¿Quieres saber quién es Behemot? Apréndelo aquí

Behemot es una bestia o criatura mítica cuya apariencia no está del todo definida, ya que para algunos se describe como una especie de elefante o hipopótamo y para otros es una especie de rinoceronte o búfalo. Es un personaje de la mitología hebrea, se cree que su nombre significa muchos animales, según su idioma y éste aparece en el Job 40:15-24, el cual le aporta la importancia como para ser conocido y que su historia se cuente. Conoce más aquí.

behemot

¿Cuál es su significado?

Su nombre Behemot o Bégimo, para algunos autores, es una palabra en plural que significa muchos animales en hebreo, para otros autores la palabra proviene del hebreo original y está compuesto por dos palabras, la primera es kemo, que tiene como posibles significados los siguientes “algo en semejanza a” o “que se usa por separado” o “de no ser menos que”. Y la segunda palabra es kjaféts, que hace referencia a que algo se puede inclinar, doblar o mover. En base a estas definiciones podemos deducir que se está hablando de una cola de Behemot que es semejante al cedro y que además, éste la puede mover a su voluntad logrando así  que se incline y se doble.

behemot

Behemot es considerado como el primer animal terrestre que fue creado, su imagen es un tanto parecida a la de un hipopótamo de gran tamaño, se dice que sólo su cola es más grande que un tronco de cedro y además sus huesos son tan fuertes como los tubos de bronce.  El mismo, por su gran tamaño, gobierna a todas las criaturas terrestres, hay quienes aseguran que Behemot fue creado con polvo, agua y luz y hay otros por su parte que dicen que dios le ordenó que surgiese de la Tierra.

Para algunos estudiosos, fue creado para habitar la tierra solo, es decir sin pareja y otros por su parte comentan que estuvo viviendo en pareja un tiempo como todas las criaturas vivientes, pero que no pudo acoplarse a ella y es por lo que se dice, que si éste hubiese tenido hijos los mismos hundirían el mundo. Y otros afirman esto diciendo que Dios previendo esto, decidió castrar al macho y enfrió el ardor de la hembra. (Ver articulo: Malakim)

La historia cuenta que Dios dejaba pastar a Behemot en las Mil Montañas y éste lograba acabar con todo en un sólo día, pero cada noche la hierba volvía a brotar y ya para la mañana estaba alta y lozana como el día anterior. Aparte del pasto, Behemot también comía carne y es por ello que las montañas alimentaban no sólo a éste sino a muchos animales que le servían posteriormente como alimento.

Se cuenta también que en el verano se le despierta una sed tan fuerte que ni las aguas que fluyen en el Jordán por seis meses le alcanzan, es por ello que bebe agua del río Jubali que está en el Edén.

Este animal también es conocido como el Buey del Hoyo y se cuenta que todos los años durante el solsticio de verano, siguiendo instrucciones de Dios, se levanta en sus patas traseras y hace un rugido fuerte y terriblemente ruidoso, el mismo le impide a todas las fieras de la tierra devorar los rebaños y vacadas del hombre durante los próximos doce meses.

Éste es considerado un animal misericordioso, tanto como puede ser un buen rey y lo demuestra con frecuencia, ya que levanta su cola grande y peluda y deja que las aves se posen en ella y después la baja con suavidad para que así los animales del campo también se puedan montar; además procura que ningún ave sufra algún daño por parte de los animales de la tierra.

Behemot también aparece en el libro de Enoc, allí se describe tanto a éste como a Leviatán, del primero comenta que ocupaba con sus pechos un desierto inmenso llamado Dandain, es importante conocer que ya para la Edad Media a Behemot se le consideró una especie de demonio.

behemot

Ya en la actualidad, algunos creacionistas de la Tierra Joven, describen a Behemot como un dinosaurio, específicamente un saurópodo y esto ya que ellos concuerdan que el saurópodo es el único al que se le adapta la característica de que la cola se “mueve como un cedro”. Ellos tienen la creencia de que los dinosaurios vivieron en conjunto con los humanos, aunque esta teoría va en contra de los estudios científicos que demuestran que los saurópodos se extinguieron hace 66 millones de año cuando un gran asteroide chocó contra la Tierra.

Por su parte, el Diccionario Infernal describe de forma muy popular al Behemot, como un gran soldado de Lucifer, cuya característica física sería la semejante a un elefante humanizando, con una barriga muy redonda, aquí se dice que éste es un vigilante infernal que también preside los banquetes.( Ver articulo: Haniel)

Su Símbolo

No existe un símbolo específico que identifique a Behemot, pero sí podemos hablar de rasgos característicos que lo hacen único, como los son su cola, de la cual se dice que se mueve como un cedro, también podemos mencionar sus huesos, que se dice que son tan fuertes como los tubos de bronce, y por último sus músculos que son muy fuertes y tejidos.

behemot

Según la Biblia

Como vimos al principio, Behemot aparece en la Biblia, específicamente en el Libro de Job 40:15-24, su aparición ha creado diferentes opiniones en los estudiosos bíblicos, algunos mencionan que a pesar de que la descripción que se hace sobre este animal no se asemeja con exactitud, ellos comentan que se asocia a un hipopótamo o a un rinoceronte. Otros estudiosos en cambio, dicen que es un dinosaurio por las características descritas, que comparan el tamaño de su cola con el tamaño de un cedro que se mueve. (Ver articulo: Kokabiel)

behemot

Si citamos el libro de Job podemos ver la descripción exacta que le da éste a Behemot y que ha causado tanta opiniones; A continuación Job versículo 40:15-24:

“He aquí ahora Behemot, el cual hice como a ti; hierba come como buey. He aquí ahora que su fuerza está en sus lomos y su vigor en los músculos de su vientre. Su cola mueve como un cedro y los nervios de sus muslos están entretejidos. Sus huesos son fuertes como bronce y sus miembros como barras de hierro. Él es el principio de los caminos de Dios; el que lo hizo puede hacer que su espada a él se acerque. Ciertamente los montes producen hierba para él; Y toda bestia del campo retoza allá. Se echará debajo de las sombras en lo oculto de las cañas y de los lugares húmedos. Los árboles sombríos lo cubren con su sombra; los sauces del arroyo lo rodean. He aquí sale de madre el río, pero el no se inmuta Tranquilo está, aunque todo un Jordán se estrelle contra su boca. Debajo de los lotos se revuelca, en la espesura de cañas y de juncos. Le cubren los lotos con su sombra, le rodean los sauces del torrente”

Como vemos, la descripción que se da de Behemot, muestra que éste era un animal de gran tamaño y se dice que el mismo fue un monstruo del caos destruido por el dios en el momento de la creación.

Otras Escrituras

La mencionada bestia también aparece en otras escrituras, como lo es el caso del libro de Enoc que data del siglo II a.C. y que viene a ser culminado en el siglo I d.C., en donde se menciona la existencia de tres criaturas, Behemot quien es un monstruo inconquistable de la tierra, Leviatán quien es un monstruo primitivo del agua y Ziz que es monstruo primordial del cielo.

behemot

Este libro describe y dice que Behemot vive en un desierto que es invisible y que se ubica al este del jardín del Edén, por su parte dice que Leviatán vive en el abismo, una leyenda cuenta que habrá lucha sin precedentes y que dará lugar en el fin de los tiempos, en ella se describe como un Behemot se unirá con otro monstruo y así comenzará la batalla en donde Behemot acorneará con fuerza y el pez saltará para así golpearlo con sus aletas, y su creador, al ver esto, se acercará con una espada poderosa y los matará, una vez que esto ocurra el creador construirá con la piel de Leviatán toldos para poder acoger a los justos.

En el texto de Haggadah, se cuenta como la fuerza de Behemot se pone de manifiesto durante cada solsticio de verano, en donde esta bestia ruge con mucha fuerza, logrando así que todos los animales tiemblen, convirtiéndolos a todos en animales menos feroces el resto del año. Se dice que esta historia muestra el lado misericordioso y bondadoso de esta bestia, ya que así los animales más débiles puedan sentirse seguros de estar lejos del alcance de los animales salvajes.

Leviatán y Behemot

En el Libro de Job, aparecen dos bestias descritas como creaciones de Dios, estos son Leviatán y Behemot, los cuales son descritos popularmente como un cocodrilo y un hipopótamo, estos dos animales pueden considerarse como criaturas míticas, las cuales poseen una enorme fuerza, tanta que ningún humano puede controlarla, pero la realidad es otra ya que estos son reducidos a mascotas divinas.

behemot

Behemot y Leviatán, pudieron llegar a ser especies extintas que aún vivían en los días de Job, aunque lo que se sabe con exactitud es acerca de la existencia de algunas especies de dinosaurios que se ajustan a las descripciones dadas en el libro de Job. Lo que se puede asegurar con exactitud, es que ambas bestias no se ajustan a las características de alguna especie que se encuentre viva y conocida en la actualidad.

Cuando se habla de estas bestias, por lo general se describe a Behemot antes que a Leviatán, esto sucede para demostrarle a Job la futilidad de cuestionar a Dios, el cual es considerado el creador de estas criaturas y además, de ser el único que puede capturarlas sin ayuda de más nadie. Se dice que estos son considerados los monstruos del caos destruidos por Dios en el momento de la creación. Ya hemos hablado con detalle de Behemot por lo que pasaremos a hacer a continuación, una breve descripción de quién es Leviatán.

Leviatán

Leviatán, a diferencia de Behemot, aparece en varios libros de la Biblia como son en Libro de Job, el Libro de Isaías, en Salmos y en el Génesis; se le describe como un gran dragón marino que tiene una forma muy similar a la de un cocodrilo o a la de una serpiente, además es importante destacar que normalmente se le relaciona con Lucifer o el Diablo; existen referencias de Leviatán en otros Libros como los son el de Enoc. Su nombre proviene del hebreo que significa “enrollado”.

En los libros de la Biblia, se cuenta que esta bestia fue creada por Dios junto a su pareja en el quinto día de la de la creación, su pareja llevaba el nombre de Taninim, pero luego Dios decidió matar a la mujer y ofrecerla como alimento para los justos, quedando solo Leviatán, el cual tenía como destino el de servir de comida para los banquetes después del Armagedon.

En la Edad Media se conocía a esta bestia como un monstruo acuático que poseía a los humanos, se cuenta que una vez poseídos era muy complicado exorcizarlos. Por otra parte, el judaísmo consideraba a Leviatán como un dragón, que tenía la capacidad de adoptar la forma de un hombre o una mujer.

En algunas ocasiones, esta bestia era confundida con una enorme ballena, pero la realidad es que es un dragón que habitaba los mares más profundos, el mismo tenía un aliento de fuego, su corazón era muy duro y es tan grande que puede hacer hervir el mar a su paso.

Según la Biblia

Para la mitología hebrea, Leviatán es considerado un monstruo marino que representa el mal, su nombre se traduce como gran pez o en su defecto serpiente retorcida. En la biblia aparece descrita en el libro de Job, que la menciona y dice que ésta es una especie de cocodrilo, Behemot aparece mencionado en la Biblia en el Libro de Job (40:15-24) y está junto a otro monstruo, Leviatán, en la misma se hacer referencia de la siguiente manera: “..Mira a Behemot, criatura mía igual que tú” y “…¿Puedes pescar a Leviatán con un anzuelo o atarle la lengua con una cuerda?”. Se cuenta que esta referencia la hace para demostrar el poder y sabiduría que este tiene y que se reflejan en la creación.

Por otra parte, es importante mencionar que el libro de Job menciona dos veces al leviatán, uno en el 3.8, donde se le describe como un dragón que provocaba eclipses cuando se envolvía alrededor del sol y la segunda aparición que es la detallada o la que aparece en Job 41:1-34 y donde se hace referencia a que es un cocodrilo.

Por lo general, en el antiguo testamento se hace mención de Leviatán como una bestia marina que estaba asociada con el mal, es por ello que durante muchos siglos se le ha conocido como un ser monstruoso y aterrador.

En otros libros

Las historias de Leviatán y Behemot aparecen en diversos libros como lo es el de Enoc, que menciona que Leviatán, el cual junto a Behemot, son una pareja de dragones, en donde Leviatán es una hembra y Behemot es macho, la primera habita en el mar mientras que el segundo habita en el en el desierto.

En los textos rabínicos, se cuenta que Leviatán fue creado el quinto día del Génesis y posterior a esto fue sometido por el arcángel Gabriel con ayuda de Yahveh. Para algunos estudiosos ésta tenía varias cabezas, mientras que otros aseguran que inicialmente se crearon 2 Leviatanes y luego Dios mató a uno para que estos no se reprodujeran, ya que si lo hacían podían destruir el mundo.

Para algunas fuentes judías, Leviatán era un dragón que vivía en la profundidad de los mares y que junto al monstruo terrestre conocido como Behemot, eran los encargados de servirle a los justos en el fin de los tiempos.

En las escrituras del  Talmud Baba Bathra, se explica la existencia de Leviatán y se cuenta que el propósito de este monstruo era ser asesinado para que luego su carne fuera un gran festín para los justos, además se explica que con la piel del mismo se iban a crear unas tiendas que serían las que los cubrirán, además de un delicioso banquete.

Behemot, Leviatán y el Ziz

En las leyendas Rabínicas, se cuenta cómo Dios creó a tres grandes bestias que dominaban la tierra, el mar y el cielo, los cuales eran Behemoth, Leviatán y Ziz; estos eran tan grandes que cuando tenían sed, necesitaban tomar un río completo, Leviatán por otra parte tenía la capacidad de agitar el océano y Ziz era capaz de tapar el Sol, su gran tamaño hacía que sólo sus cuellos sobrepasaran las montañas.

behemot

Estas tres especies eran consideradas como feroces y enormes, se menciona que su coraza tenía la capacidad de crear luz que brilla más que el sol y lograba así alumbrar todo el océano. Además se cuenta como Dios tuvo que deshacerse de la hembra y castrar al macho por el bien de la humanidad.

Para terminar, se cuenta que cuando llegara el día final, siguiendo ordenes de Dios, Gabriel debería haber sacado a Leviatán del Mar Mediterráneo, pero éste falló y por tanto fue devorado por Leviatán, Luego, Dios mismo tiene que ir a sacarlo del mar, y mostrarlos a los justos; posteriormente los Arcángeles Miguel y Gabriel son enviados a capturar a ambos Behemot, los mismos fallan nuevamente y estos le tiran con espadas y enormes piedras, pero esto no le ocasiona ni un rasguño.

Behemot como el demonio de la Gula

Behemot es considerado un demonio gigantesco, es tanto así que su nombre es usado como un seudónimo de todo lo que es monstruoso y lo desmesurado, y esto lo vemos cuando Job hace referencia al aspecto de Behemoth y dice que es como un elefante o un hipopótamo, con su barriga muy redonda, que es un animal colosal.

behemot

En todos los grimorios antiguos, se afirma que éste era una bestia muy obesa, que llegaba al punto de ser algo crítico, que tenía pocos modales y que su aspecto era un tanto rústico, incluso algunos afirman que su inteligencia no parecía estar muy desarrollada.

La característica intelectual no es considerada como un problema, ya que es muy difícil de apreciar a simple vista y es que los elefantes son considerados lentos pero tenaces. Se le conoce como el demonio de la Gula, ya que su centro del poder se encuentra en el estómago, su desesperación por conseguir una buena mesa lo convierte en un sommelier de los infiernos y cocinero del mismísimo Satanás, a quien asesora en la escogencia de vinos y manjares.

¿Eran Behemot un dinosaurio?

Existe la historia de que Behemot, Leviatan y Ziz, los cuales son tres criaturas que aparecen en la Biblia y que aparecen juntos en el libro de Job, para muchos estos tres son considerados dinosaurios; se dice que Ziz va en el centro, Behemot a la izquierda y Leviatán a la derecha, se dice también que su descripción coincide con los dinosaurios Braquiosaurio y el Plesiosaurio.

behemot

Se les compara con dinosaurios, ya que por ejemplo a Behemot lo describen como un ser muy fuerte, que tiene la cola como un cedro y cuyos huesos son tan fuertes como los tubos de bronce y sus miembros que son como barras de hierro. Se considera igualmente que tanto Behemot como Leviatán son posibles animales, que desacreditan la visión tradicional sobre los dinosaurios que murieron millones de años antes de los humanos.

Para ir un poco más allá y saber si estos eran ciertamente unos dinosaurios, vemos que en el libro de Job, se detalla en la parte final un discurso que le da Dios a éste y en él describe la existencia de dos animales de proporciones inimaginables. Con el pasar de los años, las personas se preguntan si estos animales que aparecen allí, son verdaderos animales y es que existen diversos análisis y versiones que en muchos se han movido en ambos extremos entre las explicaciones míticas y realistas.

Por ejemplo, para el judaísmo apocalíptico y rabínico se van al punto de vista más mítico y estos animales jugaban un papel en el futuro. Por otra parte, están los cristianos, que se van a la parte más simbólica y dicen que estos animales sólo son la representación del mal. Sin embargo, hay quienes comparan a Behemot con un gigante, con un elefante y a Leviatán con una ballena; la más común y la que se ha vuelto como la caracterización más aceptada es la que describe a Behemot como un hipopótamo y a Leviatán como un cocodrilo.

Como se puede apreciar, es en Job 39 donde Dios describe la existencia de animales reales, de los cuales podemos recoger importantes verdades que nos hablan de la naturaleza del mundo y el lugar especial que ocupan los animales dentro de la humanidad. En los versículos siguientes en el libro de Job se señalan dos animales que refuerzan la tesis de que Dios hace referencia a las criaturas reales; en este libro a Behemoth no se le describe como un animal despiadado, por el contrario, se describe como un animal que descansa pacíficamente a la sombra de las plantas que se encuentran en las orillas de los ríos.

Entonces se puede concluir, que Dios no hace una descripción cósmica entre la relación de Behemot y Leviatán, sino todo lo contrario, el mismo hace una descripción física de la apariencia y los hábitos que tenían estos animales en el presente y que por tanto eran animales extraordinariamente poderosos y evocan temor.

Finalmente podemos decir, que a las tres criaturas que aparecen en la Biblia y que son descritas por Dios en el libro de Job, no se les puede atribuir ningún carácter científico y por tanto no se puede decir con exactitud qué clase de animales eran, lo que sí es que se mencionan algunos animales para que tengamos una idea de cómo eran estos. Lo que también podemos concluir, es que tanto Behemoth como Leviatán, son especies extintas, pero que ambos vivían en la época de Job.

No podemos afirmar que Behemot era un dinosaurio, ya que estaríamos asegurando algo que en las escrituras no aparece, lo que sí podemos afirmar, es que las descripciones no coinciden con ninguna especie viva que conozcamos en la actualidad.

Tatuajes inspirados en Behemot

Los tatuajes son formas de expresión, los tatuajes más comunes son los que aportan algún tipo de significado para quien lo va a portar toda su vida. A continuación, te dejamos un breve resumen de la imagen de un tatuaje realizado para hacer referencia a Behemot.

behemot

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo ¿Quieres saber quién es Behemot? Apréndelo aquí te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario