Descubre todo sobre la diosa Laverna

Laverna es un diosa de la mitología romana, protectora de los ladrones y delincuentes, su culto se realiza en una cueva ubicada en la Vía Salaria, se consideró una diosa muy importante de aspecto muy negativo, conoce más de esta figura leyendo el siguiente artículo.laverna

¿Quién es?

Se considera dentro de la mitología romana como una diosa malévola, que protege a los ladrones, malhechores, delincuentes y toda persona que comete algún tipo de delito, recibe a cambio muchas ofrendas y favores por parte de los malhechores, que le rendían culto en un cueva ubicada en la Vía Salaria ( antiguo camino que comunicaba a Roma y Castrum Truentinum, actual Puerto de Ascoli), y en un altar que se  encontraba en la puerta Lavernalia (Estructura que se construyó en homenaje a esta diosa).

Su nombre proviene de la palabra “Lativerna”, derivada del griego “Latere”, “Levare “y “Levator”, que al traducirlos significa ladrón, su culto duró por muchos años en la antigua Roma y sus ceremonias eran secretas, solamente podían ser aceptados ciertos hombres que pudieran cumplir con los requerimientos exigidos por Laverna. (Ver articulo Jano).laverna

Características

Se le consideró una especie de deidad inmaterial, su aspecto era desconocido, algunos historiadores han recopilado información sobre relatos que la describen así: “Era como un pez, de quien uno no sabe si es todo cabeza o todo cuerpo, toda cola o toda aleta, nadie ha sabido jamás su forma, pero sabemos que existe”. Algunos creen que entre los dioses y los espíritus, existe una mujer muy astuta y zagas, incluso más que cualquier batallón de guerreros juntos, la llamaban La Laverna.

Se caracterizaba por estafar, era muy escurridiza, nunca estuvo junto a las otras deidad, ni compartió el cielo con ningún otro dios, sus movimientos eran en la tierra, mezclándose entre ladrones, alcahuetes y malhechores. Le gustaba establecer negocios con sacerdotes y dueños de propiedades a quienes estafaba comprándole las propiedades a crédito, lo cual nunca cumplía, les expropiaba la casa, terreno y cualquier propiedad, dejando a sus dueños en banca rota.

Historias de La Laverna.

Lo curioso de esta diosa, es que era aceptada en el templo sagrado de las deidades, sin embargo ningún dios le prestaba atención, la consideraban como una deidad que no hacía daño a los hombres, no ponía en riesgo la vida de los mortales. Hasta que aconteció una situación que permitió demostrar su deidad.

La propiedad del El sacerdote

Una vez se dirigió a una persona que tenía una inmensa propiedad, el hombre era un sacerdote, Laverna se le apareció con el aspecto de una diosa imponente, hermosa y majestuosa, y le dijo: “deseo comprar tu propiedad, ya que quiero construir un templo para nuestro dios, y te juro que sobre mi cuerpo te pagare dentro de un año”.laverna

El sacerdote confiado, le entregó la propiedad en venta, de manera que pasado un año conseguiría su dinero,  sin embargo pasado el año la diosa había vendido todo lo que estaba en la propiedad, las cosechas, la madera, las aves, el ganado y los granos, quedando la propiedad sin ningún tipo de valor, y cuando el sacerdote fue a reclamar su pago, Laverna no apareció, y había dejado al pobre hombre sin ningún tipo de enseres.

El hombre del Castillo

“Otro día la diosa se le acercó a un señor y le ofreció comprarle el castillo, el cual tenía unas características majestuosas, era muy hermoso, tenía muebles y artículos muy lujosos que llamaban la atención, en esta ocasión, ella le ofreció pagarle en un lapso de seis meses, jurando por su cabeza que en ese tiempo estaría aquí, para cancelar el precio del castillo”.laverna

Al igual que había hecho con el sacerdote, Laverna, vendió todos los muebles, el ganado, los enseres, y hasta los sirvientes, dejando el castillo sin nada de valor. Entonces el dueño del castillo cuando regreso, encontró que todo lo que se encontraba dentro del castillo había desaparecido, y Laverna jamás apareció, el señor conociendo al sacerdote que también había sido estafado por esta mujer, decidió idear un plan para recuperar todas sus cosas, llamaron entonces a los dioses y se quejaron de haber sido estafados por una diosa.

El juicio

Los dioses impresionados por tan vil acción, decidieron llamar a Laverna, con el objeto de dar respuesta a los mortales, en el juicio ante los dioses, le preguntaron por qué había hecho eso con el sacerdote, a quien ella había jurado por su cuerpo que le pagaría en el tiempo acordado, ella contestó; “jure por mi cuerpo que pagaría y como ven no tengo cuerpo, no puedo pagar”, en ese momento desapareció todo su torso y solamente quedo la cabeza hablando.laverna

Todos los dioses comenzaron a reír, y decidieron preguntar por el caso del hombre del castillo, a lo que ella respondió; “Como verán jure por mi cabeza, que pagaría y como ven no está en mi cuerpo”,  de repente se observó a Laverna solamente con el cuerpo sin cabeza, y desde el cuello se escuchó una voz que dio: “Mírenme, soy Laverna, quien ha venido a contestar la queja de este señor, y no he pagado porque el tiempo  ha vencido, ademas que soy una ladrona juré por mi cabeza, y como ven, no tengo cabeza, por lo que no soy responsable de ese juramento”. (Ver articulo Dioses de la mitología griega).

La decisión

Todos los dioses comenzaron a reír, sobre todo Satán que estaba entre ellos tomó la palabra y dijo. “Esta diosa es muy astuta, ustedes (Dirigiéndose a los otros dioses) deben reponer sus enseres y cosas a estos mortales, mientras que Laverna será decretada como la Diosa de los bribones, los ladrones y los malhechores, quienes de ahora en adelante deberán rendir tributo previo por sus fechorías, y terminando de decir esto, comenzó reír a carcajadas”.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Descubre todo sobre la diosa Laverna te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario