≡ Menu




Sátiros en la mitología griega: Todo lo que necesitas saber

Los Sátiros en la mitología griega, eran unas criaturas de los bosques que junto a las ninfas, formaban el cortejo del Dioniso, dios del vino y la fertilidad, deleitando al dios con música y baile.

Sátiro

Sátiros, seres exóticos

Los Sátiros, eran unas criaturas muy sensuales, aunque no eran confiables y siempre tenían un comportamiento impredecible, actuando siempre a capricho, respondiendo sólo a su voluntad. Estos seres son conocidos por su afición al vino y a las borracheras.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En cuanto a su físico, eran criaturas pequeñas con rasgos de animales y mucho pelaje. Algunos lo describen como seres con patas de caballo y pezuñas, parecido a los centauros, y en otros casos, eran representados con cuernos y patas de cabra.

Origen de los Sátiros

En algunas religiones se usa la palabra “sátiro” para representar la hebrea, “peludas”, o “cabra”. Se hace alusión hacia la práctica del sacrificio y puede referirse “al demonio peludo del paso de montaña”. También puede referirse, como muestran en otras traducciones, cabras reales y a su adoración.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Se dice que los sátiros adquirieron su aspecto caprino dada a una fusión posterior con el fauno romano, un espíritu despreocupado de la naturaleza con características similares éste pero identificado más con el dios griego Pan, dios de la fertilidad.

Sátiros

En otras historias señalan que los sátiros, procedían de una península de Grecia llamada Peloponeso, o de alguna de las islas del Egeo. Siempre fueron una mutación entre un humano y una cabra. También se dice que los sátiros habitaban en la Arcadia, un sitio de la antigua Grecia que suele decirse es imaginario y solo existe en relatos de los poetas literarios. (Ver articulo: Anfitrite)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Características de Los Sátiros

Los Sátiros tenían fama de ser músicos, específicamente flautistas. Cuando se reunían y formaban “La fiesta”, otros Sátiros acompañaban al grupo ejecutando los platillos, las castañuelas y gaitas.

Su trabajo favorito era perseguir a las ninfas por todo el bosque, en medio de un juego de seducción y cortejo. Eran seres lujuriosos con gran vigor sexual. Pero por tener una pasión desenfrenada, tendían a ser groseros y torpes, por lo que las ninfas los rechazaban.

El rechazo no hacía más que excitar mas a estos personajes así que acechaban  a las ninfas y las raptaban para someterlas aun contra su voluntad. Aprovechaban cualquier ocasión para organizar sus orgías y saciar así sus incontrolables deseos sexuales. (Ver articulo: Odiseo)

Físicamente son como humanos con la cabeza y los brazos muy peludos. Lucían pequeños cuernos y orejas de cabra en forma puntiagudas, cola de cabra. Pueden llegar a medir hasta tres metros de alto y su piel es de color marrón oscuro. Su miembro genital siempre estaba rígido, lo que insinuaba sus ganas desmedidas por el acto sexual.

Curiosidades de Los Sátiros

Los Sátiros presentan un especial interés por la música y el baile. Como una forma de atraer a las ninfas, organizaban conciertos de flautas  de manera improvisadas y realizando unas danzas denominadas “sikinnis”.

Los Sátiros tenían un líder llamado Sileno, que era especie de una deidad menor relacionada con la fertilidad. Los sátiros, llevaban una vida libre y despreocupada y dado su amor por el vino, eran plasmados sosteniendo una copa de vino o dibujados como decoraciones de las copas.

Son una especie exclusivamente masculina y se alimentaban con grandes cantidades de vino que también le daban a beber a sus víctimas para emborracharlas y luego someterlas sexualmente.

Son criaturas violentas, por lo que en cualquier momento se pueden volverse peligrosos, por lo que el hecho que sean alegres,  descocados y parranderos, no es garantía de que sean dóciles y apacibles. Son grandes cazadores y los ganaderos repudiaban su presencia pues con sus alborotos les espantaban a los animales de los rebaños.

Sátiros vs. Faunos 

Hay quienes relacionan a los Sátiros con los Faunos, aunque son caracteres muy diferentes. Los faunos han sido una insignia de la fertilidad en los campos, sobre todo en cosechas de grano y uva, principal elemento para la elaboración del vino.

Cuando se comparan los aspectos físicos de ambos, los sátiros son menos agraciados, encantadores y atractivos a la vista. Frecuentemente, los faunos son considerados más delicados e inocentes. Los Sátiros son generalmente personificados como seres torpes e ineptos, con mucho pelo y ojos pequeños, además de una boca grande.

Los Faunos tienen el cuerpo y cara de un hombre pero con patas, cola y las orejas de una gacela. No son seres hostiles ni agresivos como los Sátiros, pero comparten su  de los sátiros por la música de flauta por lo que también los representan tocando este instrumento.

Los faunos también eran considerados genios, talentosos y más eficientes, mientras que los sátiros eran tontos, ingenuos, pícaros y sinvergüenzas, contrariamente a los faunos que eran más refinados.

Dejar Comentario