Enlil: su símbolo, en la biblia y mucho más.

En el oriente medio, específicamente en el sur de Mesopotamia podemos encontrar una región llamada sumeria la cual es considerada una de las poblaciones más antiguas del mundo, esta es una región llena de historia ya que fue una civilización compleja; entre su historia y mitología encontramos una gran variedad de dioses entre ellos, Enlil o también llamado Ellil. Hoy te contaremos quien fue este dios y su historia, símbolo, qué relación tiene con la biblia y más.

¿Quién fue Enlil?

En la antigua Sumeria, Enlil era un Dios al que adoraban los mesopotámicos, era conocido como un dios muy poderoso, se encontraba dentro de los tres principales semidioses más importantes para esta región; éste fue conocido como el dios de los cielos y el de la tierra.

¿Cuál es su origen?

El origen de su  adoración se remonta en la Dinastía Temprana I (c. 2900-2700 aC). Enlil fue hijo de la fuerza divina del paraíso An, dios de los cielos y de la diosa Ki, durante el parto, aisló el cielo “An” de la tierra “Ki”, separando a sus padres; según la mitología sumeria se formó la división física del cielo y la tierra, los dioses Enlil, Anu (An en acadio) y Enki enmarcan la preeminente trinidad del panteón sumerio, Enlil fue el dios benefactor de Nippur y mantuvo “las tabletas del destino” donde se anuncia la predeterminación de todo lo que existe, éste mantuvo su posición desde el momento del poderío académico (2334 – c. 2083 A.C) hasta que fue igualado por el dios Marduk durante el reinado de Hammurabi de Babilonia (1792-1750 A.C).

Aun así después de todo ese suceso los habitantes de Mesopotamia seguían adorándolo y respetándolo, por lo cual en las diferentes épocas, historias y diferentes regiones, lo representan en la historia de mitología mesopotámica como su dios supremo durante cientos de años.

Historia

El dios Enlil, según las historias sumerias que datan de alrededor del 3500 A.C, era un dios del aire y el viento, el clima y las tormentas. También era un dios de las plantas en crecimiento, como la diosa griega Deméter. Cuando Enlil era joven, tuvo un bebé con la diosa Ninlil, y los otros dioses lo echaron del cielo y tuvo que irse a vivir al inframundo, pero Ninlil eligió ir con él y después de un tiempo, Enlil y Ninlil regresaron al cielo.

A pesar de que Enlil podía tomar decisiones y dar ordenes éste debía ser evaluado por la junta con el objetivo final de apoyarlo en sus decisiones. En cualquier caso, después de la desaparición de su padre, ocupó el rango más notable y adquirió fuerzas relativamente ilimitadas.

También se relaciona en los mensajes hebreos que cuando logra lo mejor en el trabajo de Yahvé, obtiene el control total de todo y la libre ejecución de elecciones, además de tener una multitud de mensajeros sagrados.

Sea como fuere, esto provocó cierta competencia entre los seres divinos, particularmente el hijo Marduk de su hermano Enki.

Marduk era el señor de Babilonia, quien gobernó Egipto durante mucho tiempo y además deseaba administrar todo el planeta. Éste tenía un profundo desprecio hacia Enlil por haberse involucrado en  la situación de su padre Enki, ya que habría sido el siguiente beneficiario de Anu para ser su primer hijo, por lo que Marduk decidió fabricar el pináculo de Babel debido a su in-subordinación.

Después de esto, Enlil gobernó a los otros dioses, y fue el padre de muchos dioses. Los sumerios dijeron que Enlil creó a la gente. Pero después de un tiempo de tener gente cerca, Enlil se cansó de escuchar el ruido de su creación y los problemas que causaban, entonces envió un gran diluvio para matar a todas las personas. El dios Enlil ayudó a un hombre a sobrevivir al diluvio, y éste repobló la tierra y luego se convirtió en un dios. Cuando Enlil lo aplastó, después de la oleada, la cámara Aunaki dividió la tierra en 4 áreas continentales, donde fue transportada arbitrariamente a Asia, Europa y Mesopotamia, mientras que Enki adquirió toda África.

Entonces, Ninurta, la hija de Enlil, adquirió Persia, Asiria y los terrenos de Elam. Además, su otro hijo Ishkur adquirió las islas del Mediterráneo y Asia Menor.

Asimismo, Marduk descubrió cómo adquirir Egipto y fue en ese momento que tomó las cuatro tierras continentales, en ese momento Enlil con su increíble y santa arma “las tabletas celestiales” recapturó el control de toda la tierra.

Pero alrededor del año 1700 a.C, los babilonios gobernaban Mesopotamia y tenían sus propias ideas sobre los orígenes de los dioses. Los babilonios dijeron que su dios Marduk era el rey de los dioses, y que Marduk había derrotado a Enlil.

Enlil y su relación con Ekin

Al igual que con muchas otras religiones politeístas, el panteón sumerio consiste en una serie de dioses que están relacionados entre sí.

Anu, quien también es conocido como “An”, el Gran Padre del Cielo, es la deidad suprema original en el panteón, señor de todos los demás dioses. Pierde esta posición a medida que se desarrolla el relato sumerio, pasándolo a Enlil y luego (en la tradición babilónica) a Marduk.

Ki dio a luz a Enlil, el Señor del Aire y la Tierra, Guardián de la Tabla de los Destinos (para comenzar), y Nin-khursag, la Dama de la Montaña. El hijo de Anu fue Enki, el Señor de la Tierra y las Aguas, conocido también como “Ea”. El dios Enlil y el dios Elkin eran hermanastros ya que compartían el mismo padre, ambos hijos del dios “An”, estos hermanos eran rivales implacables, siempre se encontraban compitiendo por el dominio total del poder absoluto, debido a esto pasaron mucho eventos con la creación del ser humano y la destrucción de estos mismos mediante catástrofes naturales que estos mismos dioses creaban.

Su símbolo

El símbolo que representaba al dios  Enlil(dios de los cielos) era una corona y 7 estrellas pléyades, de las cuales públicamente no hay imágenes que muestre como era el símbolo y cual era su significado.

Representación en los cultos

Mediante 7 estrellas pleyades en un corona, los dioses también eran representados por números en este caso el dios Enlil es representado en sus cultos de invocación con el numero 50 siendo este el mas alto de todas las deidas.

Funciones que desempeñaba como dios

  • Segunda divinidad mas importante en la mitología sumeria, siendo su superior, el dios Anu, su padre.
  • Era la fuerza divina del cielo, de la brisa, de las tempestades y del aliento, venerada por otros grupos de personas mesopotámicas, similares a los acadios, babilonios, cananeos y asirios.
  • Sumerio EN y LÍL, Señor de la Tormenta. Y los árabes El y Allah, significan Señor Dios.
  • Como Señor del cielo y del aire, éste participó en la creación del diluvio para eliminar a la humanidad. Esta leyenda asciende a la historia bíblica posterior de Noé y la oleada general.
  • En Mesopotamia, la atmósfera no marcó la bonanza de las cosechas, sino más bien su revés y su desdicha, ya que éstas dependían en su mayor parte del flujo de los cursos de agua.
  • El mal y temible carácter del dios Enlil se mostró en ocasiones de atmósfera negativa, por ejemplo, las extraordinarias tempestades, oleadas y cambios a lo largo de los cursos de agua. En la fantasía del Diluvio mesopotámico fue el dios Enlil quien abrió los conductos del cielo para poner una conclusión a las personas irritantes.

¿Es Yahweh?

Yahweh es una palabra proveniente del antiguo hebreo la cual también se puede pronunciar Yahweh, Yahvé, Yahy y Yavé, y es la forma traducida del tetragrámaton “YHVH”. Se utiliza en los textos de la biblia para nombrar al dios de la religión judeo-cristiana.

Sin embargo, según la mitología sumeriana, Yahvé son dos nombres de un carácter celestial similar y el dios de las escrituras, El-Yahvé, tiene su origen en el panteón semítico pre-israelita del anticuado distrito levantino. Además, definitivamente nos damos cuenta de que El-Yahvé era indistinguible para Kronos, el titán más asombroso del panteón griego. Al igual que Él en el panteón semítico levantino y Kronos en el folclore helénico, Anu fue visto como el señor del paraíso y la fuerza divina más asombrosa del panteón sumero-acadio.

Enlil, por otra parte, nunca llegó a involucrar la posición de la realeza del paraíso y fue, de manera confiable, el dios número dos en la impresionante cadena de importancia. Más aún, al igual que El-Yahvé, Anu era conocido como El Señor de los ejércitos celestiales, temido como un juez extraordinario que hizo que las fuerzas armadas del paraíso rechazaran a los paganos, amados como el líder más notable del Consejo Divino y adulados como Progenitor de todos los Anunnaki. Aquí vemos una correspondencia correcta con un gran número de las cualidades de El-Yahvé en la religión semítica occidental. Hay que decir que ninguno de estos atributos se ejecuta del molino de Enlil.

Anu-Yahvé “El Rey del Cielo”, una investigación de arriba abajo sobre un folclore similar demostró que el primer personaje del dios de las Escrituras, Yahvé, debe ser Anu, la fuerza divina nociva del paraíso del panteón sumerio. En toda la actualidad, Anu imparte muchas semejanzas sorprendentes a Yahvé con respecto a sus propias cualidades, así como en la dimensión legendaria, mientras que los atributos principales que Enlil le imparte a Yahvé son su irritable identidad de dictador y su capacidad militar. Esta es la motivación detrás de por qué numerosos individuos lo confunden con el dios de las escrituras y pasan por alto a Anu totalmente.

Su relación con la Biblia

El tetragrámaton (YHWH) o trigrámaton (YHW), vocalizado como Yahweh, no es el primer nombre del dios hebreo según la mitología sumeria, sino una designación en lengua semítica cuyo significado es “el creador” o “el que hace”, este es un diminutivo de Yahweh Sebaot o “el todo poderoso”. Este impresionante título refleja la agresividad de la fuerza divina del guerrero de Israel que se describe a sí mismo como “un gran guerrero”. El primer nombre del Dios de la Biblia era “El” o de vez en cuando Elohim. ¿Quién fue “Él” inicialmente? En la cultura semítica anterior a las escrituras, fue el señor más importante y asombroso del panteón de los dioses y el antepasado de los setenta Elohim o seres divinos juveniles junto a su perfecta esposa Asherah.

Estuvo gobernando el panteón de los dioses por un buen tiempo, un dios de la agricultura, el señor del paraíso, el líder de la reunión de los seres divinos y un juez extraordinario y guerrero celestial para los fenicios, los cananeos, los filisteos y los crudos hebreos, era adorado y venerado por los humanos fielmente. Padre de los años, un surtido de la designación a Jehová que se encuentra en el Libro de Daniel; y padre de todos los Elohim. Tenga en cuenta que el culto de “El” en la antigüedad  fue descrito por la pérdida humana y el holocausto de los primogénitos específicamente y esta práctica irrazonable la cual fue empleada por los hebreos posteriormente.

En el Libro de Amós se nos dice que el dios que fue venerado por los hebreos fue identificado por una estrella (Amós 5:26). Así también, Enlil se identifica con una estrella similar.

En el Libro del Génesis el dios de los cielos ordena a que Adán no se alimente del Árbol del Conocimiento y al presentarse la serpiente por haberle otorgado a la humanidad la inteligencia de los dioses éste la reprende, la llama Satanás y la ata a la tierrra por siempre. En la historia de Adapa, la primera adaptación de Sumeria contado de Adán, el rey del cielo Anu es el dios tan cerca de Adapa se queja de la serpiente, es decir del Ushumgal o (Enki) dios de la tierra y de las aguas dulces, hermano de Enlil, por haber incitado a Adán a que comiera del fruto prohibido que se encontraba en el jardín del Edén y así enseñarle a él los conocimientos del cielo y de la tierra. Provocando que Adapa pudiera volver a la tierra sin el pan y el agua de la vida.

Como está escrito en las tablas del destino pertenecientes a la mitología sumeria  y en la biblia, El-Yahve, el señor de los cielos y todopoderoso planea y causa el diluvio para que todo el planeta tierra fuera cubierto por agua y todo ser vivo muriera debido a que estos estaban llenos de maldad. En los informes de Sumeria, como el que se encuentra en Nippur, vemos que Anu es el dios que dirige en el Consejo Divino, decidiendo la opción de eliminar a los hombres. Enlil, nuevamente, posee el segundo lugar en el Consejo de los Anunnaki y está subordinado a su padre y a pesar del hecho de que Enlil todavía estaba conectado con Anu, reforzó la elección de su padre y no se opuso, sin embargo, no fue Enlil el dios que ordenó el diluvio, fue el dios Anu que afirmó la oleada, sin embargo muchos son los reportes errados que afirman que fue Enlil el culpable del diluvio.

Hay determinados eventos reflejados en la biblia que causa confusión en cualquiera que tenga conocimientos sobre la mitología sumeria ya que en ésta se ve reflejada ciertos personajes importantes como por ejemplo Anu “dios todo poderoso”, Enlil “dios de los cielos” y Enki “dios de la tierra y de las aguas dulces”, los cuales según los actos y la función de estos que se ve reflejada en la historia coinciden con muchos eventos y situaciones que aparecen en la biblia, como por ejemplo los inicios del origen de la vida según la biblia dios formó el cielo, la tierra a Adán y a Eva, sin embargo en las leyendas sumerias dios es identificado como Anu el todopoderoso, el padre de la creación y rey de la tierra Enki y Enlil es identificado como el señor de los cielos el cual en la biblia éste sería dios el que condena a Adán y Eva y el que permite que suceda el diluvio para acabar con la creación de su hermanastro Enki; en la biblia esta historia aparece reflejada en la historia de Noé y su alca.

Estos dioses se enfrentan debido a que Enlil “señor de los cielos” y el dios que reprende a Satanás en la Biblia, no estaba de acuerdo con que se siguiera procreando la humanidad la cual es creación de Enki “señor de la tierra y de las aguas dulces” el cual en la biblia se encuentra identificado como la serpiente en el jardín del edén y también como satanás.

¿Enlil es Satanás?

En la cultura sumeria se identifica a Satanás como el creador de la humanidad; según el registro de los sumerios en la antigua Mesopotamia hay muchos sucesos relacionados con eventos que se encuentran plasmados en la biblia, uno de ellos y muy relevante es la relación de los escritos que salen en el libro de Génesis, antiguo testamento, y lo que los sumerios reconocen como el inicio de la humanidad. Para ellos, ésta inició debido a que dioses como Enki, también llamado EA, crearan humanos, su símbolo es una serpiente, éste lo identifica ya que es una imagen de perspicacia. Enki (Satanás), el honesto productor de bondad y santo Dios, era la descendencia de Anu y pariente de Enlil, según las antiguas historias sumerias, en aquella época los Anunnaki reconocieron de manera positiva y antagónica la disposición de los individuos. Estaban obligados a trabajar día y noche, descubiertos, sin sustento y sin agua, frecuentemente eliminados, hasta el punto en que varios individuos fallecieron.

Después de muchos años de abuso por parte de los dioses hacia la humanidad, Enki no pudo resistirse a repudiar el maltrato a su creación, Enki es Iblis / Satánas, el que se rebeló contra Yahveh / Allah” el señor de los cielos”el cual es Enlil, al ayudar al ser humano y con el acto de presentarse ante Eva e incitarla a que ella y Adán comieran del fruto de la vida y así tener el conocimiento de los mismos dioses. Enki,

Cuando evaluamos la historia de la mitología sumeria con los textos bíblicos, existe mucho parecido entre Enki y el satanás sin embargo tanto para los sumerios como para la religión judeo-cristiana Satanás, Lucifer y el diablo no lo representa un solo personaje, cada uno de ellos tiene su protagonismo en las historias de las diferentes culturas y religiones, Enki no fue el que menciona la biblia que desafió a Dios queriendo su caída, sin embargo, no es el seductor detestable que busca la condena de la humanidad, ya que ese fue el sobrenombre que le otorgó su hermanastro Enlil con ira, al ver lo que les había hecho hacer a Eva y a Adan.

Con todo esto queda claro que Enlil no se satanás de hecho es su antagonista, este en la biblia es y en la religión católica es identificado como dios, satanás es su hermanastro y rival  Enki”dios de la tierra y de las aguas dulces” la leyenda cuenta que estos tendrán una batalla final la cual curiosamente también menciona la biblia.

Curiosidades

El contenido de las tablillas celestiales que usó Enlil para recuperar el control mundial después de que fuera derrocado por el dios Marduk es un poema, llamado poema de Gilgamesh, es la obra literaria más antigua que se conoce, la cual está constituida de 5 poemas independientes.

También se comprende que los sumerios fueron los primeros en atrapar la composición de los registros y relatos de seres y hombres divinos, de los cuales todos los demás individuos, incluidos los hebreos, adquirieron los cuentos de la creación, Adán y Eva, Caín y Abel, la inundación universal, la torre de Babel, y así sucesivamente.

La epopeya se compuso en tabletas de lodo utilizando una composición cuneiforme alrededor del 2500-2000 A.C. A pesar de estar en el dialecto sumerio, que tiene numerosos agujeros debido a su conservación inadecuada, las formas posteriores, también fragmentarias, se guardan en los dialectos acadio e hitita. Los lanzamientos y las interpretaciones actuales de la obra se unen a este material para complementar las aperturas de la variante sumeria.

La forma más completa que se guarda se muestra en un arreglo de doce tablillas de tierra que tienen un lugar en la biblioteca del siglo VII a.C., del gobernante asirio Asurbanipal. Las once tabletas iniciales representan la Epopeya de Gilgamesh, y la duodécima contiene un pasaje de más que trata sobre la caída de Enkidu al mercado negro.

El contenido no se separa en estrofas, sino que se evalúa que la musicalidad tiene alrededor de 3500 secciones.

En el texto plasmado en las tablillas de barro “tablillas del destino”se puede ver la narrativa de la batalla incesante entre el caos y el orden, ya que demuestra el mejor ejemplo del guerrero que lucha contra el caos, a pesar de que nunca prevaleció ya que ésta nunca pudo evitarse ni cesar, por lo que las batallas eran consistentes. De esta manera, Marduk, la fuerza divina de la luz y la petición, debe aniquilar a Tiamat, quien habla de la turbiedad y el desorden, luego de derrotarlo Marduk hijo de Enki se posiciona como dios de toda babilonia.

Enlil dios de los cielos y la tierra segun la mitologia sumeriana

Erich Fromm considera esto como la encantadora articulación del cambio de la sociedad de matriarcado a la sociedad masculina controlada, tanto más exactamente el cambio en la perspectiva de la riqueza de la tierra como una fuente de vida y creación a la razón como la fuente de la creación humana, hacer que el paso de una sociedad cruda dependa de un experto juicioso a uno en el que el especialista depende de la influencia.

Como lo indica esta leyenda, antes de que el cielo y la arena tuvieran un nombre, la diosa del agua salada Tiamat y su mejor mitad de la fuerza divina del agua nueva Apsu, engendró a un grupo de seres divinos con la mezcla de sus manos, y por lo tanto, a diferentes seres divinos. Estos nuevos seres divinos detestaban a Apsu, quien eligió devastarlos. Aunque uno de ellos, Ea, previó los deseos de Apsu al hacer un hechizo y derramar el agua sobre él, y después de eso comérselo.

Ea, o Enki (Dios de  la tierra), junto a Damkina, engendró a Marduk, la fuerza divina de Babilonia. En ese momento, Tiamat, enojada por el fallecimiento de su pareja, decide retribuirse y renegarse, le da a Kingu, su nuevo esposo, todo su poder y las tabletas de predeterminación.

Marduk es nombrado por los seres divinos para confrontar a Tiamat, él está de acuerdo con la condición de que fue contribuido con el control total sobre cada uno de los seres divinos, por fin supera a Tiamat, la ejecuta y con su cuerpo hace el cielo y la arena. En ese punto, las tablas de predeterminación de Kingu son tomadas de él, Marduk, estático, planea realizar trabajos increíbles y los imparte a Ea: “Manipularé la sangre y haré huesos. Haré un animal pensativo, se llamará ‘hombre’, éste debe estar en la administración de otros, para que puedan vivir con consideración”. Kingu es condenado a morder el polvo por ser el pionero de la desobediencia y con su piel, Ea hace a la humanidad. Para rendir homenaje a Marduk.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Enlil: su símbolo, en la biblia y mucho más. te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario