≡ Menu




¿Quieres saber quién es Amikiri? Apréndelo aquí

El Amikiri es un tipo de yōkai que forma parte de la mitología japonesa. Son nadadores muy rápido y son llamados “cortadores de redes” ya que cortan las redes de los pescadores con sus pinzas de langosta.

Amikiri

¿Quiénes son los Amikiri?

El Amikiri una criatura mitológica que se encuentra dentro de los cuerpos de agua, como mares, ríos, lagunas, entre otros, en especial, los que son visitados frecuentemente por los pescadores. Se caracterizan por ser unos nadadores expeditos.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Tal como su nombre denota, los Amikiri son unos “cortadores de redes”, pues pican las redes de los pescadores con sus pinzas tipo langosta. Parecen ser unas criaturas pacíficas que no atacan a los humanos a pesar de tener una apariencia bizarra. (Ver articulo: Demonios japoneses)

La forma física de los llamados Amikiri es la de unos animales muy parecidos a las langostas por las tenazas. También tienen una cola parecida a las de las serpientes y la cabeza con un pico igual a la de un pájaro.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Dentro de algunas historias se describe al Amariki como un animal pequeño y doméstico, comparados con los gatos y los perros. En otras historias se dice que el Amariki es una criatura que puede alcanzar el tamaño de un niño. Estos animales viven únicamente en el agua, por lo que es muy raro ser vistos fuera de ella.

Su mito incluye la creencia de que al pisar tierra, el Amariki puede transformarse en humanos pero solo por un corto tiempo. En esta parte, la historia se parece al cómic de la Sirenita. Por ser un mito, no se tiene claro de dónde provienen los Amikiri. Estas criaturas tienen gran parecido con un artrópodo llamado Kamikiri, tanto con el nombre como la forma, el cual también es un yokai.

Características

Dentro de los aspectos relevantes que tienen estas criaturas llamadas Amikiri están que pueden llegar a ser buenos amigos de quienes respeten a la naturaleza y a las aguas, ya que es el hábitat donde se relacionan. Estos seres que son parte de la cultura y folklor japonés, llevan consigo un mensaje especial el cual ponen de manifiesto mediante su existencia y sus acciones. (Ver artículo: Tengu)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Aunque el Amikiri es una animal de agua, se dice que “vuela” durante la noche cortando a su paso mosquiteros y redes de los pescadores. Se ven como unos animales pequeños con un parecido físico a los crustáceos tipo camarones o langostas por la cualidad de las tenazas.

A pesar de que es un animal pequeño en tamaño, su cuerpo es largo y con una contextura como una concha de color roja, la cual se ve segmentada. También tienen un pico parecido al de un pájaro, y dos garras en forma de tijeras como parte de sus antebrazos. Nadan como un pez en el agua.

Estos Amikiri normalmente no se manifiestan ante los humanos porque son muy tímidos, por ello, es raro verlos socializar con alguno, apareciendo en escena sin que estos los vean. Por sus características de excelentes nadadores y que viven en el mar, los Amikiri se les asocia a los pescadores, ya que entre sus cualidades están también que adoran cortar redes, sea el tipo que sea.

Aunque no tienen fama de ser seres dañinos, hacen muchas travesuras como el cortar las redes de los pescadores, lo que representa un costo para ellos al reponerla. Las historias sobre los Amikiri son muy extrañas, manteniendo el toca de misterio rodea a la mayoría de los yokai japoneses.

Su nombre y la forma de su cuerpo resultan como un juego de palabras. Por ejemplo, la palabra Ami, es con la que se conoce a la red en japonés, pero también Ami es el nombre que se le da un tipo de crustáceo pequeño.

Dato curioso del Amikiri

Se dice que una vez en la comunidad de Yamagata se encontraba un pescador. Éste descubrió que su red de pesca había sido cortada y ya era imposible utilizarla. Por las características del suceso sospechó que se trataba de la acción de un Amikiri.

El pescador se ideó una forma para atrapar al animal y con especial cuidado, escondió todas las redes en su casa, de donde no podían ser encontradas por dicha criatura errante. Durante la noche, el Amikiri se metió en la habitación del pescador mientras este dormía y sin que se percatara de su presencia.

El audaz animal cortó entonces así la kaya que cubría la cama, y al despertar, el hombre se encontró con el cuerpo lleno de picaduras de mosquito, creándolo mucho dolor y mucha piquiña.

Dejar Comentario