≡ Menu




Aprende todo sobre Yuki-onna un personaje mitológico

Yuki-onna es conocida dentro de la mitología como mujer de la nieve, ya que se considera a esta como la dueña de la nieve. Descubre esto y muchas cosas más acerca de este personaje mitológico aquí.

Yuki-onna

¿Quién es Yuki-onna?

Yuki-onna es un yokai que se manifiesta como una mujer alta, con un cuerpo muy definido, posee una larga cabellera plateada propio de su apodo “dueña de las nieves”. Posee una piel muy blanca, casi trasparente, su aspecto no es humano, su color de piel puede ser difuminado por los paisajes nevados; esta yokai es dueña de las montañas con nieve y del invierno. Se manifiesta con un kimono blanco adornado con colores plateados. Esta mujer aparece sólo en las épocas de invierno siendo el  único lugar donde muestra su poder y control sobre la nieve. (Ver artículo: Nyame)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Esta yokai se muestra desnuda posada sobre la nieve, atrayendo a muchos hombres a sus encantos. Esta diosa posee unos rasgos físicos que la hacen deslumbrar sobre la nieve, su cabello largo propio de un yokai femenino es símbolo de su belleza. Esta a su vez posee unos ojos capaces de causar terror en las personas, se dice que su mirada es capaz de congelar el alma, siendo una de sus armas más peligrosas.

Características

Yuki-onna  al igual que muchos yokais no posee pies, así que tiende a flotar sobre la nieve, sin dejar huellas. Otros de los poderes que posee Yuki-onna es que puede usar la neblina como cortina de defensa, la cual usa para desparecerse de los humanos si se siente amaneada.

Este yokai está relacionado con el invierno y las tormentas de nieve, muchas son las leyendas que hablan del espíritu de una mujer que falleció en la nieve, y vaga por la nieve buscando su cuerpo y a los que la llevaron su muerte. Esta mujer posee una aptitud regia y serena, esta yokai es conocida como una mujer con un comportamiento frío a la hora de asesinar a todas las personas que se cruzan en su camino. Durante muchas épocas Yuki-onna fue conocida como el mal encarnado.  (Ver artículo: Inugami)

Fue hasta el siglo XVIII donde esta leyenda de la diosa de nieve asesina dejó de ser escuchada. Todas las leyendas de este yokai la hacen ver como una mujer hermosa muy parecida físicamente a los humanos. Su forma fantasmal es muy hablada dentro de la cultura japonesa, Yuki-onna sólo se revela ante viajeros perdidos en las tormentas de nieve, donde ésta los seduce con sus encantos y con sus poderes con el hielo es capaz de congelar a las personas a tal punto de volverlas estatuas de hielo.

Otras leyendas hablan que este yokai conduce a los viajeros a un páramo de nieve en donde éstas  mueren por hipotermia y, luego, Yuki-onna se come los cuerpos dejando sólo las pertenencias materiales de estos. Otras veces esta mujer se manifiesta junto con un niño, el cual consiente de forma muy cariñosa  y maternal. Cuando las personas que poseen buenas intenciones deciden arrullar al niño en los brazos son congeladas inmediatamente, causándole la muerte inmediata.

Leyenda sangrienta

Yuki-onna es conocida también como una mujer altamente agresiva, son muchas las historias que hablan sobre la maldad de este yokai. Es conocido también que Yuki-onna se aparece dentro de los hogares de las personas, aparece soplando una gran ráfaga de viento, el cual usa para matarlos mientras estos duermen. Esta posee una risa que la caracteriza por ser de un tono muy burlón cuando esta masacra a sus víctimas. (Ver artículo: Kojiki)

Las leyendas sobre su salvaje furia contra los seres humanos varían de cuento en cuento. Estas hablan de que Yuki-onna disfruta con la muerte de sus víctimas sonriendo muy plácidamente, otros cuentos hablan que esta diosa chupa la sangre de sus víctimas hasta dejarlas secas y después congela su cuerpo y se los come. Una de las leyendas más sonadas habla de esta diosa como un demonio  que caza a los hombres débiles usando su belleza para atraerlos. Y con su beso es capaz de congelarlos instantáneamente.

Este yokai siendo la reina de las tormentas de nieve, dueña de los inviernos posee un lado suave el cual ha permitido la liberación de sus víctimas de su maldad y los conduce amablemente por la nieve dejándolos vivos y a salvo. Este lado amable y dulce sólo es apreciado durante los primeros días del invierno cuando cae la nieve. Después que empieza las tormentas esta tiende a comportarse de forma más agresiva.

Dejar Comentario