando consigo el culto a esta diosa por sus dotes hacia los pastores. Este templo también es conocido por el nombre de Templo de Gula.

Durante el reinado de este rey la veneración a Ninsun y a Lugalbanda, como el padre directo de esa dependencia de reyes, recibió muchas ofrendas en sus templos, ya que el rey de Ur III aseguraba que de esa tierra provino la diosa Ninsun junto con Lugalbanda. Estas dos deidades fueron vistas como seres omnipotentes por muchos años en donde el culto de estos se volvió tan fuerte que muchos siglos después aún realizaban ofrendas a estas entidades. (Ver articulo: Rinpoche)

¿Quién fue Gilgamesh?

Desde hace millones de años, se conoce a Gilgamesh como el dios guerrero, este dios fue visto como el héroe de Sumeria ya que fue el único capaz de salvarlo de su destrucción. Según una leyenda antigua este dios es concebido por la diosa Ninsun;  Gilgamesh era visto como un semidiós que gobernó durante muchos años la tierra de Sumeria y trajo a ella la paz y la tranquilidad por mucho tiempo. A este dios se le conoce por su rudeza a la hora de combatir y mantenerse como uno de los reyes más importantes y del mundo. Este semidiós reinó la ciudad de Uruck durante muchos años, poseía una atracción a las batallas y al derrotar a bestias míticas. Gilgamesh era visto por los otros dioses como muy vanidoso y egocéntrico ,por tal motivo estos se pusieron de acuerdo para enseñarle una lección al dios tan soberbio.

Los dioses crearon entre todos un monstruo llamado Inkidu, al cual lo pusieron en contra de Gilgamesh para medirlo y para que el monstruo lo derrotara, pero esta acción no fue muy favorable para los dioses, ya que la pelea que tuvieron estos dos guerreros duró por mucho tiempo y fue muy reñida, por tal motivo quedaron empatados y se convirtieron en grandes amigos, sirviendo el monstruo Inkidu como protector del dios Gilgamesh.

Otra leyenda habla sobre como la diosa del amor Isthar se enamoró perdidamente del dios Gilgamesh, quien la ignoró por completo. La diosa, en su afán de venganza, envía al toro de las tempestades para que matara a del dios Gilgamesh y destruyera su reino, pero el gran rey semidiós lo derrotó, junto con su amigo Inkidu, dándole fin a su vida. Esta acción le dio la a los dioses la oportunidad de vengarse de la soberbia de Gilgamesh y destruyeron al monstruo, esto hizo que el semidiós recapacitara y se diera cuenta que la muerte existía y que él no podría detenerla. (Ver articulo: Dioses chinos)

Ninsun en el poema de Gilgamesh

En el poema de Gilgamesh, la diosa Ninsun es retratada como la única reina humana que vivió en las tierras de Uruk durante muchos años con su hijo como príncipe, ya que el padre de Gilgamesh era Lugalbanda, que fue conocido como el dueño amo señor de esas tierras.

Durante muchos años este lugar fue bendecido con comida y agua, ya que el perfecto reinado de estos dioses, junto con el príncipe, lograron traer por mucho tiempo paz y armonía entre ellos y el pueblo que los seguía fielmente. En este mismo poema de Gilgameshm, éste siempre convoca a su madre Ninsun para que lo ayude a pedirle al dios Shamash su ayuda y protección para ellos y su pueblo, buscando su ayuda para que este dios sea el que los guíe en su viaje por la vida para luchar contra Humbaba (demonio).

Ninsun es vista en este poema como la vaca venerada, la vaca salvaje, la gran reina, la gran madre. En este poema se evidencia como la diosa dirigía con mano dura y amabilidad al pueblo, mientras que al mismo tiempo cumplía su papel como madre.Además, en este, se relata la historia de cómo fue el matrimonio de Ninsun y Lugalbanda, donde se puede ver muy pocos detalles de cómo ocurrió esta celebración. (Ver articulo: Grendel)

Poderes  de Ninsun

Esta diosa siendo la esposa de Lugalbanda y madre del dios guerrero Gilgamesh, era vista como una reina amorosa y protectora del mundo y de todas las cosas. Se encargó de mantener la paz en el mundo mientras lo dirigía, esta enseñanza se les atribuyó a su hijo y a su pueblo, en donde estos obedecían a esta diosa.

La reina de las vacas, también vista como la guardiana de la ganadería y la cría de ganado, se le daba poder cuando se refería a ella como la única que ordenará el crecimiento del ganado vacuno y de otros animales que entran dentro de la ganadería.

Esta diosa poseía poderes que iban mucho más allá ya que podía entenderse con los animales y era la única capaz de apaciguar guerras y evitar conflictos; se le rendía tributo y honor en muchos templos. Esta diosa era comparada con las diosas Baba y Gatumdu por su apariencia y dotes feministas, y a través de estas conjeturas y similitudes con estas diosas, Ninsun era comparada con la diosa sanadora Gula.

A esta se le atribuye el poder de concebir un hijo que se convertiría en un auténtico rey y guerrero, ya que su hijo Gilgamesh era considerado como un dios capaz de entender las posiciones de los seres humanos y fue el único que creó una dependencia directa en la tierra, por la cual las personas que tuvieran sus sangre era considerados como auténticos reyes ya que poseían su sangre, la cual provenía de la unión de dos dioses. La dependencia directa de este sería visto como los únicos capaces de conectarse con esos seres divinos. (Ver articulo: Leyenda del Ucumar)

Culto

Esta diosa apareció en el periodo dinástico de la antigua Babilonia, los primeros indicios se atribuyeron a la obtención de múltiples textos antiguos que contenían testimonios de las personas que vivieron hace mucho tiempo en estas tierras, las cuales se encargaron de conservar sus creencias pese al paso del tiempo.

Muchas son las estatuas que se encargan de sincretizar a esta diosa y a sus poderes en el mundo. Actualmente en el museo de Louvre se encuentra una inscripción demostrativa donde se puede observar a la diosa Ninsun vista desde el punto de vista de los devotos de esta. Esta aparece sentada encima de un trono, posee el pelo largo y de color negro, conserva una túnica con muchos volantes, atributo que poseen las personas divinas, encima de su cabeza lleva dos cuernos largos que representa a la luna creciente, símbolo de divinidad, y dentro de estos cuernos posee un plato que sincretiza el poder y control sobre el mundo.

Dejar Comentario