¿Quieres saber todo sobre Abadón? Apréndelo aquí

Abadón o Abbadon es una deidad demoníaca que su origen en la mitología hebrea proviene del nombre avad·dóhn y significa destrucción o perdición; es el máximo líder de los demonios de la séptima jerarquía del abismo de donde  emergen saltamontes que tienen formas de cabezas de humanos, con cabello de mujer, dientes de león, cola de escorpión, armaduras de hierro y diadema de oro. Les invitamos a descubrir en este sugestivo artículo lo enigmático que representa ser Abadón.Abadçon 1

Abaddon como demonio

Existen ciertos especialistas que se encargan del estudio de la demonología, quienes piensan que Abadón es el promotor de las guerras, hostilidades y catástrofes. Entonces muchos de ellos lo refieren como el demonio que gobierna las legiones de las plagas que ocurrirán después del Apocalipsis; San Juan en el Apocalipsis lo denomina el rey de las langostas, otros lo definen como el Ángel exterminador. En las santas escrituras se describe como un Ángel enviado por Dios, si bien se trata de un Ángel destructor, las langostas que emergen del abismo y lo acompañan no tienen la misión de aniquilar, su objetivo es ocasionar sufrimientos terribles, porque Dios le dijo a Noé que jamás retornaría a devastar a la especie humana. (Ver articulo: Brujeria Vasca)

En el momento que Lucifer pierde la gracia celestial, enseguida agrupa su tropa con más de dos mil cuatrocientos soldados que eran ángeles que rebeldemente se transformaron en demonios. Estas tropas iban agrandándose hasta que llegó a una cantidad tumultuosa de seis millones seiscientos mil que los dirigían once sucesores del infierno. Estos ejércitos infernales se dedicaron a hacerle la guerra a los Ángeles Celestiales, quedando solamente ángeles de buenos sentimientos en el cielo.  Abadón fue uno de los principales Ángeles que acompañó a Lucifer y fue el responsable de inculcar la orgía y la ilegalidad en los líderes causando el desconcierto, la muerte y la destrucción a nivel universal.

Los ángeles condenados se implantaron en la tierra, entonces es cuando nace la real historia de que esos ángeles que se enfrentaron a las órdenes que impartía Dios, y se juntaron a Satanás para formar las legiones de demonios malvados. El ángel Lucifer obstinado se le enfrentó a Dios, impulsó a transformar y gozar de las bajas pasiones, haciendo que lo siguieran millones de entidades negativas para disgustar a los humanos, escarmentarlos con el sufrimiento y desafiar el temor. El ángel Abadón es motivado por la maldad y crueldad, comienza con sus más perversas hazañas de demoler y destruir a todo lo que conseguía a su paso muy especialmente con la raza humana.

Abadón es llamado el ángel destructor o la estrella del abismo sin fondo, y que se atrevió a atar a Satán, quien se mantiene encadenado por mil años, por lo que este demonio continúa siendo el dirigente del ejército de las langostas, la legión con más fuerza y poder de todas las tinieblas, y se cree que podrían ser liberados junto a otros demonios para enfrentarse a los Ángeles Celestiales el día del juicio final, o mejor conocido por algunos como el Apocalipsis. La legión de las langostas es enormemente temerosa, se dice que un soldado tipo langosta tiene la fuerza de batallar contra dos ángeles en el mismo momento, y que se arrojarán sobre los enemigos al final de los tiempos.

Abadón 2

Abadón, al ser el demonio de la destrucción y la perdición, su principal causa es destruir y asesinar hasta el último ser humano que quede sobre el globo terráqueo; devastará a la humanidad, sobretodo aquel que no tenga impreso en la frente el sello de Dios. Esta entidad se encuentra encadenado en las profundidades del abismo por instrucciones de Lucifer. (Ver artículo: Centella Ndoki)

En muchos textos sagrados, el tema relacionado a Abadón, se distingue como un ente infernal, el ángel de la muerte; en las sagradas escrituras en Job lo describe con melancolía confusa, relacionada con el conocimiento, como si estuviera al tanto de una pesadumbre y condena que le son sujetas, al igual que en Job 31:12 que se refiere a Abadón que hasta el mismo fuego lo extinguirá y erradicará todo su provecho, aduciendo a Abadón como el precursor de los actos adúlteros.

También cuentan que Moisés lo rogaba como un Ángel para que librara las fuertes lluvias que destruyeron a Egipto. Igualmente, se le atañe el hecho de un angustioso decaimiento de su espíritu al grado más alto, que le causó melancolía y abandono. Así como se enuncia en Revelaciones 20:1-3, donde se refiere a Abadón como un ángel que caía del firmamento, sosteniendo en su manos la llave del abismo y una gigante cadena con las que amarraba al dragón que es el mismo diablo.

Abadón 3

Sin embargo, en las sagradas escrituras se encuentra que en Revelación 1-18 Cristo Jesús declara: “Vivo para siempre jamás y poseo las llaves de la muerte y del Hades”; y en Lucas 8:31 se evidencia su fuerza con relación al abismo, inclusive con poder para aniquilar al propio satanás; y en Hebreos 2:14 donde se expresa que Jesús participó de sangre y carne para que por su muerte oprimiera a la nulidad absoluta el que tiene la acción para ocasionar la muerte, se refiere al diablo. Igualmente en  Tesalonicenses 2:8: “Y en el momento se declarará ese perverso, a quien el Señor exterminará con el poder del aliento de su boca y demolerá la emisión de su llegada.”

Como Ángel

Abadón es una imagen ambigua y polémica con respecto a su particularidad celestial o demoniaca, no se merece expresar que Abadón sea un Ángel o Demonio perverso, debido a que tiene la potestad de la anarquía y la destrucción. (Ver artículo: Eosforo)

Existen religiones que manifiestan que el origen de Abadón se debe a que nació como un arcángel al servicio de Dios luego de que se creará el universo, en este caso se refiere a la tierra y su humanidad.

En sus primeros comienzos en la tierra, Abadón era un hermosísimo arcángel, mucho antes que fuera transformado en demonio. En ese entonces era un arcángel de la justicia divina que fue creado por Dios, quien le otorgó el poder de exterminar las culpas y pecados cometidos por los demonios, sin embargo, todo comienza a cambiar cuando Abadón observa que los humanos cometían muchas culpas y pecados constantemente.

Esta actitud vista en los humanos por Abadón lo atormentó y fue catastrófico para él, ya que al ser el Ángel de la justicia, se le permitía sólo mirar y no tomar acción, lo que hizo que fuera a conversar con Dios y con el Arcángel San Miguel, pidiéndoles que le otorgaran permiso para descender a la tierra y escarmentar a los pecadores, a lo que Dios no le concedió su solicitud, le manifestó que de comportamiento de consumar actos impuros es por naturaleza de los humanos, y que no podría modificar esa actitud.

Abadón, ante la manifestación de Dios, queda totalmente extrañado, irritado, enfadado y hasta confundido, por lo que decide aislarse a un lugar solitario a cavilar cómo tranquilizar tanta perversidad de los humanos, y es cuando toma la nefasta decisión de destruir sin piedad a los pecadores con la muerte de miles de personas inclusive inocentes, sin importarle cual había sido la falta cometida, chamuscando en candela a los pecadores que encontraba; es cuando el Arcángel Miguel se dio cuenta de la matanza y destrucción, lo que lo hizo descender de inmediato a la tierra para atajar a Abdón por las atrocidades que estaba cometiendo, halló a cantidades de personas muertas que ardían con el fuego, entre esos habían niños, ancianos, hombres y mujeres. (Ver artículo: Epimeteo)

Abadón 17

El Arcángel Miguel y Abadón se enfrentaron en una fuerte batalla y el Arcángel, con lágrimas que brotaban de sus ojos, lo dominó por autorización y orden de Dios, y finalmente Abadón fue desterrado y atado a las profundidades del infierno.

Abadón, quien se identifica como el Dios inclemente, entristecido por ser un ángel rendido que ahora personifica la muerte y la destrucción, vive en el infierno como el gran gobernador de los demonios.

Origen del nombre Abbadón – Abadón 

La palabra Abadón proviene del arameo abbaddón que textualmente traduce: padre. También su nombre en escritura hebrea proviene de la raíz a-b-d, אבדון  Ἀβαδδὼν que quiere decir: ruina, destrucción o perdición, por lo que el apodo de Abadón traduce: el exterminador o Ángel exterminador.

Abaón 6

El nombre de Abadón es uno de los personajes más debatidos del texto del Apocalipsis. En el Nuevo Testamento se manifiesta con el nombre del Ángel del abismo.  Mientras que algunos lo imaginan como un embajador de Dios, otros deliberan que es el propio Anticristo.

El nombre de Abadón está conectado con Sheol (gehenna), Sheol, Hades y Gehenna que son todos transcritos como “infierno”. Solamente en el libro de Apocalipsis se expresa a Abadón como un individuo angelical, lo que significa un verdadero misterio.

También, en muchos textos sagrados, el nombre de Abadón es usado para reseñar un gran precipicio de donde salen los demonios, e igualmente se relaciona con las palabras Seol, que significa una morada común que reunirá la región de los muertos en pecado, o una tierra tenebrosa habitada por quienes murieron sin creer en Jesucristo, así como Hades que se refiere a la tumba o pozos de suciedad y donde moran los muertos.

Otros personajes con el nombre Abadón

La palabra Abadón con certeza no es usada como nombre para bautizar a alguna persona, sin embargo, existe el personaje denominado Matthew Abaddon, interpretado por Lance Reddick, quien era un misterioso agente de seguridad de Charles Widmore, un personaje de ciencia ficción de una serie de televisión llamada Lost.

Abadón 11

La actuación de este personaje se fundamentaba en trasladar individuos “a donde deberían de estar” y que la historia consiste en que las personas encontrarán su objetivo de vida.

En el judaísmo

La teología judía trascendió progresivamente al cristianismo, porque se refiere a un mismo ídolo resplandeciente. Según la teología cristiana, el demonio Abadón es también, uno de los tantos príncipes que existen en el abismo con las cóleras dominantes. Este jefe del séptimo círculo que desata batallas, destrucciones y devasta todas las existencias, tiene un protagonismo importante en el Armageddon: Abaddón que gobernará una multitud de langostas asesinas y devoradoras, que en las sagradas escrituras en Revelaciones se anuncia como un ejército de horribles engendros.

Abadón 24

La palabra Abadón se muestra seis veces en las escrituras masoréticas, las cuales se refieren a los términos usados en la biblia hebrea, a continuación damos a conocer el significado que contiene estos registros:

Job 26:6: La sepultura está al desnudo al frente de él, y Abadón no está cubierto

Job 28:22: El Abadón y el fallecimiento comentaron: su popularidad alcanzamos escuchando con nuestros propios tímpanos

Salmos 88:11: ¿Estará narrada en la sepultura tu compasión o tu sinceridad en el Abadón?

Proverbios 15:11: La sepultura y el Abadón están enfrente de Jehová; ¿aún más las almas de los mortales?

Proverbios 27:20: El infierno (Sheol) y Abadón  la destrucción nunca están llenos; al igual que los ojos del hombre nunca se satisfacen

Salmo 82:7 ׃ El Señor les pronunció:  El Señor les dijo:  Sin embargo, como mortales falleceréis, y como eres unos de los soberanos caeréis

Para la corriente judaista las estrellas eran entidades celestiales, que por su desobediencia se convirtieron en demonios infernales. Finalmente en las escrituras judías se usa su nombre para calificar el territorio más recóndito y subterráneo del inframundo.

En el Nuevo Testamento

En las narraciones de las sagradas escrituras de orden cristiano aparece Abadón como un ente particular y no como un sitio. En su contenido lo mantienen como el rey o ángel del abismo.

En los textos bíblicos aparece como el demonio líder de la séptima jerarquía, siendo uno de los más temerosos por su gran potencial de causar calamidades. En el texto del Antiguo Testamento se nombra en Job y en los Proverbios, mientras que en el Nuevo Testamento aparece en Apocalipsis, con especial énfasis en 9.6, quien lo conceptúa como el ángel del abismo o rey del ejército de las langostas y que cuando llegue el día que Abadón regrese a la tierra muchos de los hombres desearán estar muertos, pero no será posible porque las langostas no pueden asesinarlos, sólo les causara sufrimiento.

En el nuevo testamento, en Apocalipsis 9.1 narra sobre Abadón como el quinto de los ángeles que tienen trompetas, y quien soplará su clarín que estimulará a que descienda un signo a la tierra, quien también posee la llave de las profundidades y las apertura, se distinguirá un humo que proviene del abismo como un gigantesco fogón y será cuando el sol y el firmamento se volverán tenebrosos en tinieblas. En el momento que comience a subir el humo, vendrá junto con una turba de langostas que llegarán sobre la tierra, no tienen autorización para arruinar o destruir las plantas, solamente a exterminar la humanidad por un periodo de cinco meses, se presume que la langosta desde su nacimiento como larva su periodo de vida es por este tiempo. El terror se va apoderando y engrandeciendo constantemente hasta lograr una violencia espeluznante. Los pánicos que comenzará sobre la tierra no serán normales dentro de la naturaleza, serán energías demoníacas y sobrenaturales.

Las langostas que saldrán del abismo se asemejan a escorpiones y su estructura está compuesta por escamas que hacen el efecto de corazas de hierro, y harán ruidos ensordecedores con sus alas cuando se lanzan a la batalla. Estas langostas pueden llegar a tener una longitud de quince centímetros de largo, y con sus pinzas atraparán a su presa y poseen un líquido que destila veneno cuando pican. Por todo esto es adecuado el nombre que se le determina como el rey de las langostas, finalmente refiriéndose a destrucción, ruina y desolación y el fin de todo aquello que desobedezca a Dios

Continuando con Abadón en los textos bíblicos y en el capítulo de Apocalipsis, vamos a enunciar el segmento del Libro de Revelaciones 9.1-11, donde hace énfasis del rompimiento del séptimo sello, y San Juan asemeja a Abadón con las plagas y lo pregona como el soberano de las langostas y de las pestes funestas que posará sobre todos.

Abadón 3

Sin embargo, su contenido en el texto anterior puede revelarse que la religión cristiana tiene la creencia que los demonios son ángeles derribados del cielo por desobedecer las leyes o mandatos contra Dios, que por lo general era por causa de ser vanidosos, egocentristas y sentirse poderosos.

Personalidad de Abadón   

Abadón, en sus características físicas, goza de la gracia de poseer una cara de humano, con la cola de un escorpión y su cuerpo con forma de caballo. Tiene un temperamento malhumorado y nostálgico, por el cual aún se desconoce la causa, lo que hace que se sulfure por una simple observación y no sabe tolerar burlas y sarcasmos. En muchas ocasiones se comporta de manera sombría, como si encubriera y ocultara algo de sí mismo o de algún otro ente. (Ver Artículo: Encelado)

Abadón 20

Abadón es gran dirigente en las actividades del trabajo que le encargan, su personalidad no consciente ocasiona que sea un trabajador básico, a quien se le tiene que recordar y ordenar sus tareas. Ha llegado para ocupar altas posiciones significativas y dirigir magnos equipos, lo que desempeña con gran eficiencia y éxito.

Es un ser del sexo masculino al que se le permite relacionarse con facilidad con las mujeres, muchas veces su carácter es apático y regularmente se impone con sensatez, lo que le permite lograr lo que se le antoja. Cuenta con un toque de picardía con el que seduce a las mujeres haciéndole perder la razón, que se le relaciona con su gentileza y desenvoltura; es un especialista en comentar y expresar lo adecuado en los momentos precisos. En el aspecto íntimo, Abadón con su pareja es frígido y nada pasional, sólo le gusta el placer de la carne, no le agradan las relaciones que duren mucho tiempo, jamás se debe aguardar amor y fidelidad que venga de él.

Abadón tiene la facilidad de interrelacionarse con personas, haciendo buenas amistades, para enganchar a las personas les habla exactamente de los temas de interés que les agradan, le gusta obtener beneficio de las amistades, la gran mayoría lo buscan para que los ayude a solucionar los inconvenientes, y solamente le presta el auxilio a las personas que él sabe se va a beneficiar futuramente, a pesar de todo es una persona indispensable en la lista de los amigos de muchos.

Con todos estos atributos que acompañaron el carácter de Abadon, culminó su existencia personificando el enfoque más penoso e indescifrable de los abismos. (Ver Artículo: Orcus)

Número que lo simboliza

Por lo general todos alguna vez hemos oído sobre esta perversa numerología, que se le atañe al número que simboliza a la bestia y el popular número asignado al Anticristo.

El número 666 se conoce como el sello del denomino, específicamente en las sagradas escrituras en el capítulo de Apocalipsis 13.18 del Nuevo Testamento que se expresa así:

Hay conocimiento, todo aquel que tenga comprensión, que describa el número del demonio, por tanto es el número del hombre y animal, y su número es el seiscientos sesenta y seis, como tal este número ese relaciona con lo bárbaro en este caso a la bestia (Satanás – El anticristo).

A este afamado número 666 se le establecen distintos conceptos, por ejemplo para la Iglesia el número 6 repetida tres veces significa señales de males imperiosos. Sin embargo, para el arte de la numerología este número repetido tres veces es una indicación que los ángeles están mostrando que nuestros pensamientos y actitudes no son las más correctas, porque el humano se está centrando sólo en lo material, y que no es lo más idóneo porque se deben inclinar al aspecto espiritual, a socorrer el prójimo y reunirse con la familia y con los amigos.

También el número 6 personifica la ordenanza, la equidad y la sinceridad ante cualquier cosa. En otro aspecto, cuando se refiere  describir la personalidad este número que puedan identificar a una persona la señala con carácter tierno, cariñoso y atento. Así como se cree que el número 6 tres veces nos indica que estamos actuando incorrectamente y no llevará a ningún individuo a la felicidad.

El número 6 igualmente se supone como todo lo eficiente y suficiente, los ocultistas lo tienen como un número mágico que lo usan para efectos de idolatría.

Abadón 11

Curiosidades entre otros

No es fácil descifrar las escrituras plasmadas en los textos bíblicos, muy a pesar que para los cristianos Abadón significa el advenimiento del Anticristo, representa un hecho curioso que para los testigos de Jehová Abadón es Jesús, debido a que el nombre de Abaddón proviene del vocablo abad que significa padre. De acuerdo a lo interpretado en el libro de Apocalipsis es un intermediario de Dios, que desciende del cielo y que ha sido mandado para batallar, haciéndole frente a Satanás y arrojándolo al abismo.

Entre las curiosidades acerca de Abadón se puede nombrar una estatua gigante de bronce que se encuentra expuesta en la entrada principal del sótano del Priorato de Durmand, que se refiere a un espacio donde se guardan las recopilaciones específicas de escrituras ocultas, esta edificación  fue construida como un monasterio secreto en las montañas con picos escabrosos en el Paso de Lornar.  Abadón es mostrado como un hombre barbudo, un humanoide que posee horribles tentáculos, una máscara con seis ojos y usa una toga, su mano izquierda extendida con la palma mostrada hacia arriba, y en su mano derecha lleva un pergamino.

Abadón 16

Extraordinariamente, existe en los Jardines del Buen Retiro de la Villa de Madrid, en España, una plaza con el símbolo de Abadón el Ángel caído está construido a una altura de 666 metros sobre el nivel de mar. Este monumento alimenta el mito en la cultura popular moderna que esta imagen es un signo de suerte por homenajear a lo malévolo y lo pernicioso que a muchos simpatizantes  les ha despertado en su imaginación sobre el arte del ocultismo.

Abadón 13

Al parecer este símbolo es de agrado para las personas del gentilicio europeo, también se encuentra un momento en honor a Abadón que popularmente lo llaman el Monumento a Franco, que se encuentra ubicado en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias en España), que curiosamente fue inaugurado el 17 de marzo de 1966.

Abadón 14

También existe una escultura de Abadón que la llaman el Ángel exterminador, al estilo moderno del año 1895, construido encima de las ruinas de un antiguo campo santo, donde también funcionaba una antiquísima iglesia del siglo XV, ubicada en Comillas, Municipio de Cantabria en España.

Abadón 15

Popularidad de Abadón en el Modernismo

La figura que representa el mundo moderno a Abadón es como ente malévolo,  sorpresivamente que son distintos entre sí, porque en los labrados antiguos se figura como un demonio clásico: con cuernos, alas reticuladas, con la figura de un esqueleto parecido a un monstruo que está cubierto con pedazos de carne descompuesta, y que en su mano lleva un arma mortífera que es una lanza, o filosa espada.

¿Quieres saber todo sobre Abadón? Apréndelo aquí
3.7 (73.33%) 3 votos


Si te ha gustado el artículo ¿Quieres saber todo sobre Abadón? Apréndelo aquí te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario