≡ Menu




Descubre todo sobre la diosa Aurora

Esta deidad es conocida en la mitología romana como la diosa Aurora, descrita como la encarnación del amanecer. Es la hermana del Sol y de la Luna, además, tuvo varios hijos entre los cuales destacan los cuatro vientos de: el norte, el sur, el este y el oeste.

Diosa Aurora

Aurora para la mitología romana.

La diosa Aurora, de la mitología romana, es consideraba una mujer hermosa que, según su mito, partía todas las mañanas desde su hogar, ubicado al borde del océano, para avisar la venida de su hermano, el Sol, recorriendo el mundo a través de los cielos en un carruaje llevado por caballos. Además, según el mito, el rocío de las mañanas se debe a que esta diosa llora por uno de sus hijos asesinados y las lagrimas derramadas caen a la tierra.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Es descrita como una figura femenina de asombrosa belleza y llena de melancolía, va cubierta con una toga de azafrán en la cual se ve el bordaje de flores delicadas, de brazos y dedos color rosado resplandeciente y unas blancas alas, acompañada también de una hermosa tiara.

Su culto en Roma.

A pesar de lo que se cree, esta divinidad surge primeramente en la mitología romana antes de la griega, sin embargo los romanos conocían a la diosa por otro nombre, llamada la diosa Mater Matuta, que luego adoptó el nombre de Aurora. Sin embargo, la divinidad en la mitología romana es conocida por ambos nombres.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Inicialmente los romanos rendían culto a la diosa Mater Matuta en los templos, principalmente en el templo ubicado en el Foro Boario, el cual está ubicado en una zona de la conocida Roma antigua cerca del río Tíber, entre el Campidoglio y el Aventino. Allí esta diosa era adorada por cada romano, especialmente por los marinos, de quienes era su guía.

Fiesta en honor a la diosa Aurora.

La diosa Aurora era celebrada con especial goce los días 11 de junio, en un festejo llamado Matralia (también conocido como Matrales o Fiestas matrales), en el cual como acto de alabanza hacían rituales en su nombre, pidiendo que les brindase su protección y debido a la simplicidad de esta celebración, también hacían ofrendas de pan tostado las cuales eran puestas en su altar.

En la Antigua Roma se hizo la elección de esta fecha para realizar su celebración debido a que es la época del año donde también se celebra a la diosa Vesta. Según Plutarco de Queronea (famoso historiador romano), el festejo fue implantado por el dictador Camilo, quien gobernó desde el año 396 a.C. puesto que su victoria contra los Faliscos la obtuvo gracias al favor de esta diosa.

Tambien Te Recomiendo Ver...

¿Quién es esta diosa en la mitología griega?

La diosa Aurora perteneciente a la mitología romana también tiene su igual en la mitología griega, conocida por el nombre Eos. Para los griegos, esta diosa era la titánide de la aurora, que al igual que narra el mito romano se encargaba de dar el anunció de la salida de el Sol, llamado Helios, por las mañanas.

Hija de los titanes Hiperión y Tea, es la hermana de Helios y Selene (en la mitología romana conocidos como el Sol y la Luna). A esta deidad se le conoce como la Diosa de los “sonrojados dedos”, debido a que daba la bienvenida a la luz solar. (Ver artículo: Faetonte)

Es descrita por Homero, en la Ilíada, como una mujer de belleza sobrenatural, con brazos de un delicado tono dorado, dedos sonrojados, como corona lleva una fina diadema y está cubierta por una toga color azafrán que tiene bordadas delicadas y hermosas flores. Además, está acompañada de unas largas alas parecidas a las de un pájaro, en su angelical color blanco.

Para la mitología griega, la diosa Eos tuvo distintos amantes, entre los cuales se puede destacar al príncipe de Troya, Titono, un mortal el cual realmente fue raptado por esta diosa, quien a cambio le ofreció la inmortalidad. Junto al príncipe concibió dos hijos llamados Memnón y Ematión (ambos reyes de Etiopía). Es por Memnón por quien llora la diosa de la aurora.

Junto al semidiós Céfalo (hijo de Hermes y Herse) tuvo como hijo a Héspero el cual se llevo a convertir en dios, era considerado el lucero vespertino. Tuvo también como medio hermano a Eósforo, Bóreas, Notos, Euros y Céfiro (estos últimos cuatro son conocidos cuatro vientos), todos estos fueron hijos del titán Astreo.

Conocida como la madre de Lucifer.

En la mitología romana Eósforo, Heósforo o Fósforo es el hijo de Aurora (o Eos para la mitología griega), también conocido como Lucifer es el dios portador de luz o el “lucero del alba”.

Es condenada por la envidia de la diosa Afrodita a su belleza que era tan asombrosa como la de la diosa del amor. Y su maldición es enamorarse de hombres jóvenes, por ello Aurora de todas sus relaciones tiene muchos hijos. Entre los que destacan Fósforo y Héspero, el primero visto durante el alba y el segundo en las últimas luces del atardecer.

Debido a su nombre e interpretaciones que dan las religiones, Fósforo es para los creyentes conocido como Lucifer en la religión judeocristiana y la islámica. Es mencionado en la biblia a través del profeta Isaías, quien citado dice: “Como has caído de los cielos, Lucero, hijo de la Aurora. Has sido abatido a la tierra, dominador de naciones…”

Dejar Comentario