≡ Menu




Murumendi, lo que no sabías de estas montañas y sus mitos

El Murumendi, es una montaña ubicada en el corazón del Goierri guipuzcoano, la cual se destaca más por su tradición mística que por su belleza y altitud, forma parte de una cordillera que comienza en Beasain. En este artículo conocerás más de esta interesante montaña.murumendi

¿Qué es Murumendi?

Está considerada una montaña, situada en el corazón del Goierri guipuzcoano, es un monte más destacado por su tradición y su mitología, está ubicada en el norte de Beasain y es el punto final  de un grupo de montañas que van en ascenso hasta llegar a su altura más importante de 859 m. Se le considera una montaña mítica debido a la cantidad de lugares míticos y situaciones narradas en leyendas que relacionan a esta montaña con la mitología vasca.

Características

En este monte se encuentran las cuevas de Mari, consideradas dentro del folklore vasco como mágicas, asimismo se encuentran los tumultos funerarios de Trikuaizti, los dólmenes de Beizama y el complejo de Larrate, que fueron pequeñas estructuras naturales usadas en el periodo Neolítico hace más de cinco mil años. Varias leyendas locales señalan a Murumendi como el centro de reunión de varias figuras de la mitología vasca.murumendi

En Murumendi habitaron los gentiles (gigantes de la mitología vasca), hasta la llegada del cristianismo, una raza humana de gran fuerza y poder social, allí también se encuentra arraigada una leyenda que cuenta sobre uno de los gentiles lanzó por los aires la gran piedra llamada Saltarri, la cual aún se mantiene en la montaña, conocida como el menhir de Alotza, en Aralar. Asimismo se encuentra en su ascenso la ermita de San Gregorio; más adelante en la trayectoria hacia la cumbre se aprecian las cabañas de Larrarte, donde se encuentran los restos de un viejo dolmen, muy cerca de la cumbre de Murumendi.

Esta cantidad de estructuras, tanto naturales como construidas por el hombre, significan para la mitología vasca lugares de encuentro mítico, allí se esconde la historia del folclor y leyenda de esta cultura milenaria, aunque carente de ritos como en otras razas, los vascos mantienen estas tradiciones e intentan llevarla a su quehacer diario como muestra de una tradición arraigada en su vida. (Ver articulo: Gigantes mitológicos)murumendi

Historias del Murumendi.

Una de las más relevantes y que aún se escucha es la que se refiere al genio llamado Sugaar, quien tenía su morada en esta montaña. Es una especie de serpiente en forma masculina, denominado también “macho cabrío”, quien era pareja de la Diosa Mari y, a su vez, era el señor de otros gentiles, tenía la facultad de predecir malos augurios, tormentas y tempestades.

Por otro lado se describe la leyenda relacionada con la antigua piedra Saltarri, donde dice que hallándose un grupo de hombres jugando cerca del monte Murumendi, se les acercó un gigante el cual se interesó por lo que hacían, los hombres le explicaron el juego, y el gentil les indicó que la piedra que estaban usando le podría servir solo para jugar el, tomó la piedra y la arrojóó en dirección a Aralar, esta se rompió cayendo un trozo en la montaña de Auza Gaztelu y el otro quedó tendido en el paraje cercano a la cumbre de la montaña, tal como la vemos hoy en dia.murumendi

Esta piedra está muy unida a diversas tradiciones y leyendas, como aquella que nos cuenta su origen vinculado a los Gentiles, la tradición vincula a estos seres de fuerza descomunal con la construcción de diferentes megalitos de la tierra de los Vascos, incluidas algunas construcciones en esta montaña. (Ver articulo: Athos)

La dama del Murumendi

En la tradición vasca existe una diosa llamada Mari, la cual es denominada “la dama del Murumendi”, allí se realiza una tradición desde hace 25 años llamada la bajada de la dama del Murumendi, Esta se realiza el primer viernes festivo, nació de una representación celebrada en la víspera de San Juan, en torno al acto de la quema de la hoguera, en la plaza de Barrenan, realmente fue una cita que tuvo lugar en los sanjuanes de 1987 y que tuvo como eje a Mari.

Posteriormente en el año de 1989, se preparó la bajada a la plaza que anualmente se realiza con puntualidad, allí se entona una melodía dedicada a la “dama de Muru”, la leyenda explica que Mari se casó con un joven del caserío Murugoena, teniendo 7 hijos, ella, al no ser cristiana, no los bautizó, pero su marido, un día, pretendió bajarla del caserío a la iglesia de Beasain, conjuntamente con sus 7 hijos, los cuales estaban atados a un carro. Así los empezó a bajar, pero Mari voló envuelta en llamas a la peña de Murumendi, mientras decía «nere umeek zerurako ta ni orain Mururako (mis hijos al cielo y yo ahora para Muru), y entró en su antigua morada de Murumendi.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Dejar Comentario