Conoce todo sobre las Tumbas Mayas y sus misterios

Descubre en este interesante artículo, todo sobre las tumbas mayas, su historia, simbolismo y lo que representaban en esta civilización antigua. Quienes preservaban la partida de sus seres queridos y respetaban el más allá.

tumbas mayas

Tumbas mayas

Antes de hablar sobre las tumbas Mayas, primeramente recordaremos brevemente quienes eran los Mayas: una civilización muy antigua, la cual habito entre el centro y sureste de México; específicamente en un territorio que era conocido como Tenochtitlán. Según los registros y hallazgos dados por los arqueólogos e investigadores, los mayas existieron desde mediados del segundo milenio antes de Cristo hasta el año 300.

Habitando por cientos de años, para luego de la conquista de los españoles dada en 1521, quedase fundada como comunidad. Hoy en día estos espacios llevan por nombre: Chiapas, Yucatán, Campeche, Tabasco y Quintana Roo, toda la provincia de Guatemala, Belice y una gran parte de Honduras.

Dentro de esta civilización se buscaba mantener y respetar la relación que existe entre el hombre y la naturaleza. Practicantes de una religión politeísta: adoraban a muchos dioses, en su mayoría, relacionados con el cielo, el viento, la muerte, las cosechas, etc. Indicios claros de estos lo podemos ver en sus edificaciones, esculturas y relieves hechos en paredes.

tumbas mayas

Culto al muerto

Entre sus características tenemos que los Mayas enterraban a sus difuntos debajo de sus viviendas. Los pobladores eran colocados debajo de sus casas fabricadas mayormente de madera y palmas. Caso contrario que se veía con sus líderes o soberanos, quienes reposaban debajo de palacios o pirámides. Usualmente el cuerpo era acompañado por piezas de cerámicas, máscaras, joyas hechas con piedra jade y alimentos.

Como dato curioso tenemos que dentro de su cultura el deformar el cráneo de sus difuntos que ya están en las tumbas mayas, para que dentro de estos se pudiera colocar plumas. También extraía los dientes del muerto para poner piezas de jade; una piedra que era considerada un poderoso material sagrado.

tumbas mayas

Lugar de las tumbas mayas

Una vez comprendido de quienes estamos hablando, explicaremos a detalles todo sobre las tumbas mayas. De seguro le resultará un interesante artículo y a través de su contenido apreciara las creencias y la cultura maya desde otra perspectiva. Luego de muchos trabajos de excavación, se dieron como muchas tumbas mayas, más sin embargo; existen algunas que se destacan por encima de todas.

Estas fueron localizadas en la región de Palenque, parte de Chiapas, y la capital México. Al igual en la nación de Honduras, en su localidad de Copán y en Tikal, situada en Guatemala. En estas tumbas mayas se pudo constatar el miedo y respeto que le tenían a la muerte. Reflejando en ella un fuerte dolor y una tristeza que obligaba a ahogar el llanto en silencio. Sí, tal como has leído, la pena por sus difuntos era llevada en absoluto silencio, pero en el día.

Solo al caer la noche dejaban liberar la pasión de la condena tras las lágrimas derramadas por aquellos que habían muerto. Gritos inmensos y lamentos a los cuatro vientos se hacían sentir, una despedida bastante trágica. Dada solo al caer el sol, pues de día el dolor seguía pero se debía estar en una total mudez.

Preparación de sus difuntos

Antes de ingresar al difunto a las tumbas Mayas, se realiza primeramente una preparación ante su partida. Lo envolvían con una especie de sabana, colocando antes en su boca trozos de maíz molido y piedras de jade que sustituían sus dientes. Con collares de la misma piedra y monedas. Todos estos elementos simbolizaban su paga y alimento a la otra vida.

La anterior manera de acomodar a los difuntos era solo para los que poseían fortuna, en cambio, quienes eran de pocos recursos. Sus cuerpos eran envueltos con tela y con granos de maíz en la boca, se les colocaban debajo de los pisos de su casa. Siendo esta la personificación de lo único material que poseían. De igual manera a todos se les acompañaba con piezas de barro, figuras talladas en piedra, y objetos que usaba en su trabajo.

Ceremonia

Antes de ingresar a sus difuntos a las tumbas mayas, los aborígenes ejecutaban una ceremonia llamada bool kebán, su significado es: ayuda en el pago del pecado. Esto lo personificaban la familia y los amigos del occiso. Consistía en llevar a cabo lo que ellos denominaban una limpieza del espíritu, colocando a su ser querido en una especie de bañera muy larga, fabricada de madera, el cuerpo era lavado con atole: bebida hecha con maíz cocido, leche de vaca y caña de azúcar.

Después que su cuerpo era restregado con este alimento, cada uno de los familiares y amistades bebían un poco de este atole. Este acto era interpretado como la limpieza de los pecados y a su vez era distribuido entre quienes tomaban de él. Necesario para que pudiera entrar al paraíso, para luego ser envuelto junto a sus ofrendas y ser colocado en las tumbas mayas.

Ceremonia entre los nobles

Ahora bien, los rituales de aquellos que eran de la clase alta eran muy diferentes. Poseían cierto grado de complejidad. Antes de ingresarlos a las tumbas mayas sus cuerpos eran quemados, y las cenizas resultantes eran vertidas en una vasija de barro o de madera. Luego literalmente, sobre ellas era construido un templo, destacándose con detalles mortuorios, convirtiéndose en su tumba.

Esta vasija era primeramente cubierta con la piel del cuello de un cocodrilo que recién hubiesen capturado. Sin embargo, luego de algunos estudios y hallazgos arqueológicos, los expertos han deducido que realizaban otra práctica entre los nobles. Esta era llamada cocomes: consistía en hervir el difunto en agua hasta que la piel se separara del hueso, para luego retirar la parte trasera del cráneo, dejando solo el rostro.

Durante estos cultos, los nativos realizaban ayunos, hasta completar la construcción de las tumbas mayas, o el templo que tendría a sus pies al difunto. Como dato relevante, podemos mencionar que a todos sus muertos, en lo que sería las tumbas mayas colocaban un espejo, este era para Xibalbá: amo del inframundo, quien desviaría su atención ante el reflejo. Evitando que el espíritu del difunto sea perturbado y atraído al mundo oscuro.

Acompañantes

Entre los líderes de mayor rango, en sus tumbas mayas se pudo observar indicios de lo que los historiadores y arqueólogos denominaron cadáveres secundarios: descubriendo luego de varios estudios que era personas que fueron sacrificadas y colocadas al lado del difunto, interpretándose como un acompañante en su recorrido al otro mundo.

Caso puntual donde se aprecia esto, es en una de las tumbas mayas perteneciente a un soberano: el rey Pacal de Palenque: líder entre el 23 de marzo de 603 hasta el 31 de agosto de 683, en lo que conocemos hoy en día como Chiapas, al norte de México. Quien tenía alrededor de su vasija otros dos muertos que evidentemente fueron sacrificados.

El entierro

Una vez que el muerto era preparado, se escogía sus ofrendas, el acompañante y se realizaba el ritual, venia el momento del entierro en las tumbas mayas. Justo acá se destaca un punto primordial dentro de esta cultura. La tierra donde estaría era honrada, creando un vínculo donde se llevaba al difunto al inframundo, implorando fuese devuelto junto a los dioses que en el pasado le dieron vida.

Este acto era alejado en su totalidad de la vida material, apreciando y otorgando valor al espíritu o entidad anímica. En las tumbas mayas se observan muchos huesos exageradamente pulidos, estos eran de mucho poder, simbolizaban fuerza, firmeza y origen. Un rasgo que encaminaba un ritual que se llamaba Pomuch: donde se exhumaba el cadáver y  sus huesos se limpiaban con mucha devoción, colocándoles polvo de cinabrio.

El cinabrio es un mineral que era extraído de sus suelos rocosos, de color rojo, era aplicado sobre los huesos una vez que eran lavados. Para los aborígenes, utilizar este polvo sobre los huesos de los difuntos en las tumbas mayas, era la vida representación del renacimiento, colocándolos con dirección Este, el punto cardinal que da el origen y nacimiento del sol. Con esta práctica, se buscaba mantener la vida en el más allá de estos muertos, preservando la inmortalidad.

¿Que representaba la muerte?

 Para la cultura Maya la muerte representaba el renacer, creían firmemente que al morir un corazón sagrado se partía en varias partes y era absorbido por varias vidas. Para ellos la muerte no era el fin, era solo pasar a otro plano, pero el espíritu seguía vivo. La vida y la muerte eran complementos necesarios sobre todos. El cuerpo era visto como el medio, y el corazón como la identidad anímica.

Ambos formaban una naturaleza dual. Al fallecer el espíritu busca ocupar en los sitios del cosmos, incluyendo al inframundo, siendo este el último lugar deseado, ya que sería momentos de sufrimiento y tortura. Una vez que el cuerpo era preparado para ser colocado en las tumbas mayas se mantenía el concepto de que su alma pudiera transportándose hacia las ramas de un árbol, sus raíces o el tronco, a este sitio le decían la ceiba o árbol sagrado.

La ceiba o árbol sagrado

Este elemento era el puente que los llevaría a cualquiera de los tres niveles: el cielo, la tierra o el inframundo. Es por estos que la preparación de sus difuntos antes de colocarlos dentro de las tumbas mayas era tan significativa. Estos tenían sus propias divisiones, entre las que destacaremos:

El cielo es creado como pirámide con 13 niveles, teniendo a sus pies la tierra, simbolizada como una plancha cuadrada y el inframundo representado como una pirámide invertida conformada con nueve cuerpos. Cada uno de estos espacios estaba destinado para seres en específico.

  • El cielo era para quienes fallecían durante batallas y sacrificios
  • La tierra era considerada como un paraíso, donde había una constante presencia de comidas y bebidas
  • El inframundo era descrito como un camino lleno de pruebas que se debían superar, con una escalera que llevaba en descenso. Incluyendo ríos mezclados con sangre y agua que están en todo el recorrido.

Cruzar esta agua era la destrucción y si el espíritu se regresaba era renacer. Para ellos; quienes luego de ser colocados en las tumbas mayas bajaban y salían del mundo oscuro eran valorados como seres con conocimiento, porque al inframundo se le atribuía la cualidad de una zona fértil y acuática. Consideraban que los sacerdotes y chamanes, luego de ser colocados en las tumbas mayas, retornaban del lado oscuro mediante los ríos, pozos, cuevas, volcanes y cavernas.

El último nivel

A pesar de muchos intentos, se mantenía la creencia de que algunos no salían del inframundo, por lo que su cuerpo se desvanecía y se convertían es esqueletos. De hecho decían que eran quienes luego subirían las enfermedades a los hombres en la tierra. Dentro de la cultura propia, a quienes sus piernas o rostro se les inflamaba, se señalaba que eran ellos que se presentaban y traían consigo estas enfermedades.

Secretos de algunas tumbas mayas

En la región de Xunantunich, en la ciudad de Belice: al norte de américa, entre el país de México y Guatemala. Varios arqueólogos realizaron una excavación en el 2016, representantes de la Universidad del Norte de Arizona, ubicada en los Estado Unidos de América y el Instituto de Arqueología de Belice, ubicaron una de las tumbas mayas más grande hasta la fecha.

Se encuentra a unos 4.8 y 7.9 metros por debajo del suelo, resurgiendo ante el mundo, muestra secretos y firmes indicios sobre los pensamientos que tenían sobre la muerte esta civilización. En su estructura hay don paneles llenos de jeroglíficos: escritura con signos que representan algo o alguien. Narrando la historia de una dinastía y su regente, llamada: Cabeza de serpiente, una estirpe que gobernó en el pasado, remontándonos a 1.300 años atrás, y exponiendo detalles que se desconocían a la fecha:

  • La edificación de las tumbas mayas era muy similar a los sepulcros de la cultura egipcia.
  • A quien enterraban le colaban el mismo seudónimo: La Roca.
  • Las placas jeroglíficas fueron creadas como dos enormes laminas en forma de rompecabezas.
  • Bajo sus bases se encuentran los restos de quien fue un monarca o líder.

Una vez que ya hemos expuesto un material detallado sobre las tumbas mayas, le dejamos un interesante vídeo sobre el tema, esperando que sea de su disfrute.

Invitándolo de igual manera ingresar a los siguientes enlaces y descubra un poco más sobre diferentes aspectos de la mitología maya.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO
(Visited 14 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Conoce todo sobre las Tumbas Mayas y sus misterios te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario