Yule Lads, lo que no sabías sobre estos personajes del folclore islandés

Los Yule Lads forman parte del folclore navideño en Islandia, este país cuenta con la mayor cantidad de criaturas navideñas espeluznantes. En este artículo te hablaremos sobre estas figuras folclóricas relacionadas con la navidad, son 13 personajes que conforman este grupo de los cuales se dice son traviesos. La tradición cuenta que los niños de Islandia no reciben la visita de Papá Noel en la víspera de Navidad, sino que reciben a los 13 Yule Lads que descienden de las montañas para causar travesuras en las noches previas a la navidad.

Tradición navideña

La llegada de la Navidad trae consigo un sinfín de tradiciones y en Islandia las navidades tienen una mezcla muy especial entre práctica religiosa y folclore tradicional, como lo hacen muchos países, Islandia celebra las navidades principalmente con buena comida y regalos para sus seres queridos.

En la mayoría de los países, las navidades comienzan el 23 de diciembre y finalizan el 6 de enero con la Epifanía, pero en Islandia las tradiciones comienzan a celebrarse 13 días antes de navidad y es que desde el día 12 de diciembre comienzan a llegar los Yule Lads, por lo que los niños islandeses tienen la suerte de ser visitados por 13 muchachos de Yule.

yule lads

Los llamados Yule Lads son conocidos por ser alegres pero traviesos compañeros, estos se turnan para visitar a los niños en las 13 noches previas a la Navidad, en cada una de esas noches, los niños colocan uno de sus zapatos en el alféizar de la ventana, según cuenta la tradición, a los niños y niñas que se hayan comportado bien el Yule Lad le dejará dulces, pero si por el contrario se portaron mal, los Yule Lads no son sutiles al expresar su desaprobación y por los general llenan el zapato con papas podridas.

Muchos pensarán que les hubiese gustado vivir su infancia en Islandia, ya que es muy tentador recibir trece regalos en Navidad, pero las tradiciones de Islandia incluyen el tener que lidiar con una criatura llamada Grýla, la cual desciende de las montañas en Navidad y hierve a los niños traviesos con vida, y un gatito negro gigante y sediento de sangre llamado “el Gato” de la Navidad que merodea en todo el país en la víspera de Navidad y come a cualquiera que no lleve al menos una prenda nueva.

Según se cuenta, inicialmente los Yule Lads solían ser mucho más espeluznantes de lo que son en la actualidad, pero en el año de 1746 se prohibió oficialmente a los padres que atormentaran a sus hijos con historias de monstruos sobre esas criaturas en particular, lo que hizo que en la actualidad la mayoría son apacibles, a excepción de alguna que otra travesura inofensivas que les gusta hacer.

Cada uno de los Yule Lads tienen una personalidad definida, existe un poema popular sobre los Yule Lads de Jóhannes úr Kötlum, que apareció por primera vez en el libro Jólin koma en 1932, el cual detalla cuales son los nombres, el orden y la personalidad de cada uno de ellos. (Ver artículo: Krampus)

Origen

No se sabe con exactitud cuál fue el origen de los Yule Lads, algunos mencionan que están estrechamente relacionados con el origen de su madre Gryla, los cierto es que los conocidos como “Jólasveinar”, comienzan a aparecer 13 días antes de Navidad, llegando uno por uno cada noche y dejando pequeños regalos para los niños.

yule lads

Los Yule Lads se originaron en el folclore islandés y fueron retratados como traviesos trolls que robarían comida y ganado, además de acosar y asustar a los más pequeños de la casa y es que es fácil imaginarse que estos serían muy traviesos, ya que su madre es una ogra muy aterradora llamada Grýla. Se cuenta que todos viven en las montañas islandesas y descienden en Navidad para capturar niños traviesos.

Es importante destacar que los Yule Lads no siempre fueron considerados buenos hombres, ya que hay quienes aseguran que estos solían ir robando y entrando en las casas de la gente y es por esto que muchos creen que las leyendas comenzaron alrededor de hombres sin hogar, pobres y hambrientos que en el frío invierno sólo intentaban sobrevivir.

Por otro lado, hay quienes mencionan que las primeras historias que se conoce de los Yule Lads cuentan que estos eran trolls terribles, que descendían de la montaña en busca de niños que se portaran mal para llevárselos a su madre y que ésta se los comía como un delicioso platillo. Los padres se aprovecharon del miedo que estos niños sentían por los Yule Lads y su madre que era muy común amenazarlos con que estos se los llevarían, pero ya para el año de 1746 el miedo que sentían los jóvenes y niños era de tal magnitud que el gobierno tuvo que intervenir y emitir un decreto público que prohibía a los padres usar estas historias con el fin de asustar a sus hijos para que se comportaran.

yule lads

Desde esa fecha se le dio una nueva imagen a cada uno, convirtiéndolos en portadores de golosinas y regalos, aunque estos no dejaron de ser traviesos y en algunas oportunidades les encantan gastar bromas.

El papel principal que estos tienen y es el que ellos más disfrutan es el de traer alegría a los niños comenzando 13 días antes de la Nochebuena, uno a uno de los Yule Lads visitará a los niños todas las noches y dejará un regalo y los niños ponen un zapato en el alféizar de la ventana donde los Yule Lads dejan tales regalos.

Cuando se hace la descripción de cada uno de ellos, nos damos cuenta de que básicamente, todos roban algo de una forma u otra y son personajes bastante traviesos, lo cierto es que los rasgos reales de los Yule Lads son un tanto espeluznantes a pesar de que están representados como personajes tontos que hacen cosas divertidas durante la época navideña.

En la actualidad, la época de Navidad está repleta de estos trolls y es que si visitas Islandia en esta época encontrarás por Reykjavík a los divertidos Yule Lads proyectados en los edificios, apareciendo y reapareciendo como si estuvieran saltando por la ciudad escondidos. (Ver artículo: Rey de las Ratas)

Las librerías por lo general están llenas de diferentes libros de Navidad, todos sobre los Yule Lads y sus formas traviesas de llegar en navidad y es que la ciudad se llena de la tradición de Yule Lad.

¿Quiénes son los Yule Lads?

Ya sabemos que a partir del 12 de diciembre en Islandia los Yule Lads vienen uno por uno por la noche a las casas, donde dejan un pequeño regalo en los zapatos de los niños que se portaron bien durante el año. Se dice que los niños a cambio pueden dejarles algunos pequeños regalos o bocadillos, como el pan típico de Islandia llamado laufabrauð, el cual es un pan plano, delgado y crujiente hecho especialmente en Navidad.

yule lads

Como ya hemos visto, los Yule Lads comienzan a aparecer a partir del 12 de diciembre y cada día llega uno, después de Navidad los Yule Lads comienzan a irse y ahora de nuevo lo hacen uno por uno en el mismo orden que llegaron, esto sucede hasta el 6 de enero, día en el cual se considera que la Navidad islandesa se ha acabado definitivamente. Según se cuenta, la noche del 6 de enero es una noche mágica, ya que según los cuentos populares las vacas pueden hablar, los elfos visitan a la gente y las focas se despojan de su piel y desembarcan.

Los nombres de cada uno de los Yule Lads son bastante peculiares y es que se cuenta, que estos hacen referencia a lo problemáticos y traviesos que estos eran, a continuación se mencionan a cada uno de estos personajes y sus características.

Stekkjarstaur

yule lads

Este es el primero de los 13 Yule Lads, es decir, que llega puntualmente el 12 de diciembre de cada año, se describe con dos patas de madera o patas de clavija lo que hace que sea un poco lento al moverse. Su afición son las ovejas y es que se cuenta, que le encanta molestar al ganado para tomarse la leche. En la actualidad se va directo para la nevera para tomarse toda la leche que consiga, de seguro que si has sido bueno, te dejará un regalito, de lo contrario te dejará una papa.

yule lads

Giljagaur

Este es el segundo de los hermanos en llegar, llega puntualmente cada 13 de diciembre y es descrito con el pelo gris, le encanta esconderse en los establos para poder robar leche, pero en la realidad actúa igual que su hermano, ya que se va a la nevera a robar todos los productos lácteos de la nevera.

Stúfuryule lads

Stúfur es el tercer hermano en llegar y éste hace su visita sin falta los 14 de diciembre, su nombre hace referencia a su corta estatura y es que éste es el más joven y el más bajito de todos los hermanos. Su afición es robar las cacerolas u ollas para comerse los restos pegados en ellas.

yule lads

Þvörusleikir

Este es el cuarto hermano en llegar en Navidad y es que Þvörusleikir llega cada año el día 15 de diciembre, se caracteriza por ser anormalmente alto y delgado como un rastrillo y es que se cuenta, que éste está gravemente desnutrido por su hábito de solo comer lamiendo las cucharas, pero no cualquier cuchara, su pasión es chupar las cucharas de madera utilizadas en la elaboración de pasteles.

Pottaskefillyule lads

Pottaskefill es el quinto de los hermanos en llegar y su visita la hace todos los días 16 de diciembre, según cuenta el poema de Jóhannes (uno de los poemas más populares que hacen mención de los Yule Lads) éste tenía por costumbre engañar a los niños para que pensaran que alguien estaba en la puerta principal y cuando estos corren a la puerta, Pottaskefill sale corriendo y se roba todas las ollas y es que a éste le encanta lamer todo tipo de ollas y cazuelas. Según se cuenta, hay que tener mucho cuidado de no dejar una olla llena, ya que si éste la encuentra acabará con ella de inmediato.

yule lads

Askasleikir

Se cuenta que éste es el más espeluznante de todos los Yule Lads y su visita la hace puntualmente el día 17 de diciembre de cada año, según cuentan, a éste le encanta robar “askur”, el cual es un pequeño recipiente, algo muy parecido a un pequeño bol que es muy típico en Islandia, por lo general, los niños se llevan su “askur” para su cama, es por esto que se cuenta que éste se esconde debajo de la cama esperando robar los “askur”.

Hurðaskelliryule lads

Hurðaskellir es el séptimo de los hermanos en hacer su visita y llega cada día 18 de diciembre. Si vimos que Askasleikir es el más espeluznante, éste de seguro es el más molesto y es que tiene un extraño gusto de dar portazos y cuanto más tarde por la noche mejor, además le encanta el chirrido de las bisagras.

yule ladsSkyrjarmur o Skyrgámur

Este es el octavo hermano en hacer la visita, llega el 19 de diciembre, a menudo se lo describe como un comedor desordenado y es que éste hace terribles desastres. Su afición es el famoso yogurt islandés, el Skyr y es que éste acabará con las existencias de este producto sin dudarlo.

Bjúgnakrækiryule lads

Bjúgnakraekir es el noveno hermano en llegar y hace su visita cada día 20 de diciembre, tiene una debilidad muy especial por las salchichas, se cuenta que este personaje sólo piensa en robar salchichas.

yule lads

Gluggagægir

Este es el décimo hermano en llegar y se dice que es peor que Askasleikir, se caracteriza por tener ojos enormes, llega cada año el día 21 de diciembre. Se le conoce por ser mirón y es que le encanta estar en las ventanas viendo qué le puede robar a las personas.

yule ladsyule ladsGáttaþefur

Gáttapefur es el décimo primero de los hermanos en hacer su visita el día 22 de diciembre de cada año, se caracteriza por tener una nariz muy larga, la que le sirve para localizar y robar rebanadas de pan, en especial el pan laufabrauð que es un pan típico de la navidad Islandesa.

yule ladsKetkrókur

Ketkrókur es el penúltimo de los hermanos en hacer su visita y llega todos los años puntualmente cada día 23 de diciembre, le encanta la carne ahumada y es un especialista en robar la carne de una manera bastante curiosa y es que éste siempre lleva consigo un gancho que usa para agarrar carne ahumada.

Kertasníkiryule lads

Finalmente, llegamos al último de los hermanos en hacer su visita cada día 24 de diciembre de cada año, éste tiene una de la aficiones más extraña y es que le encanta comer velas, así que éste siempre persigue a los niños para robarles las velas. Un dato curioso es que el mismo fue escogido como el favorito de todos los muchachos de Yule en Islandia y es que se dice, que es el más generoso del grupo, esto podría tener algo que ver con que llega de último, en la mañana de Nochebuena.

¿Dónde encontrar a los Yule Lads?

Son muchos los que desean conocer a los Yule Lads y es que en vez de quedarte en casa para ver si logras verlo, hay quienes se aventuran a visitar el lugar donde estos hermanos viven durante todo el año.

yule lads

Pero esta no es solo la casa de los Yule Lads, en ella podrá ver a sus padres y a su maravillosa mascota, su hogar es el laberinto de lava de Dimmuborgir en el norte de Islandia. Los Yule Lads también se pueden ver en Reykjavik en diciembre, cuando hay un pequeño juego para encontrarlos a todos.

Para ser más específicos, los Yule Lads viven en Islandia, en el norte de Myvatn en Dimmuborgir-Dark Fortress o Dark Cities, una vez que se llega allí se puede encontrar su cueva escondida, se dice, que hay personas que han tenido la dicha de conseguirse a uno de los hermanos en su visita a esta maravillosa cueva. (Ver artículo: Belsnickel)

Dimmuborgir es considerada como una de las fortalezas de Myvatn y es que este lugar es una verdadera maravilla de la naturaleza, es tan increíble que el área consiste en imponentes formaciones rocosas de lava que te hacen sentir como si hubieras entrado en otro mundo, un mundo de cuentos de hadas o la casa de los Yule Lads.

Los paisajes son realmente maravillosos y lo más increíble es que éste es el patio de recreo de los Yule Lads, además muy cerca están los baños, los cuales son llamados los baños de Mývatn Nature en la Laguna Azul del Norte.

Los Yule Lads duermen en su cueva durante el verano y rara vez se los puede ver caminando mientras sea temporada de descanso, ya cuando se acerca la época decembrina, las cosas cambian un poco y es que entre noviembre y diciembre estos suelen salir con frecuencia por lo que se dice que existe una gran probabilidad de encontrarse con un travieso Yule Lad.

Cuando se llega a la cueva, se puede apreciar que hay una cocina, además de que se puede ver algunas piezas de ropas de los Yule Lads que están colgadas para que se seque.

Esta es una cueva natural de forma algo extraña y es que existe de una forma muy especial, una cama para cada uno de ellos, los visitantes aprovechan que los Yule Lads no están para husmear por ahí mirando todas sus cosas.

La Familia de los Yule Lads

Los Yule Lads tienen unos padres muy particulares, ya que estos son los ogros más espantosos que han existido en Islandia y es que los mismos son conocidos como Grýla y Leppalúði y son una gran amenaza, muy abrumadora para los niños y muy especialmente su madre Grýla, ya que se dice que ésta tiene 15 colas y siente un gusto enorme por comer niños.

yule lads

Grýla y Leppalúði no estaban directamente relacionados con la Navidad hasta el siglo XVII, cuando se convirtieron en los padres de los Yule Lads; Según se cuenta, Grýla tiene un agudo sentido del oído y tiene la capacidad de detectar gritos de niños traviesos durante todo el año, por lo que durante el advenimiento, ella sale de su cueva y viene de las montañas para cazar niños y recoger su comida.

Hasta el día de hoy, Grýla y Leppalúði se han acostumbrado a asustar a los niños cuando se portan mal y la mayoría de los niños islandeses saben que ser travieso puede llevarlos a la bolsa de Grýla.

Leppaludi es el marido de Grýla, el cual vive con ella en su cueva junto con los Yule Lads y el enorme gato negro, el cual es otro abusador y secuestrador de niños que persigue a todos aquellos que no reciben ropa nueva antes de Navidad.

Se considera que Leppaludi es una criatura perezosa, ya que éste se queda en casa descansando mientras que su esposa e hijos salen a buscar niños para comer.

Grýla

Grýla es considera como uno de los seres folclóricos más antiguos de la mitología islandesa, se caracteriza por ser muy grande y terrorífica que vive en las montañas y que en Navidad coge su saco y baja a los pueblos en busca de los niños que se hayan portado mal, porque su plato favorito es un estofado hecho con niños desobedientes, según se cuenta esta tiene un apetito insaciable.

yule lads

Por muchos años, la leyenda de Grýla se ha utilizado para asustar a los niños islandeses y es que ésta es muy antigua, ya que se consiguen menciones de la misma en los libros llamados Edda poética, la Saga Íslendinga y en la Saga de Sverre, este último tiene como primera parte un capítulo titulado “Grýla”, estas literaturas del folklore islandés datan del siglo XIII.

Sin embargo es importante acotar, que Grýla no siempre estuvo vinculada con la navidad y es que solo se vinculó directamente con la Navidad hasta el siglo XVII. De acuerdo con el folclore de esta época, Grýla se casó tres veces, los primeros dos maridos cuentan la historia, que ésta los mató por que se cansó de ellos.

Su tercer marido es Leppalúði, con el cual ella se fue a vivir a una cueva en los campos de lava de Dimmuborgir, allí vive con sus trece hijos, los 13 Jólasveinar o Yule Lads y también vive con el gran Jólaköttinn, el Gato Yule.

En el año de 1746 el gobierno tuvo que intervenir, ya que según los estudios de la época, los niños estaban aterrorizados con la figura de la Grýla, por lo que el gobierno hizo un decreto público que prohibía el uso tanto de Grýla como sus hijos para aterrorizar a los niños.

La leyenda de Grýla aparece en muchas historias, poemas, canciones y obras de teatro islandesas y aunque en algunas de dichas historias Grýla muere al final, ésta todavía en la actualidad sigue aterrorizando a los niños, tanto es así que en el año 2010 un diario digital estadounidense The Onion, el cual es conocido por ser un tanto sarcástico, culpaba a Gryla de la Erupción del Eyjafjallajökull.

Jólakötturinn o Gato de la Navidad

Las tradiciones en Islandia son un tanto terroríficas y es que como si todo lo visto anteriormente no fuera lo suficientemente traumatizante para un joven, sobre las historias que se cuentan de Grýla y sus hijos, también está el temible Gato de Navidad, el cual se describe como un gran gato negro el cual es el alma de la casa de Grýla.

yule lads

El Jólakötturinn es la mascota de los Yule Lads, éste es considerado como un ser monstruoso del folclore islandés, es un enorme y feroz gato que permanece al acecho sobre el campo cubierto de nieve durante la temporada navideña, para saltar y comerse a las personas que no han recibido ninguna prenda de ropa para vestir antes de la víspera de Navidad.

La amenaza de ser devorado por el Gato de la navidad tiene sus orígenes en los agricultores, ya que según se cuenta, esto era una especie de incentivo para sus trabajadores para que terminaran de procesar el trabajo de la lana antes de Navidad. Se cuenta, que los que participaron en el trabajo serían recompensados ​​con ropa nueva, pero los perezosos no conseguirían nada y por lo tanto serían presa del gato monstruoso.

En Islandia, esta tradición se propagó y en la actualidad se le cuenta a los niños que si hacen todas sus tareas reciben ropa nueva, mientras que los perezosos no recibirán ni un calcetín, existen algunas variaciones a esta leyenda y es que algunos simplemente mencionan que el gato se come la comida de los que no tienen ropa nueva durante las fiestas de Navidad.

El gato de la navidad se popularizó en el año de 1932, cuando es mencionado por el poeta Jóhannes úr Kötlum quien es autor del poema “Jólakötturinn”, incluido en la “Jolin Koma” (Llega la Navidad), en este poema se cuenta, que el gato Yule es la mascota de los trece trolls Jólasveinar (Yule Lads).

Hay quienes aseguran que la historia del gato de la navidad es una de las explicaciones al porqué los islandeses siempre están impecablemente bien vestidos y listos para cualquier clima.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Yule Lads, lo que no sabías sobre estos personajes del folclore islandés te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario