Descubre a Galatea, un personaje de la mitología griega

Déjese cautivar por las fascinantes historias de Galatea, un personaje en la mitología griega envuelta en muchas situaciones donde el amor está presente. Curiosamente de ella se conoce dos leyendas puntuales, de los cuales hablaremos a continuación.

galatea

Fábula de Polifemo y Galatea

Estamos ante una de las leyendas más icónicas de la mitología Griega. Una de tantas historias dejadas por esta antigua civilización. Donde se narran aventuras de dioses y héroes, entregando a su vez profundos mensajes de reflexión y valores. Con personajes que están estrechamente vinculados con el origen de elementos naturales, prácticas rituales y cultos.

Gracias a los hallazgos arqueológicos y los estudios de estos descubrimientos hechos por expertos e historiadores. La humanidad ha podido comprender la fuerte institución religiosa que existía hace miles de años. Disfrutar de los relatos y expresiones, muchos de estos reflejados a través de pinturas, relieves sobre piedra, pequeñas y grandes esculturas de cerámica. He incluso, las monumentales estructuras como templos y estatuas.

Muchos de estos cuentos los hemos vistos en textos llenos de contenido histórico, grandes reproducciones teatrales y cinematográficas. Además de las destacas y hermosas obras literarias, donde se encontrara contenido en sus páginas los hechos y narrativas de estas tradiciones envueltos con encantadores poemas.

Las fuentes literarias antiguas son muchas, más de lo que se imagina. Esto es debido a que a medida que avanza la sociedad, el hombre investiga más y están van aumentando, y algunas suelen variar en el tiempo por medio de un escritor que se inspira y agrega una sincronía de palabras perfectas para enamorar el lector e invadirlo de esta obra de mitos Griegos.

galatea

Mitos

En este artículo nos toparemos con un personaje de la mitología griega que posee dos leyendas distintas. Esta figura es Galatea, en una la conseguirás la escultura hecha por un rey, para luego ser convertida en un ser humano. Y otra es sobre un joven que se enamora de un ciclope: un hombre caníbal de un solo ojo, que criaba ovejas y ganado. Ambas muy fascinantes e interesantes, por lo que a continuación empezaremos a hablarte sobre cada una.

Polifemo y Galatea

Entre ambas historias esta es la más conocida, marcada por el amor prohibido, dos seres totalmente distintos. Hija de Nereo: dios de las olas del mar y una criatura divina de las aguas. Galatea es una mujer realmente hermosa, joven y alegre. Con una piel muy blanca y larga cabellera, vivía felizmente en el mar calmo: las serenas aguas que rodeaban las islas cercanas a Italia, sin saber que pronto su historia cambiaría.

Por otro lado tenemos a Polifemo, un ciclope. Hijo del dios Poseidón: amo de los mares y la ninfa Toosa: un ser con cuerpo de mujer y una cola de pez en lugar de piernas, muy temida, fuerte y aguerrida. Polifemo es considerado por muchos como un monstruo gigante muy temido. Enamorado de Galatea. Un amor que no es correspondido, pues ella ya tiene a quien le conquisto su corazón. Este es Acis: producto del amor entre el titán Pan; señor de los pastores y una ninfa: divinidad de menor rango, habita en los ríos, mares y bosques, de sensualidad destacada.

Una tarde, Galatea y Acis se encontraban a la orilla de un río contemplando el hermoso ocaso. Polifemo muy enojado los descubres y se va sobre Acis, corre e intenta huir, pero no lo logra. Polifemo lanza sobre él una enorme roca y lo mata aplastándolo.

Un momento muy doloroso para Galatea, su alma se quiebra al ver que su querido había sido asesinado. Con mucho sentimiento de dolor Galatea se dirige a la naturaleza de su progenitora, pidiéndole que convierta en río el cuerpo de Acis. Un hermoso caudal que pronto se da a conocer con el mismo nombre.

galatea

Otras versiones

Ahora bien, en este punto es importante destacar que sobre esta leyenda existen varias versiones. Donde se dice que Galatea termina por corresponder los deseos de Polifemo, y que de esta unión nacen tres guerreros. Gálatas, Celto e Ilirio. Todos héroes cuyos mitos marcaron la libertad de los pueblos que llevan su propio nombre.

Galatas: ubicada en Asía menor, una población regida por el tirano Brenno, Celtas: más hacia el norte, liberada del yugo de Brenno y los Ilirios: del lado este, otra civilización que estaba bajo los dominios del mismo regente. Lugares que pertenecen en la actualidad a Turquía.           

Incluyendo una tercera, en la que Galatea adora en cuerpo y alma a Polifemo. Y es Acis quien se enamora de ella y busca tener un amor correspondido. Intenta siempre encontrase con Galatea, pero ella no le aceptaba. Hasta que un día Polifemo descubre todo y enfurecido se va sobre él. Huyendo al bosque, convirtiéndose en río antes que le alcanzara una de las gigantes rocas que lanzaba Polifemo.

Cualquiera de estas tres interpretaciones no llevan a una misma conclusión: una lucha por tener un amor correspondido. Envuelta en los mismos tres personajes: Polifemo, Acis y Galatea, la dama que es adorada y deseada.

 Pigmalión y Galatea

 Tal como se explicó al inicio de este artículo, esta es la segunda historia. Se dice que hace miles de años existía un rey llamado Pigmalión, soberano de la ciudad de Chipre, al sur de Turquía. Quien se encontraba decepcionado de las mujeres que tenía en su entorno, no daba con la mujer perfecta e ideal para él. Consideraba que todas actuaban de manera interesada. Por lo que un día toma la decisión de esculpir la figura una mujer, tallando poco a poco lo que él consideraba que era la mujer perfecta.

Una vez lista todo el grabado quedo realmente encantado ante tal perfección, por lo que siempre le besaba y hablaba, como si fuese su amada, su pareja agraciada. A esta pieza de piedra le llamaba Galatea. Una verdadera imagen femenina con detalles sublimes y exactos. Pero un día Pigmalión se cansó, se sentía aburrido de solo poder ver, tocar y conversar solo ante su adorada Galatea.

Devoto a sus dioses, le pide a Afrodita: deidad del amor. Que convierta a su amada en humana. Afrodita le acepta su petición, más le dice que primero debe consultarlo y pedir permiso a los dioses del olimpo: templo de los titanes. Una condición que entristeció el corazón de Pigmalión, pensando estas deidades no aceptarían un deseo tan grande, se retira a sus aposentos y con el corazón quebrado intenta dormir, abrazando y despidiéndose primeramente con un tierno beso a su bella Galatea.

Trascurre la noche y el sol resurge en su máximo esplendor, Pigmalión se levanta de la cama y lo primero que hace es acercarse a Galatea, un momento muy especial porque este rey le abraza, con las lágrimas saliendo de sus ojos, dolido en el alma por no poder haber obtenido su deseo, le da un tierno beso Galatea. Un segundo de pausa, sus pensamientos están confundidos.

Galatea vive

Con sus sentidos al máximo Pigmalión baja del pedestal y no comprende lo que siente, los labios de Galatea están suaves y cálidos, como el de un ser humano. Se acerca a ella y comienza a tocarla, empezando a sentir como iba creciendo el calor en su cuerpo, su piel empezaba a tomar color. Se perciben el latir de sus venas y su corazón.

La estatua de marfil se estaba transformando en un ser vivo, una mujer hermosa y perfecta, tal como estaba tallada. Los tiernos besos de Pigmalión le hacía revivir, hasta convertirse en esa encantadora dama que al despertar lo mira a los ojos, enamorándose de inmediato. Un encuentro cautivador y fantástico. Al rey se le había cumplido el deseo.

En un instante se aparece Afrodita, sonriente ante la alegría de Pigmalión, quien de manera agradecida le manifiesta su complacencia. Recibiendo como respuesta de la diosa, mereces ser feliz. Por lo que Pigmalión y Galatea  se unen en matrimonio y viven un amor perfecto.

Una vez finalizada la lectura de este precioso artículo, le ofrecemos un atractivo vídeo donde conocerá un poco más sobre Galatea y sus historias. ¡Disfrútelo!

De igual manera le recomendamos seguir los siguientes enlaces y conocer otros mitos griegos:

EVALÚA ESTE ARTÍCULO
(Visited 1 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Descubre a Galatea, un personaje de la mitología griega te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario