≡ Menu




Descubre todo sobre Sejmet, una diosa egipcia

Sejmet, era considerada la diosa de la guerra y de la venganza, pero también la diosa de la curación. Estaba casada con el dios Ptah, el dios creador.

¿Cuál es la historia Semej?

La diosa Sejmet, fue una deidad de la mitología egipcia que simbolizaba la fuerza y el poder llamada por ello como “La más poderosa” y/o “La terrible”. Era conocida también con los nombres de Sɛkmɛt o Sacmis. (Ver articulo: Ptah)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Además de ser considerada como la diosa de la guerra y de la venganza, de igual forma fue conocida como la diosa de la curación. En el antiguo egipcio, su mito relataba que de su aliento se originaba el desierto, denominada como La “Soberana del desierto”.

Sejmet

Tambien Te Recomiendo Ver...

También fue conocida como la “Señora del oeste”, la “Dama de las montañas de poniente”, y “La que frena la oscuridad” en su relación con los rituales de la muerte. Era llamada también como la “experta en magia”. (Ver articulo: Jonsu)

Otro título que se le dio fue el de la “Diosa del amor”, por ser una gran provocadora de pasiones. Era la más bella entre los dioses y su fisonomía era radiante. Sejmet era la protectora de los faraones y una consejera de guerra es considerada.

Tambien Te Recomiendo Ver...

También fue concebida como la diosa solar. Se dice que era la hija del dios solar Ra y se le conjuga con las diosas Hathor y Bastet.

Físicamente fue representada con cuerpo de mujer y cabeza de leona con una gran melena, coronada con el disco solar, el uraeus, que es un jeroglífico tallado en una estatua que adornan la cabeza de un rey egipcio.

Portaba un Anj, que es un jeroglífico en forma de cruz que significa vida y una flor de papiro o loto, que eran las flores de los reyes egipcios, y flechas. Su atuendo era generalmente de color rojo, lo que simboliza la sangre y con sus pechos al aire, en representación de poder.

Sejmet en Mitología

Sejmet, era hija del dios Ra, su esposo era el dios Ptah y su hijo Nefertum con los que formaban la llamada tríada de Menfis. Se le asocia a las diosas Hathor y con la diosa gata Bastet.

Contentiva de una aterradora ira constante por lo que era conocida como “La terrible”, pero en su estado apacible, le otorgaba a sus seguidores un poder sobre sus enemigos, dándoles  fuerza y la energía necesaria para vencerlos.

Era diosa portadora de epidemias y enfermedades, que en realidad brotaban de las aguas estancadas antes de la llegada de la inundación, pero ayudaba a sanarlas. Esas cualidades le dieron el puesto de la sanadora, actuando especialmente en la curación de fracturas, convirtiéndose en la patrona de los médicos.

De igual manera, su nombre era evocado para protegerse de las enfermedades o cualquier circunstancia que los hiciera débiles. Fue considerada como la diosa protectora de Ra, otorgándoles la muerte a los enemigos del imperio omnipotente o terrenal.

Se dice que llegado el término del reinado de Ra en la Tierra, éste envío a la diosa Sejmet para que le diera muerte a los mortales que se rebelaron contra él. Desde esos tiempos se tendió alrededor de la diosa el mito de una sed de sangre por parte de Sejmet que la llevó a casi acabar con la humanidad.

El dios Ra tomo una bebida y la pintó rojo para que pareciera sangre. Sejmet, pensando que era sangre, la tomo y se emborracho sintiéndose débil y no pudo seguir en la batalla regresando junto a Ra.

Culto a la diosa Sejmet

Fue venerada en el templo de Mut, en Karnak. En algunos templos se le rendía honores haciéndole ofrendas con sangre de animales, los cuales eran sacrificados para evitar la ira de la diosa. Durante los festivales en honor a esta diosa, los egipcios danzaban para aminorar los arranques de la diosa. También bebían cantidades de vino hasta llegar a embriagarse.

También le rendían culto para evitar las inundaciones que se producían a comienzos de año, cuando el rio Nilo se teñía de rojo por el limo. Se dice que Sejmet apaciguaba estas inundaciones tomándose toda el agua, salvando así la humanidad.

Se cuenta que los sacerdotes realizaban rituales todos los días, tanto por las mañanas como durante las tardes, todo el año, con la intención de calmar la rabia de la diosa.

Se le rendía culto en Menfis y también fue adorada en Luxor. Sus fiestas se conmemoraban el primer día del cuarto mes de la estación de Ajet, que era la estación de la inundación, el día 16 del mes de Meshir (Periodo entre enero y febrero) y el día 15 del mes de Joiak (Noviembre-Diciembre), junto a las fiestas de Bastet y Ra.

Dejar Comentario