Tiberio, Emperador Romano: Historia, Biografía y más

Como es sabido, la Antigua Roma estuvo gobernada por emperadores hasta que este sistema cayera en el año 476 después de Cristo (d.C). En este artículo conoceremos la historia y biografía de Tiberio, el segundo emperador que tuvo Roma y quien gobernó durante la mitad del siglo I d.C.

Tiberio

Historia y Biografía de Tiberio

Tiberio Julio César nació el 16 de Noviembre en la ciudad de Roma en Italia, en el año 42 antes de Cristo (a.C) y se destacó por ser el segundo emperador romano en la historia. Fue hijo de Livia Drusilla y de Tiberio Claudio Nerón. Cuando Tiberio llegó a los cuatro años, pasó a formar parte de la familia imperial debido a que la madre formaría un nuevo matrimonio con el emperador Octavio Augusto.

Tiberio sobresalía por ser un hombre de importantes aptitudes militares, se destacó por su participación en las campañas germánicas, estas fueron unas expediciones militares en el territorio de Alemania. Luego de esta campaña militar, regresó a Roma y se casó con Vipsania Agripina quien sería la hija del General Romano Marco Agripa, un gran amigo del emperador Octavio Augusto.

A raíz de ese matrimonio fue nombrado Pretor, el cual es un cargo de magistrado de menor jerarquía que el Cónsul. Dicho cargo le valió para ser enviado a las campañas que se estaban llevando a cabo en Occidente, en estas campañas estaría acompañado de su hermano Nerón Claudio Drusso. En el año 13 a.C finaliza esta campaña, Tiberio es nombrado Cónsul y en ese mismo año nació su primer hijo Julio César Druso.

En el 12 a.C. luego de la muerte de Marco Agripa, Tiberio se divorcia de Vipsania para casarse con Julia quien sería hija del emperador Octavio Augusto y viuda de Marco Agripa. Luego de seis años, Tiberio sería nombrado Tribuno, este cargo le daba el poder de asumir un pequeño grupo de militares de infantería. Pero la vida de libertinaje de su esposa le obligó exiliarse en la isla de Rodas en Grecia, esta acción la tomó debido al miedo de denunciarla ante el emperador Augusto.

Tiberio

Mientras Tiberio se mantenía en el exilio en Rodas, los hijos de Julia y por ende nietos de Augusto llamados Cayo César y Lucio César se estaban preparando para sucederlo en el cargo de Emperador. La muerte repentina de estos obligó a Augusto a reconocer a Tiberio como el sucesor al cargo, todo esto con la finalidad de dar continuidad a la dinastía Jules-Claudian. Este hecho obliga a Tiberio a regresar a Roma y de esta manera convertirse en el principal colaborador de Augusto y también en el segundo hombre con mayor poder en el Imperio Romano.

Ante las sospechas de una conspiración, Tiberio decide huir a la isla de Capri en Italia, desde esa isla gobernó a través de Sejano quien sería un político y militar de carrera. Luego del gobierno de Octavio Augusto, Tiberio sometió a Roma a un régimen de terror. Durante su mandato, adoptó a Calígula quien sería el hijo de Agripina y Julio César Germánico, este hecho lo haría sucesor del Imperio Romano. Tiberio muere en la ciudad de Miseno en Italia el 16 de marzo del año 37 d.C.

Inicios de la vida de Tiberio

Como mencionamos, Tiberio fue hijo de Tiberio Claudio Nerón quien sería un Pretor y su madre Livia Drusilla quien sería treinta años más joven que su esposo. La rama paterna y la rama materna del árbol genealógico de Tiberio pertenecían a la gens Claudia quien sería una antigua familia destacada por el logro de diversos honores y altos cargos políticos. ​

Cuando Tiberio era muy niño estalló la Guerra de Perusia, un conflicto civil que dató del año 41 al 40 a.C. La familia de Tiberio se vio obligada a huir hacia Acaya en Grecia, este hecho le provocaría una infancia incómoda y agitada. Los acuerdos de paz de Brindisi pusieron fin a la Guerra de Perusia y esto le permitió a Tiberio volver a Italia.

Tiberio

Cuando llegó el año 39 a. C., el emperador Octavio Augusto decidió divorciarse de quien en ese momento sería su esposa Escribonia, de este matrimonio nació una hija llamada Julia. El propósito de este divorcio es que Augusto deseaba casarse con Livia Drusilla, la madre de Tiberio.

Los sacerdotes romanos aprobaron el matrimonio entre Octavio y Livia, pero colocando como condición la paternidad del feto que en ese momento estaba en gestación. Una vez concertado el matrimonio entre, tres meses después nacería el hijo de ellos dos cuyo nombre sería Druso.

Mientras Druso crecía en la casa del emperador Octavio junto a su madre, Tiberio se mantuvo con su padre quien ya tendría una edad muy avanzada. A la edad de nueve años, Tiberio se muda a la casa de Octavio para vivir junto con su madre y su hermano.

Estudios

Cuando Augusto llega a la edad de quince años, procedió a vestirse con una toga viril y de esta manera se iniciaría en la vida civil según las costumbres romanas. Durante este tiempo se distinguió como defensor y también como acusador en diversos juicios​, paralelamente comenzó sus estudios en el arte militar, donde destacaba por sus habilidades para montar.

Tiberio

Además de sus estudios militares, Tiberio mostró gran interés en los estudios de oratoria latina, retórica griega y derecho. Estos estudios le valieron para que se rodeara de los círculos culturales vinculados al Emperador Augusto. Asimismo se dedicó con igual pasión a la composición de poesías, su gran inspiración fue el poeta griego Euforión de Calcis. Sus composiciones tenían como temática la mitología y se destacaban por tener un estilo divagante, con un gran uso de palabras raras y obsoletas.

Carrera Militar de Tiberio

Para una mejor comprensión de la Carrera Militar de Tiberio, hemos separado su historia en las tres misiones militares en las cuales se vio involucrado, estas fueron: Expedición Militar en Oriente, Expedición Militar en Dalmacia y la Campaña Germánica, sobre las cuales describimos a continuación:

Expedición Militar en Oriente

En el año 25 a. C, Octavio Augusto decidió enviar a Oriente a Tiberio a fin de cumplir rol como tribuno militar. Este alto cargo era debido a que Augusto veía a Tiberio como un posible sucesor y para ostentar el cargo debía estar muy bien preparado en las artes militares. En esta expedición militar, Tiberio estuvo bajo las órdenes del General Marco Vipsanio Agripa.​

Un año después, Tiberio fue nombrado “Cuestor de la Annona”, quien estuviera en este cargo debía ​distribuir de forma gratuita el trigo a toda la ciudad que estaba bajo el mandato del Imperio Romano y que en ese momento tendría más de un millón de habitantes.

Tiberio

Conflicto en Armenia

Para el año 21 a. C, el Emperador Augusto le ordenó a Tiberio conducir un ejército legionario hacia Armenia. Esto motivado a que con la derrota del General Romano ​Marco Antonio, Armenia había regresado al dominio del Imperio Partia, el cual mandaba en el Noroeste de lo que es en la actualidad Irán.

El Imperio Partia nervioso con el avance de las legiones romanas promovió concesiones y firmó un tratado de paz con Augusto. Considerando estos tratados de paz, el conflicto en Armenia fue solventado antes de la llegada de Tiberio. Por esta razón, Tiberio no tuvo más opción que coronar a Tigranes III como el nuevo protector romano en Armenia.

Al regresar a Roma, fue recibido con grandes fiestas y con un monumento en su honor, a pesar de que el mérito de esta victoria romana correspondiese totalmente a Augusto. En base a su desempeño en Oriente, en el año 19 a. C Tiberio es nombrado como Pretor y por lo tanto podría tener un puesto en el Senado.

Expedición Militar en Dalmacia

Luego de asumir el mando del ejército en el año 12 a.C, Tiberio implementó una política de fuerte represión en contra de los enemigos vencidos. Su ascenso en el ejército se debió a su gran  capacidad estratégica y a la astucia demostrada batalla tras batalla.

Tiberio debió enfrentarse contra las fuerzas de Dalmacia conocidas como dálmatas en el año 11 a.C. Este conflicto se motivó a que se habían rebelado contra el Imperio Romano, lo que llevó a Tiberio a comprometerse en la lucha contra este pueblo sublevado. Una vez culminada esta larga y compleja campaña, Tiberio logró adherir Dalmacia al Estado Romano convirtiéndose posteriormente en una provincia imperial al control directo de Augusto.

Como celebración ante esta victoria, a Tiberio se le permitió recorrer la Vía Sacra en un carro ornamentado con insignias triunfales y celebrar una ovación cuya forma de celebración sería novedosa para ese entonces. La vía Sacra fue la calle principal por donde circulaban los ciudadanos en el antiguo Imperio Romano.

Campaña Germánica

Entre los años 8 y 7 a. C, Tiberio fue enviado a Alemania para continuar el trabajo que fue iniciado por su hermano Druso. En esta misión le correspondió luchar contra los pueblos germánicos, para ello cruzó el Rin con la finalidad de enfrentarse primeramente a las tribus asustadas de los bárbaros, quienes presentaron propuestas para la pacificación.

Estas propuestas de paz fueron rechazadas por Tiberio debido a que los Sicambrios, quienes fueron una tribu germánica sumamente aguerrida, no se adhirieron a dicho tratado de paz. En cambio los Sicambrios decidieron enfrentar a las tropas lideradas por Tiberio, pero fallaron en su cometido y fueron masacrados.

En base a los resultados de la Campaña Germánica,  Tiberio fue nuevamente aclamado y posteriormente fue designado como cónsul en el año 7 a. C. Con esta campaña se completó la tarea de consolidar el poder romano sobre toda región Europea y así pudieron construir numerosas fortalezas que les permitirían ampliar la Influencia romana hasta el Río Weser, ubicado en Alemania.

Tiberio como Emperador

Cuando estaba pronto a asumir el mando del Este de Roma en el año 6 a.C, además de convertirse con esto en el segundo hombre más poderoso de Roma, anunció repentinamente su retiro de la vida política y procedió a exiliarse en la isla de Rodas en Grecia.

Quizá el principal motivo que llevó a Tiberio a retirarse de la vida política fue que se encontraba casado con una mujer que aborrecía, dicha mujer era hija de Augusto. Antes de denunciar los abusos por parte de ella, prefirió irse a vivir lejos. Con la jubilación temprana de Tiberio, la sucesión al trono recaía en los dos nietos de Augusto, Cayo y Lucio César. A pesar de esto, ambos nietos fallecen siendo el primero en morir Lucio el 2 d.C y Cayo en Armenia el 4 d.C.

Esta situación provocó que Augusto no tuviera otra opción que repatriar a Tiberio y nombrarlo como su sucesor al trono. Con el nombramiento de sucesor, Tiberio recibió poder hasta que llegó un punto en que se igualó con Augusto. Octavio Augusto muere en el año 14 d.C y Tiberio por su parte fue confirmado como único sucesor.

Toma del poder

Uno de los hechos que Tiberio tuvo en cuenta fue evitar que consideraran que el título de Emperador fuese interpretado como un permiso para ser totalitarista. Así, una de las primeras decisiones que tomó fue rechazar el título de emperador y simplemente que fuera llamado como Tiberio César Augusto.

Pero detrás de esta actitud supuestamente escrupulosa, se podrían apreciar vestigios de sus intenciones. Esto queda demostrado con la decisión de transferir el nombramiento de los magistrados al Senado. Esta decisión propiciaría que los magistrados perdieran atribuciones importantes y a su vez disolvió el sistema electoral de la República.

Influencia del Senado en el mandato de Tiberio

Medidas como el nombramiento de los magistrados por parte del Senado y otras decisiones políticas, parecían darle más poder a dicho Senado. Pero Tiberio fue astuto y equilibró este poder incrementando la cantidad de guardia pretoriana, quienes se encargaban de la protección del emperador. Este incremento en su guardia personal le otorgaba un poco más de poder en base al miedo.

Una de las funciones más relevantes que adquirió el Senado durante el mandato de Tiberio fue la actuación como jurado en casos de adquisiciones ilegales mediadas por gobernadores. Este hecho incrementó los juicios durante el mandato de Tiberio, es importante mencionar que el Senado también tenía la atribución de llevar a cabo juicios que tuvieran relación con adulterio.

Entre las leyes que se promulgaron durante el mandato de Tiberio, la más resaltante es la “Lex de Maiestate” la cual había sido escrita en el siglo anterior, pero nunca había sido promulgada. Esta ley se encargaba de regular las condenas en caso de ofensas a los máximos dignatarios del Imperio.

Méritos para ser Senador

Como era de esperarse, con todo el poder que Tiberio le otorgó al Senado, eran muchos los políticos y militares que aspiraban al cargo de Senador. Para llegar a optar a este cargo era necesario ejercer los siguientes cargos judiciales:

  • El vigintivirato: Se podía optar a este cargo a partir de los dieciocho años. Los que tenían este cargo se encargaban de supervisar a las casas de moneda.
  • El tribunado militar: Oficial de una unidad militar de infantería, se consideraba un cargo oficial del estado romano.
  • La cuestura: Se accedía a partir de los veinticinco años, se encargaban de asistir a los procónsules o a los gobernadores provinciales en materias de finanzas.
  • El tribunado de la plebe: Se podía optar a este cargo después de los veintisiete años. Esta magistratura quedó sin poder debido a una ley que daba el poder al Senado de nombrar a los magistrados.
  • La pretura: Se podía acceder a este cargo a partir de los treinta años, tenía facultades como gobernar una provincia de segundo orden y además el mando de los propretores. Por otro lado, los pretores ejercían funciones judiciales.
  • El consulado: Se optaba a este cargo a partir de los cuarenta años. Se encargaban de presidir el Senado y las Asambleas, en algunos casos administraban justicia.
  • Procónsules o gobernadores provinciales: Los poseedores de estos cargos gobernaban las provincias senatoriales de primer orden a través de poderes cívico-militares.

Luego de ejercerse todos o algunos de estos cargos, se podía optar al cargo de Senador de la República. Por lo general la mayoría de los Senadores eran italianos y el promedio de edad era cerca de 40 años.

Derechos y funciones del emperador

El Emperador Romano o en este caso Tiberio, disponía de todos los poderes de un tribuno, quien sería la máxima autoridad de cada poder. Cada tribuno disponía de un cónsul quien a su vez gobernaba en cada provincia dependiente de Roma. El poder del Emperador podría llegar a cualquier parte del territorio, incluso pasando por encima del poder del cónsul, siendo de esta forma un poder totalitario.

Magistraturas al servicio del Emperador

Al tener tantas responsabilidades a cuestas, era necesario que el Emperador tuviera un personal que representara la seguridad y la fuerza militar. Estos debían responder a la responsabilidad que recaía en ellos, a continuación mencionaremos las magistraturas que estaban muy relacionados con el poder del Emperador:

  • Lictores: Eran aquellos funcionarios públicos que se encargaban de escoltar a los magistrados, funcionaban como lo que se conoce en la actualidad como “escoltas”. Los lictores también se encargaban de garantizar el orden público y la custodia de los prisioneros.
  • Pretorianos: Estas eran unidades militares reagrupadas que estaban al servicio directo del Emperador. Cuando Tiberio gobernaba en Roma, quien ocupó el cargo de Pretor fue Sejano, un político y militar romano muy amigo de Tiberio.
  • Speculatores: Era la caballería que cumplía funciones de escolta y mensajería.
  • Empleados, esclavos y libertos imperiales: Era el cargo que mayor cantidad de personas ocupaba, estos realizaban las tareas domésticas de las residencias imperiales.

Ingresos que disponía el Emperador

A diferencia de la actualidad, donde al presidente le corresponde un salario al ser un empleado público, en la Antigua Roma el emperador disponía de rentas y a su vez estas rentas constituían lo que se conocía como “Fiscus” que era el dinero recaudado a través del cobro de impuestos en las provincias del imperio. A continuación presentaremos las rentas de las que disponía el emperador para tener ingresos:

  • Sus Propiedades Personales.
  • Legados y herencias de ciudadanos, que posteriormente se convirtió de una costumbre a una obligación.
  • Botín de guerra.
  • Oro recolectado por ciudades y provincias (Fiscus)

Es importante destacar un punto referente a las propiedades personales del Emperador, estos pasaban a su sucesor en el cargo. Lo que quiere decir que le correspondían al sucesor incluso sin ser parientes. En tiempos de gobierno del Emperador Tiberio, el Fiscus se exigían con moderación y las leyes correspondientes al Fiscus se aplicaban con justicia.

Leyes que se impusieron durante el gobierno de Tiberio

El Senado durante el gobierno de Tiberio tomó muchas atribuciones y con estas atribuciones llegó el poder. Este poder no solo se tradujo en dominio y en grandes ingresos sino que también se tradujo en leyes que controlaban cada día más a la población. A continuación presentaremos las leyes más curiosas que se promulgaron durante el gobierno de Tiberio.

  • Se prohibió el hábito de besarse cada día.
  • Estaba prohibido entregar los regalos de principio del año después de Enero.
  • El consejo de familia tendría la potestad de castigar a las adúlteras, en caso de que no tuvieran un acusador público.
  • Se prohibieron los ritos egipcios y los judíos.

Últimos Días de Tiberio

No todo el gobierno de Tiberio fue totalitarismo y una buena imagen. Con el asesinato de Sejano, cuyo principal sospechoso sería Tiberio, en conjunto con los juicios por traición tumbaron la reputación del mismo. Dicho homicidio provocó que Tiberio huyera de Roma y se quedaran sin emperador, pero el Imperio siguió funcionando debido a la eficiente burocracia establecida por el Emperador Octavio Augusto.

Mientras Tiberio estuvo retirado, las fuerzas patrias provenientes del Norte de Irán retomaron la provincia que había sido conquistada por el propio Tiberio. También las fuerzas de Dalmacia y las tribus germánicas comenzaban incursiones en territorio romano.​ Los únicos candidatos que podrían suceder a Tiberio eran su nieto del mismo nombre o su sobrino Calígula. Pero esta decisión no fue tomada hasta el día de su muerte, la única decisión tomada en el retiro fue la de nombrar a Calígula como su cuestor honorario.

Fin del Imperio de Tiberio

Tiberio muere en la ciudad de Miseno el 16 de marzo del año 37 d.C  a la edad de 77 años. Su muerte fue recibida con mucho entusiasmo por parte del pueblo romano. En su testamento, Tiberio nombró como sucesores al cargo de Emperador a Calígula y a su nieto Tiberio para que llevaran un gobierno conjunto.​ Una de las primeras acciones que hizo Calígula luego de la muerte de su tío Tiberio fue asumir el cargo de Emperador y asesinar al nieto de Tiberio.

El imperio de Tiberio cae no por su abuso de poder, sino por el hecho de no saber usar su poder. Su reinado fue apático en comparación con el de Octavio Augusto y esto le hizo ganarse la antipatía del pueblo. Por otro lado, el Senado siempre funcionó bajo las órdenes de Augusto pero cuando Tiberio le otorgó poderes y libertades, estos no supieron actuar por sí solos.

Como pudimos apreciar en este artículo, Tiberio fue el segundo Emperador Romano en la historia, su gobierno a pesar de tener mucho poder, careció de gobernabilidad y esto fue lo que propició su caída.

Por su parte, Tiberio fue un hombre de grandes logros militares durante el reinado de Octavio Augusto pero estos logros se perdieron el día que Tiberio abandonó al imperio. Si te ha gustado la información presentada en esta página, te podrían interesar los siguientes artículos:

(Visited 555 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Tiberio, Emperador Romano: Historia, Biografía y más te recomendamos los siguientes artículos relacionados: