Las mejores Leyendas de Amor, conócelas aquí

El amor es uno de los sentimientos más puros y sinceros que ha tenido la humanidad a lo largo de su historia. Este sentimiento ha trascendido en la historia a través de Leyendas de Amor de muchas culturas a nivel mundial y en este artículo nos dedicaremos a comentar sobre las más conocidas.

leyendas de amor

Leyendas de amor Mexicanas

Podemos decir que la cultura Mexicana es una de las más ricas en lo que a historias respecta, y leyendas de amor no escapan de ellos. Considerando esto, a continuación presentaremos las leyendas de amor Mexicanas más conocidas y las más emblemáticas para esta ta importante cultura:

El Popocatépetl y el Iztaccíhuatl

En el centro de México se encuentran dos volcanes cuyos nombres son Popocatépetl que significa “Cerro que humea” e Iztaccíhuatl cuyo significado es “Mujer blanca”. Estos dos volcanes comparten nombre con un poderosísimo guerrero azteca y la hija de uno de los jefes del pueblo azteca respectivamente.

Cuenta la leyenda que Popocatépetl tuvo que ir a un combate, pero antes de partir le juró a Iztaccíhuatl que volvería lo más pronto posible. Por otro lado, otro guerrero azteca había escuchado de esta promesa y además estaba enamorado de Iztaccíhuatl, por lo cual, decidió llevar a cabo un plan malévolo para quedarse con ella. Este guerrero le dijo a Iztaccíhuatl que Popocatépetl habría muerto en esa batalla a la que fue, aunque todo esto era mentira.

Esta noticia provoco mucha tristeza en Iztaccíhuatl quien decidiría quitarse la vida, para así encontrarse con su amado en el cielo. Cuando finalmente Popocatépetl volvió del combate, fue en búsqueda de su amada y no la encontró, le dijeron que esta había muerto y él decidió igualmente quitarse la vida. Este hecho causó una gran conmoción entre los dioses y estos decidieron colocarlos juntos en forma de volcanes.

leyendas de amor

El callejón del beso

En la Ciudad de Guanajuato en México hay un lugar muy famoso conocido como “El callejón del beso” y detrás de este lugar hay una impactante historia de amor. Esta leyenda cuenta que en la ciudad había un señor muy receloso quien había separado a su hija de nombre Carmen de su amado. El recelo de este padre llegaba a tal punto que le dijo a Carmen que la casaría con otro hombre más rico que la sacara del país si no dejaba al amado que tenía.

Una de las medidas que tomó el padre de Carmen fue encerrarla en una casa de la ciudad, estas casas se caracterizaban por tener callejones que separaban una de otra casa. Por suerte para la joven pareja, la casa donde estaba encerrada Carmen tenía una casa al lado y las ventanas de ambas casas colindaban una de la otra.

El enamorado de Carmen no dudo en adquirir esta casa para así poder estar lo más cerca de ella.  Poco tiempo después, este amor prohibido fue descubierto por el padre de Carmen quien, cegado por la furia le clavó una navaja en el pecho a su hija. Ante esta situación, el enamorado solo pudo darle un beso de despedida a Carmen. Desde ese momento, este callejón fue bautizado como “El callejón del Beso”, como tradición, todas las parejas que pasen por este callejón deben besarse para consolidar su amor.

La Mulata de Córdoba

Esta es la historia de una mujer que fue sentenciada a la hoguera por el Santo Oficio, conocido también como el Tribunal de la Inquisición, este hecho ocurre en la costa al este de México. Esta era una mujer de piel morena a la que se le atribuía la eterna juventud, es decir, no envejecía, por otro lado, ella luchaba por los derechos de las de los desempleados y de las mujeres solteras, estas últimas en esa época eran muy maltratadas por la sociedad.

Además de esto, debemos mencionar que esta Mulata estaba siempre acompañada de muchos hombres que se enamoraban de ella, tanto así que muchas veces estos hombres perdían el juicio por ella. El Santo Oficio decidió investigarla y dictaminaron que hacía pactos con el diablo en su propia casa.

Ante tal acusación, el Santo Oficio decidió apresarla por la práctica de la brujería, la noche previa a ser quemada en la hoguera, estando en la celda le pidió a los guardias que la cuidaba un trozo de carbón. Con este carbón dibujaría un barco en el que supuestamente escaparía. AL día siguiente los guardias fueron a buscarla en la celda y sólo encontraron un potente olor a azufre.

Hasta el día de hoy no se conoce el paradero de esta mujer, pero se cree que aún ayuda en la causa de los desamparados y de las mujeres solteras. Incluso se atribuye que esta mujer da consuelo a las mujeres que sufren el maltrato de sus parejas.

La leyenda de Tepoztécatl

Esta leyenda de amor es un poco diferente a las demás, puesto que se trata del amor que nos podría dar la naturaleza. Esta es la historia de Tepoztécatl cuyo nombre significa “persona del hacha de cobre”. Se cuenta que este personaje provenía de una princesa que quedó embarazada por acto de magia luego de que un pequeño pájaro se posara en su hombro. Ahora bien, como esta princesa no estaba casada, los padres se molestaron mucho con ella y la joven fue forzada a abandonar a su bebe una vez que lo diera a luz.

leyendas de amor

Desde el momento de su nacimiento Tepoztécatl comenzó una travesía sumamente interesante. Una vez que su madre lo abandona en el bosque, fue recogido por las hormigas quienes lo alimentaron con miel que las abejas le regalaban a las hormigas para que pudieran alimentar al bebe.

Meses después, las hormigas dejarían a Tepoztécatl en una planta de agave, esta lo abrigó entre sus hojas y lo alimentaba con su sabia. Cuando el agave no podía cuidar más del niño, lo dejó en una pequeña barca en un río y este viajaría hasta que una pareja de viejitos encontraron al bebé en el rio y lo adoptaron.

Mucho tiempo después, cuando Tepoztécatl ya era casi un adulto, un monstruo en forma de serpiente cuyo nombre era Mazacóatl atemorizaba al pueblo donde Tepoztécatl se crió. Este joven como muestra de afecto y agradecimiento a su familia decidió combatir a esta serpiente y para ello hizo un cuchillo de piedra volcánica llamada obsidiana y la asesinó para traer la paz a este pueblo.

Leyendas de amor japonesas

La cultura Japonesa destaca por tener leyendas vinculadas con el honor, la bondad y el servicio pero no podemos dejar de lado que esta cultura tiene leyendas de amor bastante interesantes y a continuación nos dedicaremos a comentar de las más conocidas.

leyendas de amor

El cortador de bambú y la princesa de la Luna

En la mitología Japonesa uno de los nombres más conocidos es  Kaguya hime quien vendría siendo una princesa, en torno a ella existe una de las leyendas de amor más interesantes de la cual hablaremos a continuación. Según esta leyenda, había una vez una pareja humilde de ancianos que nunca pudieron tener hijos. Su sustento era a base del bambú el cual cortaban y procesaban para así realizar diferentes productos.

Una buena noche, el anciano fue al bosque a cortar el bambú y se percató que uno de los bambús que había cortado brillaba con la luz de la Luna. Luego de observar con atención el bambú, encontró una niña dentro de este. Al ver a esta niña fue inmediatamente a su casa y considerando que estos ancianos nunca habían podido tener hijos, decidieron criarla y colocarle el nombre de Kaguya. No podemos dejar de comentar que la rama de bambú donde el anciano encontró a la niña comenzó a generar oro y diamantes que volverían ricos a esta familia.

Esta niña fue creciendo en esta familia y se fue convirtiendo en una hermosa mujer, tanto así que pasaría a tener una gran cantidad de pretendientes pero ella los rechazaba uno por uno. La belleza de Kaguya era tal que las noticias sobre su belleza llegó hasta el emperador quien quería corroborar dichos rumores y ordenó que Kaguya asistiera al palacio pero ella se negó.

Ante esta negativa, el emperador decidió confirmar sus rumores por su propia cuenta y decidió visitarla en su hogar. Al verla, se enamoro locamente por ella y pretendió llevarla de inmediato a su palacio petición que Kaguya negaría al igual que todas las demás.  El emperador nunca se rindió y mantenía contacto con ella a través de cartas.

leyendas de amor

Llegó un día que Kaguya decidió contar su mayor secreto, esta joven habló con su padre y le dijo el por qué rechazaba tanto a los jóvenes pretendientes. El motivo era que ella venía de la Luna y en este lugar era una princesa. Comentó también que en cualquier momento ella volvería a su lugar natal.

Este secreto provoco mucha angustia en el anciano y este inmediatamente se comunicó con el emperador para informarle la situación. El emperador al enterarse envió guardias a la casa para evitar que Kaguya fuese a la luna. A pesar de estas medidas de seguridad, una noche de luna llena, una nube vino de la luna con el fin de devolverla a su hogar.

Antes de partir, Kaguya se despidió de sus padres y dejó una carta de amor al emperador junto con una botella cuyo elixir otorgaría la vida entera. Estas cartas venían con unas instrucciones precisas las cuales el emperador estaba dispuesto a cumplirlas. Tanto la carta como la botella fueron entregadas al emperador y este las llevó a la montaña más alta en Japón, además de ello, creó una hoguera como lo ordenó la princesa antes de partir.

El emperador esperó allí hasta el momento en que saliese la luna, cuando esta salió, el emperador arrojó a la hoguera la carta y la botella. Esto genero un humo que subiría hasta la luna y de esta manera se podían comunicar tanto la princesa como el emperador. Este monte alto es el muy reconocido Monte Fuji en Japón, en la actualidad se puede apreciar una cortina de humo que nace de este monte y se cree que es la hoguera hecha por el emperador.

El hilo rojo del destino

Probablemente, una de las leyendas de amor más reconocidas de la cultura Japonesa a nivel mundial es la leyenda del hilo rojo del destino. Esta leyenda comenta que en nuestro dedo meñique hay un hilo que nos une a otra persona que tiene un hilo amarrado igualmente en su meñique.

Esta leyenda nos quiere decir que se trata de amores que están destinados a consumarse sin importar lo que ocurra. Debemos destacar que hay muchas leyendas vinculadas a esta historia del hilo rojo del destino pero la más reconocida es la siguiente.

Cuenta una historia que hace mucho tiempo atrás, un emperador se enteró de que en su reino existía una hechicera capaz de ver el hilo rojo del destino en cada persona. Tomando esto en consideración, el emperador ordenó que la hechicera se apersonara a su palacio para así poder encontrar a quien probablemente sería su esposa.

Esta hechicera aceptó la petición del emperador y comenzó a seguir el hilo que tenía este. El hilo conducía a un mercado, en este mercado el hilo estaría unido a  una campesina quien se dedicaba a vender productos en dicho mercado con su bebé en brazos.  Al ver esto, inmediatamente la hechicera le dijo al emperador donde culminaba su hilo.

leyendas de amor

Al enterarse de su destino, el emperador creyó que la hechicera se estaba burlando de él y se dirigió al mercado a ver si lo que le decía esta era verdad. Estando en el mercado, el emperador maltrato a la campesina e hizo que el bebe se cayera al suelo causándole una gran contusión. Para finalizar, el emperador molesto con la hechicera ordenó su ejecución.

Años pasaron de lo sucedido con la hechicera y sus consejeros le recomendaron al emperador casarse, a lo que él decidió casarse con la hija de uno de los generales más respetados del país pero con la condición de no verla hasta el día de la boda. Llegado el día del matrimonio, le pudo ver por primera vez el rostro, descubriendo que esta poseía una cicatriz en su cabeza producida por una caída cuando esta era apenas una bebe. Al ver esto, en ese momento recordó lo que le había dicho la hechicera, que compartiría el hilo rojo con la bebé de la campesina del mercado.

Sakura y Yohiro

Esta es otra de las leyendas más reconocidas dentro de la cultura Japonesa, esto se debe a que más allá de ser una historia de amor, nos explica el origen de uno de los árboles más conocidos y emblemáticos de Japón, este es el “Sakura” o bien el árbol de cerezo.

Dice esta leyenda que en un tiempo en donde Japón se encontraba envuelto en muchos conflictos bélicos, había un bosque repleto de muchos árboles. Todos estos árboles destacaba por tener una copa llena de flores, tan hermosos eran estos árboles que nadie se atrevía a combatir aquí para poder seguir disfrutando de su belleza.

leyendas de amor

En este bosque había un árbol que era la excepción, esto se debe a que había uno que nunca florecía, nadie se acercaba a apreciar a este árbol, ya que poseía un aspecto seco y dañado.  Un buen día todo cambiaría para este árbol, ya que un hada, se conmovió por su aspecto y decidió ayudarla.

El  hada le propuso al árbol hacerle un hechizo, este consistía en que podría sentir lo mismo que un corazón humano durante veinte años y que en este tiempo debía vivir con la esperanza de que una emoción le hiciera acelerar su corazón tanto que pudiese florecer.  Por otro lado, mientras este árbol estuviera hechizado, podía transformarse en un ser humano cuando quisiese, pero si no lograba florecer en este tiempo, moriría.

El árbol sin dudar en ningún momento aceptó el hechizo del Hada y el árbol comenzó a sentir emociones y a transformarse en humano. Poco a poco, el árbol se  fue incluyendo en el mundo del los humanos y solo encontró guerras, muerte y desastres. Los años fueron pasando y el árbol perdía la esperanza de sentir y así florecer. Sin embargo, uno de los tantos día que se convirtió en humano, conoció a una hermosa joven en un arroyo.

La joven que conoció lo trató con mucha amabilidad, el nombre de ella era Sakura, estando en el arroyo ella le pidió ayuda al árbol en forma de humano de que le llevara el agua del arroyo a su casa. En este trayecto ambos sostuvieron una larga conversación sobre la temática del país en ese momento. Al llegar a la casa de la joven, esta le pregunto por su nombre y el árbol logro decir “Yohiro” cuyo significado es “esperanza” en Japonés.

Luego de este encuentro, comenzaron a verse diariamente y de allí surgió una linda amistad. Cada día que pasaba, esta relación de amistad se fortalecía hasta tal punto que llegó a convertirse en amor. El día anterior a convertirse en árbol de nuevo,  Yohiro decidió contarle a Sakura todo lo que sentía hacía ella, además de contarle que en realidad él era un árbol que estaba cerca de morir, Sakura no comprendía mucho y solo se mantuvo en silencio.

El árbol volvió al bosque un poco desanimado al no recibir respuesta de Sakura, poco tiempo antes de convertirse en árbol para siempre y comenzar su muerte, apareció Sakura y lo abrazó, además le dijo lo mucho que lo quería. En ese instante, se apersonó el Hada del hechizo y le ofreció a Sakura ser parte del árbol a lo que ella aceptó, al ella aceptar pasaría a convertirse en las flores de ese árbol pasando a ser el árbol de Sakura.

La leyenda de Yuki Onna

Para comenzar esta historia debemos conoce a Yuki Onna, ella es un espíritu que se aparece durante las noches de invierno cuando hay potentes nevadas.  El fin de este espíritu era absorber la energía vital de aquellas personas que se pierden en el bosque convirtiéndolos así en estatuas de hielo.

Ahora bien, la siguiente leyenda de amor es un poco compleja, puesto que comienza con dos carpinteros quienes un día fueron al bosque a buscar madera para trabajar, estos carpinteros eran Mosaku y Minokichi, uno era considerablemente más viejo que el otro. Cuando se disponían a retornar a casa comenzó una tormenta de nieve, ante tal situación corrieron a refugiarse en una cabaña cerca y decidieron esperar a que pasara la tormenta.

leyendas de amor

Luego de haberse dormido, una ráfaga de viento abrió la puerta lo que permitió que Yuki Onna entrara. Inicialmente se acercó a Mosaku quien era el más anciano y le absorbió su energía vital para así convertirlo en una estatua de hielo y evidentemente matarlo. El joven Minokichi al ver lo que le sucedió a su amigo se quedo paralizado, pero Yuki Onna al ver su juventud lo perdonó con la condición de no revelar lo ocurrido y si lo hacía lo iba a matar.

Después de un año de lo que ocurrió con su amigo en el bosque, Minokichi conoció y luego se casó con una joven cuyo nombre era OYuki. De este matrimonio surgieron dos hijos, un buen día, Minokichi decidió contarle a su esposa lo vivido en el bosque.

En ese momento OYuki descubrió su verdadera identidad, puesto que se trataba de Yuki Onna, al Minokichi romper su promesa, Yuki Onna se dispondría a matarlo. Pero había algo en ella que no le permitía matarlo a lo que, decidió perdonarlo de nuevo por ser un buen padre, finalmente Yuki Onna abandonaría el hogar y sus hijos quedarían a cargo de Minokichi quien no sabría más nunca de ella.

Yamata no Orochi

En la leyenda de Yamata no Orochi se nos cuenta como en el inicio de los tiempos, los  humanos convivían en la tierra con los dioses y las bestias habiendo así un perfecto equilibrio en el cual todos se ayudaban entre sí.  A pesar de este equilibrio, un día el dios creador Izanagi entró en conflicto con su esposa Izanami una diosa creadora y este hecho propició que se destruyera para siempre este equilibrio.

leyendas de amor

Este conflicto trajo consigo que la maldad surgiera en muchos dioses, además de que provocó la vuelta de los dragones al mundo. Dentro de estos dragones surgió uno que era de los más poderosos, conocido como Yamata no Orochi el cual tenía ocho cabezas y colas. Este dragón le pedía a los humanos un sacrificio de ocho jóvenes cada noche de luna llena.

Atemorizados, los humanos fueron cumpliendo con el pedido del Yamata no Orochi, pero con el pasar del tiempo, el mundo se fue quedando sin jóvenes. Ahora bien, el líder del pueblo de  Izumo tuvo una hija llamada Kushinada, ella creció viendo cómo eran sacrificadas las jóvenes y al llegar a sus dieciséis años vio como las últimas jóvenes eran sacrificadas, a lo cual, ella sería la siguiente.

Un día, el dios del mar conocido como Susanowo llegó al pueblo de Izumo y se enamoró de Kushinada. Este Dios sabía lo que ocurria con Yamata no Orochi y prometió matar al dragón a cambio de permitirle casarse con Kushinada, ante esta situación el líder de Izumo accedió sin problemas.

Cuando llegó el día del sacrificio, el dios Susanowo se disfrazó de sirviente y atendió al dragón dándole ocho barriles de licor momentos antes del sacrificio de Kushinada. El dragón bebió un barril de licor por cada cabeza que tenía y esto  provoco que se embriagara y se durmiera. Luego de esto, Susanowo le corto sus ocho cabezas y sus ocho colas para así poderse casar con Kushinada.

Leyendas de amor maya

Dentro de la cultura Mexicana, podemos destacar la cultura Maya, esta se sustenta de una mitología la cual tiene una gran cantidad de dioses, lugares sagrados y sobretodo un grupo de fieles que en su momento se distribuyeron en la Península de Yucatán en México.

Los seguidores de esta cultura destacaban por ser valientes y muy llenos de  fe, pero también eran personas llenas de amor. El amor dentro de la cultura maya jugó un papel muy importante para abrir paso a leyendas las cuales hasta estos días permanecen vigentes. A continuación presentaremos algunas leyendas de amor de origen maya.

Leyenda del cenote Zací

Mucho tiempo atrás, existían dos familias las cuales compartían el poder del pueblo de Zací, estas familias eran los Cocom y los Cupules. La hechicera de este pueblo era la líder de la familia Cocom, esta destacaba por ser una viejita poderosa e influyente quien tenía una nieta de nombre Nicté Ha que significa o “flor blanca”. En lo que respecta a la familia de los Cupules, tenían un descendiente de de nombre Hul kin.

Nicté Ha y Hul kin tenían un amorío el cual de cierta forma era prohibido, ya que estas familiar eran rivales. El cacique de este pueblo pertenecía a la familia de los Cupules, este al enterarse de la relación de su hijo con Nicté Ha, decidió enviarlo a un pueblo lejano, en este pueblo el joven se casaría con una princesa para así establecer una alianza con ese otro pueblo.

leyendas de amor

El amor entre los jóvenes era muy fuerte, esto provocó que Nicté Ha, al enterarse de la partida de Hul Kin perdiera el brillo de sus ojos, atributo que la hacía resaltar entre todas las chicas del pueblo. La tristeza de la chica era tal que no tuvo otra alternativa que confesarle a su abuela que estaba embarazada de Hul kin.

Al ver la tristeza de su nieta, la hechicera le prometió a ella que haría uso de todo su poder para poder traer de regreso a Hul Kin. Aunque, esto no sería suficiente puesto, que Nicté Ha, se enteró del matrimonio de Hul Kin con una princesa de un pueblo lejano. Ante tal situación, ella decidió atar una piedra a su cabeza y lanzarse a un cenote, un cenote es una especie de pozo de agua subterránea el cual posee profundidades desconocidas.

El príncipe Hul Kin al enterarse de lo ocurrido con su amada, regresó al pueblo de Zací, este no dejaba de sentir tristeza y lo llevó a hacer lo mismo que Nicté Ha, se lanzó al cenote y murió ahogado. La hechicera elevo una oración diciendo “Te he cumplido, traje a tu amor de nuevo”, luego de esto lanzó un hechizo al cenote y para consumar el amor de Nicté Ha y de Hul Kin revivió a uno de los tantos jóvenes muertos en los cenotes.

La leyenda de Canek y Sac Nicté

Para comenzar con esta leyenda, debemos mencionar que Sac Nicté era una princesa que nació en el pueblo de Mayapán. Esta joven nació en una época en donde la sociedad maya había hecho un pacto de paz y por ende los ejércitos habían sido eliminados.

leyendas de amor

En esta leyenda encontramos a otro personaje cuyo nombre es Canek, un príncipe que además se convertiría en el rey de la ciudad de Chichén Itzá, la que sería la ciudad principal del pueblo maya. Canek al ver por primera vez a San Nicté quien en ese momento tendría cinco años y el príncipe 7 años, se enamoró perdidamente de ella. Ambos sabían que sus vidas estaban destinadas a cruzarse y permanecer unidas.

A pesar de este amor a primera vista, Sac Nicté debía casarse con el príncipe del reino de Uxmal conocido como Ulil, quien organizaría este matrimonio sería el padre de Sac Nicté, el rey de la ciudad de Mayapán. Faltando 37 días para la boda, comenzaron a enviar a los mensajeros que entregarían la invitación a esta boda, uno de estos mensajeros tenía como destino la ciudad de Chichén Itzá para entregarle la invitación a Canek.

El ahora rey Canek al ver la invitación dijo que no faltaría a la boda. Esa misma noche, el para invitarlo a la boda, a lo que respondió que no faltaría. Esa misma noche, Canek fue visitado por un duende quien le dijo que Sac Nicté siempre la estuvo esperando y que no debía dejar que se casara con otra persona.

Mientras tanto, en la ciudad de Uxmal todos se preparaban para la boda, toda la ciudad fue decorada para esta gran celebración.  Existía una tradición maya para las bodas que decía que en el momento en que la luna pareciera un sol, sería el momento ideal para realizar un matrimonio y así lo tenían dispuesto en Uxmal.

Llegaría el día en el que la luna parecería un sol y Sac Nicté iría al altar junto con el príncipe Ulil para contraer nupcias, en ese preciso momento aparecería el rey Canek y este estaría acompañado de un pequeño ejército el cual estaba dispuesto a llevarse a la princesa Sac Nicté. Es importante mencionar que este conflicto acabaría con el tratado de paz entre los pueblos mayas.

Los habitantes de la Ciudad de Chichén Itzá sabrían que se desataría una guerra entre los pueblos mayas y por ello dejaron la ciudad y esperaron las órdenes de su rey para saber cuál sería el nuevo lugar a habitar. Mientras tanto en la ciudad de Uxmal se disputaría una batalla y sería el rey Canek el ganador de ducho conflicto.

Al acabar la pelea, el rey Canek junto a su amada Sac Nicté cabalgaron juntos hasta el lugar donde se encontraban los habitantes de Chichén Itzá. Sería Sac Nicté quien los guiaría a unas nuevas tierras que salvarían a todo el pueblo de una matanza segura. Los ejércitos de Uxmal y Mayapán se dirigieron a la ciudad de Chichén Itzá en donde no encontraron a nadie.

Esta historia es una explicación de una de las tantas versiones que justifican el por qué la ciudad de Chichén Itzá fue abandonada. Ahora bien, es importante mencionar que hoy en día se desconocen cuáles fueron las tierras en donde se alojaron tanto Sac Nicté como el Rey Canek así como los habitantes de Chiché Itzá.

leyendas de amor

El colibrí maya

Según la mitología Maya, al momento de los dioses crear la tierra, se le fue asignado a cada animal una actividad en específico. Cuando los dioses terminaron de hacer a todos los animales, se dieron cuenta de que no había un animal que se encargara de transportar los sentimientos. Ese no era el único problema de los dioses sino que también se había terminado el barro y el maíz que eran los  materiales con los que habían hecho a los animales.

Los dioses sólo disponían de pequeñas piedras de Jade, por lo cual, decidieron tallarlas para crear una especie de flecha pequeña. Al terminar de moldear el Jade, habían hecho una ave pequeña pero veloz a la cual le pusieron como nombre “x’ts’unu’um” que significa “Colibrí” en lengua Maya. Esta ave se encargaría de llevar los sentimientos entre las personas, es por ello que, dentro de la cultura maya al colibrí se le considera el animal causante del enamoramiento.

Leyendas Chinas de amor

La cultura China destaca por estar llena de leyendas, probablemente junto con la cultura Japonesa sean la que más historias tengan en todo el continente asiático. A continuación presentaremos las leyendas de amor de origen chino más conocidas.

La historia de Yue Lao

Antes de comenzar a hablar de esta leyenda de amor, debemos comentar que hay leyendas Asiáticas que son muy similares, en el caso de la historia de Yue Lao es así. Esto se debe a que esta historia explica el origen de la leyenda del hilo rojo del amor, no se sabe con certeza si esta leyenda es Japonesa o china pero a continuación conoceremos la versión china de esta historia.

Como sabemos, el destino se encarga de unir a las personas que están destinadas a amarse para toda la vida con un hilo rojo. Ahora bien, la historia de Yue Lao inicia con un joven de nombre Wei Gu quien iba camino a verse con un amigo en la ciudad de  Qinghe en China.

En esta ciudad había un hombre de apellido Zhang quien conocía a Wei Gu de hace tiempo, al enterarse de la venida de Wei Gu a la ciudad, decidió invitarlo a su casa para presentarle a su hija, para que así se enamorase de ella y se casaran.

Amablemente, Wei Gu aceptó ir a visitar a Zhang y a su hija, en camino a la casa de Zhang encontró a un viejito quien se encontraba leyendo un libro a la luz de la luna. Wei Gu curioso se acerca y se percata que no puede leer ni una palabra de la que está escrita en ese libro. Sorprendido se acerca al señor y le pregunta sobre la temática del libro, a lo que este responde que es un libro sobre los amores predestinados en el mundo de los mortales.

Wei Gu se sonrie y le pregunta a viejito quién sería su esposa a lo que este señaló que sería la hija de una señor ciega que se dedicaba a vender verduras en un mercado, además el señor añade que no se casarán hasta que ella cumpla los 16 años y que la única forma de saber que era ella sería por una marca que ella tendría en la cabeza.  Wei Gu se sintió insultado por lo que dijo el señor y continuó su camino.

leyendas de amor

Tiempo después, Wei Gu se casó y vivió una vida feliz con quien sería su esposa, una buena noche este le pregunta a su esposa por una marca en forma de flor en su cabeza y ella le respondió que la tenía desde los tres años. Wei Gu se sintió intrigado y decidió investigar sobre el pasado de ella y esta le dijo que su madre era una señora ciega que vendía frutas en un mercado y que una noche de luna llena ella sufriría un accidente que le causó la marca.

Al enterarse de esta información,  Wei Gu recordó lo que le había dicho el viejo aquella noche y a partir de ese momento comenzó a creer en el amor predestinado. Se cree que Wei Gu difundió tanto la historia que le crearon un templo en honor al viejo del libro, poco tiempo después se descubrió que el nombre de ese señor era Yue Lao, a partir de ese momento las personas le rezan a este para que les ayude a encontrar su amor.

El Pastor y La Tejedora

Había una vez, un pastor que cuidaba a su rebaño con mucha dedicación, una tarde una de las vacas que componía al rebaño se perdió y esto hizo que el pastor fuera por ella. En esta búsqueda conocería a una tejedora de la cual se enamoro a primera vista.

Esta tejedora en realidad es una diosa que quería dejar de ser una deidad para así convertirse en una mortal y vivir en la tierra. El pastor y la tejedora se casaron, de este matrimonio nacieron dos niños. A pesar de todo esto, había una diosa que se opondría a esta unión, esta sería Wang Mu quien dentro de la mitología china es considerada como la Reina madre de occidente. Sería ella quien le ordenaría a la tejedora volver a sus labores de diosa.

Ante esta situación, el se entristeció de gran forma ya que no volvería a ver más al amor de su vida y con ella también se irían sus hijos al ser considerados como dioses. La tejedora con sus hijos comenzaron a elevarse para llegar al cielo, por su parte, el pastor corrió hacia la montaña con el fin de alcanzarlos y no dejar que se fueran.

Wang Mu apreció los esfuerzos y la persistencia del pastor para recuperar a su familia, es por ello que esta diosa decidió separarlos con un lago ancho, con esto al menos podría verla. Ahora bien, esta lago es un símil para la Vía Láctea, hay solo una vez en la que el pastor y la tejedora pueden juntarse y es el séptimo día del séptimo mes del calendario chino. Esta es una  celebración bastante popular en China, ya que les recuerda a los chinos que no existe distancia alguna que pueda acabar con el verdadero amor.

Los Amantes Mariposa

En esta historia tenemos como personaje a Zhu Yingtai, quien sería una hermosa joven de mucho poder económico. Esta joven luchaba con su familia por ir a la escuela puesto que en esa época las mujeres no eran permitidas en los colegios.  Para poder ir a la escuela, Zhu Yingtai se disfrazaba de hombre.

Al ir a la escuela, estableció una amistad con uno de sus colegas de clases, el nombre de este chico era Liang Shanbo. Con el tiempo, Zhu se enamoró de Liang y esta decide comentarle a este su verdadera identidad, a partir de ese momento, estos dos jóvenes entablarían una relación amorosa.

leyendas de amor

A pesar de esta relación, el padre de Zhu ya había planeado un matrimonio para su hija con un joven de igual estatus económico que la familia de Zhu. Cuando Liang conoce sobre estos planes, se deprime y pierde la vida sin que Zhu lo supiese. El día de la boda, un remolino se posó en el lugar de la celebración y llevó a Zhu hasta la tumba de Liang. Al llegar a la tumba, esta se abrió y permitió que Zhu entrase, poco tiempo después salieron de la tumba dos mariposas y se alejaron del lugar. Se cree que estas dos mariposas son Liang y Zhu que se unieron para siempre.

Leyendas de amor Griegas

La mitología Griega tiene una gran cantidad de dioses y así como dioses, tiene muchas leyendas pero probablemente las más interesantes y dramáticas sean las leyendas de amor, es por ello que a continuación conoceremos las leyendas de amor griegas más destacadas.

Los hombres en la vida de Afrodita

La mitología Griega se ha destacado mucho sobre las otras mitologías porque los dioses suelen mostrar emociones como los humanos, este hecho aplica de gran forma para el amor. Afrodita quien vendría siendo la diosa del amor en esta mitología conocería este sentimiento con mucha profundidad, lejos de ser la diosa del amor, vivió este sentimiento en carne propia muchas veces.

Ahora bien, a lo largo de la vida de afrodita, esta entregó todo su amor a cinco hombres, estos serían cuatro dioses y un humano. A continuación repasaremos la historia de la Diosa Afrodita con estos cinco hombres.

leyendas de amor

Hefesto

La mitología Griega exigía los matrimonios puesto que las relaciones de amor ocasionales no eran permitías o bien vistas. Es por ello que Hefesto, el dios del fuego y de los herreros se caso con Afrodita, la diosa del amor. Es importante mencionar que los matrimonios en la mitología Griega otorgaban derechos al hombre sobre la mujer aunque también traía consigo obligaciones.

Con el matrimonio consumado, ningún otro dios o incluso ningún otro mortal podría tomar a Afrodita como su mujer. Esto era algo sumamente difícil, ya que afrodita levantaba pasiones a donde fuera y más aun con la joyería que Hefesto le hizo a su esposa. Dentro de esta joyería destaca el cinturón de Afrodita, una prenda que resaltaba aun la belleza física que poseía esta diosa.

Con el pasar del tiempo, el cinturón de Afrodita sería un símbolo de seducción muy usado por ella, esto propició que muchos dioses se enamoraran dentro de estos destacamos el hombre que Afrodita amaría luego de Hefesto, este sería Ares, el dios de la guerra.

Ares

La historia de Ares y Afrodita inicia en realidad con Helios el dios sol, quien observó a Ares y Afrodita en la intimidad en la casa de Hefesto. Helios le contó todo lo sucedido a Hefesto quien decidiría armar un plan para atrapar a Ares y Afrodita y corroborar la historia de Helios.

leyendas de amor

Para ello, Hefesto diseñó una trampa de metal debajo de la cama para poder inmovilizar a Ares y a Afrodita, este plan fue todo un éxito pues los atrapó a ambos en plena infidelidad. A Hefesto no le bastó con atraparlos sino que además convocó a los dioses más importantes para que observaran la infidelidad cometida por Ares y Afrodita.

No obstante, los dioses que presenciaron este acto no reaccionaron de la forma que Hefesto esperaba pues la belleza que lucía Afrodita era tal que los dioses perdonarían que ella estuviera con el dios que quisiera. Zeus, el dios principal de la mitología griega perdonó a Afrodita y a Ares, además de obligar a  Poseidón el dios del mar a devolver la dote pagada por Hefesto a la hora de casarse con Afrodita.

Luego del perdón de Zeus, Ares y Afrodita huyeron a la ciudad de Tracia que en la actualidad se encontraría entre Grecia y Turquía. El amor que sentía Ares por Afrodita era tal que este se uniría a las filas de Hera la esposa de Zeus para luchar con los Troyanos en la Guerra de Troya.

Hermes

Este sería el último Dios con el que se involucraría Afrodita, Hermes quien sería el mensajero de los Dioses, conquistaría a Afrodita con su astucia y no con su físico. En esta leyenda se relata que de ese amor nació Hermafrodita, este nombre vendría siendo la unión de los nombres de Hermes y Afrodita.

leyendas de amor

Hermafrodita fue criado por las ninfas, las diosas de la naturaleza ya que Afrodita sintió mucha culpa de esta relación de adulterio y por ende decidió abandonarlo. Un día una de estas ninfas de nombre Salmacis se enamoró a primera vista de Hermafrodita y le pidió a los dioses que sus cuerpos nunca se separaran, los dioses cumplieron este deseo y de esta manera Salmancis y Hermafrodita se unieron en un solo cuerpo creando un ser de doble sexo.

Anquises

Este vendría siendo el único humano que entablaría una relación de amor con Afrodita, cuenta la leyenda que este era un Pastor que fue visto por Afrodita mientras este paseaba su rebaño por el monte Ida. Afrodita al verlo quedo muy impresionada por la belleza del pastor a lo que, decidió bajar del Olimpo y unirse a él. Esta unión fue muy fructífera y de allí saldría Eneas el Héroe de la Guerra de Troya.

Adonis

Quizás este sería el gran amor de Afrodita, curiosamente sería un humano. Esta leyenda cuenta que un día Afrodita se encontraba jugando con su hijo Eros, quien nacería de la unión de Afrodita y Ares, en este juego, Ares se lesionaría el mismo con una de sus flechas. Dicha herida no logró sanar por completo y las Moiras quienes serían las diosas del destino, habrían decidido que ese era el momento justo para que Afrodita conociese a Adonis, el dios de la juventud.

Afrodita al ver a Adonis por primera vez se enamoraría de inmediato de él, el efecto de Adonis en Afrodita era tal que ella dejaría de visitar sus lugares favoritos y se alejaría del Olimpo para así compartir con Adonis. Esta feliz pareja se refugiaba en los bosques de Grecia para así no ser molestados ni por los dioses ni por los humanos.

Uno de los motivos que propició la huida al bosque de estos amantes fue que Afrodita solo quería vivir una vida en paz, pasearse por los bosques y no hacer nada más. En esta estadía en el bosque tuvo que aprender a cazar, pero eso no fue problema para ella.

A pesar de que parecía una relación perfecta pues no lo era, esto se debía a que Adonis era bastante orgulloso como para escuchar los consejos de Afrodita pues ella le decía que debían tener cuidado con algunas bestias del bosque. Un día, los perros de Adonis encontraron un  jabalí y lo corretearon hasta donde estaba Adonis, este le lanzó una lanza corta e hirió el animal pero el jabalí logro sacarse la lanza y perseguir a Adonis.

Por su parte Adonis corrió lo más rápido que pudo pero las Moiras ya habrían escrito el destino de este dios. El jabalí alcanzaría a Adonis y le clavaría sus colmillos en el estomago dejando al joven dios en el suelo. Por su parte, Afrodita se encontraba en su carroza celestial tirada por cines, dirección a la isla de Chipre.

Todo el viaje de Afrodita se detuvo al escuchar los quejidos de Adonis, ella hizo que su carruaje se devolviera al bosque para darle socorro a Adonis. Al llegar, Afrodita  visualizó a su pareja tirada en el suelo llena de sangre, este ya se encontraba sin vida. En su tristeza, Afrodita le reprochó todo lo sucedido a las Moiras. Al percatarse que su pareja no volvería a la vida, Afrodita beso las heridas que tenía Adonis, de este beso nacieron unas flores purpuras conocidas como “Anémonas” cuyo significado en Griego es “flor del viento”.

Perseo y Andrómeda

Para empezar, Andrómeda era la princesa de Argos, una de las tantas ciudades Griegas, el nombre de esta princesa significa “la gobernante de hombres”. A pesar de su maravilloso nombre y de su cargo de princesa y futura gobernante, Andrómeda no tendría unos padres nada ejemplares, estos eran Casiopea y Cefeo, quienes serían respectivamente  los reyes de Etiopía, una ciudad Griega.

Por su parte, Casiopea tenía como costumbre presumir su belleza, tanto así que incluso se comparaba con las Nereidas quienes serían las ninfas más hermosas del mar. Este orgullo provocó que la ira de Poseidón se desatara, trayendo como consecuencia que este inundara la ciudad de Argos.

Ahora bien, Cefeo ya sabía lo que iba a pasar a su pueblo, puesto que ya un oráculo le habría informado todo lo que causaría la ira de Poseidón. También, de la mano del oráculo, Cefeo sabía que la única forma de calmar a Poseidón era entregar a Andrómeda para que fuese devorada por un monstruo marino.  Considerando esto, Cefeo decidió atar a su hija en el muelle cerca de las costas de Argos para que se poner fin al sufrimiento de su pueblo.

Es en este momento donde entra el otro personaje principal de esta leyenda de amor, este sería Perseo, uno de los tantos hijos de Zeus. Este volvía de su expedición en donde aniquilaría a Medusa, la que convertía en piedra a aquella que la viese a los ojos. Perseo en ese momento estaba montando a Pegaso una especie de caballo con alas. Al sobrevolar la ciudad de Argos, pudo visualizar a Andrómeda y este quedo flechado ante la belleza de esta princesa.

Acto seguido, Perseo descendió cerca de las costas de Argos para poder pedir la mano de Andrómeda. Obviamente Perseo desconocía que en ese momento la ira de Poseidón se estaba desatando sobre Argos. La única forma en la que Cefeo le daría la mano de su hija a Perseo serpia se aniquilaba a la bestia marina que acechaba a su hija.

Perseo estaba bastante acostumbrado a batallas titánicas por lo que, se aproximo al lugar en donde Andrómeda estaba amarrada. Las olas se fueron haciendo mucho más altas a medida que este se acercaba al lugar donde estaba Andrómeda, al llegar al lugar, la Bestia saldría de las profundidades del océano escupiendo babas llenas de ácido.

Perseo esquivo con mucha habilidad el ataque de la bestia, en el momento en que esta se abalanzaría sobre Perseo para devorarlo, este sacaría de una bolsa la cabeza de Medusa y se la mostró a la bestia. Inmediatamente la bestia se convertiría en piedra lo que provocaría que chocara contra una montaña destrozándola y convirtiéndola en un hermoso coral.

Luego de esta gran hazaña, Perseo recibiría elogios y agradecimientos por salvar al pueblo de Argos. El principal interés de este era Andrómeda, la liberó y cuando se disponía a preguntarle sobre la fecha más conveniente para celebrar la boda, Casiopea irrumpiría en la conversación para decir que Andrómeda ya estaba comprometida con Agénor, un hijo de Poseidón y fuerte guerrero.

Esa noticia llenaría de cólera a Perseo quien estaba locamente enamorado de Andrómeda. La ira fue tal en Perseo que este inmediatamente fue a buscar a Agénor para solventar el problema. Al no haber una solución diplomática entre Perseo y Agénor, se propició una batalla no entre Perseo y el ejército de Agénor, el resultado de esta batalla fue la masacre de dicho ejército con el uso de la cabeza de Medusa por parte de Perseo.

Después de todos estos desafíos que tuvo que superar Perseo para tener la mano de Andrómeda, el resultado final sería el esperado, ambos se casaron y se fueron a vivir a la ciudad de Tirinto en Grecia. De esta unión nacería Gorgófene cuyo nombre significaba “la muerte de la Gorgona”, este nombre hacía referencia a Medusa,puesto que ella pertenecía a la especie de los Gorgones.

Si analizamos al otro personaje de esta leyenda de amor, es decir, Andrómeda, está realmente se enamoró de Perseo y no se casó por miedo como muchos creían. Esta princesa moriría tiempo después que Perseo, cuando ya estaba a punto de Morir, la diosa Atenea colocaría a Andrómeda en el cielo en compañía de su madre Casiopea y de su gran amor Perseo.

Apolo y Dafne

Probablemente la leyenda de amor entre Apolo  el dios de las artes y Dafne una ninfa de los árboles sea una de las más lindas en la mitología griega. Toda esta historia comienza con Eros, el hijo de Afrodita y Dios del amor. Eros se encontraba en la cima del monte Parnaso, ya cansado de realizar lo mismo todos los días, por esta razón, saco de su bolsa dos flechas, una tendría el poder de inspirar el amor y otra tendría la capacidad de odiar el amor.

La flecha del odio alcanzaría a Dafne  y la flecha del amor  atravesaría el corazón del dios Apolo. En ese momento, ambos estaban en el  mismo lugar viéndose frente a frente por lo que la reacción fue inmediata, Apolo se enamoraría de forma desenfrenada de Dafne y esta lo aborrecería a él de un primer momento.

Ciertamente, Dafne se caracterizó por ser una persona muy libre, disfrutaba mucho de la soledad y pasear por los bosques, cuando se cansaba de caminar, visitaba a su padre Peneo quien sería uno de los tantos dioses fluviales dentro de la mitología griega. En estas visitas, Dafne le rogaba a su padre que le permitiera vivir una vida de soledad y libertad, tanta fue la insistencia que este se lo concedió pero la única advertencia era que su belleza impediría que sus deseos se cumplieran.

Fueron muchos los dioses e incluso mortales los que se apasionaron por Dafne pero ella los rechazaba por causa de su naturaleza libre. Ahora bien, Apolo con la flecha de amor de Eros no podía dejar de amar a Dafne y todo esto llevaría a una tragedia. Apolo estaba lleno de deseo por Dafne, este no podía dejar de contemplar los cabellos de color verde de Dafne, sus ojos ten brillantes como una estrella y su piel suave y pálida que anhelaba acariciar. Todo esto conllevo a que Apolo siguiera de forma incansable a Dafne por todo el bosque.

Dafne cada vez que sentía que era seguida por Apolo huía de él corriendo como el viento y ocultándose entre las hojas. Mientras tanto, Apolo se escondía bajo la sombra de los arboles. Esta historia de escondidas llego a cuando al fin un día Apolo visualizó a Dafne recostada en el suelo en una cama de flores y fue allí cuando decidió lanzarse sobre ella para al fin quedársela y vivir juntos para siempre.

La ninfa Dafne al ver a Apolo corriendo hacía ella se levanto rápidamente y corrió mucho más rápido que el dios. El motivo de Apolo de la carrera de Apolo era dejar de ser despreciado por Dafne mientras que el motivo de ella sería su libertad. Los motivos de Apolo fueron más fuertes y finalmente alcanzó a Dafne, este finalmente pudo sentir a Dafne y la tomo con mucha fuerza por su brazo, tanto así que sentía la sangre de ella correr por sus venas.

Por su parte, ya vencida y agotada por la carrera, Dafne pidió ayuda a su padre Peneo, este inmediatamente acudió a ella y lanzó un encanto sobre su hija que la volvería en un árbol. Apolo presenció toda la transformación de Dafne y no aceptaba la situación así que procedió a abrazarla con más fuerza y acariciarla con más pasión. Finalmente Dafne se convertiría en un árbol y la tristeza invadiría a Apolo de gran manera.

Para consolar a Apolo, Peneo le dio un gran consejo al dios, este le dijo que el amor no debía ser forzado, no se puede obligar a nadie a amarte  ni tu obligarte a amar a nadie. En ese momento, Dafne ya convertida en un árbol, acariciaría la cabeza de Apolo y colocaría sobre él una corona hecha de laurel y le dijo que a partir de ese momento, todas sus victorias serían coronadas con laurel.

Dafne, que reconoció al dios en Apolo, inclinó ligeramente sus ramas, agradecida. Y desde entonces, públicamente orgulloso de un amor que nunca se concretó, Apolo honró a Dafne llevando para siempre una corona de laureles sobre su cabeza. Es importante mencionar que en Griego, “Dafne” significa “laurel” y es por ello que Apolo fue bautizado con una corona de laurel, para llevarla consigo a todos lados.

Artemisa y Orión

Como sabemos, Artemisa es la diosa de la caza dentro de la mitología griega, ella poseía un carácter un poco salvaje y de libertad, esto conllevó a que rechazara de forma continua la compañía masculina. Esto duró hasta que conoció a Orión el gran cazador de esta mitología, estos dos expertos en caza se conocerían luego de una expedición en los bosques Griegos.

La diosa Artemisa se enamoró a primera vista de Orión, ambos tenían una personalidad muy semejante solo que Orión era un poco más introvertido que Artemisa por ello él no se presentaría de forma abierta ante ella. El deseo de Artemisa por Orión era sumamente intenso, tanto así que le era difícil de ocultar.

El problema de Artemisa radicaba en un pacto que había realizado con sus amigas las ninfas del bosque. Tal pacto consistía en no casarse nunca y vivir su vida en libertad. Este hecho le generaba mucha ansiedad a la diosa puesto que sentía que traicionaría a sus amigas pero a su vez se traicionaba ella misma si ella misma no se permitía sentir amor por Orión.

Dentro de la mitología griega, los secretos duran poco, muchas ninfas se dieron cuenta que Artemisa ocultaba algo y descubrieron su gran pasión por Orión. Esto propició que esta historia llegara a los oídos de Apolo quien era hermano de Artemisa, la versión que Apolo escuchó no era la más objetiva que digamos, esta estaba llena de mentiras e injurias que llenaron de ira a Apolo.

La ira de Apolo era tal que se propuso prohibir de cualquier manera el matrimonio entre su hermana y Orión. Había muchas maneras de llevar a cabo este plan pero la furia de Apolo no lo dejaría pensar y finalmente este se decidió por la opción más dura y cruel para deshacerse de este matrimonio, es decir, mataría a Orión para que Artemisa quedara sola para siempre. Existen dos versiones sobre  la muerte de Orión a manos de Apolo y a continuación las mencionaremos.

Emboscada a Orión

Una versión de la muerte de Orión señala que fue provocada por una emboscada la cual fue provocada por Apolo. Este convenció a Orión de que fueran a un rio a atrapar un pez especialmente escurridizo, Orión acepto el pedido y procedió a sumergirse en el río. Acto seguido, Apolo busco a su hermana y la desafió a que con una flecha le atinara a un objeto en movimiento que estuviera debajo del agua.

Artemisa amaba esta clase de desafíos a lo que sin lugar a dudas aceptó, esta procedió a apuntar con su arco y lanzar la flecha. Al herir atinarle a su objeto se daría cuenta que este era Orión quien fue perforado por esta flecha, esto provocó que muriera al instante.

Pelea con el Escorpión Gigante

La otra versión que se conoce sobre la muerte de Orión es que Apolo en realidad estaba celoso por las atenciones que recibía su hermana Artemisa, esto provocó que Apolo buscara a un escorpión gigante con el fin de que este aniquilara a Orión.

El escorpión era muy fuerte como para que Orión lo venciera a lo que Artemisa intervino para salvarle la vida a Orión.  Finalmente Artemisa llevaría a Orión a la isla de Delos en Grecia, lugar donde no había escorpiones, acto seguido llegaría a Apolo y desafiaría a Orión en un combate, Apolo se aprovecho del agotamiento de Orión y lo mato en este combate.

Sea cual sea la versión de la muerte de Orión, lo que se sabe con certeza es que Artemisa lloró de forma copiosa sobre el cadáver de su amado durante nueve días seguidos.  Finalmente los dioses se llenaron de bondad y exaltaron el cuerpo de Orión en el cielo, convirtiéndolo en una constelación con el fin de que Artemisa pudiera verlo cada vez que ella quisiera.

Eco y Narciso

Esta es una leyenda bastante extraña de amor, puesto que es un poco cruel y bastante enredada pero vale la pena mencionarla, ya que explica el fenómeno cacofónico, es decir, inusual o desagradable del Eco, el cual lleva este nombre en honor a la ninfa Eco.

La ninfa Eco pertenecía a las montañas, puntualmente se encargaba de proteger y representar al monte Helicón en Grecia. La juventud de Eco fue bastante tranquila, puesto que fue educada por las Musas quienes serían hijas de Zeus y sus habilidades estarían destinadas a las artes y el conocimiento.  De las musas recibiría el talento de tener la voz más hermosa y encantadora del mundo.

 

Por su parte, Narciso quien fuese hijo de la ninfa Liríope y Céfiso uno de los tantos dioses fluviales en esta mitología. Narciso destacaba por ser uno de los jóvenes más hermosos que viviría fuera del Olimpo. Su belleza era tal que incluso él estaba enamorado de sí mismo y pasaba mucho tiempo admirándose así mismo.

La historia de Eco con Narciso iniciaría de una manera bastante inesperada, puesto que Hera, la esposa de Zeus sospechaba que este le era infiel con Eco. Luego de investigar y seguir a Zeus en diversas ocasiones al monte Helicón, Hera descubriría el amor ilícito entre Zeus y Eco.

Hera sería incapaz de castigar a Zeus pues este era el Dios de dioses en la mitología griega, considerando esto, decidió entonces tomar represalias contra Eco. La venganza contra Eco fue simple pero muy dura para ella, puesto que Hera maldijo a Eco y no le permitiría usar su voz libremente, puesto que Eco solo podría repetir lo último que escucharía.

Esta maldición propició que Eco huyera al monte Helicón a sufrir en soledad su maldición. Lastimosamente su hermosa voz sólo serviría para repetir lo último que escuchaba, esto incluía el cantar de los pájaros, el murmullo del río e incluso el sonido de las rocas al caer. El encierro de Eco no duraría mucho puesto que tenía que reponerse y seguir viviendo hasta que conoció un nuevo motivo para ilusionarse.

Este motivo no sería nada más y nada menos que Narciso, quien en ese momento se encontraba admirando su reflejo en el agua. Por su parte, Narciso no se percataría de la presencia de Eco quien se encontraba admirándolo, puesto que se encontraba muy concentrado admirando la perfección de su rostro.

Después de tanto pensarlo, Eco con mucho miedo decidió dejar de esconderse y afrontar al amor de su vida, es decir, a Narciso.  El único problema es que Eco no tendría palabras para decir, solo repetiría lo que oiría a lo que,  Narciso pensó que Eco se burlaba de él y este la rechazó rotundamente aunque muy en el fondo sintió un poco de atracción por ella aunque nada superaría la atracción que sentía por el mismo.

Este trágico suceso hizo que Eco huyera nuevamente al monte Helicón y ahí presa de tristeza moriría por la pena del rechazo no solo de Narciso sino del mundo que no podía comprender lo que le sucedía. Curiosamente, de ella quedó solo su voz como un reflejo acústico que repetiría las palabras de los demás, este es el fenómeno que se conoce en la actualidad como Eco.

Esta leyenda de amor no llegaría hasta aquí, puesto que la historia de Eco llegaría a oídos Némesis la diosa de la venganza. Conmovida por la historia y enojada con Narciso por no comprender a Eco, provoco que desde el lugar donde murió eco se reprodujera la voz de la ninfa hasta que diera con Narciso.

Ese día, la voz de Eco retumbó en la cabeza de Narciso, esta reflejaba desespero y angustia hecho que conmovió a Narciso. Este escuchó con atención el llamado de Eco, ya que ella le pedía que se fuera con ella, ante esta situación, Narciso se ahogo en el rio donde acostumbraba a admirarse para así reunirse con Eco. Luego de este trágico suceso, se cuenta que una flor nació en este lugar, esta era única, puesto que el aroma de los pétalos de esta flor sería muy atrayente, a este aroma se le llamo “Narcótico” en honor al significado del nombre de Narciso.

Filemón y Baucis

Esta es una de las leyendas de amor con mayor significancia dentro de la mitología griega, puesto que conmovió de gran manera a Zeus. Filemón era un campesino de edad avanzada que vivía con su esposa de nombre Baucis. Su vida se desarrolló en la ciudad de Tiana en el estado de Capadocia ubicado en Turquía el cual tenía fama de ser un lugar muy pobre. Este matrimonio no sería la excepción de esta pobreza pero su amor era tan fuerte que lo podía todo.

El amor que se tenían Filemón y Baucis llamó mucho la atención de los dioses, uno de estos dioses fue Zeus. Una noche, Zeus y Hermes viajaron a Capadocia para ver con sus propios ojos la pobreza y horrores que se perpetraban en ese lugar.  Para no ser descubiertos, decidieron disfrazarse de mendigos para ver y sentir la verdadera situación en el lugar.

Cuando llegaron a la ciudad de Tiana, tocaron la puerta de todas las casas y en todos estos lugares fueron rechazados, incluso, los niños de la ciudad se reían de estos supuestos mendigos. Finalmente, lograron llegar a la casa de Filemón y Baucis. La puerta de este hogar estaba vieja y bastante deteriorada, esta con el toque de Zeus se entreabrió y dejó ver un rostro cansado y bronceado por largas horas de trabajo, este sería Filemón quien para sorpresas de muchos e incluso de los dioses disfrazados les invitaría pasar a su casa.

Zeus y Hermes entraron en la casa y se sentaron en el suelo, puesto que no habían muebles en esa casa, Filemón procedió a encender una vela para iluminar el hogar, puesto que en ese momento estaba pasando una tormenta por la ciudad. Una de las primeras cosas que ofreció Filemón fue comida pero también se encontraba avergonzado, puesto que no tenía mucho para ofrecer.

Luego de la comida, Baucis procedió a servir un vino el cual se estaba descomponiendo puesto que tenía un sabor agrio. Los dioses simularon que lo habían bebido puesto que los dioses solo se alimentan de ambrosía, el alimento de los dioses. Cada vez que Baucis se acercaba a reponer la jarra de vino, veía que esta no se vaciaba a pesar de que veía que sus invitados tomaban de ella.

En ese momento, Filemón comenzó a dudar de la verdadera identidad de los mendigos que se encontraban en su casa pero este se mantuvo en silencio para no incomodar a las visitas. Las atenciones sobre los mendigos continuaba,  Baucis ofrecía a los invitados queso duro y rancio y hogazas de pan que estaba al punto de la descomposición.

Cuando se acercaba la hora de la cena, Filemón estalló en vergüenza y pidió a sus invitados que esperarán en la mesa mientras el buscaría el último ganso que quedaba en su corral. Filemón le pidió con mucha amabilidad a Baucis que cocinara lo más rápido posible el ganso para así darle de comer algo fresco a sus invitados.

Mientras esto ocurría, los dioses se encontraban sorprendidos por las atenciones y el esmero en la atención de esta muy unida pareja.  Cuando Baucis se disponía a asesinar al ganso para prepararlo, este salto de la tabla de cortar y voló hasta el regazo de Zeus. Este dijo que la cena no era necesaria puesto que se dispondrían a continuar su camino.

Ante esta situación, la pareja decidió acompañar a los mendigos hasta que llegara el amanecer, mientras esto ocurría la tormenta no paró durante toda la noche. Antes de que los mendigos partieran, Filemón le pidió disculpas por la falta de alimentos y de comodidades de su atención.

Sería en este momento donde los Dioses revelarían su verdadera identidad, acto seguido Baucis se arrodillaría para alabar a Zeus mientras que Filemón lloraría de vergüenza al no darle la atención merecida al dios de dioses. Zeus calmo a la pareja y les dijo que procedería a destruir la ciudad y él quería que ellos se salvaran puesto que no merecían morir en esa ciudad.  Zeus le pidió que tomaran las cosas que necesitaran y ellos sólo se tomaron las manos.

Cuando llegaron a la cima del Olimpo, Zeus desató una lluvia aun más fuerte que la que había ocurrido mientras estaban en la casa de Filemón y Baucis, esta lluvia terminó por inundar la ciudad y desaparecerla. Una vez que acabara la tormenta, Zeus les concedería un deseo a ellos dos y ambos respondieron al mismo tiempo que querían permanecer juntos para siempre. Al amanecer, la pareja descendió del Olimpo y encontraron que su casa había sido la única en pie en toda la ciudad.

El dios Zeus no olvidaría el deseo de Filemón y de Baucis, este fue cumplido por Zeus puesto que ambos fallecieron al mismo tiempo y se convirtieron en dos árboles cuyas ramas se entrelazaban. Filemón se convertiría en un roble y por su parte Baucis sería un árbol de Tilo.

Orfeo y Eurídice

Probablemente de las leyendas de amor más dramáticas en la mitología griega es la de Orfeo y Eurídice. Para comprender un poco esta historia debemos de ahondar un poco en los protagonistas de esta leyenda de amor. Orfeo era considerado el dios de la música puesto que su Lira sería el instrumento con el que calmaría a las bestias y enamoraría a más de una mujer. Este dios se enamoraría de Eurídice quien sería una ninfa de los valles. Esta relación demostró mucho amor y no tardaron en casarse pero esta boda tendría un dramático desenlace.

Este desenlace vendría a manos de Aristeo quien era un pastor y un músico habilidoso pero no tanto que Orfeo.  Aristeo quería venganza puesto, que Orfeo conquistaría a Eurídice, la mujer que amaba en secreto. La venganza vendría dada por el secuestro de Eurídice el mismo día de su boda. El secuestro no sería tarea fácil puesto, que Eurídice huyó para evitarlo y esto propició que fuese mordida por una serpiente lo que causaría su muerte.

La triste noticia no tardó en llegar a Orfeo quien se entristeció de sobremanera, la única forma de superarlo sería con su Lira y a partir de ese momento, comenzaría a tocar canciones tristes. Estas canciones eran tan tristes que las ninfas amigas de Eurídice se conmoverían e incluso los dioses del Olimpo. Ante esta situación, le recomendaron a Orfeo que bajase al inframundo para hablar con Hades, el dios de este lugar y así recuperar a su amada.

Ante esta recomendación, Orfeo tomo su Lira y marchó al inframundo dispuesto a recuperar a Eurídice. El primer ser en cruzarse en el camino de Orfeo fue Caronte, este es el barquero encargado de llevar las almas al inframundo a través del lago Estigia. Al ver que Orfeo no había muerto, Caronte se negó a llevarlo al inframundo. La única forma de convencer a Caronte fue con una canción muy triste que lo conmovió de gran manera.

Finalmente Caronte accedió a llevar a Orfeo al inframundo,  el siguiente ser en cruzarse en la travesía de Orfeo sería Cerbero este era un enorme perro de tres cabezas que se encargaba de custodiar al inframundo. Para calmar a esta fiera, Orfeo procedió de nuevo a tocar su Lira hecho que apaciguó de tal manera a Cerbero que incluso esta se relajo y se durmió.

Llegaría el momento de enfrentar a Hades, el dios del inframundo y de la muerte. De igual manera que lo había hecho en los desafíos anteriores, Orfeo procedería a tocar su Lira para convencer a Hades de llevarse a Eurídice.  Hades accedió ante tal petición pero con la condición de que no podría verla hasta poder salir del inframundo y llegar al reino de los vivos.

Orfeo no tuvo otra alternativa que aceptar las condiciones de Hades, tomó su lira y comenzó a andar para salir del inframundo, detrás de él iría Eurídice quien estaba muy emocionada por la hazaña de su amado. Faltando un paso para salir del inframundo, la curiosidad venció a Orfeo y decidió mirar hacia atrás para ver si en realidad era Eurídice y si lo era pero a ella le faltaba solo un pie para salir del inframundo.

Tal y como lo había dicho Hades, Orfeo no podía verla hasta que ella saliera del inframundo por lo que, Eurídice fue devuelta al inframundo. Desde ese momento, Orfeo cambiaría para siempre y jamás volvería a tocar canciones alegres, rechazaría una gran cantidad de mujeres y sobretodo, se encontraba esperando su muerte para reunirse de nuevo con Eurídice.

La muerte llegaría a Orfeo de una forma bastante trágica, una noche, Orfeo se cruzaría con unas Bacantes quienes se caracterizaban por realizar orgías a diario. Estas mujeres se le insinuaron a Orfeo quien decidiría honrar la memoria de su difunta esposa y se negó ante la petición de estas mujeres. Esto sería una ofensa para ellas y procedería a desmembrar a Orfeo y lanzarlo al río Hebro.

Después de una larga espera, Orfeo y Eurídice se reuniría de nuevo, esta vez en el inframundo y desde ese momento nunca jamás se separarían pudiendo pasear así por los tristes prados del inframundo.

Las leyendas de amor suelen inspirarnos, puesto que vemos las hazañas que estuvieron dispuestas a realizar algunas parejas con el fin de preservar ese amor o incluso conquistar al hombre o la mujer de sus sueños. Indudablemente las historias de cada cultura son muy interesantes pero las leyendas de amor son de las más interesantes y más maravillosas  que encontraremos. También te pueden interesar los siguientes artículos:

EVALÚA ESTE ARTÍCULO
(Visited 23 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Las mejores Leyendas de Amor, conócelas aquí te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario