Balam, todo sobre el jaguar de la mitología maya

En la mitología Maya la naturaleza y los animales juegan un papel importante, tanto así que algunos dioses son representados con animales de la naturaleza. En este artículo desarrollaremos todo acerca del Balam, quien está representado por un jaguar y es el soberano del inframundo.

Balam

¿Qué es un Balam?

En la lengua maya, la palabra “Balam” significa jaguar, pero este no es el único significado, ya que también se aplica a los brujos que adquieren forma de jaguar, en lengua maya ellos son conocidos como “Uay Balam”, se encargan de proteger los campos y las cosechas.

A los Uay Balam se les rendía culto antes de que comenzara la época de siembra, por lo que algunos los llegaron a considerar como una deidad,​sin embargo no aparecen representados en el panteón maya. Por otra parte, en algunos escritos mayas podemos encontrar que a los Uay Balam se les conoce como “Nukuch Uinik” cuyo significado es “hombre grande”, también se les ha nombrado como “Yumil-Kol” pero esto solo aplica cuando protegen las milpas que son las siembras de maíz, frijol y calabaza.

La palabra Balam, está muy vinculada al Jaguar, el cual según la cultura maya es un animal que tiene mucha relación con los Dioses. El jaguar es relacionado a su vez con naturaleza salvaje y la muerte, considerando en la mitología maya como el guardián del inframundo.

Ahora bien, no solo el jaguar fue relacionado con el inframundo sino que también era un símbolo de poder político o religioso dentro de la cultura maya. Incluso en los ejércitos mayas, el soldado más fuerte era nombrado como el “Guerrero Jaguar” y era el encargado de liderar dicho ejército en la batalla.

Origen

Dentro de la Mitología Maya existen muchas historias acerca del Balam; pero entre todas, hay una que es considerada como la más importante. Esta leyenda explica algunos hechos referentes a este animal sagrado y su relación con los humanos.

Cuando se creó el universo a manos del dios Hunab Ku, el jaguar era el único ser que se encontraba con este dios mientras creaba la vida en la Tierra. Como Hunab ku no quería que el jaguar viera lo que estaba creando, lo mandó a buscar agua en una vasija la cual tenía muchas perforaciones, esto con la intención de que nunca se llenara.

El jaguar al llegar al lugar donde llenaría la vasija, una rana le explicó cómo debía hacer para tapar las perforaciones, siguiendo el consejo de la rana logró llenar la vasija. Cuando el jaguar volvió con Hunab Ku ya este había creado a 13 hombres, 12 armas y estaba cerca de terminar un perro, el jaguar al ver al perro le dice a Hunab Ku que se veía apetitoso.

Hunab Ku procedió a explicarle al jaguar que el perro era un animal que había sido creado para que sirviera a los hombres, pero esta explicación no le bastó y siguió diciendo que se veía delicioso. El dios Hunab Ku para castigar al jaguar, le ordenó a un hombre de su creación que lo hiriera en una de sus patas, pero con todo y eso, el jaguar seguía deseando al perro.

Balam

Cansado de esta situación, uno de los hombres de la creación le ordenó al perro que persiguiera al jaguar, de forma inesperada el jaguar se asustó y decidió correr a la copa de un árbol y fue de esta manera como el jaguar respetó a los hombres. Esta es quizá una de las leyendas mayas más antiguas y la primera en donde se menciona al jaguar.

Pero no es la única leyenda donde se menciona al jaguar, de hecho, existe un escrito muy antiguo en donde se creía que Hunab Ku y el jaguar eran uno solo ya que este dios podría convertirse en jaguar para así poder desplazarse en la tierra por las noches y llegar al inframundo.

Clasificación y características

El jaguar era considerado por los Mayas como un símbolo de oscuridad y a su vez de luz, en sí, era un ser antagónico para sí mismo es por ello que funcionaba como un símbolo de equilibrio para los mayas. Ahora bien, el jaguar fue escogido por esta cultura como un animal protector ya que se destaca por ser fuerte y salvaje.

A pesar de que su principal vinculación es con la muerte y el inframundo, debido a la ambigüedad de este animal, fue relacionado muchas veces por la cultura maya como un símbolo de fertilidad y vida. Su influencia fue tal en la cultura maya que este animal recibió muchas ofrendas y sacrificios, ya que sus colmillos y garras eran usados en las tumbas reales.

balam

El balam al ser un animal, se podía encontrar en todo el mundo con el fin de ser el protector de los pueblos y de las siembras de maíz, frijol y calabaza. La creencia maya suponía que había un Balam ubicado en cada punto cardinal, con el fin de que pudieran proteger de forma adecuada al mundo. Ahora bien, un solo balam no podía cumplir con las tareas de protección de los pueblos y los cultivos, así que estos se clasifican en:

  • Balam cahob: Es el Balam protector de los pueblos.
  • Balam col: Es el Balam responsable de cuidar de los cultivos.

Además, de cuidar a los hombres y a los cultivos, los Balam también se encargan de espantar a los espíritus malignos que rondan los pueblos, para ello hacen uso de unos proyectiles de piedra conocidos como “Piliz dzoncab”, los cuales lanzaban con sus garras.

Los jaguares son representados frecuentemente por la cultura maya en su forma animal, aunque estos tenían la creencia de que muchos jaguares eran hechiceros que se transformaban para no ser descubiertos.

En otro orden de ideas, el jaguar ha sido plasmado en diversas manifestaciones artísticas, pasando desde la cerámica hasta la pintura e incluso la escultura. De hecho, en la actualidad se conservan muchos murales y demás representaciones en donde podemos encontrar al jaguar.

Influencia en el horóscopo Maya

Este símbolo del Balam es tan amplio que incluso está vinculado con el horóscopo Maya; dentro de esta creencia se caracteriza al jaguar como un animal que no esconde sus intenciones, así sean sean malas o buenas.

A su vez, el Balam es representado como un animal independiente, valiente, paciente y con mucha fuerza tanto espiritual cómo física, destacan por ser ambiciosos y amar los desafíos que mientras más difíciles sean, mejor se sentirán al conseguirlos.

Por su parte, las mujeres que se identifican con el jaguar se caracterizan por ser indescifrables e independientes, en estas mujeres destaca la libertad, no requieren de nadie para ninguna actividad. En lo que respecta a los hombres jaguar, destacan por ser indomables e imposibles de conquistar, son sumamente extrovertidos y divertidos.

El Balam y su relación con el jaguar actual

Aunque el Balam es un símbolo de poder y ha sido de suma importancia para la cultura maya, en la actualidad el jaguar es uno de los animales que se encuentra en peligro de extinción. La pérdida del jaguar representaría la pérdida de una tradición ya que al extinguirse este animal, los mayas perderían su protección divina.

A pesar de esto, la respuesta para evitar la extinción de este animal ha sido muy buena, en los últimos 10 años se han duplicado los esfuerzos para proteger a esta especie. En este sentido, han sido muchas las organizaciones tanto públicas como privadas e incluso del sector académico que han prestado su apoyo para salvar al jaguar, con todo y esto, los esfuerzos aun no son suficientes.

Dichos esfuerzos se enfocan en la restauración y protección de su hábitat natural. Para llevar a cabo esta tarea, hacen uso del monitoreo biológico y la educación ambiental, de modo que todos podamos comprender la importancia de este felino en la naturaleza.

A pesar de los miles de años que han pasado de la cultura maya, la tradición y culto hacia el Balam se mantiene en pie. Como ofrenda, las pocas civilizaciones mayas que quedan suelen dejar “Jícaras de zacá” la cual es una bebida a base de maíz, también existe la creencia de que estos animales ayudan a encontrar a los niños que han desaparecido en las selvas mexicanas.

Leyendas Populares

Para la cultura maya, los Balames son considerados como espíritus que se encargan de proteger a los pueblos, a los cultivos y a cada hombre en la Tierra. En base a la tradición maya, se cree que son solo cuatro los Balames que hay en todo el mundo y cada uno de ellos está posicionado en cada punto cardinal, con la finalidad de realizar sus labores de protección.

Estos protectores suelen aparecer por las noches, aunque también podrían aparecer durante el día. Se cree que si un hombre llega a cruzarse con un Balam se enfermará de espanto, esto se produce debido al susto que representa cruzarse con uno de estos seres. Los síntomas de este padecimiento incluyen vómitos, diarrea, problemas de sueño, entre otros.

Mucho de los Balam son hechiceros que se convierten en jaguares para no ser descubiertos. El aspecto de estos hechiceros destaca por ser ancianos de barba larga, cara un tanto deformada y una mirada sumamente penetrante, a la cual según la tradición maya, ningún humano podría resistirse. Estos hechiceros usan sombreros de palma, llevan sandalias hechas de piel y visten con una túnica.

Los balam destacan por ser aficionados al tabaco, de hecho, según la creencia maya se dice que las estrellas fugaces son en realidad las colillas de los cigarros que estos fuman. Quizá en lo único que no existe un consenso es en su estatura, algunos los describen como muy altos y otros como muy pequeños, estas discrepancias se deben a que existen pocos escritos acerca de ellos.

En lo que respecta al carácter de estos hechiceros, es bastante dual, similar a lo que se comentó previamente del jaguar. Estos hechiceros pueden hacer el bien, pero no dudan en castigar a aquellos que olvidan darles ofrendas y sacrificios.

Balam en otros lugares de México

No solo existe la tradición del Balam en la cultura maya, la cual se distribuyó por todo el sur de México y gran parte de Centro América, también en  otros lugares de México podemos encontrar relatos entorno al Balam. Por ejemplo, en el estado de  Chiapas en México, al Balam se le conoce como “Dzulúm”, cuyo significado es “ansia de morir”.

A pesar de que se trate del mismo ser, sus acciones no son buenas, como lo es representado dentro de la cultura maya. ​ En Chiapas se dice que el Dzulúm sale por las noches a proteger sus territorios pero este ser considera que todo le pertenece, como ofrenda a este ser se le ofrece comida para que pueda así proteger esa propiedad y que no desate su furia sobre los habitantes.​ En base a la creencia popular, ningún hombre es digno de ver a Dzulúm, a excepción de los que mueren a causa de su furia.

Las víctimas de Dzulúm son primordialmente mujeres, esto se debe a que la creencia popular indica que este ser provoca una atracción muy fuerte en ellas, por lo que se cree que su apariencia es hermosa y sublime. Ahora bien, muchos han ido más allá de esta concepción y lo imaginan como un gran felino, muy similar físicamente al jaguar, con un pelaje brillante y ojos de color rojo.

Por otro lado, otras personas se han encargado de describir a Dzulúm como un jaguar de pelaje gris, cuyas manchas son pardas, su pelaje destaca por ser puntiagudo en el lomo y el pecho, tiene una melena sumamente larga, incluso más larga que su cuerpo, además de sobresalir sus ojos color amarillo.

La creencia popular indica que las mujeres frecuentemente hacen pactos con esta criatura con la finalidad de transformarse en brujas, con tal de dejar de lado sus vidas simples.​ Como dato curioso es oportuno mencionar que el Dzulúm ha sido descrito en la novela titulada “Balún Canán”, realizada por la escritora mexicana Rosario Castellanos.

El balam es un ser que va más allá de simbolizar un jaguar, como pudimos ver en este artículo, este ser destaca por ser el protector del mundo y de sus cosechas pero también suele propinar castigo a aquellos que se olviden de agradecerle y venerarlo. Si le ha gustado este artículo, le invitamos a continuar con la lectura de los siguientes temas:

Balam, todo sobre el jaguar de la mitología maya
5 (100%) 1 voto
(Visited 18 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Balam, todo sobre el jaguar de la mitología maya te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario