Todo sobre Mixcoatl, Dios de las tempestades y la guerra

Mixcóatl es un Dios que pertenece al panteón de deidades Toltecas y Aztecas, es un ser mítico muy poderoso, que se considera el Dios que rige las tempestades, la cacería y la guerra. Esta deidad era venerada y como parte de los Dioses originarios, estuvo presente en la creación del universo y una de sus manifestaciones es la Vía Láctea, la cual según la tradición ancestral se formó con sus propias hijas. Es el padre de el Dios Quetzatcóatl, la deidad principal de la cultura mesoamericana.

Mixcoatl

Mixcóatl

En la mitología Tolteca y Azteca existe toda una variedad de Dioses que rigen el pueblo desde tiempos ancestrales que los guían y cuidan de ellos, a través de leyendas y tradiciones muy antiguas que van pasando de padres a hijos conservando un legado cultural extenso que influye en sus actividades cotidianas. Uno de esos Dioses es Mixcóatl.

Mixcóatl es el Dios de la guerra, las tempestades y la cacería, Si analizamos su nombre, el cual en la lengua Náhualt, está formado por los vocablos Mixtli que lo podemos traducir como ‘nube’ y la palabra ‘Coatl’ que tiene dos acepciones una de ellas es ‘grupo’ y la otra la más conocida tiene el significado de ‘serpiente’.

En cuanto al nombre de Mixcóatl podemos decir que hay varias maneras de llamarlo según el lugar donde se le venere y de la tradición antigua a la que se pertenezca, por ejemplo, la palabra mixcóatl en el mismo dialecto también puede significar ‘tormenta’; en la ciudad de Tlaxcala y en Huexotzinco se le conoce como ‘Camaxtle’, y en el estado de Michoacan se le llama ‘Taras’. 

Los Mexica tenían a Mixcóatl como parte de su mitología antigua, en la cual veían a esta deidad cada vez que miraban al cielo, pues creían que estaba presente en las estrellas rigiendo desde los confines del universo a su pueblo fiel y devoto, se supone que la Vía Láctea es la manifestación más fehaciente de su existencia.

Los Aztecas afirmaban también que Mixcóatl era una representación de otro de los Dioses llamado Iztac-Mixcóatl, el cual puede definirse como un Dios celeste, parte de las deidades que dieron origen a la tierra y ayudaron a los seres humanos a establecerse y vivir en paz con la naturaleza.

Mixcóatl

Mixcóat también tuvo un representante humano aparte de su figura como Dios, se trata de un guerrero legendario, un hombre valiente y temible, quien tuvo un hijo llamado Cē Ācatl Topiltzin Quetzalcóātl, personaje conocido como el guía del pueblo Chichimeca en su viaje hasta la ciudad de Tula (Hidalgo hoy en día) en el Siglo X. 

En la Mitología Tolteca, el calendario está dividido en base a los meses que son regidos por cada Dios, por ejemplo, algunas deidades gobernaban unos días, otros hacían por algunos meses en específico y a otros se les dedicaban años en los cuales se les rendía tributo especial.

El periodo que gobernaba Mixcóatl era el que va desde el principio de Noviembre hasta finales de año, en este tiempo, el pueblo acostumbraba honrarlo, solían  fabricar armas y  reparar las que ya tenían para que estuvieran en el mejor estado y así triunfar en sus constantes luchas por territorio y evitar ser conquistados por otros pueblos.

También en este momento del año era cuando se realizaban los terribles sacrificios humanos para asegurar que el Dios los beneficiara y obtener triunfos militares.

Se cuenta que en algún momento el gran Dios solar Supremo, el valiente Tezcatlipoca se transformaba a si mismo en Mixcóatl; según la tradición relatada desde tiempos muy antiguos, fue este Dios quien descubrió la obsidiana, el material base para la fabricación de muchas de las armas para la guerra, en su afán de proteger a su pueblo Mixcóatl les enseño todos los usos que tiene este regalo de la naturaleza, y también le enseño al pueblo a alumbrarse y tenerla como fuente de calor.

mixcóatl

Descripción

La iconografía de Mixcóatl es comúnmente representada con una imagen de un Dios que tiene entrecruzadas bandas rojas y blancas que recorren todo el cuerpo, en su cara tiene unos ojos grandes y negros, aunque en algunos casos se puede encontrar que se le observe con una máscara que le cubre el rostro, y un cabello muy largo.

Sobre su cabeza Mixcóatl suele lucir una especie de corona, muy alta, elaborada con plumas, entre las cuales se puede ver una cesta con alimentos que el mismo ha conseguido pues es un experto cazador, de hecho en la representación también es usual que tenga en la otra mano un arco, como símbolo de que rige la cacería y a los que participan en ella.

Historia de Mixcóatl

En la cultura Náhuatl existen algunas diferencias entre la concepción de los Dioses con otras culturas originarias, específicamente con la parte de la tradición que incluye a Xipetótec, Camaxtle, Mixcóatl y Tezcatlipoca Rojo.

Para esta cultura en el periodo de la creación del universo, solo existía un cielo, llamado el décimo tercero, el cual era el lugar donde se encontraban la pareja divina que le dio la vida a los demás seres celestiales, ellos se llamaban Ometecuhtli y Omecíhuatl, quienes en honor a la creación y al amor que sentían procrearon 4 hijos, de los cuales todos eran Dioses. Entre ellos el primogénito cuyo nombre fue Tlatlauhqui – tezcatlipoca o coloquialmente llamado Tezcatlipoca Rojo. 

Este Dios fue venerado en especial por el pueblo Tlaxcalteca, teniendo muchos devotos también entre los  Huejocincas, solo que para ellos tenía el nombre de Camaxtli. Los Aztecas por su parte lo llevaron a su cultura asimilándolo como Xipe tótec, nombre que  tiene el terrible significado de ‘Nuestro Señor Desollado”.

Siguiendo con la historia, el segundo hijo de la pareja divina fue  Yayauhqui – tezcatlipoca o también llamado el Tezcatlipoca negro, el tercer hijo fue Ioztauhqui-tezcatlipoca o el Tezcatlipoca Blanco, el cuarto hijo se llamó Omitéot l- Inaquizcóatl y finalmente el quinto hijo de la pareja de la creación fue Xoxoauhqui-tezcatlipoca el llamado Tezcatlipoca azul, quien fue adicionado al panteón de Dioses Aztecas con el nombre de Huitzilopochtli. 

Estos cuatro Dioses, luego de disfrutar de un largo periodo de inactividad, conversaron sobre la creación, y trataron de ponerse de acuerdo para realizar la creación del mundo tal y como lo conocemos.  Las conversaciones eran para saber como ordenar lo que hiciera, las leyes que se debían tener y como regir a los seres humanos.

Cada uno tuvo una responsabilidad en este respecto así que a Quetzalcóatl y Huitzilopochtli se les encargó la tarea de crear al Medio sol, el cual alumbraba poco por solo tener la mitad del brillo necesario, después tenemos a Camaxtli (el señor desnudo) y al Dios del fuego, que tiene su relación con la cacería, cuyo nombre recuerda a una culebra de nubes el cual se trataba de Mixcóatl Camaxtli

Luego de que ocurriera un diluvio, fueron creados cuatro hombres y una mujer para alimentar al recién creado sol, pero apenas estos seres cobraron vida, cayeron al agua pues la tierra estaba anegada, por lo que los Dioses Mixcóatl y Camaxtle deciden intervenir para secar el agua de la tierra y contribuir con la vida en el planeta. 

Se puede afirmar que los Dioses Xipetótec y Mixcóatl son tratados en la mitología Tolteca como Dioses adoptados de otras culturas, los pueblos Náhuas consideraban a Mixcóatl como el Dios de los Otomíes, quien simbolizaba el arte de la cacería, para ellos un aspecto importantísimo de su vida ya que el sustento del pueblo provenía fundamentalmente de la caza pues vivían en terrenos con abundantes presas, todos dominaban de algún modo la habilidad para realizar la actividad regida por este Dios.

Xipetótec era venerado por los Chichimecos, Zapotecos y los Yopis, quienes eran vecinos de los Aztecas; todas estas comunidades vivían camino hacia la costa del Océano Pacífico.

mixcoatl

Frecuentemente Mixcóatl suele confundirse con Camaxtle, quien es el  Dios principal de los Chalqueños, el cual gozaba de la veneración de los pueblos de Tepeaca, Zacatlan, Cholula, Tlaxcalla, Huexotzinco, lo cual produce un poco de confusión, ya que para las ceremonias que se realizaban en honor a este Dios en todo México, se dedican en algunos lugares a Camaxtle en vez de nombrar a Mixcóat; por ejemplo en Michoacán se realizaban ritos ceremoniales al Dios Taras en las cuales le regalaban como sacrificio animales pequeños como culebras, aves y conejos.

El origen de Mixcóatl puede encontrarse en el propio inicio del universo, cuando el Dios del sustento y la Diosa de la fertilidad tuvieron sus cuatro hijos, los Dioses originales que crearon el mundo. Cabe destacar en esta afirmación que Mixcóatl era la parte roja de Tezcatlipoca, el Dios correspondiente a los guerreros, deidad de los hechiceros y rey de los gobernantes de turno. Mixcóatl hizo girar el cielo sobre su mismo eje, con lo cual logró que los seres humanos tuvieran acceso al fuego, es por esto que es tan temido y respetado por el pueblo Tolteca.

Mixcóatl en la mitología

En la mitología Tolteca y Azteca, Mixcóatl era el Dios padre del también Dios Quetzatcóatl, la ‘serpiente emplumada’, un ser legendario al que se le atribuyen poderes maravillosos y quien fue el responsable en los tiempos de la creación del mundo de encontrar el sustento para su pueblo, pues según los relatos de la cultura mesoamericana les trajo a los hombres como regalo el maíz, fuente que por muchos años fue la base del sustento de todo el imperio.

Según estas narraciones tradicionales, gracias al maíz la raza humana pudo alimentarse mejor, ser sanos, fuertes y aptos para el trabajo arduo y para la guerra.

Por otra parte, se cuenta que Mixcóatl engendró el increíble número de cuatrocientos hijos, los cuales eran conocidos por un nombre grupal como Centzon Huitznahua, quienes con su naturaleza cruel y sanguinaria querían asesinar a su propia madre, llamada Coatlicue, quien tenía otro hijo en vientre esperando el momento propicio para nacer.

Cuando nació este nuevo hijo, se le llamó Huitzilopochtli, quien fue bendecido con un espíritu guerrero y armado desde nacimiento, defendió a su madre y eliminó a sus hermanos para siempre. A Mixcóatl también se le conoce como Iztac Mixcoatl lo cual significa en la lengua Náhuatl  ‘la serpiente nube blanca’ , fue padre de siete hijos quienes fueron los fundadores de las 7 ciudades en las cuales su pueblo habla en el dialecto Náhuatl.

Rituales 

Mixcóal fue honrado con un mes en el calendario Azteca, el cual estaba dividido en 18 meses, siendo el mes número 14 el dedicado a dar culto a esta deidad, la representación del Dios en este periodo recibe el nombre de Quecholli, nombre que se utiliza para designar a un tipo de ave.

En el transcurso de este mes, se llevan a cabo celebraciones y rituales solo para mostrar la devoción y recibir la benévola influencia de Mixcóatl, las cuales consisten en realizar fiestas de cacería, usualmente en el monte de Zacatepetl, ya que esta era la actividad regida por este Dios de la mitología mesoamericana.

En preparación para estos rituales, usualmente los devotos que eran partícipes de la ceremonia, llevaban trajes especiales, alusivos a la apariencia del Dios Mixcóatl. Como complemento utilizaban flechas como símbolo de la cacería, y por todos lados encendían pequeños fuegos para deleitar al Dios y conmemorar su presencia como guía espiritual de un pueblo guerrero, que disfruta de revivir las tradiciones para lograr pasarlas a las generaciones por venir.

Como parte de los ritos que se hacen para dar cumplimiento a la ceremonia, las mujeres tenían encomendada la labor de llevar a sus hijos pequeños, debían hacerlo de manera obligatoria y llevar a los pequeños para que bailaran con las sacerdotisas, quienes dedicaban su vida a realizar este tipo de ceremonias para alabar a Mixcóatl.

Estas sacerdotisas son muy respetadas en la cultura mesoamericana, se les da el nombre decihuatlamacazque, quienes se encarga entre sus muchas responsabilidades con la deidad, de tomar en sus brazos a los niños y bailar con ellos durante la ceremonia.

Para el Dios Mixcóatl era habitual que los fieles devotos realizaran sacrificios con sangre de personas consagradas para tal fin. Según algunos historiadores se considera que Mixcóatl también fue homenajeado bajo el nombre de Toxcatl, con lo cual se hace referencia a la sequía que imperaba algunas veces, lo cual no dejaba que se pudiera cultivar las tierras de la mejor manera.

Descubre más información sobre las interesantes tradiciones y relatos de la mitología en los siguientes accesos:

EVALÚA ESTE ARTÍCULO
(Visited 12 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Todo sobre Mixcoatl, Dios de las tempestades y la guerra te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario