≡ Menu




Aquiles: características, muerte y mucho más

Aquiles, o también llamado Aquileo, es uno de los personajes heroicos más importantes de la mitología griega, incluso considerado por muchos el principal protagonista de La Ilíada. A continuación veremos la historia de Aquiles: características, muerte y mucho más.

Aquiles

Una de las más famosas pinturas de Aquiles

Características de Aquiles

Es uno de los principales héroes dentro de la mitología clásica (específicamente, la mitología griega) y es considerado en la historia y la literatura el soldado más fuerte que tendría la nación de Esparta. Todo su talento y personalidad serían explorados durante la gran Guerra de Troya, escenario histórico de la Ilíada, narrativa (cuyo autor es Homero) en la que se recopilan sus hazañas.

El tema principal de la Ilíada es, más allá de la guerra, la ira de Aquiles (llamada cólera de Aquiles). Dentro de la obra se plantean todas las situaciones que darían origen a su enfurecimiento y se exploraría acerca de la personalidad de Aquiles. Lo vemos como un joven muy orgulloso, seguro, con sed de gloria y batalla debido a su predisposición a trascender en la mitología como un gran héroe

Es descrito como el luchador más fuerte, destacado por su velocidad (por lo que sería llamado “el de los pies ligeros”), un poder que adquiriría de sus padres. Su única debilidad sería la de su talón, característica en la que se profundizará posteriormente.

El talón de Aquiles

¿Aquiles existió?

Dentro de la mitología griega, es considerado el hijo que nace de la unión de Peleo y Tetis. Recibe entonces los patronímicos de Pélida y Eácida (éste segundo debido al nombre de su abuelo, Éaco).

Según el mito, Aquiles es inmortal debido a que al nacer fue bañado en las aguas de la Laguna de Estigia, considerada sagrada. Al ser tomado por el talón y sumergido en las profundidades de la laguna cuando era un bebé, le da todo su poder e inmortalidad excepto en esa parte de su cuerpo (de ahí viene el popular dicho que hace referencia al “talón de Aquiles” de cada persona, haciendo referencia a su único punto débil)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Cuando pensamos en la mitología clásica, es complicado plantearnos que lo que hoy vemos como simples mitos fue en su momento una religión dominante. Lo que hoy nos planteamos como simples historias literarias para estudiar la historia o solo entretenernos, en algún punto de la humanidad lo fue todo para el hombre, al menos en una región determinada.

Al plantearnos la mitología griega como un referente histórico, no solo de la literatura sino de todas las concepciones culturales que evolucionaron hasta llegar a lo que hoy en día somos, entendemos que mucho de lo que narran personajes como Homero (autor reconocido por recolectar todos los relatos mitológicos narrados en relatos como La Ilíada y La Odisea) pueden ser datos verdaderos de la historia de la actual Grecia.

Sumario de la mitología griega

Bien algunos temas narrados en estos relatos nos dan pruebas históricas de hechos ocurridos en la realidad (como la famosa Guerra de Troya), también es importante que entendamos que se tratan de realidades distorsionadas en varios aspectos. Como se estableció antes, lo que hoy conocemos como mitos en algún punto constituían una religión dominante en la sociedad, por lo que no podemos estudiar la historia real por medio de una religión. Esto sería darle un enfoque subjetivo a una ciencia.

Entendiendo todo esto, sabemos que la Guerra de Troya si ocurrió y también sabemos que Aquiles fue una persona que si existió. Debemos reconocer la distorsión de la realidad a la que eran sometidos hechos mundanos de la vida dentro del Mundo Antiguo. Partes de la historia sobre la vida de Aquiles fueron bastante desconocidas, por lo que hubiera sido de esperar que las partes que faltaron fueran reemplazadas con historias ficticias, o al menos esto es lo que sostienen los historiadores.

Sobre su vida, se conoce que fue hijo de un rey y una ninfa. Esto es un ejemplo de cómo se distorsionan aquellos datos desconocidos, ya que las ninfas no son seres reales pero si pudo haber sido el hijo de un rey. También ocurre lo mismo con lo que se sabe sobre su muerte. La mitología nos cuenta como fue abatido en batalla al haberlo alcanzado una flecha envenenada en su único punto débil: su talón.

La explicación real podría explicar una posible inmovilidad causada por el destrozo de un tendón en el pie, quedando dispuesto a morir en el campo de batalla. Esto, evidentemente, implica un hecho ficticio (posiblemente inspirado en un hecho real, menos inverosímil) atribuido de manera heroica al igual que todas sus hazañas, puesto que históricamente solo se ha podido determinar que fue asesinado dentro de un combate siendo él un adulto joven.

Famosa escultura de Aquiles en mármol

Aquiles como un semidiós

Como ya sabemos, fue hijo de Peleo y Tetis, según las historias narradas en la mitología. Su padre, un humano mortal y su madre, una diosa (considerada la “ninfa del mar” e hija de la diosa Hera). De ésta unión, dios-mortal, Aquiles logra heredar aspectos interesantes de cada padre. Recibe la belleza de un dios tal como su madre, al ser descrito como el luchador más hermoso que se vio en la Guerra de Troya.

Además de su primor, también adquiere una increíble velocidad dentro del campo de guerra y, más que poderes dignos de un dios, recibe un don para pelear y batallar mejor que ningún otro hombre, incluso desde muy temprana edad. De su padre, hereda entonces la condición de ser mortal. Tetis, su querida madre, tenía bastante clara ésta cualidad cuando su hijo vino al mundo e intenta poner manos en el asunto.

Cuando era un bebé fue tomado por ella desde el talón y sumergido profundamente en las aguas de la sagrada laguna Estigia, concediéndole así la inmortalidad. Sin embargo, al no haber mojado su talón, esto sería su única debilidad, un punto débil que le saldría caro en el futuro.

Otra versión del mito nos cuenta que Tetis intenta acabar con lo que sería la parte mortal de Aquiles, sometiéndolo al fuego. Es entonces interrumpida por Peleo y presenta una gran herida en el talón. Su padre sustituye su talón con un trozo de la tabla de Dámiso, un gigante conocido por su gran velocidad. Ésta versión del mito explicaría también su gran velocidad (ya que era incluso conocido como “el de los pies ligeros”).

Aquiles siendo sumergido por Tetis en la laguna Estigia

Aquiles en Troya

La Ilíada nos relata los últimos días de una guerra que duró 10 años entre Esparta y Troya, ocasionada por el rapto de Helena de parte de Paris, príncipe de Troya. Más que hacer énfasis en esto, éste relato tiene como narrativa principal la gran ira de Aquiles, conocida más como la famosa “cólera de Aquiles” (ya que incluso no nos habla sobre el inicio o el final de la guerra, sino de Aquiles).

Aquiles, según el oráculo, estaría destinado desde muy joven a convertirse en un héroe y morir en la guerra como tal. Al formar parte de la batalla, es dirigido por el temible Rey de Esparta, Agamenón, hermano de Menelao y cuñado de Helena.

En algún punto de la guerra y a finales de la misma, Esparta toma la Isla de Crises y secuestran a Criseida y a Briseida. Agamenón se convierte en el amante de la primera y Aquiles se ve ciegamente enamorado de la segunda. El rey debe devolver a Criseida a su padre Crises, sacerdote de Apolo, para acabar con una peste que terminó con una gran cantidad de soldados griegos y la sustituye con Briseida. Aquiles, enojado y despechado, se arroja al mar a llorar frente a su madre Tetis.

Otro factor que enfurecería aún más a Aquiles sería el asesinato de su querido primo Patroclo, quien muere en la guerra al colocarse la armadura de él y adentrarse al campo de batalla. Héctor, comandante de las tropas de Troya, sería el único guerrero lo suficientemente valiente como para enfrentarse al supuesto Aquiles, un hombre invencible.

Briseida

Esto es el origen de la ira de Aquiles dentro de la Ilíada, al igual que la infinidad de intentos por aminorar su enfurecimiento, ya que al ser el nieto de Zeus esto causaría la deshonra y la penumbra para todo el pueblo de Grecia.

Aquiles y Héctor

Héctor, hermano de Paris e hijo del Rey Príamo, es también uno de los personajes de La Ilíada al igual que Aquiles. La diferencia con éste, es que Héctor fue el comandante de las tropas de Troya durante la guerra. Es descrito como el luchador más fuerte, aguerrido, valiente, audaz y honorable de la nación de Troya frente a Esparta.

La relación entre Aquiles y Héctor es un objeto de estudio bastante interesante dentro de la literatura. La historia nos plantea uno de los primeros referentes de grandes rivalidades donde cada contraparte sería inherentemente análoga a la otra.

Ambos serían el soldado más fuerte de cada bando. Descritos como peleadores muy orgullosos que defenderían su honor y lo darían todo por la gloria. Mientras Aquiles sería el mayor héroe descrito por Homero, Héctor, a pesar de su inmensidad, solo tendría el logro de defender a Troya atribuido a su fuerza y a sus hazañas. También debemos entender las razones que inspirarían a pelear a cada uno y serían el motor de su pelea contra la nación del otro hasta un nivel personal.

Aquiles lucha contra Héctor

Aquiles, enfurecido dentro de su cólera busca en parte vengar a su amado primo Patroclo después de que el ejército de Troya lo asesina en la guerra.  Esto se torna una venganza personal frente a Héctor y se convierten en enemigos oficiales dentro de la historia literaria. Héctor, también enfurecido, pelea por defender a su nación y el honor de ésta, el de su familia y el propio. No permitiría que esto se viera comprometido por ningún de soldado de guerra, ni siquiera por el semidiós inmortal de los pies ligeros.

Finalmente y después de una brutal batalla alimentada por la furia, Aquiles asesina a Héctor en uno de los duelos más épicos de la Ilíada. Después de haberlo asesinado, tomó su cuerpo como trofeo y se dispuso a arrastrarlo por todo el campo de guerra como otra venganza frente al pueblo troyano. Buscaba intimidad a todas las tropas, cosa que logró, además de poder causarle un inmenso dolor y humillación al Rey Príamo, padre de Héctor.

Sin embargo, a pesar de todo esto Aquiles es un guerrero honorable y sus valores lo hacen sentir culpable de dicho espectáculo sangriento. Al encontrarse frente al padre anciano de su abatido oponente, sollozando y suplicando los restos de su hijo para poder honorar su muerte, se siente afligido y su ira disminuye por un momento. Entonces, el héroe de los pies ligeros se dispone a entregarle el cadáver a la familia, los reyes y príncipes de Troya, quienes lo aceptan entre llantos para poder velar su desfigurado cadáver dentro de las creencias mitológicas que existían (como era tradición en la época).

En este video, se narra y analiza la famosa batalla entre Héctor y Aquiles:

Aquiles y Ulises

Ulises, también conocido como Odiseo, es uno de los héroes que, junto a Aquiles, le dan protagonismo y gloria a la guerra narrada en la Ilíada.  Fue el rey de la llamada Ítaca, una de las islas occidentales de Grecia. Sus padres son Laertes y Anticlea y fue esposo de Penélope, con quien tiene a su hijo Telémaco muy poco antes de iniciar la guerra (razón por la cual no quiso participar en ella, más se vio obligado debido a un acuerdo decidido entre todos los reyes que de hecho fue su propia idea).

Ulises y Diomedes, viéndose atormentados por la posibilidad de una guerra encuentran y reclutan al joven Aquiles como recurso definitivo para que Esparta gane la guerra frente a los troyanos. Ulises tendría la audacia de buscar a Aquiles del inframundo gobernado por Hades y convertirlo en un héroe en el mundo de los mortales.

Ambos hombres comparten una importante similitud y es que los dos constituyen figuras muy importantes como héroes legendarios dentro del mundo de la mitología clásica, pero específicamente la griega. Sin embargo, a pesar de representar la gloria y el éxito por igual, a niveles personales tendrían una serie de diferencias bastante interesantes.

Aquiles, un joven (prácticamente un niño) muy orgulloso, sin temor alguno, consciente de su fuerza en el campo de batalla, su audacia y velocidad, su belleza digna del hijo de un Dios. Ulises, por otro lado, un hombre de familia, atento, preocupado por los suyos, con menos fuerza pero más experticia en la batalla.

Aquiles junto a Ulises

Ulises, es presentado como un tipo de héroe más pragmático y objetivo, a diferencia de Aquiles, un poco más inmaduro y con la tendencia a dejarse llevar por sus emociones (cosa que traería consecuencias bastantes importantes debido a su inmenso poder como semidiós).  Aquiles, sería entonces, un héroe épico que alimenta su razón de luchar y vencer a la ciudad de Troya por la venganza de su primo, el deseo de la gloria y el cumplimiento de un destino que se le otorgó cuando apenas era un bebé.

Mientras que Ulises, por otro lado, sería un magnífico personaje (digno de dos una obra dedicada a él, es decir, la Odisea) que representa la imagen más sabia y audaz de un héroe de guerra dentro de ésta época, teniendo casi como principales motivos a su propia familia, más allá de un deseo propio e individualista de gloria frente a su nación.

Relación entre Aquiles y Pentesilea

Dentro de la infinidad de personajes que abundan en la mitología griega y que son otorgados a cada objeto natural o de la vida cotidiana, también se encuentra Pentesilea o Pentesilia., una reina Amazona. Es un producto concebido de la unión entre el dios Ares y Otrera, y sería madre de Caístro.

El papel de este personaje dentro de la Ilíada (y su relación con Aquiles) comienza con su introducción en la Guerra de Troya, cuando se integra de parte del ejército y pueblo troyano junto a otras 12 amazonas (esta docena es llamada “Quinto de Esmirna”). Su presencia dentro de la batalla le daría una gran ventaja a Troya frente a Esparta, que ya se veía atormentada por la cólera de Aquiles (motivo principal de la Ilíada), lo que se traduciría como la deshonra de parte de Zeus  sobre el pueblo espartano (Ver articulo: el dios Zeus)

Aquiles asesina a Pentesilea

Pentesilea sugiere otro rival de enorme calibre para Aquiles, después de haber derrotado vilmente a Héctor. Existe más de una versión dentro de la mitología para explicar su remoto ingreso, un poco tardío incluso, en la guerra de estos dos pueblos. Hay versiones que sugieren que se une a batallar gracias a su sed y deseo por la guerra, inherente a su condición de Reina de las Amazonas.

Sin embargo, otra versión nos indica que buscaría un perdón y alguna especie de reivindicación de parte del Rey Príamo (padre de Paris y el ya difunto Héctor) después de haber asesinado a Hipólita durante un episodio de cacería, a pesar de haber peleado anteriormente contra el propio ejército de Troya.

Después de importantes logros en la guerra, dignos de una heroína y que se le atribuirían a ella, se enfrenta finalmente a Aquiles dentro del tembloroso y sangriento campo de guerra. Es asesinada por Aquiles, el inmenso luchador de los pies ligeros, cuando éste la asesina por medio de una lanza que clavaría en su pecho. Ésta sería una importante y muy dramática escena de la mitología griega , que no dejaría de ser representada por la eternidad en obras de arte como, cuadros, cerámicas y vasijas (Ver artículo: dioses de la mitología griega)

Aquiles, por su pasión juvenil, se siente afligido al darse cuenta de lo que había hecho cuando logra ver más claramente la belleza que presentaba el cadáver de éste otro rival insufrible que pudo vencer. Esta burla de Tersites le saldría muy cara, pues Aquiles, aún más enfurecido y emocionalmente inestable, le proporcionaría una paliza que terminaría con su miserable vida. También, existe el mito de Tersites, que es descrito como el guerrero con la peor apariencia y personalidad de Grecia.

Aquiles golpea a Tersites

Descrito con un rostro desfigurado y una enorme joroba. Por su naturaleza burlona, no logra evitar hacer comentarios indecentes e innecesarios después de la muerte de Pentesilea, justo después del instante en que Aquiles la ve a los ojos, se percata de su belleza y le atraviesa la lanza en el centro de su pecho. A partir de la muerte de Pentesilea también existen dos versiones acerca del velo de su muerte.

Existe el mito de que Diomedes arroja su cadáver al río Escamandro, como también quienes dicen que Aquiles le dio sepulcro en aquellas orillas del mismo cuerpo de agua. Lo único seguro es que Antianira tomaría el puesto de Pentesilea, como líder de las amazonas.Simbólicamente, la relación que analizan los historiadores y literarios de estos dos personajes implica que Pentesilea es presentada como una antítesis o alter ego de Aquiles, como un vistazo del destino que tendría él más tarde en la misma batalla.

Ambos apasionados guerreros, asesinados como héroes en el campo de guerra, mientras luchaban defendiendo a muerte un pueblo. Este destino, bien no sería favorable en el presente, les permitiría trascender en la literatura y en la historia como Héroes de esta sangrienta e interminable lucha entre naciones.

¿Quién mató a Aquiles?

Héctor, durante sus últimos instantes de vida, condenaría el final de la vida de Aquiles, quien lo habría asesinado segundos después. El mito cuenta que le juró su muerte en manos de su hermano Paris, por cuyo rapto de Helena pelearon ambas naciones dentro de la guerra de Troya. La Ilíada nos sugiere un dramático episodio en el que el guerrero más fuerte que tuvo Esparta sería abatido, gracias al hombre cuyos inexorables deseos de amor desenlazarían toda una guerra.

Aquiles siendo asesinado

Paris Alejandro, considerado alguien ajeno en la batalla (a pesar de que en algún capítulo describirían como asesina a unos cuantos griegos, después de sentirse culpable frente a Héctor, quien le reprende su inutilidad en la batalla por estar demasiado enamorado de Helena), sería quien mata al semidiós de los pies ligeros en el campo de guerra.

París es descrito con una inutilidad en la batalla, debido a su inherente naturaleza y condición sentimental de amar apasionadamente, sin embargo, no es descartado su increíble destreza con el arco y la flecha. Es gracias a esta (tal vez su única) habilidad en la guerra que podría ponerle fin al famoso guerrero de Esparta. Le proporciona, según la Ilíada, un grandioso flechazo en su talón (su única debilidad) y es bien sabido que esto ocurrió mientras la infame batalla se daba dentro del templo de Apolo.

Aquiles se ve inmerso en una trampa. Hécuba, conociendo la naturaleza sentimental y juvenil de Aquiles, le promete la mano de su hija Polixena para que éste baje la guardia. Al hacerlo, es alcanzado por la flecha de Paris y se ve paralizado. El remate de este hecho que daría su inmediata muerte sería la lluvia de flechas que caerían sobre su paralizado cuerpo, acabando con su vida y, en consecuencia, su inmortalidad.

Los restos de Aquiles son unidos a los huesos de Patroclo, su querido primo, y ambos cuerpos son condecorados con los rituales religiosos de la época. Posteriormente, Paris es irónicamente asesinado con un arco y flecha en manos de Filoctetes.

Paris y Helena

¿Quién fue el primo de Aquiles?

Patroclo es el primo de Aquiles. Importante héroe en la Guerra de Troya cuya muerte se lamentaría muy temprano. Hijo de Menecio y su madre que, aunque no se sabe con exactitud quien fue, se sabe que fue hija de Peleo, dándole el parentesco presente con Aquiles, el de los pies ligeros.

Considerado un ser querido de Aquiles, tendría un vínculo muy cercano con él. Al ser reclutado para la guerra al igual que su primo y siendo aconsejado por su padre, se encamina a la sangrienta batalla. Un par de años más joven que Aquiles, es entendible su cualidad de infante traducida en acciones que serían cruciales dentro de la historia.

Su papel en la guerra fue el de compañero de armas del famoso Aquiles, además de su destreza y habilidad con los caballos. Patroclo es también quien buscaría a Briseida, la amada de su primo, en la Embajada de Aquiles (episodio de la Ilíada) para poder persuadirlo a volver a pelear después de su enfurecimiento. Al tener a su primo como modelo a seguir, es persuadido por sus emociones y también se ve afectado por la cólera de Aquiles.

Aquiles, en su episodio de ira encerrado en su tienda, le permite a Patroclo utilizar su armadura y participar de forma más activa en la batalla. Una vez en las filas de combate con el yelmo de su primo, dio la ilusión de ser el mismo Aquiles, por lo que ningún soldado troyano se atrevió a enfrentarlo más que el mismo Héctor.

Patroclo, primo de Aquiles

La furia lo invade al divisar al de los pies ligeros y lo hiere en la garganta, dejando que fuera ahogado en su propia sangre. Menelao, testigo de la escena, rescata su cuerpo para proceder a las tradiciones funerarias de la época y para llevarle los restos a Aquiles. Más que la participación de Aquiles, es su muerte la que implica un importante capítulo en la historia.

Fue el principal hecho desencadenante que traería a Aquiles de vuelta en la batalla, con una sed de venganza que eclipsaba su deseo de gloria y gracias a la cual asesina traumáticamente a Héctor frente a toda su familia. Para velar a Patroclo, Aquiles procede con múltiples sacrificios a los dioses para poder honrarlo.

Posteriormente, con la consiguiente muerte del segundo, la íntima relación familiar de estos dos sería retratada al condecorar sus huesos juntos, como un solo muerto y un solo héroe de guerra en una pira funeraria.

Los restos de Patroclo

¿Quién fue el hijo de Aquiles?

Neoptólemo, según la mitología, es el fruto que nace de la unión entre Aquiles y Deidamía, princesa hija de Licomedes de Esciro. Crece en la ciudad de su madre y abuelo materno convencido de querer ser un importante luchador como lo fue su padre, el de los pies ligeros.  Participa incluso en los últimos alientos de la Guerra de Troya, inspirado en la muerte de su padre y reclutado poco después, con tan solo 12 años de edad.

En el campo de guerra, Ulises le brinda el armamento de su padre y lo prepara para dirigir a los mirmidones en la batalla. Es concebido con muchísima gloria al lograr varias bajas de parte del ejército de Troya. Su última hazaña épica ocurriría en el finalizar de la guerra, escondido junto a los demás soldados dentro del famoso Caballo de Troya durante éste episodio histórico de la guerra.

Después de la guerra, convierte a Andrómaca, quien habría sido la mujer del difunto Héctor en su esclava. Con ella tendría un hijo y la sometería a toda una vida de abusos y desgracias, como venganza por la muerte de su padre. Posteriormente vuelve a Grecia y es asesinado por Orestes según algunas versiones de la literatura. También, existen múltiples versiones en cuanto a su entierro.

A continuación, un video que explica el mito del talón de Aquiles para niños:

Dejar Comentario