Descubre todo sobre Aequitas, la diosa del comercio

En principio Aequitas, también conocida como Aecetia, es una diosa perteneciente a la mitología romana que representa la corrección en el comercio y finanzas, además de la honestidad en ese ámbito. (ver artículo: Mitología Romana)

aequitas

Símbolo

Esta diosa, al igual que Abundantia, es representada sosteniendo una cornucopia, lo que simboliza las riquezas del comercio. Asimismo, en algunas figuras es idealizada con una balanza, lo que se refiere a mantener la imparcialidad, ver los puntos de vista de manera equitativa y también la justicia, otorgar a cada quien lo que le corresponde. Asimismo, se le muestra en una posición erguida, postura solemne y llevando una diadema.aequitas

Unos han visto en ella a una diosa de comerciantes honestos y transacciones justas en contratos negociaciones, y otros esfuerzos relacionados con el comerciante por esta definición la cornucopia es vista como un símbolo de abundancia para ser obtenida por la empresa más justa, al igual de otros dioses como Bona Dea (ver artículo: Bona Dea)

¿Qué significa Aequitas?

Esta se refiere a la palabra del español “equidad”, la concepción romana de la rectitud, conformidad, igualdad y justicia. Asimismo, en el antiguo Imperio Romano se hacía alusión a esta palabra como el trato justo entre los individuos.aequitas

Etimología

El término es derivado de adjetivos como aequus, aequa, aequum, los cuales significan llamo y equilibrado, todo lo contrario a lo torcido e inclinado. Por otro lado, también se refiere a lo favorable y oportuno. No obstante, no describe ningún tipo de lugar o situación, sino el tiempo y ambiente en el cual se desarrollan los hechos.

En definitiva, el concepto podría ejemplificarse como un conflicto entre dos partes donde las condiciones de lucha entre ambas deben ser las mismas. Dicho esto, este principio lo aplicaban en los encuentros cuerpo a cuerpo, acuerdos comerciales y generaban un sentido de dependencia uno del otro, pues al ser iguales debían llegar a un acuerdo complementando ambas partes.

Dicho esto, uno de los primeros juristas e intelectuales en materia del derecho que existieron en la Roma antigua, al cual se le llama Cicerón, describía el concepto de la equidad como un acuerdo entre tres partes: los dioses (equivalentes a pietas, lo que significaba lealtad y religiosidad), los manes (espíritus domésticos que eran considerados santos) y por último los seres humanos, que eran fundamentales para impartir la justicia.

Aequitas para los romanos y su aplicación

Más allá de una deidad que era representativa en el Imperio, era el ejemplar al cual debía acoplarse el derecho, es decir, la igualdad sería un pilar fundamental para el establecimiento de la ley y el derecho, de lo contrario resultaría completamente separada de los principios.aequitas

Con respecto al funcionamiento jurídico del Imperio Romano es importante resaltar que no existía un Estado bien conformado, con instituciones y políticas públicas, o hasta un cuerpo policial que fuera garante de la seguridad de la civilización. De lo contrario, el poder estaba concentrado en el Emperador y existían comunas conformadas por familias de renombre, donde los que presidían eran los cónsules. Por otro lado, los jurisconsultos eran simplemente personas con conocimientos del derecho que prestaban consejos para ciertas situaciones únicamente.

Sobre los jueces, estos no debían estar necesariamente estudiados en el derecho a diferencia de la actualidad, simplemente debían tener claros los principios de equidad (aequitas) para así pronunciar una sentencia justa. Por otra parte, se crearon magistraturas denominadas “pretores” quienes eran hombres mayores experimentados en el derecho, los cuales se encargaban de realizar especies de fórmulas por las cuales el juez debía regirse al momento de llevar a cabo la audiencia.

Dicho esto, este ideal de promover la equidad era invocado con frecuencia para motivar a la creación de fórmulas nuevas, las cuales eran realizadas por los pretores con la experiencia de los jurisconsultos. Sin embargo, la equidad no era un término doctrinal o absoluto, sino la manera en como era aplicada la justicia dependiendo del ambiente social en el que se encuentra.

Este nuevo concepto permitió a la civilización romana y también otras futuras, modificar la ley con valores de honestidad y conciencia, lo cual no estaba permitido en edades más antiguas.

Culto

A esta diosa de le veneró primordialmente durante el asentamiento del Imperio Romano, pero específicamente en lugares como Vulces y Preneste (actualmente Palestrina, Italia) y se impregnó su figura en las monedas manejadas en la época, por el siglo I después de Cristo. Asimismo, durante la hegemonía romana el “aequitas” era considerado como una virtud, la cual se le atribuía al Emperador de turno haciéndole ver como el hombre más justo, siendo éste el “Aequitas Augusti” (la equidad del Emperador).aequitas

Dioses romanos

Ahora bien, entre los dioses romanos encontramos además de a Aequitas, anteriormente expuesta, a otros dioses que seguramente te ayudarán a comprender mejor cómo funcionaba el mundo en la mitología romana, muy parecida a la griega.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Descubre todo sobre Aequitas, la diosa del comercio te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario