≡ Menu




Horus: nacimiento, poderes, símbolo y mucho más

El dios Horus, en la mitología Egipcia, fue el dios astral. Era el dios del cielo, de la guerra y de la caza.  Se conoció como el mesías de Egipto por tener supuesta relación de su mito con la historia de Jesucristo.

¿Quién era Horus?

Horus fue conocido como el dios cósmico la mitología egipcia. Era uno de los dioses más importantes del antiguo egipcio ya que se le consideraba como el fundador de la civilización egipcia.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Era el dios del cielo y del universo, pero además de la guerra y de la caza. Su nombre egipcio era Hor y La deidad griega asociada fue un hijo desconocido de Prometeo aunque también aparece en otros escritos que su equivalente en la mitología griega era el dios Apolo, el dios cazador. (Ver articulo: Osiris)

Horus es mostrado en los signos egipcios como hr.w,  teniendo en lectura la palabra “Háru”, que significa “halcón”. También se le adicionaron otros significados como “el distante” o “el que está por encima”.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En época copta, es decir a partir de la segunda mitad del siglo IV d.C. y hasta el siglo VIII d.C, su nombre cambió a Hōr. Fue adoptado al griego como Hōros. Su nombre en original es “Horus, hijo de Isis”.

Otros de los nombres que ubican los registros de este mito es el de Nejeny, que significa “halcón”, aunque existe una hipótesis que Nejeny no solo es un nombre al azar sino que así fue llamado otro dios halcón que fue venerado en Nejen, conocida como la ciudad halcón, y con el que se mezcló a Horus. (Ver articulo: Sejmet)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Todo sobre su nacimiento         

Según la mitología describe que en el antiguo egipcio, el dios Geb, dios de la tierra y su esposa y hermana Nut, la diosa del cielo, concibieron cuatro hijos llamados Osiris, Seth, Isis y Neftis. Se dice que Osiris se casó con Isis, y Seth hizo lo mismo con Neftis. (Ver articulo: Nut) 

Desde los principios de los tiempos, Osiris  su hermano Seth vivían constantemente enfrentaos por el control del reino. Estos encuentros llegaron a propiciar el odio y la rivalidad entre los hermanos, por lo que bajo engaño, Seth logró asesinar a Osiris, partiéndolo en pedazos.

En un primer momento, Seth escondió el cuerpo para que no se enteraran del hecho pero luego se deciso del cadáver esparciéndolo por todo Egipto. Al conocer lo sucedido, Isis se dedicó a buscar cada pedazo del cuerpo de su esposo por todos lados, hasta que al final, logró reunirlos todos. (Ver articulo: Heh)

Se dice que la diosa hizo uso de sus atributos divinos y le devolvió la vida a su esposo. Cuenta la historia que partir de ahí, se encargó de reinar en el país de los muertos, la Duat, que era el inframundo de la mitología egipcia, donde el espíritu de los muertos deambulaban, atravesado una serie de “puertas” hasta llegar al más allá.

Se dice que de igual forma, recurriendo a esos poderes divinos con los que contaba, la diosa Isis pudo concebir un hijo de su esposo Osiris. Este hijo fue Horus. Por la naturaleza de la concepción, se dice que Horus nació de una diosa virgen.

Horu

Al poco tiempo de su nacimiento, Horus tuvo que ser escondido por su madre para protegerlo de la ira de Seth, quien siempre cuidó que su hermana no tuviese descendientes.

Para cumplir con su cometido, Isis dejó a Horus al cuidado de Tot, el dios de la sabiduría, quien no solo lo cuido y protegió, sino que también lo educo y le enseño el arte de la pelea, convirtiéndose así en un excelente guerrero.

Una vez que se creció, Horus quiso tomar venganza por la muerte de su padre y así, con la ayuda de los Shemsu Hor, luchó contra Seth para recuperar el trono de su padre. Seth había quedado como el dios del Alto Egipto y Horus del Bajo Egipto.

Con el tiempo, Horus fue dios de todo Egipto, mientras que Seth se convirtió en el dios del desierto y de los pueblos extranjeros, siendo desterrado a esas zonas.

Horus fue un dios egipcio      

Relatos indican que Horus fue un dios egipcio con figura de un halcón o de un hombre con una cabeza de halcón. Sobre su cabeza es visible una especie de disco solar con alas de halcón abiertas. En otras graficas lleva en lugar del disco solar, una corona doble.

Se llegó a decir que el faraón egipcio era la representación terrenal del dios Horus. Es considerado como el dios más antiguo que tuvo forma de halcón, ya que varios dioses egipcios tienen las mismas características, entre ellos Jonsu y Ra. Según la mitología, sus ojos son contentivos de la imagen del sol y la luna.

Se ha descrito dentro de la fábula como uno de los dioses más importantes y originarios de la religión en el antiguo Egipto, por lo que su culto y veneración datan desde la época grecorromana. Se han registrado varias formas de Horus durante la historia por lo que es evocado como dioses distintos.

Estas conversiones variadas pueden referirse a percepciones distintas de un mismo dios con múltiple atributos.  Uno de los reconocimientos más antiguo de Horus como deidad se tienen relacionado al patronato de Nejen en el Alto Egipto, siendo conocido como el primer dios nacional.

Esta evocación fue concerniente con el rey que en la época era considerado como la representación de la vida, mientras que Osiris lo hacía en la muerte.

Horus tenía múltiples desempeños dentro del templo egipcio, siendo la más importante ser el dios del Sol y la protección de la civilización. También se decía que Horus era el dios de la guerra y la caza,  mostrando una representación donde el halcón Horus está cazando leones.

Además de esto, se convirtió en un símbolo de majestuosidad y poder, así como el modelo a seguir por los grades reyes y grandes faraones del antiguo Egipcio.

Los poderes que tiene

Por ser una de las primeras deidades y de las más importantes, Horus tenía grandes poderes, muchos de ellos heredados de su madre la diosa Isis. Reza el mito que su evocación puede emplearse para combatir el mal de ojo.

De igual manera es el protector de las familias y a las almas de las personas fallecidas. Tiene el atributo de poder atraer la salud y el bienestar a la persona en el hogar o cualquier rol que desempeñe.

Tiene el poder de fomentar la prosperidad y el renacimiento. Acaba con conjuros malignos enviados por enemigos, así como con enfermedades que fueran producidas por sentimientos negativos.

Su símbolo, el ojo, es empleado como un amuleto para la protección y la buena suerte. También con la evocación de su nombre, tiene el poder de ahuyentar a los malos espíritus y las energías negativas. Por ser un símbolo solar, encarna el orden, el equilibrio, la perfección.

Significado de su símbolo

El llamado ojo de Horus, es uno de los símbolos que más identifican a este dios griego. Este símbolo ha tenido un gran efecto que va asociado con la regeneración y el renacimiento de los cinco sentidos.

Dentro de los signos de este dios, el ojo, también es llamado dyed o pilar de Osiris, junto a el uraeus, una especie de corona que tenía forma de cobra. Algunas veces, portaba la corona Roja que representa el bajo Egipto y la corona Blanca simboliza al alto Egipto. Esta imagen constituyó el emblema protector de uso frecuente de los faraones, quienes eran los únicos que podían llevarlo por ser de la realeza.

También el theth  de cornalina, referente a la hebilla del cinto de Isis. Se usa como amuleto y está hecho en un material rojo de o cristal. Con dicho color representaban la sangre de la diosa Isis, y se dice que al colocárselo, se limpiaban sus pecados. Usualmente se coloca en el cuello de las momias. Esta imagen simboliza también vida y salud.

El amuleto fue conocido también con los nombres del Halcón de oro y el Collar de oro y el “Udyat” u Ojo Mágico y el Escarabeo Kpr, son las principales figuras de esta deidad. Se emplea en forma de amuletos como colgantes, cadenas, pulseras.

Estos amuletos pueden ser fabricados en oro y plata, aunque también se usan otros materiales. Incluso, algunas personas colocan adhesivos y hasta tatuajes con la forma del ojo de Horus como protección.

Te contamos todo sobre Horus Vs. Jesús           

Aunque se tenían registros del mito sobre la vida del dios Horus muchos siglos antes del nacimiento de Jesucristo, escritores de las religiones egipcias y/o cristianas, incluyeron en sus biografías los mitos y las leyendas de Horus comparándolos en varios puntos como su origen, la fecha de su nacimiento e incluso la forma de su muerte.

En muchos otros escritos, cada una de las teorías donde hay un punto de encuentro se ha desmentido, tomando como referencia por ejemplo que en casi ninguno de los mitos sobre Horus se dice cómo fue su muerte.

Se han puesto en estudios todas las hipótesis arrojadas entre ambas historias discutiéndose que todas las ideas esenciales del judaísmo y del cristianismo vinieran sobre todo de la religión egipcia.

En los puntos de coincidencia se dice que ambos nacieron de una mujer virgen, ya que Jesús nació de la virgen María y el dios Horus fue concebido por su madre de los pedazos de su padre pero sin contacto físico alguno.

En otros relatos se dice que el lugar de nacimiento fue un establo, para el caso de Jesús, María y José buscaban un refugio donde pudiera nacer el pequeño Jesús, mientras que el dios Horus nació en una especie de cueva, escondido por su madre, también para protegerlo.

Horus tuvo que ser oculto para ser salvado, al igual que Jesús del rey Herodes. Se dice que el dios Horus tomo el vino como parte de un ritual especial, cuando su ojo fue restaurado, al igual que el ceremonial de Jesús.

Uno de los poderes que tenía el dios Horus concedido a través de su madre era el resucitar a los muertos. Se cuenta que Horus levantó a su padre Osiris, del sepulcro. Caso referenciado con el episodio en que Jesús levanto a Lázaro del sepulcro.

En el caso de su muerte, se dice que ambos fueron crucificados aunque se difiere en esta teoría en el caso del dios Horus ya que en la fecha que se ubica la existencia de su mito, no existía la cruz de madera, donde si crucificaron a Jesús.

Relación entre Horus y Osiris

El dios Osiris, llamado el señor de los infiernos o el inframundo. Este era primitivamente un rey en el mundo terrenal, siendo el que le enseñara a los egipcios y luego al resto del mundo todo lo referente a la vida, la religión y los trabajos del campo, en especial la siembra de los cereales ya que la población venia de una fase donde todos eran caníbales.

Era denominado con el nombre  del “eternamente bueno”. Se cuenta que Osiris fue asesinado por su hermano, Seth, quien estaba celoso de este. Al parecer lo engañó para que se metiera dentro de un arcón de madera. Una vez hecho, Serh lo selló y luego lo lanzo al rio Nilo.

Se dice que los celos de Seth fueron en un principio por el control del trono, pero también se describió una historia donde Osiris seria descubierto por su hermano siéndole infiel con su otra hermana Neftis, que era la esposa de Seth.

Por su parte, la diosa Isis, que era la esposa de Osiris, logro recuperar el cuerpo inerte de su marido, pero cuando Seth volvió a encontrarlo, lo cortó en muchos trozos y esparció los restos por todo Egipto.

Llena de un profundo dolor, Isis con la ayuda de su hermana Neftis, fueron recogiendo trozo por trozo hasta completar los restos del cuerpo. Luego busco la ayuda del dios Anubis, el pastor de las almas que van al inframundo, y de Thot, para lograr recomponer a Osiris, convirtiéndose así en la primera Momia de Egipcio.

Con lo poderosa que era la diosa Isis, se transformó a sí misma en un ave de rapiña y, volando sobre el cuerpo de su esposo, le infundió la vida con sus alas. En ese momento logro concebir un hijo, que sería el dios Horus.

Su vida estaría destinada a vengar la muerte de su padre. Para eso fue criado y preparado, enseñándole todo lo relacionado a un experto guerrero. Así se hizo, Horus enfrento a su tío el dios Seth en cuya batalla se dice que perdió uno de sus ojos pero que termino ganado, confiando a Seth al desierto y él se volvió el rey soberano.

Luego y gracias a los poderes heredados de su madre la diosa Isis, Horus pudo resucitar a su padre Osiris y así este regreso a la oscuridad y desolación del mundo subterráneo para ser señor y juez de los muertos.

Conflicto entre Horus y Seth    

Una de las evocaciones del dios Horus era que es el dios del cielo, por lo que era considerado que él contenía en su poder el Sol y la Luna. Incluso se llegó a decir que el sol era su ojo derecho y la luna su ojo izquierdo y que ambos cruzaban el cielo cuando él, en su forma de halcón, volaba sobre él.

Luego se justificó una razón para justificar que la Luna no era tan brillante como el Sol. Esto se explicó a través de la leyenda que se originó con la disputas creada entre los dioses Horus y Seth.

La historia cuenta que el dios Seth, que era el patrón del Alto Egipto, y Horus, patrón del Bajo Egipto, se disputaron el control del reinado de Egipto. Además que la riña fue el momento oportuno para que Horus vengara la muerte de su padre, que fuese acaecido en manos de Seth.

Se dice que la contienda fue con tal barbarie, que ninguno de los contrincantes resultaba victorioso, hasta que el resto de los dioses decidieron apoyar a Horus. La diosa Isis le dijo a su hijo Horus que protegiera a la gente de Egipto de Seth, quien era el dios del desierto, y que había sido el asesino de su padre, el dios Osiris.

Fueron muchas las batallas en las que se enfrentaron Seth y Horus para poder establecer quien sería el soberano de todo Egipto. Existe una representación de Seth donde se muestra intentando seducir a Horus y luego uniéndose con él.

En uno de los episodios se dijo que Horus dispersó su propio semen sobre algunas lechugas, que eran la comida favorita de Set y luego de comerlas, fue a ver a los dioses para intentar resolver el asunto de quien gobernaría Egipto.

Los dioses se estaban cansando de los encuentros y disputas entre Horus y Seth que ya contaban ochenta años, siendo uno de los últimos el desafío a una carrera de barcos de piedra. El barco de Horus era de madera, pero utilizó como estrategia pintarlo para hacerlo parecer piedra, mientras que el de Set si era una piedra real, razón por la cual termino hundiéndose.

Horus fue el ganador de la carrera, mientras que Seth renunció entregándole oficialmente el trono de Egipto. Seth fue confinado al desierto siendo nombrados como el señor del desierto y sus oasis.

Como Horus fue el ganador definitivo, se le conoció con los nombres de Harsiesis, Heru-ur o Har-Wer, ḥr.w wr que significan “Horus el Grande”. En la lucha, Seth perdió un testículo, explicando por qué el desierto es seco e infértil.

Por su parte, Horus perdió su ojo izquierdo, donde se dice estaba ubicada la luna, que aunque fue restituido, perdió su brillo. Como resultado de estos sucesos, Horus fue sustituido por el dios Jonsu, reconocido como el dios lunar.

Horus vs Ra, ¿son el mismo dios?          

El dios Ra, fue considerado en el antiguo egipcio como el dios del cielo, también el dios del Sol y quien le dio origen a la vida dentro de la mitología egipcia. Ra era tomando como el símbolo de la luz solar, que concedía la vida,​ así como responsable del ciclo de la muerte y la resurrección.

Era el dios que representaba el sol del mediodía, donde se dice es la posición que muestra su máximo esplendor. En los orígenes de la mitología, era la deidad más importante del mundo Inferior. Se decía que cada noche transitaba por el mundo bajo la forma del dios Auf-Ra, que significa “el sol poniente”.

Para hacer su recorrido por el cielo, se montaba sobre una barca, paseándose de Oriente a Occidente, en un ciclo de 24 horas. La barca era conocida como “Mandjet” por el día  y como  “Mensenktet” por las noches.​ Con el transitar de estos viajes se ponía de manifiesto en tres entidades diferentes, el amanecer donde era Jepri, mediodía donde era Horajti y la noche que era Atum.

Por su parte Horus era el dios cosmos de la mitología egipcia, considerado como el fundador de los pueblos de egipcio. Al igual que Ra, era considerado el dios del cielo pero adicional también el de la caza. Era el hijo de Isis y Osiris, mientras que Ra se desconoce sus padres.

Ambos son descritos como hombres con cabeza de halcón, solo que uno tiene sobre la cabeza un disco lunar y el otro una doble corona. Durante los tiempos del Imperio Nuevo se asoció a Horus con el dios Ra, pero Horus fue el dios real más antiguo que tuvo forma de halcón.

En los antiguos escritos se decía que Horus tenía por ojos al sol y a la luna, pero luego los sacerdotes le adjudicaron al dios Ra, la potestad sobre el sol, quedando el ojo de Horus como la luna. Se dice también que el dios Horus es el defensor de la barca de Ra.

Horus y los dioses de Egipto

En los primeros relatos de la historia se cuenta que Horus junto a sus padres la diosa Isis y el dios Osiris, formaron una de las leyendas más importante de toda la mitología egipcia, por lo que ha tenido múltiples interpretaciones según el historiador que trate el tema.

Y aunque no existe una versión exacta de la historia, si se ven personificados conformando  el tratado de Isis y Osiris, Osiris el “Señor de la Reencarnación”. Junto a sus padres, Horus formo parte de La Triada Mitológica de Osiris, Isis y Horus, la tríada más importante de dioses.

Se le denomina triada al conjunto de tres elementos especialmente vinculados entre sí. En el caso de la mitología egipcia, es relativo a la unión de tres deidades de la realeza.

Relación con otros dioses

Por tener múltiples versiones sobre su mito, el dios Horus se relacionó con varios dioses egipcio según con el nombre que era conocido. Por ejemplo, bajo el nombre de Harmajis, Hor em ajet, que significa “Horus en el horizonte” y sol naciente, le mereció ser asociado con el dios Jepri.

Con el título de Horjentijet, Hor jenti jet, que significan el “Sol de la mañana” o su afín de Haractes, Hor ajti, que es “Horus en el horizonte”, su mito fue fusionado con Ra, conocidos como Ra-Haractes, representando el símbolo del sol del mediodía.

De igual manera, siendo conocido como Hor Iabti, que significa “Horus de oriente”, el nombre se asemeja a las características de Haractes. En las antiguas escrituras se describe a Haractes, Jepri, Ra y Atum, todos simbolizando el sol naciente, el del mediodía y el sol poniente.      

¿Cómo fue su muerte?               

Existen muchos relatos sobre el mito de la vida del dios Horus, el entorno de su nacimiento, su crianza, su vida, las diferentes evocaciones y definiciones según las escrituras egipcias pero en ninguna o casi ninguna se ve cómo fue su muerte.

Son pocos los escritos donde se dice como murió este dios griego. En las similitudes que se quieren hacer con la vida de Jesucristo, se dice que Horus fue crucificado pero esta versión fue desmentida ya que la crucifixión era un método de muerte desconocido en la época donde se ubica el mito de su vida.

Inclusive el uso de las cruces comenzaron a utilizarse a partir del año 600 A.C. En su historia por el contrario se dice que Horus no muere. En casi ninguna versión del mito Horus muere. Solo existe una adaptación de la muerte donde se dice que Horus es cortado en pedazos y lanzado al Nilo y que luego es rescatado por orden de Isis quien lo resucita.

Horus

Pero esta versión es más parecida a la muerte de su padre Osiris, quien fue muerto a manos de su hermano Seth y lanzado al rio, para luego ser rescatado por su esposa quien unió sus pedazos y lo resucito.

Otra de las versiones dice que Horus fue picado por un escorpión venenoso mientras se escondía en un pantano con su madre Isis, pero solo lo describen enfermo a punto de morir mas no dicen que muere producto de esa picadura. Para curarlo, Isis clama por ayuda y es salvado.

Imágenes sobre este dios  

    

Dejar Comentario