Aprende todo sobre Vidar el dios del silencio

Vidar, es el dios nórdico de la guerra y del silencio. Fue otro de los dioses hijos del gran Odin y en su mito se describe una particularidad que tiene que ver con el material y tamaño de sus zapatos.

Vidar en la mitología nórdica

En la mitología nórdica, la palabra Víðarr proviene del nórdico antiguo, y significa posiblemente “amplio gobernante”. Se conoció además como Vidar, Vithar, Vidarr y Vitharr. Este dios pertenece a la saga de los Æsir, quienes su origen están asociados con la venganza y de ahí que sea el dios de la guerra. (Ver articulo: Váli)

Vidar era el dios de la guerra y el silencio dentro de la dinastía nórdica. Con respecto a su origen se dice que era hijo del dios Odín junto a una giganta de nombre Grid. Residía en el palacio de Landvidi, donde estaba rodeado por hierbas altas, flores silvestres y árboles frondosos, un lugar que destacaba por su silencio, al igual que el dios. (Ver articulo: Tyr)

Físicamente Vidar es representado como un hombre alto, fornido y muy bien parecido. Porta  una armadura, cargando además consigo una espada de filo ancho en su cinturón y con un calzado de gran zapato hecho con material de hierro y cuero.

Según la leyenda, fue su madre madre Grid, le otorgo este particular calzado, ya que ella sabía que él sería llamado para luchar contra el fuego en el último día. Por ello le diseñó esos zapatos como una especie de protección contra el ardiente elemento del fuego, teniendo como referencia que un guante de hierro le había ayudado al dios Odín en su enfrentamiento contra Geirrod.

Otros relatos señalan que los zapatos estaban hechos de sobras de cuero que zapateros de origen nórdicos le habían regalado al dios. Otro de los elementos que debían contener los zapatos era su tamaño, ya que era indispensable que fuesen lo suficientemente grandes y consistente para poder resistir los afilados dientes del lobo Fenris.

El mito de los zapatos de Vidar se convirtió en un asunto de práctica religiosa entre los zapateros nórdicos, y se hizo tradición el regalar tantos restos y sobras de cuero como les fuera posible.

Vidar, su origen

Se dice que el dios Odín se enamoró de la bella giganta Grid, quien vivía dentro de una cueva en el desierto. Luego de tiempo cortejándola, la convenció para que se convirtiese en su esposa.

Vidar

De esa descendencia nació Vidar, un hijo tan fuerte como taciturno, a quien los antiguos consideraban como la personificación del bosque primitivo o las perdurables fuerzas de la naturaleza.

Se dice que los dioses estaban conectados con el mar a través del dios Heimdall, pero también estaban unidos con fuertes lazos a los bosques y a la naturaleza a través de Vidar. El dios estaba destinado a sobrevivir a su destrucción y gobernar una tierra regenerada.

Bajo la antigua concepción del silencioso, la leyenda del dios Vidar es ciertamente muy distinguida y poética, incluso estuvo inspirada en los paisajes nórdicos. Se dice que su historia más relevante se desarrolló durante la batalla del Ragnarok.

Se cuenta que allí saltó de su caballo y luchó contra el lobo Fenrir, quien había devorado a su padre Odín. La lucha se describió de forma que Vidar puso su pie sobre la mandíbula del lobo y empujó con sus brazos partiéndolo en dos partes.

Para este enfrentamiento conto con el uso de sus zapatos especiales, que estaban hechos de los restos de cuero e hierro. Debido a que en los relatos se nombra solo un pie de Vidar, algunos escritores suponen que él tenía sólo una pierna.

Se cuenta también que fue uno de los dioses sobrevivientes a la guerra del Ragnarok, convirtiéndose luego en uno de los gobernadores del nuevo mundo

Vidar el dios guerrero

Cuando Vidar se unió a su equipo en Valhalla, éstos los recibieron con beneplácito, pues sabían que su fuerza les sería de gran ayuda cuando la necesitasen. Su padre Odín hizo preguntas sobre el futuro de su hijo Vidar, a tres hermanas proféticas llamadas Nornas, quienes le respondieron al dios con frases como, comenzando un día, posteriormente tejido y un día terminado.

Las respuestas tuvieron sentido una vez que se extendió su explicación a que el tiempo progresa, que todo debe cambiar, e incluso, se indicó que el caso de que su padre cayera en la batalla, su hijo sería el vengador de su muerte y luego viviría para gobernar sobre un mundo regenerado, después de derrotar a todos sus enemigos.

Mientas las hermanas hablaban, las hojas del árbol del mundo movían intensamente sus ramas  por una gran brisa. Un ave en su rama más alta, agitó las alas y la serpiente conocida como Nidhogg se paralizo por un instante entre las raíces del árbol.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Aprende todo sobre Vidar el dios del silencio te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario