¿Quieres saber qué es un Nekomata? Descúbrelo aquí

Nekomata es el nombre que recibe una especie de gatos con poderes extraordinarios y que forman parte del folclore japonés. Los nekomatas son Yōkai, que no son más que un conjunto de criaturas que forman parte de la creencias de la nación nipona, cuyas historias han pasado de generación en generación.

Nekomata
Ilustración de Utagawa Kunisada

Además de sus poderes, la nota característica del Nekomata, es su cola bifurcada, la cual, entre otras cosas, le permite caminar sobre sus dos patas traseras. Entre otros de sus poderes, destaca su capacidad de imitar a los humanos, no solo en la forma de caminar, sino que se cree también puede articular sonidos parecidos a la voz humana.

Origen

El origen de este Kaidan (怪談) – palabra japonesa que sirve para designar los mitos y leyendas que se pasan a través de su relato entre generaciones – es interesante. Algunas de las versiones más populares, cuentan que el origen de esta leyenda se remonta al año 1602 (Siglo XVII), cuando Japón atravesaba una severa infestación de ratas que causaron graves daños a la industria del arroz y la seda, principales productos de exportación. (Ver artículo: Amanojaku)

En ese año, y mediante decreto, se prohibió mantener a los gatos dentro de las casas, debiendo las personas dejarlos en libertad en las calles de Japón, con la finalidad de controlar la proliferación de las ratas.

No obstante, hay referencias históricas donde se señala que las primeras menciones de los Nekomata, se remontan al período Kamakura, entre los años 1192 -1333, donde se les describía como seres malvados y capaces de matar a las personas.

De la misma forma, hay teorías que sugieren que el origen del Nekomata, está ligado al surgimiento de la raza de gatos conocida como Bobtail Japonés, conocido como el típico gato callejero japonés. Esta raza es típica de Japón y otras zonas del sur-oeste de Asia, y su característica fundamental es su cola corta, similar a la de los conejos.

La particular cola de esta raza de gatos, comenzó a generar todo tipo de historias urbanas que intentaron darle una explicación. Una de las leyendas cuenta que en algún momento de la historia, un gato, por haberse quedado dormido, no se percató que su cola comenzó a incendiarse.Nekomata

Desesperado, el gato comenzó a correr por la ciudad, incendiando todo a su paso. El emperador, al darse cuenta del desastre ocasionado por el animal, ordenó cortarle la cola a todos los gatos del imperio, para evitar desastre similares.

De cualquier manera, sea cual sea la historia o leyenda que narre el origen de los Nekomata, todas coincidirán en que se trata de de una criatura que tiene poderes sobrenaturales, con una cola bifurcada o doble y que le permite caminar sobre sus dos patas traseras.

Ahora bien, de acuerdo a la opinión mayoritaria, los Nekomata son gatos domésticos que, debido a su longevidad y condiciones de alimentación, evolucionaron. Las historias narran que cuando un gato llegaba a un cierto número de años, su cola comenzaba a dividirse en dos, lo cual le permitiría posteriormente caminar de forma erguida y sobre sus dos patas traseras.

Otros elementos que contribuirían a que un gato doméstico se transforme en un Nekomata, sería el peso o si se le permite crecer la cola, la cual, llegado cierto momento, comenzaba a dividirse. Sobre este punto surge otra leyenda urbana en torno a por qué los Bobtail japoneses, tiene la cola corta como un conejo. (Ver artículo: Leyenda del teke teke)

Asimismo, comenzaba a desarrollar poderes mágicos, entre los cuales destacaban la nigromancia, una práctica que consiste en la consulta de cadáveres o espíritus para la adivinación o predicción del futuro; y el chamanismo, otra práctica que permitiría la curación de enfermedades o causar daños en las personas.

Otras historias, le asignan igualmente la capacidad de imitar la apariencia humana y, para tranquilidad y alivio de los fanáticos de los gatos, no todos los nekomata son seres malvados, existen historias dentro del folclore japonés, que cuentan que algunos de estos seres mitológicos, son bondadosos.

Etimología de Nekomata

Nekomata es una palabra japonesa que, al parecer, tiene una difícil traducción, especialmente porque tiene tres formas distintas de escribirse y todas tienen la misma pronunciación.

Según los estudios, la forma más antigua de escritura es bajo el Kanji 猫また – recordemos que kanji son los sinogramas utilizados en el japonés – el cual está compuesto por el kanji 猫, pronunciado como neko y traducido como “gato”, y los demás caracteres escritos en hiragana, uno de los silabarios utilizados en el japonés, y que no tienen un significado asociado.

Otra variación de la misma palabra, escribe Nekomata como 猫股, la cual está compuesta por el Kanji 猫, cuyo significado había sido aclarado líneas atrás, neko que significa “gato”; más el 猫, pronunciado como mata, y cuyo significado es “bifurcado”.

Bajo esta forma de escritura, Nekomata, literalmente, quiere decir “Gato bifurcado”, todo ello atendiendo a las características físicas de este animal mitológico, el cual tiene, como se ha reiterado en varias ocasiones, dos colas o cola bifurcada.

No obstante, la forma de escrito que más ha sido divulgada, resulta igualmente la más confusa. Así, es popularmente escrito con los caracteres 猫又, que combina el ya conocido 猫 neko y cuyo significado es “gato”, y el carácter 又, pronunciado como mata, traduciéndose como “otra vez”.

Nekomata

Esta versión, literalmente traducida, quedaría como “gato otra vez” u “otra vez gato”, y no existe acuerdo entre los estudiosos de la mitología japonesa sobre cuál es la razón para ser escrito o traducido de esa forma.

Algunos llegan a afirmar que esta forma de escritura viene por la cola dividida, estableciendo que “mata” es un sistema utilizado para contar las colas.

Otros sostienen que la referencia a ser gato de nuevo u otra vez, está relacionado con la transformación que sufre el Nekomata para llegar a serlo. Recordemos que provienen de los gatos domésticos que, por la confluencia de ciertas circunstancias ya aclaradas, se transforman en Nekomatas.

Esa transformación, podría a equivaler a una especie de nueva vida, donde el animal deja atrás su condición de gato doméstico, para alcanzar la condición de Nekomata, convirtiéndose otra vez, en un gato, pero con unos poderes y características similares.

Como ha sido explicado en eta sección, al no existir unanimidad en torno a la etimología de la palabra nekomata, existen igualmente algunos estudios que sugieren que el carácter que designa la palabra “mata” se relaciona con el nekomata viviendo en los bosques, como un mono, saltando entre los árboles.

Su influencia en los diferentes períodos

Para su estudio, la historia de Japón ha sido dividida en varios períodos, marcados por determinados hechos geológicos, políticos, económicos y sociales. Como es de imaginar, en cada una de estas etapas históricas la cultura japonesa ha sufrido varias transformaciones y a ella fueron agregándose algunas historias y leyendas, que han alimentado la bastante amplia mitología japonesa.

A continuación, será analizada de forma breve, la influencia que ha tenido el Nekomata a los largo de varios períodos de la historia japonesa.

Período Kamakura

Este período abarcó los años transcurridos entre 1192 y 1333, y su característica principal fue la primera era de un gobierno dirigido por militares. La dirección de Japón quedó en manos del denominado shogunato de Kamakura, dirigido, hasta su muerte, por el comandante militar Minamoto Yoritomo.

Como quedó plasmado en párrafos anteriores, las primeras menciones del Nekomata aparecen durante este período. Específicamente fueron incluidos por el monje budista y autor japonés Yoshida Kenkō en una de sus obras literarias más célebres, el Tsurezuregusa, traducido como “Ensayos de ociosidad” y es considerada como una joya de la literatura del país asiático.

Nekomata
Nekomata ilustrado por Sawaki Suushi

El Tsurezuregusa está conformado por un prefacio y 243 dan o pasajes, con una longitud muy variada. Esta obra relata algunas verdades sobre la vida budista, la transitoriedad de la vida y la muerte. Adicionalmente, posee algunos pasajes que se centran en temas como la belleza natural o el humor.

Los Nekomata parecen en esta obra como seres que viven en el seno de las montañas, y que se alimentaban de carne humana, provenientes de las personas que se atrevían o perdía en las profundidades de las montañas donde ellos habitaban. Estas historias, sumada a otras sobre los lugares en donde habitan los nekomata, han dado lugar a una especie de clasificación de estos seres mitológicos, que será abordada más adelante.

Otro reconocido autor, esta vez del género de la poesía, cuya obra se extendió a lo largo de varios períodos, fue Fujiwara no Teika,esta obra ha tenido una influencia determinante en el desarrollo poético de la cultura japonesa, es considerado como el exponente más importante de un tipo de poesía que consiste en cinco líneas y un total de 31 sílabas, denominada Waka.

Durante el período Kamakura, Fujiwara no Teika escribió el Meigetsuki, traducido como El Diario de luna clara o de luna llena, mencionó igualmente la existencia de los Nekomata y los describe igualmente como criaturas que asesinaban y devoraban personas.

Nekomata

Una cuestión importante a destacar sobre la reseña de los Nekomatas en la literatura del periodo Kamakura, es que no existen registros que hagan referencia a que estos animales que tenían habilidades sobrenaturales como, normalmente, se le describió en épocas posteriores y en la actualidad.

Ciertos estudios señalan que las ideas plasmadas en las obras de Yoshida y Fujiwara en torno a la figura de los Nekomata, se trata de una descripción de algún animal que usualmente vivía en las montañas y se comportaba como depredador o, incluso, se trataron de historias inventadas por estos autores para adaptarlos a sus obras. Lo que no puede dejar lugar a dudas, fue la influencia que esto tuvieron sobre el desarrollo de la leyenda en torno a estos seres mitológicos.

Es propicio recordar que, como fue mencionado anteriormente, las historias de los Nekomata han sido transmitidas, normalmente, de forma oral de generación en generación, sufriendo alteraciones a medida que el conocimiento de estas criaturas era pasado de una persona a otra.

Período Edo

Este período también conocido como Tokugawa, abarcó los años comprendidos entre 1603 y 1868, y fue controlado por el Shogunato Tokugawa o Edo, y debe su nombre al shogun que logró instaurarlo, llamado Tokugawa Ieyasu, es decir, se trató, al igual que período Kamakura, de un gobierno dirigido por la cúpula militar, siendo el tercero y último en su tipo en la historia de Japón, luego del cual fue restaurado el sistema imperial.

Con la llegada de este período, las historias sobre los Nekomata sufrieron un gran desarrollo y evolución. Se comenzaron a propagar mucho más rapidamente, adicionando más elementos físicos a la ya conocida criatura. Así, durante este tiempo el Nekomata aumentó de tamaño en los relatos.

Así las cosas, en ciertos texto de la época, como el Shincho Monjyu, del año 1685, describe a los Nekomata como animales más grande que un jabalí, posteriormente, hacia el año 1775, relatos recogidos en el libro titulado como Waku-shiori, los Nekomatas son seres tan grandes como una pantera o un león, cuyo rugido retumbaba por todas las montañas. Estas variaciones en la descripción de estas criaturas, evidencia los constantes cambios que las leyendas y mitos sufren, cuando son transmitidas de persona a persona.

Posteriormente, hacia el año 1809 los Nekomata ya eran descritos como seres con una altura superior a los dos metros o con la capacidad de cargar un perro en su hocico. Durante este período, nació igualmente la noción de los nekomata domésticos, que eran gatos de casa que sufrieron la transformación hacia estas criaturas mitológicas y eran responsables de atacar a sus dueños.Nekomata

Bajo este período, fueron agregándose más detalles sobre cómo era la transformación de los gatos a Nekomata, detallando la forma en la cual se dividía su cola, como adquirían sus poderes mágicos, y como atormentaban a las personas. Probablemente, una de las historias más conocidas y populares de este período, fue la leyenda del Nekomata de Fuego.

En esta historia, una casa de samurai fue atormentada por una especie de demonio, que solo cesó cuando mataron al gato de la familia que, para el momento de su muerte, tenía dos colas, característica típica de estas criaturas. De acuerdo a los relatos populares (Kaidan), es durante este período donde nacieron la mayor cantidad de Nekomata en la historia de Japón.

Nekomata de la montaña

En la ya citada obra del poeta japonés Fujiwara no Teika existe una descripción sobre esta especie de Nekomata que, como su nombre lo indica, viven en las profundidades de las montañas. En dicha obra, se cuenta que en localidad de Nanto, hoy conocida como Prefectura de Nara, hubo una serie de ataques que terminaron con la muerte de varias personas en una misma noche.

Se dice que dichos ataques fueron perpetrados por un Nekomata que habitaba en las montañas, siendo descrito como la bestia de éstas últimas. En los relatos de Fujiwara, estos seres mitológicos fueron descritos como poseedores de ojos como gatos, pero con un cuerpo de tamaño similar a un perro. A partir de este relato, han surgido historias que ciertas personas sufrieron una enfermedad conocida como la enfermedad del Nekomata, cuyos síntomas son similares a la rabia.

Esta variación, ha sembrado la duda sobre si esas criaturas, en realidad, no eran más que animales que se contagiaron de esta enfermedad. A todo evento, el desarrollo de estas historias no se detuvo y en otros textos del final del período Kamakura los colocan como criaturas que se ocultan en las profundidades de las montañas y que comen humanos.

Aunado a lo anterior, algunos Kaidan relatan que los Nekomata seguían un patrón de conducta que les permitía atacar con mayor facilidad a los humanos que se encontraban en lo profundo de las montañas, que consistía, básicamente, en permanecer ocultos y luego aparecer transformados en humanos, con la finalidad de engañar a sus víctimas.

Debemos recordar que entre los muchos poderes que se cree tienen los Nekomata, se encuentra la capacidad de transformarse en humanos e imitar su voz. Los Nekomata de montañas, tienden a ser descritos como la especie más grande que los domésticos, pudiendo alcanzar una altura de hasta 2,8 metros.

Otras historias relatan la capacidad de los Nekomata de conjurar hechizos que permitían atraer a los humanos hacia sus dominios, para luego ser atacados y posteriormente, asesinados.

Nekomata domésticos

Durante el período de Edo, surge la creencia popular que los gatos domésticos podían llegar a convertirse en Nekomatas, si estos son criados durante muchos años. Incluso, las historias de dicho período llegaron a sugerir que los Nekomata de montaña son gatos que huyeron de sus hogares y, posteriormente, se alojaron en esos lugares, desde donde atacan a sus víctimas. (Ver artículo: Byakko)

Así, existe un relato popular que cuenta que un gato de avanzada edad, que ocultaba en su boca un tesoro y una espada, huyó hacia las montañas, siendo perseguido por un grupo de personas. Durante dicha persecución, se transformó en un Nekomata y de allí viene la creencia que los gatos domésticos podrían sufrir la misma transformación.

Esta creencia se hizo popular en el período Edo, y muchas personas sentían temor de los gatos. Estas historias fueron asentando la idea que los gatos no deben ser criados durante un período largo de tiempo, puesto que llegado el momento, se transformarán en Nekomatas y desataran su poder destructivo sobre las personas.

Una de las historias más populares sobre este tipo de Nekomata, fue la esbozada anteriormente, y que fuera recogida en el libro llamado Yamato Kaiiki, publicado hacia el año 1708, en donde un rico samurai, sufrió el acoso de varios demonios en su casa. Como consecuencia de ello, el samurari invitó a su casa a varios expertos para espantar estos demonios, y ponerle fin a las manifestaciones que afectaba su vida, pero ninguno de ellos pudo dar con el origen de todo el problema.

Todo el terror continuó hasta que un día, un sirviente del samurai observó atentamente al viejo gato de dicha casa, dándose cuenta que ese animal era el origen de todo aquel alborto. En este sentido, tomó una flecha sagrada y  atravesó la cabeza del animal con ella. Una vez muerto, los habitantes de la casa pudieron observar que el viejo gato se había transformado en un Nekomata.

Como se ha visto hasta ahora, los Nekomata son criaturas malvadas y que se dedican a atormentar a los humanos, llegando incluso a alimentarse de ellos. Los Nekomatas domésticos, se ensañan particularmente con sus dueños, siendo más despiadados si, en su vida anterior, sufrieron graves maltrato por parte de aquellos. (Ver artículo: Oshiroibaba)Nekomata

Tienen además la capacidad de conjurar a los antepasados muertos de las personas, con la finalidad de engañarlos y cobrar sus vidas, para ello utilizan algunos conjuros y movimientos de sus patas y cola. Estos seres mitológicos son asociados a la ocurrencia de graves incendios, de ahí provienen algunas historias como la relatada al inicio de este artículo, y otras ocurrencias inexplicables.

Cuanto mayor sea el sufrimiento que haya padecido el gato, mayor poder tendrá cuando se transforme en Nekomata. Por precaución, los dueños de gato cortan sus colas, con la finalidad de impedir que puedan transformarse en Nekomatas y sufrir ataques posteriores una vez adopten esta forma.

Nekomata en el arte japonés

A estas alturas es perfectamente posible concluir que los nekomatas son, en esencia, parte del folclore popular japonés, su desarrollo se debió al relato que los japoneses han hecho a los largo de siglos y siglos de desarrollo. Es por esto que no es de extrañar que, estas criaturas mitológicas formen parte de otras reas de la rica cultura nipona.

Así, resulta palpable la influencia de los Nekomata en la literatura, donde destacados y reconocidos autores japoneses contribuyeron a moldear la figura de estos Yōkai; de la misma forma, en el desarrollo del arte y pintura japonesa, estos seres ocupan también un lugar privilegiado, es por esto que es posible encontrar muchas pinturas que representan, de diversas formas, a los Nekomata.

Hyakkai-Zukan

Entre estas expresiones artísticas, se encuentra el Hyakkai-Zukan, que se trata de un conjunto de dibujos hechos en pergaminos que fueron creados durante el período Edo. La historia le asigna al artista Sawaki Suushi, la autoría de estas ilustraciones.

Se cree que fue terminado hacia el año 1737, y la obra recoge a las criaturas que forman parte del mundo sobrenatural, incluyendo a fantasmas, espíritus, monstruos y, por supuesto, a los animales como los Nekomata. Para su creación Suushi utilizó como inspiración la literatura publicada hasta la época, y como era de esperarse, las historias propagadas de boba en boca entre los japoneses.

Esta serie de ilustraciones dio forma al imaginario japonés en torno a los seres que representó, y está compuesta de hasta 30 pinturas de diferentes Yōkai y fue la fuente de consulta de muchos artistas que, posteriormente, quisieron desarrollar su trabajo en torno a los Nekomata y otras criaturas mitológicas.

Gazu Hyakki Yakō

Esta fue otra obra que recopiló ilustraciones de diversos Yōkai de la cultura japonesa, que fue publicada hacia 1781, por el artista japonés Toriyama Sekien. En esta obra, existe un dibujo donde se representa a un Nekomata exhibiendo sus habilidades y características físicas de su condición, a otro gato doméstico que intenta, sin éxito imitarle. Es evidente que el gato doméstico no ha alcanzado la edad necesaria para poder convertirse en un Nekomata.

Esta representación, cargada de sátira, es una de las muchas ilustraciones, pinturas y dibujos que existen dentro del arte japonés. Como ya se ha establecido en reiteradas oportunidades, todas estas manifestaciones artísticas han sido influenciadas por trabajos anteriores – bien sea artísticos o literarios -, las leyendas contadas por los pobladores japoneses y, por su puesto, la misma percepción del artista.

En la cultura popular

El Nekomata no solamente ha permeado en la literatura y arte japonés, sino que también ha hecho lo propio en otros géneros de la cultura japonesa. En este sentido, encontramos en varios animés la presencia de personajes animados que son o tienen características derivadas de los Nekomatas.

Igualmente, dentro de las expresiones gráficas, encontramos gran presencia de estos seres sobrenaturales en los mangas. Ambos estilos, animé y manga, son símbolos de identidad de la cultura japonesa del entretenimiento, y representa los rasgos culturales de esta sociedad.

A continuación se detallaran la presencia de los Nekomata en alguna de las expresiones culturales antes citadas.

En InuYasha

InuYasha es un animé y manga que centra su historia en un personaje del mismo nombre, de sangre humana y Yōkai que busca la forma de poder transformarse completamente en un Yōkai, para ello se embarca en una búsqueda de los fragmentos de la perla de cuatro almas.

Uno de los personajes de esta serie es Kirara, un animal que acompaña a otro de los personajes de la serie, llamado Sango. Como es de esperarse, Kirara es un Nekomata, que utiliza sus poderes para acompañar a Sango y sus amigos en sus aventuras.

Este nekomata tiene uno 500 años de edad, y tiene dos formas, la primera, de aspecto pequeño y normal, de apariencia adorable, pelaje rubio con manchas negras. La segunda forma, que adopta cuando se dispone a pelear, es parecida a la primera, sin embargo, crece en tamaño, sus colmillos sobresalen y sus patas y colas se encienden en llamas.

Por sus poderes sobrenaturales, puede volar, tiene los ojos rojos y puede adoptar varias formas de acuerdo al tipo de lucha en la que se vea inmiscuido. Como se observa, estas características se corresponden con las asignadas a los Nekomatas y que han sido tratadas de forma extensa a lo largo de este artículo.

En Pokemón

En el animé Pokemón, muy reconocido a nivel internacional, el pokemón Espeon, con poderes psíquicos está inspirado fuertemente en la figura de los Nekomata. Puede predecir el futuro, poder que conforma uno de los tantos poderes de estos seres mitológicos, hecho que le permite predecir los ataques de sus oponentes.

Adicionalmente, posee la capacidad de oír ruidos a grandes distancias, leer las corrientes de aire y es un pokemón muy fuerte a la hora de la batalla. Su pelaje es de color morado.

En Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones

En esta película de la mundialmente reconocida franquicia de La guerra de las galaxias, se encuentra una criatura llamadas Nexus, que son una especie de felinos con características de depredadores y que habitan los planetas de Cholganna y el sistema planetario  Zhanox.

Estas criaturas poseen la cola bifurcada característica de los Nekomata, eran feroces, hábiles, musculosos y dotados de muchas cualidades. Dentro del mundo de esta franquicia, existían varias especies de Nexus, con una variedad de características y habilidades, sin embargo, todos con la ya mencionada cola dividida y carácter similares a los Nekomata.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo ¿Quieres saber qué es un Nekomata? Descúbrelo aquí te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario