≡ Menu




Akshobhya, lo que no sabías sobre él en la mitología hindú

Akshobhya, según la mitología budista vashraiana, es uno de los Cinco Budas de la Sabiduría que surgen del buda primordial, o conocido en el idioma budista como Adi-Buda. Esta deidad se representa la consciencia como un aspecto de la realidad.

Akshobhya

Historia de Ahshobhya

Esta deidad es el señor de Abhirati, es decir el intenso deleite, es la Tierra Pura del Este. Su pareja es Mamaki.

Se cree que Akshobhya transforma la tendencia humana a la ira en una sabiduría clara como un ejemplo. Con este tipo de sabiduría se logra ver las cosas tales como son, de una manera imparcial y sin ser afectados.

Un espejo puede lograr representar tanto una rosa como una daga ensangrentada también, tal cual como son. El color azul de esta deidad está vinculado al simbolismo del espejo. Azul, el color del cielo reflejado en el agua, y además de ello el agua tiene la capacidad de poder actuar como un claro espejo.

Se cree que el Buda Akshobhya es el rey de la tierra pura, incluso el buda Sakiamuni habla de el en el Sutra de la Perfección de la Sabiduría en 8000 slokas, traducido al español como Versos.

Akshobhya

Al igual que en los budas que aparecen en el mandala, Ahshobhya no está solo, sino más bien es el jefe de una familia, la cual cuya familia tiene por nombre Vashra, traducido al español como Diamante, o relámpago duro como un Diamante).

Se cree que cuando esta deidad apenas era un monje, realizo un voto sagrado al Buda que en  aquel momento gobernaba la tierra de Abhirati, es por ello que este Buda nunca sentiría aversión u odio ni egoísmo hacia algún ser viviente entre todas las direcciones universales.

Después de lograr esforzarse por mucho tiempo y a su vez guardando todos los votos que realizo en aquella tierra, Akshobhya se logró convertir en el Buda Akshobhya y también se convirtió en el gobernante del paraíso de Abhirati. Esta deidad se encuentra ubicada en el este del Reino Diamante.

Akshobhya en ocasiones se le fusiona con el Vidyaraja Acala, o mejor conocido como Fudo Myo-o, cuyo nombre también significa inamovible en el sanscrito. Sin embargo Acala no es un Buda sino más bien, uno de los Cinco Reyes de la Sabiduría del Reino de la Matriz en Vajrayana.

Akshobhya

Antes del advenimiento de Bhaisajyaguru, un buda, Akshobhya era un tema de un culto menor en Japón, como un buda con dones curativos, aunque incluso en la actualidad ambos se encuentran en la escuela del budismo Shingon en Japón.

Recientemente en los estudios mitológicos budistas se descubrieron que los textos Gandhari, una lengua utilizada en Asia Central, descubiertos en Pakistán contienen fragmentos de un antiguo Sutra Mahayana que menciona a esta deidad. Esta sugiere a través de la paleografía que tiene una procedencia de fines del siglo I a principios del siglo II.

Esta deidad también representa la mente eterna y la familia Vajra está conectada con la razón y también con el intelecto. Su brillo hace que la oscuridad de la ignorancia se pueda iluminar y su gran nitidez pueda cortar la confusión entre las personas o sus seguidores.

Apariencia

El color de esta deidad es de color azul y sus atributos principales incluyen la campanilla, tres vestimentas y el báculo, junto a el también tiene una joya, un loto, el molinillo de oraciones y la espada. Esta deidad normalmente aparece acompañada por dos elefantes. Posee varias emanaciones.

Akshobhya y su mantra

Esta deidad es uno de aquellos que ocupa un papel central en el Budismo Vajrayana, según en algunas versiones, es el Señor de  la segunda de las Cinco Familias de Buda del tantra y además de ello, él se encuentra a lo largo de las cuatro clasificaciones del tantra, el más notable en la clase anuttarayoga.

Akshobhya además también se menciona en diferentes sutras Mahayana, siendo el Vimalakirti bodhisattvas del octavo nivel en donde dice que el más famoso yogui tibetano Milarepa y el erudito Sakya Pandita pudieron obtener la budeidad completa.

Akshobhya

Aunque es una de las figuras relativamente menores en los Sutras Akshobhya es uno de los que tiene gran importancia en los Tantras, ocupan un papel central en el Budismo Vajrayana en todos los niveles.

Esta deidad es muy fácil reconocerlo en las pinturas ya que tiene su forma de buda, el color de su cuerpo en azul y la mano izquierda se encuentra apoyando un centro vajra vertical. Las representaciones tántricas de Budas se muestran normalmente con adornos de joyas y una corona. (Ver Artículo: Dakini).

Dejar Comentario