≡ Menu




Perseo: mito, muerte y mucho mas

Perseo es conocido dentro de la mitología griega como un semidiós, hijo del Dios Zeus y de la mortal Dánae. Se le atribuía la fundación de Micenas, y se hace famoso por lograr matar a la Medusa.

Mito de Perseo

Acrisio, rey de Argos y padre de Dánae (madre de Perseo), la había encerrado en una torre de bronce para evitar de cualquier modo que ella  concibiese un hijo, debido a que un oráculo le había asegurado que su nieto la mataría. Zeus quien deseaba a Dánae, rechazo dejar este castigo así. (Ver articulo: El dios Zeus)

Tambien Te Recomiendo Ver...

El dios Zeus visito a Dánae bajo la representación de una lluvia dorada, de allí se concebio y posteriormente nació Perseo. Acrisio encerró tanto a su hija Dànae como a su nieto Perseo dentro de una caja y los arrojo al mar, aunque debido a la protección del dios Zeus, la caja logro llegar a salvo a la isla de Séfiros, en donde Dánae y su hijo fueron acogidos por el rey Dictis, este era hermano del rey Polidectes de Séfiros.

Al transcurrir el tiempo, Perseo fue creciendo junto a Dànae y el rey, sin embargo, aparece Polidectes quien se enamora perdidamente de la madre de este semidiós, este decide buscar alguna alternativa para separarla de su hijo, ya que este constantemente la celaba y a él no le agradaba, en vista de ello, Polidectes encomendó a Perseo que le trajera la cabeza de Medusa, algo un tanto imposible de hacer, por la capacidad que tenía el monstruo de transformar en piedra todo aquello que la mirara.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Dichosamente, Perseo contó con la colaboración de la diosa Atenea, la cual se encontraba bastante descontenta con Medusa en consecuencia de las interacciones que tenían con Poseidón “que quizá la había violado en un santuario dedicado a Atenea”. La diosa le obsequio a Perseo un espejo de bronce bastante brillante el cual reflejaba con claridad lo que veía y le dijo lo que tenía que hacer.

En una primera instancia debía visitar a las gorgonas, estas eran tres hermanas que vivían en el norte de África, dos según variadas versiones, eran una brujas que compartían un solo ojo, es aquí cuando Perseo les roba el ojo y las  obliga a que le indiquen el  camino hacia la Medusa, lo cual estas aceptaron a cambio del ojo, el cual finalmente arrojo al agua para que estas no pudiesen advertir a nadie respecto a sus intenciones.

Unas cuantas ninfas ayudan positivamente a Perseo, estas le obsequiaron un casco que lo hacía no visible, unas sandalias y un saco en el que metería la cabeza de Medusa cuando a hubiera atrapado. El dios Hermes le obsequio un sable mágico.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Gracias a la benevolencia de todos estos regalos, Perseo logra trasladarse hasta la casa de las otras gorgonas junto al Océano, en cuanto llega se da cuenta que las tres hermana se habían dormido lo que le permitió desplazarse con sumo cuidado, sin quitarle la vista a la Medusa utilizando su escudo como espejo para protegerse y no mirarla directamente y de este mismo modo evitar que lo transformarse en piedra.

De este modo logro cortar la cabeza llena de serpientes de la Medusa con la espada que le obsequio el dios Hermes y la coloco en el saco. Toda la sangre derramada por Medusa formo el monstruo Crisaor y al caballo atado Pegaso.

En cuanto Perseo regreso su primer tropiezo lo tuvo con el titán Atlas, a quien se presentó inmediatamente como hijo de Zeus, pero el semidiós no fue bien recibido ya que un oráculo le había comentado a Atlas que un hijo de Zeus le quitaría algunas de sus manzanas del jardín de las Hespérides. En cuanto el gigante adoptó una postura imponente, el héroe le mostró la cabeza de la Medusa y lo convirtió rápidamente en piedra, pasando así a ser la cadena montañosa que conocemos con ese nombre.

A través de África Perseo llego a Etiopía, continuando así su viaje hacia el oeste, donde posteriormente se encontró con una hermosa muchacha la cual se encontraba atada a una roca junto al mar. Esta muchacha era conocida como Andrómeda, hija del rey Cefeo, ella estaba cerca de ser sacrificada por un monstruo marino como acto apaciguador por las arrogantes palabras de su madre Casiopea.

Madre de Perseo

Dentro de la mitología griega Dánae es conocida como la madre de Perseo y Zeus su padre, Dánae era hija de Acrisio, rey de Argos, y Eurídice, hija de Lacedemòn. Se le acreditaba en ocasiones la fundación de la ciudad de Ardea en el Lacio.

Un tanto desilucionado por la falta de herederos varones, Acrisio padre de Dánae consulto un oráculo para así informarse si esto en algún momento podía variar, a lo que el oráculo respondió que sería asesinado por su propio nieto, en vista de ello su padre la encarcelo en una celda de bronce o mejor dicho en una cueva, sin embargo, Zeus apareció cayendo como una lluvia dorada y la embarazo, y es de esta alianza que nació Perseo.

Son varias las interpretaciones que nos señalan que en realidad el que sedujo a Dánae fue su tío,  rey de Tirinto, conocido como Preto, que sería el padre de Perseo.

Muy enojado pero sin querer generar la ira de los dioses matando a Perseo, Acrisio lanzo a su hija Dánae y a su nieto Perseo al mar en un cofre de madera. El mar lo aplaco Poseidón por la orden que dio el dios Zeus, y solo así ambos pudieron sobrevivir. Lograron llegar a la costa de la isla de Serifos, donde fueron acogidos por Dictis, conocido como un pescador de la isla y fue este quien crio a Perseo como su hijo.

Tiempo más tarde, después de que Perseo mata a la Medusa y rescata a Andrómeda, finalmente la profecía del oráculo se cumplió, la muerte de su abuelo se hizo realidad.

Perseo y Medusa

El semidiós Perseo creció junto a su madre y el Rey, pero Polidectes “un rey malvado” se enamoró perdidamente de Dánae y se planteo deshacerse de Perseo, ya que este cuidaba celosamente a su madre, como motivo de ello para evadirlo el rey malvado amenazo a Perseo de que sacrificaría a su madre si no le traía la cabeza de medusa, lo cual era algo casi imposible para cualquiera dada la horrorosa apariencia de la Gorgona y su maldición que al primero que la vea, se convertiría en piedra.

Perseo se llenó de valentía e inicio su viaje hacia la morada de las Gorgonas, en cuanto varios dioses estuvieron al tanto de su gallardía, decidieron ayudarlo obsequiándole varios objetos que le serian útil durante su travesía, la diosa Atenea le obsequio un escudo para así esquivar directamente la mirada de la medusa.

Hade le obsequio un casco para que fuese invisible en el momento justo, Hermes le obsequio unas sandalias con alas para que pudiese volar y se movilizara rápidamente, las Ninfas le dieron un saco particular para poder llevar la cabeza de medusa y Hefesto le dio un espada poderosa.

La diosa Atenea le anticipo a Perseo que no mirara directamente a la medusa, ya que con solo mirarla, se convertiría en piedra, esta solo le recomendó que usara el escudo para poder de esa manera verla y que por ultimo buscara a las tres Gorgonas brujas, las cuales se encontraban mas hacia el norte de África para que de ese modo le confirmaran la ubicación exacta de la medusa.

En cuanto Perseo llego, le sustrajo su ojo a las brujas y les obligo a decirle que le indicaran el rumbo exacto para llegar a la medusa, ellas aceptaron pero sin embargo, el ojo fue arrojado al agua para que de este modo no pudiesen decirle a nadie sobre sus planes. Preparándose con todo lo que le obsequiaron los dioses, Perseo emprendió su viaje hasta el hogar de las otras Gorgonas junto al Océano. (Ver articulo: Medusa en la mitología griega)

Cuando llegó silenciosamente pudo observar que las otras tres hermanas de medusa estaban descansando. Cuidadosamente paso por delante de ellas y sin quitarle la vista a medusa, uso su escudo como espejo para no tener que mirarla fijamente, en cuanto tuvo la oportunidad adecuada corto la cabeza llena de serpientes de medusa, la coloco en el saco y emprendió rápidamente el camino hacia su hogar.

Cuenta la leyenda que debido a toda la sangre derramada por medusa, provienen el monstruo Crisaor y el caballo alado Pegaso.

Perseo y Andrómeda

Tras de vuelta a su camino, Perseo vio a lo lejos una bella doncella llamada Andrómeda, esta estaba encadenada en una roca que había en la playa. Ella pacientemente esperaba su muerte a manos de un terrible monstruo marino, debido a que su madres Casiopea, había ofendido a los dioses y solo así lograría el perdón, Perseo totalmente conmovido por su situación y belleza la liberó y la convirtió en monstruo de piedra con ayuda de la cabeza de medusa.

En cuanto Perseo volvio a su hogar junto con Andrómeda, su madre ya no estaba, esta había huido debido a que las pretensiones del Rey Polidectes eran totalmente aturdidoras. Perseo nuevamente uso la cabeza de medusa y la sostuvo al aire libre para convertir en piedra a todos los enemigos de su madre, una vez libre todos ellos y el malvado rey, Perseo entrego la cabeza a Atenea y ella la coloco en su escudo convirtiéndola en su emblema.

Cuenta la leyenda que Perseo le devolvió a los dioses todos aquellos regalos que le habían obsequiado.

Finalmente Perseo y Andrómeda vivieron en paz y armonía por buen tiempo, tuvieron varios hijos, su único gran pesar fue que un día, mientras tomaban parte en unos juegos atléticos, lanzo un disco que fue muy lejos impulsado por el furor del viento y accidentalmente golpeo y mato a un anciano. Este anciano era el abuelo de Perseo “Acrisio” padre de Dánae. (Ver articulo: La diosa Andrómeda )

Y finalmente se cumplió lo que el oráculo había predicho y que el difunto Rey se había esforzado tiempo por evitar. Perseo no sentía ninguna culpa o deseo de venganza, más bien debido a la muerte occidental no quiso seguir gobernando su legítimo reino. Como consecuencia de ello intercambio los reinos con su vecino el rey Argos, y construyó una ciudad poderosa llamada Micenas, en la cual vivió largo tiempo con su familia en honor y amor.

Perseo y Hércules

Uno de los héroes más emblemáticos dentro de la mitología griega, es conocido como Hércules, su padre era el dios Zeus y su madre es conocida como Alcmena, quien era de hecho una reina mortal, es importante acotar que este, también cumplía la función de hijo adoptivo de Anfitrión y además bisnieto de Perseo por su lado materno.

Al momento de su nacimiento recibió el nombre de Alceo o bien sea Alcides, en total agradecimiento a su abuelo, al referirnos a la etimología de su nombre inicial, la idea de fortaleza es predominante.

En cuanto creció fue que se le concedió el nombre de Hércules con el cual es conocido hoy en día, tanto en Roma como en Europa Occidental, fue Apolo quien le impuso el nombre, así de esta manera se le hacía referencia como servidor de la diosa Hera.

 Perseo y Atlas

En cuanto Perseo fulmino a la Gorgona, se llevó la cabeza consigo y partió andando lejos, hasta la tierra en donde vivía el rey Atlas, el rey Atlas era un hombre de tamaño exagerado, un tanto descomunal, su mayor orgullo era su jardín debido a que sus hermosos arboles daban frutos especialmente de oro.

Perseo al llegar a donde vivía el rey Atlas, se le mostro diciéndole que venía en son de visitante, pero el rey Atlas un tanto inconforme, temiendo de que este tuviera alguna intención de quitarle sus frutos dorados, lo despidió rápidamente. Atlas era un gigante y Perseo no se animaba a enfrentarlo, por ello procedió a ofrecerle como ofrenda la caja donde ocultaba la cabeza de la Gorgona.

Mientras Perseo abrió la caja esquivaba su mirada para evitar convertirse en piedra, este alzo la cabeza de la Gorgona, y al momento Atlas quedo totalmente transformado en piedra, su cuerpo aumento tanto de tamaño hasta convertirse en una montaña.

Perseo o Aquiles

Dentro de la mitología griega Aquiles es totalmente conocido como un héroe participante de la Guerra de Troya y a su vez  uno de los mas importantes personajes más emblemáticos de la Ilíada de Homero.  Aquiles suele ser designado como el dios de los pies ligeros, ya que se considera el más veloz de los hombres.

Perseo y el Minotauro

El minotauro se caracteriza por ser un monstruo con cabeza de toro y cuerpo de hombre, la etimología de su nombre proviene “Toro de Minos”, este era hijo de  Pasífae y el Toro de Creta. Fue encarcelado en un laberinto diseñado por el artesano conocido como Dédalo, elaborado exactamente para retenerlo ubicado en la ciudad de Cnosos en la isla de Creta.

Durante varios años, aproximadamente catorce personas entre ellos mitad eran hombres, y la otra mitad eran mujeres, eran trasladados hasta el laberinto con el fin de ser sacrificados y sirviendo como alimento para la bestia, hasta que la vida de la bestia terminaría en las manos de Teseo, como se menciono lineas mas arriba eran catorce personas que vagaban perdidos dentro del laberinto durante varios días hasta que finalmente se encontraban con la bestia.

Varios años atrás, la isla de Creta era presidida por un popular rey conocido como Minos, su poder soberano se extendía por varias islas del mar Egeo y además algunos pueblos aledaños que sentían un gran respeto por los cretenses, eran buenos tiempos sobretodo de mucha prosperidad y riqueza. Un buen día, cuando ya Minos llevaba varios años presidiendo la isla recibe la horrible noticia de la muerte de su hijo, a este lo habían asesinado específicamente en Atenas.

En vista de su enojo por la muerte de su hijo, recluto un ejército con el fin de hacer la guerra contra los atenienses, en aquel momento Atenas solo era una localidad bastante reducida por lo que no pudo hacer el frente necesario a los ejércitos de Minos, por ello envió a parte de su ejecutivo a convenir la paz con el rey cretense.

Minos los recibió y les comento que no acabaría Atenas pero que ellos debían cumplir con una condición “enviar a catorce jóvenes, siete varones y siete mujeres, a la isla de Creta, para ser arrojados al minotauro”.

En cada luna nueva, los cretenses debían encerrar a un hombre en el laberinto con el fin de que  el monstruo lo devorara, y si ello no lo hacían, cuenta la mitología este salía fuera y se encargaría de llenar la isla de mucho sufrimiento (muerte y de dolor), es decir, que no había alternativa, si estos se negaban hacerlo los cretenses destruirían la ciudad y muchos morirían; mientras la gran mayoría lamentaba la muerte del hijo del  rey, el valiente Teseo dio un paso adelante y le ofreció para ser unos de los jóvenes que viajarían a Creta.

Años después de impuesto el castigo de los atenienses, Teseo hijo de Egeo, se dispuso a matar al minotauro y de esa manera liberar a su patria de la condena de Minos; se cuentan dos cosas de como llego Teseo a meterse dentro del laberinto de Creta.

Unos dicen que en cuanto Teseo se enteró del sacrificio de los jóvenes, decidió el mismo ser parte de la ofrenda para así poder enfrentarse a la bestia; otra narración nos aporta que era el propio Minos quien elegía a los jóvenes que servirían de ofrenda al Minotauro, y enterado del aprecio que sentía Egeo por Teseo, quiso que este fuese devorado en el laberinto.

Era la tercera ronda en la cual catorce jóvenes atenienses, iban a ser sacrificados en favor de alimento para la bestia, cuando Teseo llego a Creta ya habían transcurrido dieciocho años de iniciado el terror del Minotauro.

Una vez al llegar a Creta los jóvenes trasladados se exhibieron ante Minos, y es aquí cuando Teseo conoció a Ariadna,esta era la primogénita del rey, quien se ilusiono perdidamente de él, la princesa le rogó a Teseo que evitara enfrentarse al Minotauro, ya que eso podía conducirlo a la muerte, pero Teseo la convenció de que él podía derrotarlo.

Ariadna se planteo ayudar a Teseo, e ideo un plan para ayudarlo en cual le permitiría encontrar de manera rápida la salida del laberinto una vez vencida la bestia, Ariadna decide ayudarlo en vista del coraje que este tenia, es importante mencionar, que este plan fue solicitado por Ariadna a Dédalo, quien fue el gran ingenioso de idear dicho laberinto con una única salida, siendo la misma la de usar un ovillo de hilo, el cual Ariadna le entrego.

La recomendación directa para Teseo fue, una vez que hubiese ingresado al laberinto, anudara un cabo del ovillo a la entrada, de ese modo el hilo le recordaría el camino, y una vez muerto el Minotauro lo enrrollaria y encontraría una rápida la salida. Finalmente Teseo recorrió el laberinto hasta que se halló con la bestia, lo mato y a salir de él, siguió de regreso con el hilo que Ariadna le había proporcionado.

Perseo y Pegaso

Se le conoce a Pegaso como un caballo atado, la etimología de su nombre deviene de la palabra griega que significa manantial, se le atribuía su nacimiento en las fuentes del océano, aunque son muy variadas las versiones respecto a su procedencia, por un lado se sospechaba que provenía del cuello de la Gorgona, cuando Perseo la mató en el mar. En esta perspectiva resulta ser su padre Poseidón y Criasor su hermano gemelo. (Ver articulo: Poseidón)

Otra de las leyendas nos cuenta que surgió de la tierra, debido a la sangre esparcida de la Gorgona, cuando Perseo la mató. Inmediatamente que surgió Pegaso se dirigió hasta el olimpo, donde se puso totalmente a las órdenes de Zeus.

Pegaso tuvo una destacada trascendencia y trayectoria siendo la mas destacada en la leyenda de Belerofonte, de ello son variadas las visiones por un lado tenemos que el caballo pudo haber sido obsequiado a Belerofonte por parte de la diosa Atenea, sin embargo, tomando como punto de partida otras visiones podría haber sido Poseidon el que le obsequio Pegaso a Belerofonte.

Podemos afirmar que fue en honor a Pegaso que Belerofonte pudo vencer a la Quimera y así lograr por sus propios medios la victoria sobre las Amazonas. Finalmente Pegaso logra volver a la morada de los dioses en cuanto muere Belerofonte.

Muerte de Perseo

Perseo invadido por el remordimiento de haber matado a su abuelo, fue dominado por una inmensa tristeza y no quiso seguir viviendo en Argos, llevo el cadáver de su abuelo a la ciudad y lo sepulto en el templo de Atenea, quien era su diosa protectora. Luego, acompañado por su esposa Andrómeda, Perseo se fue a Tirinto donde reinaba Megapente, a quien le propuso que intercambiaran los reinos.

Una vez aceptado el plan de Megapentes, Perseo se quedó bajo el mando de Tirinto, donde le fue imposible conseguirse con la paz que buscaba su alma, aturdido por el sentimiento de culpa por la muerte de su abuelo, fue aquí donde procedió a formar/crear otra ciudad, a la que llamo Micenas, en donde las murallas se hicieron totalmente trastocantes ya que fueron construidas por los Ciclopes “gigantescos seres fantásticos que tenían un solo ojo en medio de la frente”.

Perseo y Andrómeda gobernaron durante un largo tiempo en Micenas, tuvieron seis hijos varones llamados: Perses, Alceo, Méstor, Heleo, Electrión y Esténelo y una sola hija hembra a la cual llamaron Gorgófene, al parecer en memoria de la Gorgona medusa.

Partiendo de otras visiones luego de un largo reinado en Micenas, Perseo fue ultimado por Megapente, ya que este lo culpo de haber sido el responsable de la muerte de su padre (Preto). Posterior a la muerte de Perseo, en unos pocos instantes casi al mismo tiempo muere su esposa Andromeda, aquí la diosa Atenea interviene decidiendo que ellos serian colocados directamente en el cielo en donde pasaran a formar parte de una constelación que lleva sus nombres, mas no pasarían a formar parte al mundo de los muertos.

Perseo y Kraken

El Kraken suele definirse como una criatura marina, su procedencia deviene de la mitología escandinava o nórdica, se describe habitualmente como un pulpo de gran tamaño, el cual surge desde lo mas profundo del mar, y de esta manera ataca barcos y acaba a los marineros. La leyenda realmente pudo haberse originado de avistamientos de calamares gigantes reales, los cuales estimadamente tendrían entre trece o quince metros de largo, incluyendo a su vez los tentáculos.

La leyenda clásica de Perseo, al igual que en la película, nos relata que este lucha contra un monstruo marino para así salvar a la bella Andrómeda, pero el kraken de la película no es el mismo monstruo marino de la leyenda griega, reiteramos que el kraken es un ser fabuloso que pertenece a la mitología nórdica o escandinava como esta arriba mencionado.

Tomando como referencia la segunda versión del films “Furia de Titanes” el kraken es un monstruo marino de tamaño exorbitante el cual posee variados tentáculos poderosos, con los cuales le es más fácil atrapar a sus presas y destruir todo lo que encuentre a su alrededor.

Perseo en la película

Los invitamos a ver el siguiente video, en el cual se puede apreciar como los guionistas de la película titulada Furia de Titanes han elaborado un gran trabajo haciendo uso de la mitología griega y a su vez de otros elementos mitológicos que varían en las aventuras de Perseo.

https://www.youtube.com/watch?v=qc_zXL61RQw

Escultura de Perseo

El Perseo es una escultura que cumple con el principio fundamental del arte renacentista, ya que posee la salvedad de la antigüedad clásica, en todos sus aspectos “tema, proporciones y técnica”. En este contexto los artistas salvan los temas clásicos conocidos como “el desnudo, la representación de héroes y dioses mitológicos”.

Al visualizar esta escultura es hecho que también se salvan las formas y proporciones de la antigüedad de Grecia y Roma. Aunque hay mucha idealización, observamos formas fieles a la realidad y no hay descontinuidad alguna entre los distintos miembros del cuerpo, lo que la distingue en cuanto a las obras de la Edad Media, donde el tamaño de la cabeza muchas veces podía ser más grande que el resto de cuerpo, era lo frecuente.

Para finalizar, el método utilizado en dicha obra también se plantea como una recuperación de la época dorada, para los artistas del Renacimiento, la técnica de la cera perdida “procedimiento escultórico de tradición muy antigua”.

perseo

Dejar Comentario