≡ Menu




Descubre todo sobre Salacia, diosa romana

Salacia era la diosa divina del mar, quien es adorada como la diosa del agua salada que permanece en las profundidades del océano. Fue la esposa del Rey Neptuno que era el Dios del mar y el agua, y por esto es también una Reina.

Salacia

Su Historia

Salacia es representada como una hermosa ninfa, coronada de algas marinas, conduciendo en un carro de conchas de perlas dibujado por delfines y caballitos de mar. Salacia es la personificación del aspecto tranquilo y soleado del mar. Mayormente se le veía junto a Neptuno, siempre vestida con hermosas túnicas de reina y redes que adornaban su cabello.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El nombre de la bella y radiante diosa es derivado del la palabra latina “sal” y señala el ancho y amplio mar abierto. A veces, Salacia también es conocida como la diosa de los manantiales, gobernando sobre las fuentes de aguas dulces y altamente mineralizadas. Ella era el símbolo femenino del mar: la madre de los peces, los focas y los delfines.

Ella y Venilia, una deidad asociada con los vientos y el mar, también son llamadas las imágenes de Neptuno.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Unión con el Dios del Mar

Se dice que que en una celebración que se hacia en honor al nuevo rey del océano, Salacia danzaba junto con las nereidas y este al verla quedo hipnotizado por su belleza. fue tanto así que Neptuno le pidió matrimonio, pero ella impresionada por la declaración de un hombre tan importante como lo era el dios del agua, con elegancia y rapidez huyo para conservar su virginidad intacta escondiéndose en lo mas profundo del océano atlántico.

Neptuno destrozado por la decisión de su bella amada decidió comandar una búsqueda enviando a las criaturas marinas bajo su mando a encontrar a la diosa Salacia con el fin de persuadir a la hermosa ninfa para que regrese y así poder convertirla en su reina. la dicha la tuvo un delfín quien tras dar con su escondite la convenció de volver y casarse con Neptuno.

Salacia estuvo de acuerdo y cumplió, al volver se convirtió en la esposa del dios del mar, y este completamente feliz y agradecido le concedió al delfín el honor de llevarlo a los cielos (en forma de la constelación delphinus).

Tambien Te Recomiendo Ver...

La unión entre la divinidad del mar y Neptuno unificaría y brindaría la paz a la totalidad las aguas, puesto que Neptuno no era una criatura marina y Salacia reunía por sus padres a los dioses y diosas de las aguas dulces como lagos, ríos y hasta las lluvias, y las saladas como bahías, costas y mares. Ya que según algunos mitos por parte de su padre reunía fuerzas del agua salada y por parte de su madre se vinculaba a las aguas dulces.

Aunque en la mitologia romana no se especifica cuantos hijos tuvieron o sus nombres, Siendo su esposa Salacia le dio a Neptuno varios hijos de los cuales según dicen algunas historias que fue el primero y el único varón, el mas reconocido y celebrado fue Tritón. que al ser como su madre tenia un torso de humano, con algas en el cabello  y el resto de la cintura para abajo era como la cola de un pez. que luego se convertiría en el heraldo de su padre Neptuno con la tarea de anunciar su llegada sonando una caracola de mar, el cual es su símbolo.

Anfítrite Semejante Griega de Salacia

Anfítrite era la diosa y reina del mar, hija de Doris diosa de los ríos  y de Nereo divinidad de los mares e hijo de Ponto señor de las aguas saladas, el primer dios marino. Esposa del dios Poseidón y la mayor de las cincuenta nereidas. (Ver Articulo: Anfítrite)

La diosa era representada en una pintura de jarrón griego cuando era una mujer joven, a menudo levantando su mano en un gesto de pellizco y a veces se la mostraba sosteniendo un pez. En el arte del mosaico, la diosa generalmente cabalga al lado de su esposo en un carro tirado por caballos de cola de pez o hipopótamos. En ocasiones su cabello está encerrado con una red y su frente adornada con un par de “cuernos” de garra de cangrejo.

Su nombre probablemente se deriva de las palabras griegas anfis y tris, “el tercero circundante”. Su hijo Tritón recibió el mismo nombre “del tercero”. Anfítrite era esencialmente lo mismo que la diosa del mar primordial Thalassa. Era considerada como la reina del mar y símbolo del Mediterráneo, por la placidez de sus aguas. Se le rendía culto en los templos de Lesbos, Sysos y Tenos.

En la actualidad se puede ver como todavía esta divinidad romana es recordada en el arte mediante obras de teatro, pinturas, poemas y danzas.

Dejar Comentario