Conoce todo sobre Centeotl, el Dios del maíz

Conoce al dios Centéotl, el señor del maíz en la civilización azteca. Una deidad mitológica que era muy venerado y valorado. Con un extenso poder sobre el alimento principal de esta comunidad. Acá sabrás todo sobre su origen, culto y simbología.

centéotl

Origen de Centéotl

Centéotl, conocido también como Cintéol, una de los dioses más antiguos e importantes de la civilización azteca. Motivado a que estaba vinculado directamente con el cultivo de su alimento principal: el maíz. Su germinación, cosecha y producción estaba centrada en la adoración y culto a esta deidad mitológica. He incluso, se le podía ver de igual manera en otros rituales, debido a que Centéotl era quien proporcionaba y bendecía las bebidas alcohólicas que se usaban para los otros rituales.  

El señor del maíz, su nombre consta de dos derivaciones: Centli que significa grano y teotl que se traduce dios. Lo que nos lleva a interpretarlo como dios del grano. Según estudios realizados por historiadores y arqueólogos, han descubierto que Centéotl no tiene un género definido. En algunos escritos y representaciones se le ve como mujer y en otros como hombre.

Durante el Huey Tozoztli: cuarto mes del calendario azteca, entre finales de mayo y mediados de junio. Se desarrollaba una fiesta en su honor, con cantos, rituales y bebidas de daban importancia a Centéotl. El ser supremo que le ayudaría en poder seguir disfrutando de su vital alimento. El maíz para los aztecas era su tesoro más apreciado.

El poder tener durante todo el año una cosecha prospera y que abundara el maíz era tal vez uno de sus dedicaciones más marcadas en esta civilización. Nacido de la tierra, bendecido por el dios Centéotl, alimentando a todos los miembros de la comunidad. Reproduciéndose sin parar, este era siempre su objetivo. Por lo que los cultos y rituales eran constante, sobre todo cuando la región se enfrentaba a época de sequías.

centéotl

Género

Tal como leyó al inicio de este apartado Centeotl, protector y deidad del maíz no posee un género definido. Aunque varios profesionales que se han dado la tarea de investigar estas deidades y culturas tienen diferentes teorías en cuanto a su sexualidad. En su mayoría están relacionados con la terminología o significado de su nombre.

Centéotl se traduce realmente como la señora del maíz. En cambio Cintéotl es la versión masculina. Caso curioso se presenta cuando se nombra según las etapas de crecimiento del maíz. Donde todos los nombres se traducen con el adjetivo femenino, con algunas excepciones. A continuación le mostraremos esos periodos:

  • Xilonen o la espiga del maíz: inicio y crecimiento de las mazorcas de maíz, el momento justo cuando el tallo germina.
  • Llamatecihuatl o la señora de la falda vieja: este ciclo es cuando la mazorca esta seca y tapada con sus hojas.
  • Iztaccenteotl o diosa del maíz blanco: momento justo cuando empieza a aparecer los granos de maíz.
  • Tlatlauhquicenteotl o Diosa del maíz rojo: sobrepasa su estado de madures
  • Xoxouhquicenteotl o Diosa del maíz azul: cuando está a punto de dañarse, ya se ha pasado de maduro.
  • Centéotl o señor del maíz: caso contradictorio cuando hablan en lo que se conoce en términos agrícolas como: listo para consumir. Y queda de igual manera mencionada esta deidad cuando se refieren en general sobre la cosecha, seco, maduro, marchito y podrido.

Como ha podido observar Centéotl ciertamente es el dios del maíz, pero su género ha sido un verdadero dilema al buscar diferenciarlo, todo a causa de los términos que usaban los aztecas al referirse a esta deidad en las diferentes etapas de producción de las plantaciones del maíz. Lo que sí está claro es el valor y simbolismo que representaba Centéotl.

centéotl

Representación

Los descubrimientos y excavaciones arqueológicas han desempolvado muchas representaciones simbólicas de dioses mitológicos aztecas, en esculturas, pinturas, grabados en piedra. Centéotl no es la excepción, del señor del maíz se ha conseguido lo suficiente para llegar a la conclusión de que era una de sus deidades más figurativas.

La imagen de Centéotl  es pequeña, con rasgos de un ser humano joven, con todo su cuerpo pintado de amarillo, con marca en rostro que lo cruza y parece una arruga, llevando en sus manos varias mazorcas de maíz, rodeado de espigas de la propia planta. Aunque es importante destacar que en algunas oportunidades se han ubicado lo que parece una rana, rodeada también de maíz.

centéotl

Mitos y leyendas de Centeotl

Cuenta la leyenda que Centeotl es el hijo de Tlazoltéotl: diosa de la sexualidad, el placer, la belleza y los trabajadores y su padre es la deidad Piltzintecuhtli: señor del clima. Luego de nacer se ocultó en la tierra, aportando al suelo propiedades y extendiendo su cuerpo. Por lo que adopta las siguientes características:

  • Cabello de algodón
  • Su nariz de chía
  • Los dedos de batata
  • Las uñas son un maíz alargado
  • Ojos de diferentes semillas

Culto a Centéotl

En el mes de Huey Toztli se llevaba a cabo un culto a Centéotl, este consistía en que los elegidos escogerían algunas mazorcas de maíz del cultivo días antes. Dejándolas secar para luego usar sus semillas en una nueva plantación. Las mazorcas de maíz que surgieran serian extraídas de la tierra y entregadas en ritual a Centéotl.

De igual manera existía otro, donde escogía y extraían en varios grupos de siete mazorcas de maíz, para colocarlas en un cesto y llevarlas en ofrenda a Centéotl al templo de Chicomecóatl: santuario donde le rendían honor al señor del maíz. Esta cantidad exacta contenida en cada canasta representaría lo que es el corazón del maíz. Un valor representativo que contenía este número.

En la numerología los aztecas contaban del 1 a 13, cada número era una parte del cuerpo, y la cifra siete por ser la mitad de estos valores, se le consideraba el corazón. Conociéndose también de un tercer culto a Centéotl; en el mismo mes las casas eran adornadas con espigas de la planta y aplicaban a las puertas sangre humana.

Esta era obtenida a través de un combate que tenían con los guerreros de la tribu con los hombres que había cometido delitos de robo. La sangre del perdedor era usada para pintar las entradas de las casas donde estaban las ofrendas y cultos.

Sacrificios

En la civilización azteca, no se llegaron a realizar sacrificios humanos en honor al dios Centéotl. Solo existen indicios de las peleas que usaban de manera representativa. Solo ofrendaban el cuerpo y la sangre de animales como los conejos y algunas aves. Sin embargo, es importante mencionar que dentro de esta civilización había varias tribus, y una de estas si practicaba el sacrificio humano.

Estos era los totonaca o Totoneca: habitaban hacia el norte de Puebla, muy cerca de las costas. En los años 800 después de cristo aproximadamente. Estos nativos llevaban al altar de Centéotl a las personas que se ofrecerían al ritual. En su mayoría era ladrones jóvenes y con hermosos. Junto a cinco sacerdotes: cuatro de ellos con túnica negra y el quinto; el rey sacerdote, con una vestidura roja.

Las victimas eran vestidas y decoradas con muchas ofrendas, con los rostros pintados de rojo y amarillo, a quienes se les bailaba todo el día y la noche, hasta el amanecer que cortaba su pecho y extraían el corazón. Entregado junto al resto de las ofrendas a Centéotl a mediados del mes de noviembre. Es realmente notable observar la fuerte creencia que tenía los aztecas sobre sus dioses y en especial Centéotl, el señor del maíz, su protector y creador de cosechas.

Todos estos se ha dado a conocer no solo por los descubrimientos arqueológicos, también por el hallazgo del Códice borbónico: un texto donde reposan los escritos hechos por los españoles a comienzos de la primera etapa de la colonización: entre 1492 y 1519, donde solo llegan a descubrir e investigar. Con forma de acordeón y un tamaño que oscila entre los 39 por 39,5 centímetros aproximadamente. Hojas donde se plasmaron muchos detalles respecto a la cultura de la civilización azteca.

Para concluir este interesante artículo sobre el dios Centéotl, dejamos un breve vídeo sobre el señor de maíz, guardián y protector de las cosechas. ¡Disfrútelo!

A continuación invitamos a seguir los siguientes enlaces, para que conozca un poco más sobre la mitología mexicana:

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Conoce todo sobre Centeotl, el Dios del maíz te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario