Aprende todo sobre el Sacamantecas, un mito de miedo

La leyenda del Sacamantecas se ha encargado de causar gran miedo en los pueblos durante muchos años, este personaje se inició como una simple leyenda para asustar a los niños y lograr que estos se portaran bien o no regresaran muy tarde a casa, pero lo cierto es que existen referencias de casos reales en donde se han asesinado a mujeres y a niños para extraerles las mantecas o las grasas del cuerpo y con ella hacer ungüentos curativos o jabones. Conoce más de este personaje aquí.sacamantecas

 ¿Qué es el Sacamantecas?

La leyenda del Sacamantecas proviene de la mitología hispana y ésta se ha trasmitido de generación en generación, en especial en los pueblos, en la actualidad es un simple mito que cuentan los más viejos, pero por muchos años y décadas esta leyenda perturbó y asustó a muchos niños y hasta a adultos, en especial en España.

Se cuenta que gran parte del miedo que sembró el Sacamantecas es responsabilidad de los padres que encontraron en esta leyenda una forma muy práctica de que sus hijos se portaran bien y es que se contaba, que si los niños no llegaban a tiempo a casa o si se quedaban hasta muy tarde en la calle, un ser monstruoso y terrible aparecería para secuestrarlos.

Como se puede ver, este personaje se caracterizó por ser un “asustador” de niños, algo parecido al Coco o al Hombre del Saco, se dice que su origen se debe principalmente a que en la Edad Media se pensaba que la grasa corporal tenía propiedades curativas.

Existen algunas variantes en lo que respecta a la historia como tal, hay quienes mencionan que el Sacamantecas está basado en la creencia de que los niños del pueblo pueden ser robados por un forastero, disfrazado de mendigo o comerciante, que es contratado por un hombre rico cuyo hijo está muy enfermo y sólo puede ser curado con la sangre de bebés sanos, lo cual se afianza aun más cuando se comienzan las prácticas de la donación de sangre. (Ver articulo: El Galipote)

sacamantecas

Por otro lado, existen quienes describen al Sacamantecas como un monstruo con forma humana, que vive en áreas desiertas y se alimenta de manteca o de la grasa humana.

En Andalucía, en el año de 1928 se cuenta la historia de que el escritor británico Dick Strachey, quien era sobrino de Lytton Strachey, habría subarrendado un terreno para habitarlo en la localidad de Yegen, en Andalucía, España. Un día, Strachey caminaba por un terreno accidentado donde vio a tres hombres sospechosos, éste pensó que se trataba de bandoleros, por lo que decidió salir huyendo, pero los tres gitanos lo persiguieron y éste decidió sacar su cuchillo gritándole como un Sacamanteca.

El primer impulso de los gitanos fue matar al Sacamanteca y usar su sangre para remedios mágicos. Sin embargo, el mayor Gipsy, un convicto, juzgó más seguro llevar a Strachey al alcalde; se ofrecieron a cortarse la garganta ellos mismos, pero el hombre británico afirmó en su rudimentario español que era un pariente del rey Jorge V de Inglaterra, convenciendo al alcalde de que no estaba tratando con un monstruo.

Origen de la leyenda

Se puede pensar que el Sacamantecas es una simple historia que buscaba asustar a los niños, pero la realidad es que esta leyenda tiene algunos orígenes reales, en donde lastimosamente un niño fue asesinado por los precursores de esta leyenda y es que para principios del siglo XX los Sacamantecas eran asesinos que se basaban en esta leyenda para cometer sus fechorías.

sacamantecas

El primer caso que se puede mencionar es el de Juan Díaz de Garayo, el cual era un agricultor muy rudo de Alaves, existen fuentes que mencionan que sus rasgos fiscos no coincidían con los de una persona normal de la época, ya que éste presentaba características y rasgos de un homínido primitivo.

Este agricultor fue conocido por ser un violador y asesino de mujeres, la mayoría de ellas eran prostitutas, éste en cada asesinato que hacía, les cortaba el vientre a sus víctimas de una forma horrible y atroz; se declaró culpable de seis muertes, pero se cree que fueron muchas más.

Un dato curioso que nos da una luz de lo horrible que era este hombre, es que el mismo, fue capturado debido a que una niña lo vio en la calle y pensó que una persona tan horrible sólo podría ser el Sacamantecas, el cual estaba tratando de conseguir niños para secuestrarlos, por lo que la niña se puso a gritar muy fuerte y señalándolo. Las personas que pasaban en ese instante por la calle al ver el desespero de la niña, pensaron que éste había intentado abusar a la misma, por lo que lo agarraron y lo entregaron a la policía, donde al final, fue condenado a muerte y ajusticiado en Garrote Vil.

Existen otros que mencionan, que el origen del Sacamantecas viene de casi un siglo antes y en este caso se cree que el responsable fue Manuel Blanco Romasanta, quien también fue conocido como el hombre lobo de Allariz, en este caso, este hombre nació en el año de 1809 en Galicia, se conoció como sastre hasta que su esposa falleció y en ese momento, abandona la sastrería y se convierte en un vendedor ambulante de untos o grasas.

Cuando esto sucede es que se le comienza a acusar de que las grasas que vendía eran de origen humano y las personas lo comienzan a acusar de la muerte de un alguacil.(Ver articulo: Cerro del Muerto)

La historia de este hombre es horrible, ya que mientras huía de la justicia se cuenta que cometió nueve asesinatos más, pero en estos casos las víctimas tenían heridas terribles que éste les hacía con sus propios dientes; se cuenta que existen victimas a las cuales este sujeto le devoró parte de sus cuerpos.

Este hombre fue detenido y condenado a muerte, aunque ésta no se ejecutó, ya que se le pidió a la reina Isabel II que revisara la causa, ya que éste podría ser un caso de Licantropía, el cual era un desorden psicológico bastante desconocido en la época, debido a esto no se ejecutó la pena de muerte, pero sí se le dio cadena perpetua en la cárcel de Allariz.

Finalmente, a estos dos asesinos les une un crimen conocido como el crimen de Gador, el cual tiene una mezcla entre el Hombre del Saco y el Sacamantecas y este ocurrió en el año de 1910 en un pueblo cercano a Almeria.

sacamantecas

El autor del mismo fue Francisco Leona, el cual era un despiadado curandero de la zona, éste secuestró y mató a un niño de siete años con la finalidad de extraerle la sangre y la grasa para usarlos como un remedio en un hombre que estaba enfermo de tuberculosis llamado Francisco Ortega “El Moruno” y es que para esa época se creía que la sangre y la grasa de los niños tenían muchas aplicaciones terapéuticas.(Ver articulo: Leyenda de la Candileja)

Algunas personas de la época pensaban que la sangre era regenerativa contra la vejez y era curativa para diversas enfermedades; además se creía que los emplastes de grasa humana eran todo un milagro contra la tuberculosis. En este caso, todos los involucrados fueron aprehendidos y condenados a muerte.

La mezcla de cada uno de estos casos hicieron que se creara un mito terrible en torno al Sacamantecas, el cual duró más de setenta años y con el cual se asustó a muchos niños españoles, los cuales accedían a las peticiones de los padres con el miedo de que este Sacamantecas apareciera y se los llevara.

Finalmente, habría que mencionar a Enriqueta Marti, aunque ésta no es tomada como una precursora de esta leyenda, pero la misma secuestró y mató a muchos niños para sacar su grasa y venderlas en el mercado negro en Barcelona en el año de 1912.

Es importante destacar, que el auge de esta leyenda se puede deber a que en la época donde se presentan estos hechos, no contaban con sistemas de noticias, por lo que la información no era fluida y en algunos casos, la información podía ser deformada o magnificada por las personas.

Sacamantecas reales

Son varios los asesinos que se les conoce como Sacamantecas, a continuación se mencionan los principales y los que fueron juzgados por asesinar personas para extraerle su grasa:

sacamantecas

Manuel Blanco Romasanta

Nace en el año de 1809 y muere en el año de 1863 al ser condenado a muerte. Este personaje es el primer asesino en serie que fue documentado en España, sus asesinatos los realizó en Galicia. Se cuenta que el mismo usó la grasa de sus víctimas para hacer jabones, los cuales posteriormente vendía.

Juan Díaz de Garayo

Días de Garayo nace en 1821 y fallece en 1881 al ser condenado a muerte. Éste es el asesino más conocido que lleva el apodo del Sacamantecas y lleva este apodo debido a que se cuenta que el mismo tenía por costumbre asustar a los niños para que se comportaran.

Francisco Leona y Julio Tonto

En el año de 1910, secuestraron y mataron a un niño de siete años por su sangre y grasa para tratar la tuberculosis de Francisco Ortega, un granjero adinerado que contrató a los hombres con la finalidad de que hicieran el trabajo sucio de matar al niño.

Enriqueta Martí Ripollésque

Nace en el año de 1868 y muere en el año de 1913. Ésta es conocida por ser una prostituta y proxeneta, la cual asesinó a varios niños y luego utilizaba sus restos para hacer ungüentos.

Victimas reales del Sacamantecas

El Sacamantecas más conocido fue Juan Díaz de Garayo, a éste se le condenó a pena de muerte por 6 asesinatos y 4 tentativas confesadas, pero en realidad al mismo se le presumen otros tres asesinatos que ocurrieron en la misma época y se dice que por el modus operandi de éste, estas muertes también podrían ser obras suya. A continuación se presenta cada uno de ellos y la forma de estos asesinatos.

sacamantecas

Primera víctima

El primer crimen que se le imputa a Díaz Garayo es el de Melitona Segura y González de Betolaza, se piensa que ésta era prostituta. El asesinato ocurrió el 2 de abril de 1870 en El Polvorín-Errekatxiki y el cuerpo se encontró sin vida por ahogamiento y presunta violación.

La noche del suceso, la víctima salió y su asesino estaba en el Portal del Rey vía hacia El Polvorín siguiendo el cauce del río Errekatxiki, según se presume, éste se apartó en el camino y le ofreció tres reales para que aquella tuviera relaciones sexuales con él. Se estima que discutieron por el precio, ya que la mujer quería al menos cinco, por lo que éste muy irritado y molesto la tomó por el cuello y la presionó hasta casi asfixiarla y luego la ahogó en el agua; el relato cuenta que después de ello la desnudó, hay fuentes que comentan que la abandonó y hay otras que aseguran que antes de abandonarla la violó y sodomizó, lo cierto es que su cuerpo fue hallado sin vida al día siguiente.

Segunda víctima

Luego de su primer asesinato, transcurrió casi un año sin que Díaz cometiera algún otro homicidio, pero el 12 de marzo de 1871 cobró a su segunda víctima. En este caso se trataba de Agueda Abando Horao, quien era conocida en la zona como “La Riojana”, el asesinato sucedió en el Polvorín-Arana, en este caso la víctima fue encontrada con golpes en la cara y la muerte fue por estrangulamiento.

Según el propio Díaz, las causas fueron similares a la anterior, pero en este caso ésta no era conocida como prostituta, sino que era una viuda de muy bajos recursos que vivía de la caridad y haciendo pequeños trabajos; se cuenta que Díaz le ofreció un real para que comprase comida y que luego paseara con él. Cuando salieron fueron también por el Polvorín Viejo y cuando estaban en el sitio éste le ofreció un poco de dinero para tener relaciones y como a ella no le pareció discutieron y él la golpeó en la cabeza hasta que finalmente la estranguló, su cuerpo fue hallado sin vida al día siguiente. (Ver artículo: La Tulevieja)

Tercera víctima

En este caso, la víctima fue Antonia Berrosteguieta, una niña de 13 años. Los hechos ocurrieron el 21 de agosto de 1872, en Gamarra, donde se consiguió a la pequeña violada y asesinada por estrangulamiento.

Se cuenta que la muchacha era una criada de la zona que se cruzó en el camino con Díaz, éste la tomó por el cuello y la apartó del camino. La misma quedó inconsciente por la asfixia, momento que Díaz aprovechó para violarla y luego la estranguló.

El asesinato de ésta causó mucha alarma entre la población e hizo que las mujeres tuvieran miedo de salir solas.

Cuarta víctima

Este asesinato ocurrió apenas 8 días después, es decir, el 29 de Agosto de 1872, en este caso la víctima fue María Campos y esto ocurrió en Zumaquera, la víctima fue hallada muerta por estrangulamiento y también tenía clavada una horquilla en el corazón, al parecer esta víctima era prostituta y éste la citó en las afueras de la ciudad por la Zumaquera.

En este caso, el asesinato fue luego de tener relaciones sexuales, la pelea, al igual que las primeras fue por dinero, ya que éste no quería pagarle lo que pedía por lo que Díaz la estranguló hasta creerla muerta, pero antes de irse se percató que la misma se movió y le sacó una horquilla grande que llevaba en su cabello, se la clavó en el corazón y le hizo diversos cortes más en el torso; posteriormente tomó el cuerpo y lo arrastró hasta el arroyo.

Quinta víctima

Este caso fue muy parecido al anterior, no se conoce el nombre de la víctima pero éste ocurrió en el Polvorín-Errekatxiki, este caso sucedió exactamente un año después del anterior, en este caso luego de tener relaciones sexuales el hombre le ofreció muy poco dinero a la mujer y comenzaron a discutir, cuando Díaz se disponía a estrangularla ésta logró gritar fuerte y unos soldados la escucharon y acudieron en su auxilio, por lo que Díaz huyó sin poder acabar con la vida de su víctima.

Sexta víctima

En este caso Díaz no logró su cometido, el nombre de la víctima es desconocido y este incidente ocurrió en Zumaquera, en junio de 1874, se cuenta que Díaz se consiguió con una mujer mayor que pedía limosna, éste se lanzó sobre ella para forzarla y tener relaciones con la misma, pero ella se resistió gritando fuertemente, unas mujeres la escucharon y acudieron al lugar, Díaz logró salir huyendo.sacamantecas

Séptima víctima

A partir de este caso es que se le tilda a Díaz como el Sacamantecas y es que a pesar de que este asesinato no fue reconocido por él, son muchas las hipótesis que sostienen que él fue quien lo hizo. En éste, la víctima tenía 55 años y el asesinato ocurrió el 2 de enero de 1878 entre Mendiola y Castillo, la mujer fue encontrada asesinada y destripada.

Dos años después del último incidente se encontró una nueva víctima, la mujer se consiguió con grandes heridas en el pecho, el vientre lo tenía abierto y tenía una mano cortada; este asesinato alimentó la antigua leyenda del Sacamantecas, por lo que hizo que el terror se adueñara de los habitantes de las zonas aledañas.

Octava víctima

En este caso, la víctima fue Ángela López de Armenia, la cual llevaba el apodo de “la molinera”, este intento de asesinato se dio en el molino a las afueras de Trianas, el 1 de noviembre de 1878, es decir, 6 años después de la última víctima confesa por Díaz. Para esta época un tema muy habitual era el Sacamantecas y por lo visto éste hacía su vida normal en la ciudad.

Se cuenta que en este caso, Díaz Garayo conocía a la molinera por lo que se dirigió a un molino a las afueras de Vitoria, éste llegó y ella lo dejó entrar, al rato Díaz se le lanzó encima tratando de estrangularla, pero ésta logró zafarse y él logró huir. Posteriormente fue denunciado y detenido, pero sólo se le dieron 2 meses de cárcel, ya que en ningún momento se sospechó que éste fuera el autor de los otros crímenes.

Novena víctima

Esta víctima fue atacada el 25 de agosto de 1879, no se tiene el nombre de la víctima, pero se sabe que ocurrió en las afueras de Vitoria, Portal de Castilla, la víctima sólo sufrió una agresión.

En este caso, Díaz se encontraba en la carretera de Madrid o Portal de Castilla, aquí se encontró con una mendiga con la cual comenzó a entablar una conversación y hasta le llegó a ofrecer una limosna, luego de un rato de estar hablando con ella la agarró y forcejeando trató de sacarla de la carretera, ésta se cayó y se golpeó la cabeza, pero a pesar de esto logró golpear a Díaz en la entrepierna y huir, éste luego de recuperarse la siguió para ver donde vivía.

Pero por el miedo a ser denunciado, Diaz decidió huir a Bizkaia, excusándose de que tenía que ir a buscar trabajo, pero éste antes decidió convencer a su mujer de que había herido a la mujer sin querer y que quería que ésta fuera a disculparse a ofrecerle algo de dinero como indemnización y para no ser denunciado por ella.

Décima víctima

La décima víctima llevaba el nombre de Maria Dolores García de Cortazar, de 25 años, ésta fue violada y asesinada a navajazos en vientre y en el pecho, el asesinato ocurrió el 7 de septiembre de 1879 en Aiurdin-Zaitegi.

Se cuenta que en este caso, Díaz iba de regreso para Vitoria pasando por Murgia y allí vio a la mujer que iba caminando en la misma dirección, éste la alcanzó y entabló una conversación con ella, hasta que de pronto la tomó por detrás y la arrastró hasta un lugar solitario, allí le pidió que tuvieran relaciones sexuales mientras trataba de estrangularla con un pañuelo en el cuello, esta se negó, así que Díaz decidió tomar su navaja y la hirió en el pecho mientras la violaba, luego de esto la mató con varios cuchillazos en el vientre.sacamantecas

Décima primera víctima

Esta es la última victima que se le conoce al Sacamantecas Diaz, la cual llevaba el nombre de Manuela Audicana, en este caso sufrió un intento de violación y fue asesinada por ahogamiento, apuñalamiento y luego fue destripada.

Este asesinato sucedió el 8 de septiembre de 1879, se cuenta que Diaz no llegó a entrar a Victoria, sino que se quedó durmiendo en un puente cercano, a la mañana siguiente vio a una mujer que estaba en el lugar, éste la abordó y también le propuso tener relaciones sexuales, ésta se asusto y se negó, por lo que Diaz se lanzó sobre ella, luego tomó su navaja y le dio una puñalada directo al corazón, luego le abrió el vientre y le sacó las tripas y le extrajo un riñón.

El terror se apoderó de los pueblos ya que se encontraron los dos cadáveres el mismo día y como ambos tenían heridas en el vientre, esto hizo pensar que el Sacamantecas de Vitoria estaba mas fuerte y atacaba a diario, fueron muchas las noticias que se suscitaron donde se mencionaba que se buscaba a un Sacamantecas.

Conoce un poco sobre la película del Sacamantecas

Son muchos los cortometrajes y vídeos que se han realizado inspirados en la leyenda del Sacamantecas, en muchos casos solo se hace mención de ello de una forma metafórica y en otras por el contrario, se hacen las referencias más realistas, en lo que respecta a películas hay dos que se han destacado con el pasar del tiempo.

La primera data del año 1956, ésta lleva el titulo de “Cuerda de Presos”, es una película de Pedro Lazaga en ella hay varias escenas que se grabaron en Vitoria-Gasteiz. No es una película muy común ya que narra la historia de la novela de su mismo nombre y trata la historia del traslado de Garayo desde su detención a Vitoria.

La segunda película data del año 1979, esta lleva por nombre “El sacamantecas”, por su parte no es una película como tal sino un mediometraje amateur, realizado en 16 mm, el director fue Jesús María del Val Sáenz de Ugarte y el guionista fue Juan Carlos Ruiz De Gordoa. Un dato curioso es que la mayoría de los personajes que salen en ésta no son actores profesionales, ya que por ejemplo la locutora de radio Judith Cobo tenía el papel de la molinera y así como muchos otros que no eran actores.

Esta película se desarrolla a finales del siglo pasado, cuando una serie de mujeres aparecen muertas en los alrededores de Vitoria, se cuenta como la población está horrorizada y se menciona que muchos comentaban de la existencia de un hombre muy misterioso que mataba mujeres y les extraía y devoraba las entrañas de éstas.

Esta película narra la leyenda del famoso Sacamantecas y como Juán Díaz de Garayo es arrestado y posteriormente se declara culpable de seis de los crímenes por los que es imputado, a pesar de que esta no contaba con los medios económicos necesarios, fue posible gracias al apoyo de particulares.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Aprende todo sobre el Sacamantecas, un mito de miedo te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario